Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque oceanográfico español “Ángeles Alvariño” se encuentra desde ayer tarde en el puerto de Santa Cruz de Tenerife para dar comienzo a su primera campaña en aguas de Canarias. Arribó procedente de Málaga y mañana, a primera hora, se hará de nuevo a la mar para el inicio de los trabajos asignados.

Los dos primeros, denominados INCOECO 1012, se llevarán a cabo hasta el 14 de noviembre y consisten en identificar y cartografiar los hábitats biogénicos y caracterizaciones de comunidades bentónicas y demaersales. El programa INFUECO 1112 desarrollará trabajos similares al anterior y están encuadrados dentro del proyecto INDEMARES.

Cuando finalice esta primera parte el buque regresará a Santa Cruz de Tenerife para el relevo del personal científico y entonces comenzará con los programados REPROCAN y HIERRO, que se prolongarán el 15 de diciembre, en que comenzará un levantamiento batimétrico de la PLOCAN, finalizando cuatro días después en que retornará a su base en Vigo.

Estampa marinera del buque oceanográfico “Ángeles Alvariño”

Foto: Instituto Español de Oceanografía

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Unos días después de su llegada de la Antártida, el BIO “Hespérides” está de nuevo en movimiento. Esta mañana zarpó de su base en el Arsenal Militar de Cartagena para iniciar una expedición en el marco de la campaña Zona Económica Exclusiva 2012, destinada a obtener los datos científicos que avalen la propuesta de la ampliación de la soberanía española ante la ONU sobre los fondos marinos al oeste de Canarias, informa la Armada española.

Esta expedición oceanográfica, denominada “Amuley” (nombre de un endemismo canario), está dirigida por Luis Somoza, geólogo marino del Instituto Geológico y Minero de España (IGME) y asesor científico del Ministerio de Asuntos Exteriores y cooperación para la ampliación de la plataforma continental española.

Nueva misión científica de calado para el BIO “Hespérides”

La expedición está conformada por investigadores del IGME, del Instituto Español de Oceanografía, personal hidrógrafo del Instituto Hidrográfico de la Marina y técnicos de la Unidad de Tecnología Marina del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), fruto de la coordinación entre diferentes organismos.

Durante los dos próximos meses, el BIO “Hespérides” explorará una de las zonas más profundas y desconocidas de los fondos canarios, situada entre 4.500 y 5.200 metros a más de 200 millas náuticas al oeste de El Hierro.

La expedición tiene como objetivo demostrar, mediante las más modernas técnicas de investigación oceanográfica, que dichos fondos profundos son prolongación natural del archipiélago canario, es decir, que tienen la misma naturaleza geológica que las islas.

En una primera estimación, y dada la gran extensión de la actual zona de soberanía de los fondos marinos de Canarias, se prevé que puedan ampliarse en torno a 220.000 kilómetros cuadrados, una extensión que supone casi la mitad de la España peninsular.

Por lo que se he informado, en la actualidad, con el límite de las 200 millas marinas, 151 países costeros del mundo tienen derechos sobre unos 60 millones de kilómetros cuadrados, es decir, un 20% del área ocupada por los océanos. Entre los países que han ratificado la Convención se han presentado 60 propuestas de 54 Estados ante la ONU para la ampliación de su plataforma continental más allá de las 200 millas marinas, entre ellos España.

Con anterioridad, España ya ha presentado dos propuestas de extensión en el Cantábrico y Galicia. Para el primero ya ha sido aprobada la ampliación de 70.000 kilómetros cuadrados, mientras que en Galicia se ha presentado formalmente la propuesta de ampliación de 79.000 kilómetros cuadrados. De esta forma, la ampliación de la plataforma continental de Canarias puede suponer la mayor ampliación de la soberanía de los fondos marinos de España.

Los datos científicos que resulten de la investigación formarán parte de la documentación que el Ministerio de Asuntos Exteriores presente, antes de mayo dl 2014, ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de la ONU, para que sea reconocida la soberanía de la plataforma extendida de acuerdo con la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar, más conocida como “Ley del Mar”-.

Esta convención, ratificada por la mayoría de los Estados costeros del mundo, les permite extender la soberanía sobre sus fondos y subsuelo marino de 200 a 350 millas marinas, siempre que se demuestre el cumplimiento de los requisitos establecidos en la “Ley del Mar”. Para ello, los Estados deben presentar una serie de datos científicos que demuestren la prolongación natural y geológica de su territorio emergido.

Asimismo, se indica que el BIO “Hespérides” aprovechará su presencia en aguas canarias para realizar nuevas batimetrías del volcán submarino de El Hierro, con el fin de actualizar los datos, así como detectar posibles emisiones submarinas de gases en los alrededores y su grado de actividad mediante las más modernas técnicas hidroacústicas.

