Juan Carlos Díaz Lorenzo

En la reciente escala del buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” en el puerto de Santa Cruz de Tenerife tuvimos la especial satisfacción de conocer al paisano y caballero guardiamarina Ione Camacho Lorenzo, que será el próximo año el primer oficial de la Armada española del siglo XXI nacido en La Palma. Sigue, pues, la llamada del mar de una isla profundamente arraigada con su entorno natural, convertido en camino de ilusiones y desafíos, el mismo que en otros tiempos recorrieron personajes de la relevancia de Francisco Díaz Pimienta, Antonio Fernández Rojas y Amancio Rodríguez Castaños.

Ione Camacho Lorenzo (El Paso, 1989) ingresó en la Armada en agosto de 2010 y en la actualidad cursa cuarto año de carrera, que es el correspondiente al viaje de prácticas en el emblemático buque-escuela, convertido en embajador navegante de España. Es hijo de Jesús Ángel Camacho Hernández, de El Paso; y de Melina Lorenzo Ríos, de Fuencaliente. Creció en su pueblo natal en unos años intensos dedicado al estudio, la práctica del baloncesto y echando una mano en el taller mecánico de su padre. Tenía clara su aspiración y apostó por ello con inusitado entusiasmo y visión de futuro. Y lo consiguió. Su familia siempre le apoyó en sus desvelos y llegó el día en que llegó a la Escuela Naval Militar.

Ione Camacho Lorenzo (El Paso, 1989), caballero guardiamarina de la 415 promoción del Cuerpo General de la Armada

El primer curso es duro. Adaptarse al ritmo de la vida militar no es fácil. Coincide, además, que esta es la primera promoción en la que también cursan los estudios paralelos de ingeniería mecánica en virtud de un convenio con la Universidad de Vigo. Los resultados comienzan a verse en el siguiente. Ione Camacho Lorenzo fue alumno distinguido en segundo y tercer curso y también lo es en la actualidad. Esta distinción se otorga cada año a ocho alumnos que destacan por su rendimiento académico, físico y militar. En tercer curso y la primera etapa del actual, antes de embarcar en el buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”, fue designado brigadier de los aspirantes de primer curso, lo cual es un honor. Esta figura es la de un mando intermedio entre el comandante de la brigada y los recién llegados. Junto a otros tres compañeros tiene el cometido de formar y adiestrarles en sus primeros pasos.

Comienzan, pues, a sucederse las experiencias gratificantes. En el verano de segundo curso participó en la Copa del Rey de Vela, formando parte de la dotación del velero “Aifos”, patroneado por el Príncipe de Asturias. Su vocación por el deporte del baloncesto le ha llevado a ser el base titular del equipo de la Escuela Naval y es el número 14 de su promoción, que es la 415 del Cuerpo General de la Armada y el embarque en el LXXXV crucero de instrucción –comandante, capitán de navío Enrique Torres Piñeyro–, cuyo propósito pretende contribuir a la formación marinera, militar, social y humana de los futuros oficiales. El viaje es una experiencia única e inolvidable. Un blanco sueño de juventud. Tiene el firme deseo de ser piloto aeronaval y así lo abriga desde que era un niño. Hasta ahora ha dado pasos importantes y en cierto modo acaba de empezar. Le queda toda una vida por delante.

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Después de Cádiz, que es su puerto base y la Escuela Naval de Marín, el puerto de Santa Cruz de Tenerife es el más visitado por el buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”, desde que inició su vida marinera en 1927. Sabíamos que eso es así y anoche lo ratificó el comandante del buque, capitán de navío Enrique Torres Piñeyro, en el transcurso de la conferencia inaugural de la exposición y las jornadas sobre la figura de “Jorge Juan y la Ilustración”, celebrada en la sede del Espacio Cultural CajaCanarias.

Enrique Torres ofreció una disertación muy amena sobre el día a día a bordo del buque, con el papel que desempeña cada tripulante y la importancia que tiene como forjador de solidaridad y amistad. El espacio a bordo es reducido y aún así la vida se organiza de modo que la monotonía no haga presencia. Subir a los palos, desplegar y recoger las velas es uno de los trabajos más significativos, ya sea con buen tiempo o temporal, pues de la adecuada actuación depende en parte la seguridad del buque.

Presidencia del acto inaugural de las jornadas «Jorge Juan y la Ilustración»

El comandante del buque-escuela «Juan Sebastián de Elcano», durante su intervención

El comandante explicó los tiempos de vientos y los tipos de velas para cada ocasión, el aparejo, la arboladura, la jarcia y sacó a relucir el peculiar lenguaje marinero relacionado con los veleros, cuya comprensión para los de tierra no es fácil. El papel del chifle del contramaestre, las maniobras, las guardias de mar, las enseñanzas a bordo para los guardiamarinas, así como su papel de embajador de la marca España, las visitas de autoridades de los países que se visitan y el recibimiento a los españoles que esperan su escala allá donde vaya.

