Juan Carlos Díaz Lorenzo

Astilleros Barreras trabaja en los preparativos de un buque atunero encargado por el grupo mexicano Procesa, uno de los mayores comercializadores de atún del país. Se ha estipulado un plazo de entrega de 18 meses y se trata de un diseño integral del propio astillero denominado HJB-1600 América, desarrollado específicamente para el mercado americano. Medirá 79,50 m de eslora y 14 m de manga, con una capacidad de congelación de 1.600 metros cúbicos. 

La firma Procesamiento Especializado de Alimentos S.A. (Procesa) es una de las mayores empresas de su especialidad en México, ubicada en el parque Industrial de Puerto Madero, en Tapachula, Chiapas. Desde el año 2005 comercializa sus productos bajo la marca Marina Azul, presente en Europa, Asia, América del Sur y Estados Unidos. La firma cuenta con 120 trabajadores y mantiene pesquerías propias en aguas mexicanas.

Buque atunero “Panamá Tuna”, construido en Astilleros Barreras

Hijos de J. Barreras S.A. es el astillero privado español con mayor capacidad de producción del país. Fue fundado en 1892 y en la actualidad es uno de los líderes mundiales en la fabricación de barcos dotados con tecnología avanzada y alto valor añadido, como grandes ferries o buques offshore. A lo largo de su historia, fue el primer constructor naval especializado en buques de pesca. Desde su fundación, lleva fabricados más de 1.500 barcos. A partir del año 2012, sus accionistas de referencia son los grupos Emenasa y Albacora, y desde diciembre de 2013 también la sociedad PMI, filial del grupo mexicano Pemex.

Foto: Astilleros Barreras

Juan Carlos Díaz Lorenzo

De un tiempo a esta parte estamos acostumbrados a ver buques con la proa invertida, denominada “bow x”, que según leemos en las publicaciones especializadas mejora el comportamiento en la mar con mal tiempo. El proyecto sale de Noruega y sus cualidades debe tener, pues se ha extendido con bastante rapidez.

La llamativa apariencia de estas unidades dedicadas al soporte tecnológico en la industria “off shore” no pasa desapercibida y, además, algunos de ellos, como éste que vemos en la imagen de nuestro amigo y colaborador Bermaxo, al que vemos arribando al puerto de Las Palmas, han sido construidos en España.

El buque sísmico “WG Amundsen”, a su llegada al puerto de Las Palmas

Se llama “WG Amundsen” y es propiedad de Esenia Shipping Co. Ltd., sociedad registrada en Chipre y de su gerencia se ocupa la compañía WesternGeco A/S. Es un buque sísmico, que tomó forma en el astillero Hijos de J. Barreras, en Vigo, de cuya factoría es la construcción número 1.659 y entró en servicio en febrero de 2010.

De 6.926 toneladas brutas, 2.078 toneladas netas y 3.700 toneladas de peso muerto, mide 88,80 m de eslora total -82 m de eslora entre perpendiculares-, 19 m de manga, 8 m de puntal y 6,6 m de calado máximo. Está propulsado por un sistema diesel-eléctrico Wärtsila 9L20 y lo realmente importante en este tipo de buques es su sistema de posicionamiento dinámico. Código IMO 9452969.

Foto: Bermaxo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque “Suar Vigo”, de Flota Suardíaz, está fletado por Acciona Trasmediterránea para atender la línea Canarias-Barcelona, con escalas en los puertos de Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife y Santa Cruz de La Palma, cuya llegada esta mañana vemos en la foto de nuestro estimado amigo y colaborador José Javier Pérez Martín. Es un servicio de carga rodada, que garantiza la rotación semanal de mercancías con el puerto de la Ciudad Condal y su distribución en los respectivos mercados.

Este buque forma parte de una serie de cinco unidades construidos todos ellos en los astilleros Hijos de J. Barreras, en Vigo. Su concepto inicial es el de transporte de coches, pues entonces Suardíaz tenía un importante contrato para la exportación de los vehículos de la marca Citröen desde el puerto vigués. Diversas circunstancias lastraron la continuidad de ese tráfico, por lo que hubo que buscar reubicación para algunos de sus barcos.

El buque "Suar Vigo", esta mañana, a su llegada a Santa Cruz de La Palma

Puesto en servicio en 2003, es un buque de 16.361 toneladas brutas, 4.908 toneladas netas y 4.400 toneladas de peso muerto y mide 149,38 m de eslora total -139,50 m entre perpendiculares-, 21 m de manga, 7 m de puntal y 5,85 m de calado máximo. Está propulsado por dos motores MAN B&W 9L40 54, con una potencia de 8.813 caballos, que le permite una velocidad máxima de 19,5 nudos.

Puede transportar 110 trailers entre 32 y 54 toneladas de peso y 251 coches ó 1.404 coches en siete cubiertas, tres de ellas tipo “car deck”. La rampa abatible situada a popa mide 5,50 m. Los restantes buques de esta serie tienen los nombres de “La Surprise”, “L’ Audace”, “Galicia” y “Bouzas”. Todos ellos figuran inscritos en la matrícula naval de Santa Cruz de Tenerife y tienen una tripulación de 16 personas. Disponen, asimismo, de seis camarotes dobles para camioneros. Código IMO 9250000.

