Juan Carlos Díaz Lorenzo

Después de meses de negociaciones con posibles inversores y estudiar sus proyectos han quedado dos finalistas de los cuales uno de ellos podrá adjudicarse la explotación del emblemático trasatlántico “United States”, informa Mario Álvarez-Garcillán. Uno estaría situado cerca de un conocido casino en la ciudad de Chester, Pensilvania y otro en Manhattan, Nueva York. La decisión se conocerá a finales de noviembre próximo.

Todo parece indicar que en esta oportunidad sí se está en el mejor camino, dados los pasos claros y significativos que se han dado en torno al buque que es insignia nacional de EE.UU. El proceso se abrió en el pasado mes de abril y han concurrido más de 200 empresas con la intención de utilizar el citado trasatlántico con usos mixtos.

La campaña para salvar el trasatlántico “United States” parece que tiene éxito

La propuesta de incorporarlo como parte del Harrah’s Casino ofrece un enfoque sinérgico para la conservación del buque, en el que albergaría un hotel, varios restaurantes, espacios para actos y celebraciones y un museo de rango mundial. El trasatlántico “United States” formaría parte, además, del atractivo de la ciudad de Chester como un nuevo icono de referencia.

La segunda propuesta lo sitúa en el río Hudson, en Manhattan y podría atar a otros grandes proyectos de desarrollo del singular barrio de Nueva York. La intención es situar al buque en su puerto comercial de origen como parte de un complejo hotelero que incluye centro comercial, restaurantes, espacios para actos y celebraciones, un museo de arte experimental y otros usos, destacando el empleo de energías verdes.

Foto: SSUS Conservancy

Anuncios