Anoche, el almirante comandante del Mando Naval de Canarias, contralmirante Manuel de la Puente y el presidente de la Fundación CajaCanarias, Alberto Delgado Prieto, presidieron la inauguración oficial. Las jornadas continuarán a partir del próximo martes, 11.  “La misión de Jorge Juan en Londres y el nuevo sistema inglés de construcción naval”, por el capitán de navío Mariano Juan y Ferragut. Miércoles 12, “Marinos tinerfeños en tiempos de la Ilustración”, por Juan José Laforet. Jueves 13 “Puertos y ciudades marítimas de las Islas Canarias en el siglo de la Ilustración”, por Fernando Martín Galán. Viernes 14, “Jorge Juan y Ulloa. Las noticias secretas de América”, por el capitán de navío José María Blanco Núñez. 

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” –comandante, capitán de navío Enrique Torres Piñeyro– arribará el próximo viernes al puerto de Santa Cruz de Tenerife, primer puerto de la segunda fase del crucero de instrucción de guardiamarinas, iniciado el pasado primero de marzo en el puerto de Cádiz. El almirante jefe de Estado Mayor de la Armada, almirante general Jaime Muñoz-Delgado, asisitió a la despedida del buque en aguas de la bahía gaditana, informa la Armada española

Durante algo más de cuatro meses, el buque tiene previsto cruzar el océano Atlántico en dos ocasiones, visitando los puertos de Santa Cruz de Tenerife, Praia (Cabo Verde), Cartagena de Indias (Colombia), Santo Domingo (República Dominicana), Nueva York (Estados Unidos), Dublín (Irlanda), Hamburgo (Alemania) y Oslo (Noruega). La escala en la capital noruega será la más septentrional en los 86 años de vida del buque y precederá a la recalada en la Escuela Naval Militar en Marín (Pontevedra).

El buque-escuela «Juan Sebastián de Elcano» arribará el próximo viernes a Tenerife

Durante este crucero, es la primera vez en la historia del buque que dispone de un profesor universitario civil a bordo. Su labor principal es impartir las asignaturas necesarias para que los guardiamarinas obtengan el título de grado en Ingeniería Industrial de la rama de Mecánica, de acuerdo al plan de estudios de la Escuela Naval Militar. Los alumnos reciben clases tanto teóricas como prácticas, teniendo la oportunidad de ampliar sus conocimientos técnicos y marineros, un mayor grado de cultura general y una mejor asimilación de los principios, hábitos y virtudes que constituyen el alma de la profesión.

Foto: Armada española

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

A las cinco y media de esta tarde largó amarras el buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”, huésped del puerto de Santa Cruz de Tenerife desde el pasado sábado. La salida se retrasó un poco a la espera de la llegada del fast-ferry “Bencomo Express”, pero tan pronto como éste atracó por su popa, los remolcadores “V.B. Risban”, a proa y “V.B. Tenerife” a popa, tensaron estachas y el casco blanco, limpio y luminoso del buque-escuela español se abrió del muelle, en presencia de varios cientos de personas que acudieron a despedirle.

Para la maniobra de salida embarcó el práctico Carlos Fumero y desde el puente de mando abierto, el comandante del buque-escuela, capitán de navío Alfonso Gómez Fernández de Córdoba, se despidió de los presentes, en su mayoría familiares y amigos de los tripulantes y guardiamarinas, así como el almirante comandante del Mando Naval de Canarias, Salvador Delgado Moreno y su esposa y el comandante naval de Tenerife, capitán de navío Blas Romero.

Cinco mil personas han visitado el buque-escuela durante su escala en Tenerife

Después de Cádiz y Marín, el puerto de Santa Cruz de Tenerife es el más visitado

Avante poca en el telégrafo de órdenes y el bauprés fue buscando la enfilación que habría de llevarle, entre puntas, a mar abierta. El silbato del contramaestre fue dando las órdenes consecuentes y los marineros tenían preparado el aparejo que, cuando haya largado todas sus velas, habrá de llevarle después de 29 singladuras hasta su próxima escala en el puerto de La Habana.

Durante los días en los que el buque-escuela ha permanecido en el puerto de Santa Cruz de Tenerife ha recibido la visita de unas cinco mil personas. Demostración, una vez más, del cariño y el interés que aquí se siente por la Armada y por el gallardo velero, tan vinculado a nuestra ciudad desde su primera escala en 1928.

El buque-escuela visto de popa y, al fondo, el centenario vapor "La Palma"

El buque-escuela es un singular embajador navegante

De izq a dcha: CN Blas Romero López, Juan Carlos Díaz Lorenzo, almirante Salvador Delgado Moreno, CN Alfonso Gómez Fernández de Córdoba y CF González-Aller

Anoche se celebró a bordo una recepción que contó con la asistencia de autoridades civiles y militares, cuerpo consular y otras representaciones vinculadas con el mundo de la mar y los barcos. Este mediodía, el Real Club Náutico ofreció su tradicional comida de hermandad y a su término, cuando el comandante y los oficiales comisionados regresaron a bordo, se arrió el gallardete, formaron los guardiamarinas y tripulantes y cada cual en su puesto y con el barco a son de mar, comenzó la despedida que tiene halo de emoción y vivencias, gratitud y afecto, todo ello convertido en un blanco sueño de juventud.

Bajo el bauprés, al fondo el ferry "Volcán del Teide"

Maniobra del fast-ferry "Bencomo Express"

Los remolcadores tensan estachas y abren el barco del muelle

Comienza la segunda etapa del viaje del buque-escuela español

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo