Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque de investigación oceanográfica (BIO) “Hespérides” zarpó en la mañana del pasado viernes, 6 de noviembre, del Arsenal Militar de Cartagena para iniciar su XXI Campaña Antártica. El acto de despedida estuvo presidido por el Almirante de Acción Marítima, vicealmirante Manuel de la Puente Mora-Figueroa, acompañado de la directora general de Innovación y Competitividad, Maria Luisa Castaño, el vicepresidente de Organización y Relaciones Institucionales del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, José Ramón Urquijo Goitia y otras autoridades civiles y militares.

Salvo imprevistos, el BIO “Hespérides” –comandante, capitán de fragata Julio Albadalejo López– llegará el 17 de diciembre a la Antártida para la apertura de la Base Antártica Española (BAE) “Gabriel de Castilla” y apoyo a la BAE “Juan Carlos I”, y se prevé que la finalice la parte antártica de la campaña el 6 de marzo de 2016, regresando a Cartagena el día 19 de abril.

El buque prestará apoyo en la apertura y cierre de las bases antárticas y será la plataforma desde la que se desarrollarán varios proyectos científicos en aguas de la Antártida y en el Atlántico Sur en su tránsito de regreso. Al igual que se hizo en la campaña anterior, está prevista la entrega de ayuda solidaria donada por particulares, unidades de la Armada y empresas de Cartagena al centro de acogida “Hogar del Niño Miraflores”, situado en Punta Arenas.

El BIO «Hespérides» navega rumbo a la Antártida en su XXI Campaña

Desde su salida de Cartagena quedan por la proa 146 días de mar y escalas en los puertos de Montevideo, Punta Arenas (Chile), Ushuaia (Argentina) y Buenos Aires. Aunque la autonomía del buque permite navegaciones de hasta 60 días, sus navegaciones más largas serán de 29 días, coincidentes con la segunda y tercera fases de la campaña.

La Campaña Antártica Española representa un modelo de cooperación entre diferentes instituciones públicas y privadas al servicio de la I+D+i en el marco del Plan Estatal de Investigación Científica, Técnica y de Innovación. La coordinación de las actividades que los diferentes organismos desarrollan durante las Campañas Antárticas se efectúa por el Comité Polar Español.

El Ministerio de Economía y Competitividad financia los proyectos de investigación, colaborando tanto en los gastos de campaña en las bases y el BIO “Hespérides”, como en la financiación de los proyectos del Programa que se desarrollan en otras bases o buques. Las entidades operativas participantes en estas actividades son la Unidad de Tecnología Marina, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que gestiona la base antártica española “Juan Carlos I” en la Isla Livingston y coordina la logística general de la campaña antártica; el Ejército de Tierra, que gestiona la base antártica española “Gabriel de Castilla” en la Isla Decepción y la Armada, que opera el BIO “Hespérides”.

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Los responsables del proyecto Pegaso han dado por concluido su trabajo a bordo del buque de investigación oceanográfica “Hespérides” (A 31). Dicho proyecto estudia la relación entre los procesos químicos que se producen en el mar y la formación de nubes en la atmósfera. En los océanos alejados de los continentes y de la actividad humana, la vida marina es la fuente principal de partículas para las nubes.

El proyecto ha sido liderado por el Instituto de Ciencias del Mar, organismo dependiente del Centro Superior de Investigaciones Científicas y se ha desarrollado a bordo del buque de la Armada española desde el pasado 2 de enero, cuando zarpó desde el puerto argentino de Ushuaia, informa la Armada española. El equipo lo componen 29 biólogos, físicos y químicos de Alemania, Inglaterra, Irlanda, Finlandia, Italia, Argentina, Canadá y España.

Las aguas de la Antártida vistas desde la proa del BIO «Hespérides» 

Los investigadores han analizado simultáneamente la diversidad y actividad del plancton, la emisión de gases de éste, el tamaño, forma y composición química de las partículas atmosféricas y la composición de las gotas de las nubes. El BIO “Hespérides” ha visitado regiones marinas con gran actividad biológica y una atmósfera muy limpia, para lo que se han realizado tomas de muestras en tres áreas caracterizadas por la abundancia de plancton, ubicadas en las inmediaciones de las Islas Orcadas, de las Islas Georgias y del Archipiélago Palmer.

Una parte del muestreo se ha llevado a cabo dentro de la Zona Económica Exclusiva argentina, por lo que un oficial de la Armada de ese país embarcó a bordo del “Hespérides” en calidad de observador. La mayor parte de las 38 singladuras que ha durado la campaña se han desarrollado en zonas de acumulación de témpanos, circunstancia que ha sido aprovechada por la dotación para adiestrarse en la navegación entre hielos. El buque viaja a Ushuaia, donde realizará una escala logística de siete días.

