Juan Carlos Díaz Lorenzo

De nuevo en el puerto de Santa Cruz de La Palma la estampa marinera del crucero de turismo “Oriana”, fiel visitante desde hace 18 años. Recordamos su primera escala, en la que tuvimos la ocasión de visitarlo con detenimiento. Ya es un clásico en la flota de P & O Cruises, una compañía muy arraigada con el turismo marítimo en la isla, desde la década de los años treinta del siglo pasado. José Javier Pérez Martín captó este magnífico encuadre con las primeras luces del nuevo día.

Construcción número 636 del astillero Jos L. Meyer, en Papenburg (Alemania), entró en servicio el 2 de abril de 1995. Es un buque de 69.153 toneladas brutas y 6.715 toneladas de peso muerto, en un casco de 260 m de eslora, 32,20 m de manga y 7,90 m de calado. Está propulsado por cuatro motores MAN B & W, con una potencia de 62.000 caballos sobre dos ejes y una velocidad de 22 nudos. Tiene capacidad para alojar a 1.975 pasajeros. Código IMO 9050137.

Magnífica fotografía del buque “Oriana” con las primeras luces del nuevo día

Foto: José Javier Pérez Martín

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde hace casi 18 años el segundo “Oriana” pone en los puertos de escala el buen nombre de P & O Cruises, compañía centenaria de hondo arraigo en el Reino Unido, resultado de la fusión de otras dos sociedades navieras, Peninsular Steam Navigation Co. y Oriental Steam Navigation Co. Los orígenes de la primera se remontan a 1822 y debe su nombre a una línea entre Inglaterra y la península ibérica.

Ayer estuvo en Vigo, donde es un cliente asiduo desde su puesta en servicio. Llegó poco después de las nueve de la mañana procedente de Southampton en viaje a La Valleta (Malta), para donde partió a las 17 horas, con puntualidad inglesa, despachado por Pérez y Cía. “Hubo animación en la zona portuaria con la presencia de los turistas y salidas a zonas de interés, caso de Compostela, Cambados y Bayona la Real”, apunta Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan.

El buque “Oriana”, ayer, atracado en el puerto de Vigo 

Construcción número 636 del astillero Jos L. Meyer, en Papenburg (Alemania), entró en servicio el 2 de abril de 1995. Es un buque de 69.153 toneladas brutas y 6.715 toneladas de peso muerto, en un casco de 260 m de eslora, 32,20 m de manga y 7,90 m de calado. Está propulsado por cuatro motores MAN B & W, con una potencia de 62.000 caballos sobre dos ejes y una velocidad de 22 nudos. Tiene capacidad para 1.975 pasajeros. Código IMO 9050137.

Es un barco bonito, elegante, bien proporcionado y un clásico en su género

Fotos: Alfredo Campos Brandón