Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque portacontenedores liberiano “Hammonia Antofagasta” entró ayer de arribada forzosa en el puerto de Las Palmas para desembarcar los cadáveres de dos tripulantes, fallecidos en la sala de máquinas por inhalación de humo cuando intentaban apagar un incendio en una caldera, se informa en medios marítimos.

Los infortunados tripulantes eran de nacionalidad filipina. El capitán del buque pasó a aviso a la torre de control de tráfico marítimo de Las Palmas y a la Guardia Civil de lo que había sucedido a bordo. A su llegada a puerto se procedió al desembarque de los cadáveres y se inspeccionó el barco y la zona afectada por el fuego.

El buque es propiedad de la compañía alemana NSC Holding, con sede en Hamburgo. Construido en astilleros de China y puesto en servicio en 2007, registra 32.901 toneladas brutas y mide 224 m de eslora. Hasta el pasado mes de enero y por espacio de cinco años navegó con el nombre de “Maersk Jennings”.

El buque “Hammonia Antofagasta” entró de arribada forzosa en Las Palmas

Foto: David Pérez Rivero