Foto: Armada española

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

A remolque del remolcador “Marietta Barretta”, el ferry italiano “Norman Atlantic” ha llegado al puerto de Brindisi. En un primer registro ha sido encontrado otro cadáver, con lo cual ya son doce el número oficial de fallecidos, mientras prosiguen los trabajos para extinguir el incendio, pues todavía el casco humea por los costados y la parte central. Se habla de un centenar de desaparecidos. La justicia italiana se ha puesto en marcha y tiene citados a declarar al capitán del buque, Argilio Giacomazzi; el propietario del barco, Carlo Visentini y el de Anek Lines, la compañía fletadora.

Las acusaciones tienen calado y tratarán de determinar responsabilidades. Hay muchas preguntas en el ambiente y malestar entre los técnicos ante algunos disparates e informaciones erróneas publicadas en la prensa italiana e internacional, atendiendo a las  explicaciones de los pasajeros, en su gran mayoría desconocedores del sector. Desde algunos camioneros, que vieron el barco lleno y se atrevieron a decir que iba sobrecargado, hasta otros que han aducido supuestas deficiencias que habrá que comprobar. Lo que no está claro todavía es el número exacto de personas que iban a bordo y todo ello ha generado un notable malestar entre las autoridades, cansadas de ser el blanco de las críticas furibundas de la opinión pública.

Un remolcador coopera en la maniobra del ferry «Norman Atlantic»

Foto: AP

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Capitanía Marítima de Algeciras autorizó finalmente la salida del buque chino “Le Sheng”, concluida la investigación abierta para determinar las causas de la colisión ocurrida en la madrugada del pasado 30 de mayo. Como recordarán nuestros lectores, en la citada fecha, el “bulkcarrier” chino “Le Sheng” (15.525 GT), que llegó procedente de Huelva para suministro de “bunkering”, se empotró literalmente contra el costado de babor del “bulkcarrier” panameño “Cape Med” (93.003 GT), que en ese momento zarpaba de Gibraltar en lastre.

Resultado de la formidable “morretada” del primero al segundo, ambos buques recibieron órdenes de atracar en el puerto de Algeciras, donde se han realizado trabajos de soldadura para impedir que les entrara agua. No se han producido vertidos ni daños personales. Tras una reparación de emergencia y una profesional gestión de la Capitanía Marítima de Algeciras y del personal implicado en la resolución del problema, el buque “Le Sheng” se dirige hacia puerto chino, donde será reparado definitivamente.

El golpe que propinó el buque «Le Sheng» fue bestial, como puede verse en la imagen

Por lo que hemos podido saber, se da la coincidencia de que tanto el armador, como la sociedad de clasificación, P & I y dueño de la carga son chinos. Circunstancia que le ha dado un carácter muy especial a la forma y el tratamiento del problema por parte de la autoridad competente. La comisión de investigación nombrada sigue trabajando para concluir el informe definitivo. Se especula con la posibilidad de que el armador del otro afectado pudiera ordenar el arresto del buque chino al cruzar el canal de Suez, por temor a que no cumpliesen con los compromisos económicos derivados de la responsabilidad en el abordaje.

Foto: Juan Gabriel Mata

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque de investigación oceanográfica (BIO) “Hespérides” –comandante, capitán de fragata Javier Moreno Susanna– ha hecho una escala en el puerto de Funchal, como descanso de la actual campaña científica que realiza a poniente del Archipiélago Canario. El objetivo principal consiste en continuar con los trabajos de topografía y análisis de los fondos marinos de la plataforma continental, con la finalidad de solicitar su extensión más allá de las 200 millas al oeste de Canarias. El BIO “Hespérides”, en servicio desde 1991, regresará a su base en Cartagena el próximo 29 de octubre.

La expedición científica está compuesta por personal del Instituto Español de Oceanografía, Instituto Geológico y Minero de España y del Instituto Hidrográfico de la Marina, asistidos por personal de la Unidad de Tecnología Marina del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. El BIO “Hespérides” depende de la Fuerza de Acción Marítima, que manda el vicealmirante Salvador Delgado Moreno, responsable de la coordinación y ejecución de la Acción Marítima de la Armada, entendida como la contribución que ésta hace a la acción del Estado en la mar que incluye, entre otras, las actividades científicas de este buque.

El BIO «Hespérides», en aguas del  puerto de Funchal

Foto: Sergio Ferreira