Foto: Armada Española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

“Ángeles Alvariño” es el nombre de un nuevo buque oceanográfico botado el pasado viernes, 24 de febrero, en Astilleros Armón (Vigo), ceremonia en la que actuó de madrina su hija, María de los Ángeles Leira Alvariño. Está previsto que su armamento a flote concluya el próximo mes de julio y a partir de entonces estará a disposición del Instituto Españoles de Oceanografía.

El citado buque es casi gemelo del “Ramón Margalef”, que se ha estrenado en la erupción volcánica submarina de El Hierro.  En su construcción se han invertido 20 millones de euros procedentes del IEO y de Fondos Feder y supone un apoyo importante para los estudios de geología marina, oceanografía física y química, biología marina, pesquerías y control medioambiental, entre otras funciones.

El buque oceanográfico "Ángeles Alvariño", recién puesto a flote

Curiosas las palabras del director del IEO, Eduardo Balguerías, cuando dijo que espera que el buque “Ángeles Alvariño” sea “infinitamente mejor” que el buque “Ramón Margalef”, aunque luego precisó que éste responde “maravillosamente bien” pese a trabajar en “condiciones extremas” como es “estar encima de un volcán”, según leemos en un despacho de la agencia Europa Press. Entonces, ¿en qué quedamos?

La secretaria de Estado de Investigación, Carmen Vela, presente en el acto, dijo que “la ciencia que quiere el Gobierno es la de la excelencia, calidad, la que genera conocimiento y cambios innovadores radicales; pero también es la que puede ser aplicada y resuelve problemas”. Todos estos requisitos los cumple el Instituto Español de Oceanografía (IEO), institución de la que destacó su labor.

El nuevo buque rinde homenaje a la memoria de María de los Ángeles Alvariño González (1916-2005), ferrolana, vinculada al IEO entre 1948 y 1957. Trabajó en campañas oceanográficas en España, Inglaterra y EE.UU., país en el que residió hasta su fallecimiento. Especialista en zooplancton, descubrió al menos 22 especies de organismos marinos y fue la primera mujer que embarcó en un buque científico británico. Su única hija, madrina de la botadura, es arquitecta y urbanista establecida en EE.UU.

Foto: IEO

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Poco antes de las 09 h de hoy atracó en la Dársena de Los Llanos del puerto de Santa Cruz de Tenerife el buque oceanográfico español “Ramón Margalef”, que zarpó en la noche del pasado 18 de octubre del puerto de Vigo en el comienzo de su viaje a la isla de El Hierro, para intervenir en los aspectos científicos relacionados con la erupción submarina que ha acontecido en aquella isla.

Antes de salir de Vigo, en aguas de la ría arriaron el robot Liropus 2000 al fondo marino y probaron todos los equipos instalados a bordo.  Con el citado robot hará observaciones de lo que sucede bajo la superficie del Mar de las Calmas y también tomará muestras.

El buque "Ramón Margalef" zarpó en la noche del 18 de octubre de Vigo

El buque Ramón Margalef –bautizado así en homenaje a un científico catalán- está equipado con uno de los laboratorios más avanzados del mundo, que incluye sistemas para observación en 3D del fondo marino. Dispone de un sistema de posicionamiento dinámico y otro de posicionamiento submarino.

Su construcción se inició en los astilleros M. Cíes, en Vigo y, al producirse la quiebra de esta factoría, la continuó Astilleros Armón, siendo puesto a flote el 21 de febrero de 2011, en presencia de la ministra Cristina Garmendia.

Mide 46 m de eslora total y 11 m de manga. Está propulsado por un sistema diesel-eléctrico, que le permite una autonomía de 10 días y una velocidad de 13 nudos. Tiene capacidad para 12 tripulantes y 11 científicos.

Foto: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde el puerto de Vigo, nuestro estimado amigo y colaborador Alfredo Campos Brandón nos envía un reportaje fotográfico de los preparativos del buque oceanográfico Ramón Margalef. Ha sido un día de mucho ajetreo en torno al barco del Instituto Español de Oceanografía (IEO).

Esta tarde se ha procedido al izado el robot a bordo y mañana a mediodía el barco saldrá a la mar para hacer pruebas y, si todo va bien, por la tarde-noche comenzará el viaje rumbo a Santa Cruz de Tenerife, que cubrirá en tres días, para repostar y después continuará a El Hierro para iniciar su campaña de trabajo en aguas de La Restinga.

En el siguiente enlace  buque-oceanografico  los lectores podrán acceder al artículo y reportaje fotográfico completo.

El buque oceanográfico "Ramón Margalef", hoy en Vigo

El robot Liropus 2000, antes de ser izado en el buque

Fotos: Alfredo Campos Brandón