Foto: José Javier Pérez Martín  

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Finalmente, y como era de esperar, la Xunta de Galicia, por boca de su presidente, Alberto Núñez Feijoo, anunció públicamente que el Ejecutivo que preside avalará los 14,25 millones de euros que precisa el astillero Hijos de J. Barreras, para la finalización de los trabajos de armamento a flote del ferry Volcán de Tinamar, cuya entrega está prevista a comienzos del próximo mes de junio.

Toque de atención para el Gobierno nacional, para que, a través de la sociedad de garantías PYMAR (Pequeñas y Medianos Astilleros en Reconversión) haga lo mismo, máxime teniendo en cuenta que el citado astillero nunca había acudido a esta puerta de PYMAR, informa lavozdegalicia.es en su edición del 8 de abril.

El presidente de la Xunta dijo que el gobierno que preside “trabaja para que la ría de Vigo no se pare” y citó también las gestiones hechas a favor de los astilleros Enrique Lorenzo y Cía. (Vulcano) y Construcciones Navales Paulino Freire. “Los astilleros que tienen pedidos y barcos en las gradas no se pueden ver imposibilitados para cumplir sus contratos por la ausencia de créditos” y añadió que la Xunta “cumplirá y avalará a Barreras y pido al Gobierno que haga lo mismo y que no haya semanas de discusiones innecesarias”.

El conselleiro de Economía e Industria, Javier Guerra, precisó que la necesidad de financiación que tiene el astillero Barreras es a corto plazo y criticó la decisión de PYMAR: “En este momento no está dando soluciones de financiación” al sector naval de Galicia “y todo esto lleva a que la Xunta tenga que comprometerse”, pues avala el cien por cien de los 14,25 millones de euros que precisa el citado astillero.

El conselleiro señaló que la Xunta de Galicia “está comprometida con el sector y está demostrando su compromiso en el día a día”, por lo que pidió a PYMAR que “reconsidere su posición” y apoye el aval que solicita Hijos de J. Barreras.

Estado en el que se encuentra el buque "Volcán de Tinamar"

Según informa lavozdegalicia.es, PYMAR creó en 1988 un fondo patrimonial de garantías al que, desde entonces, han recurrido los grandes astilleros nacionales para financiar su cartera de pedidos, a excepción de Hijos de J. Barreras, que no lo había necesitado. Y lo hizo, por primera vez en su historia, el pasado 31 de marzo, para cumplir sus compromisos con el armamento a flote del buque Volcán de Tinamar, construcción número 1.667 de la citada factoría, con aval total del IGAPE. La respuesta negativa desató una polémica, en la que la Xunta de Galicia ha salido triunfante en plena campaña electoral, que cogió por sorpresa al alcalde de Vigo, Abel Caballero, ex ministro de Felipe González, quien desconocía la situación del astillero.

Según explicó el director general de Industria de la Xunta, Angel Bernardo Tahoces, la decisión de acudir al fondo de PYMAR se debió a una cuestión de tiempo, publica lavozdegalicia.es en su edición del 7 de abril. “Llevamos la operación a PYMAR porque Barreras necesita liberar cuanto antes unos fondos que tiene en el banco para pagar a sus proveedores. El banco pide un aval y ese es el motivo de acudir a PYMAR”,

“PYMAR –prosigue- ofrece solvencia en la garantía. Eso le da solvencia, tranquilidad y confort el astillero y el banco con inmediatez, porque para eso fue creada. Nosotros contragarantizamos esa cantidad al cien por cien y, a pesar de eso, PYMAR la denegó”.

Foto: Alfredo Campos Brandón 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La sociedad de garantías PYMAR (Pequeños y Medianos Astilleros Sociedad de Reconversión) ha rechazado avalar 14 millones de euros solicitados por el astillero Hijos de J. Barreras para acabar los trabajos de armamento a flote del ferry Volcán de Tinamar, contratado por Naviera Armas y cuya entrega está inicialmente prevista para el próximo mes de julio, informa en su edición de hoy www.lavozdegalicia.es

PYMAR denegó la operación a pesar de que la Xunta de Galicia presentó una contragarantía al cien por cien por el monto citado, mientras que el astillero se hace cargo de otra cantidad similar, hasta sumar 28 millones de euros, que es el coste estimado necesario para terminar la construcción del buque.

A pesar de tratarse de una operación de “poco riesgo”, la petición del astillero fue rechazada por la mayoría del consejo, formado por diez miembros (cinco astilleros de Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco, dos representantes de la Administración del Estado, dos representantes de las comunidades autónomas y un representante de PYMAR).

Por lo que detalla la información de La Voz de Galicia, ante la negativa y la premura de financiación existente para entregar el buque en plazo, el conselleiro de Industria de la Xunta, Javier Guerra, envió un mensaje de tranquilidad, en el que el Gobierno autónomo gallego “está estudiando cómo avalar directamente la conclusión del buque” y agregó que “es cuestión de días”.

Al parecer, según detalla La Voz de Galicia, la negativa de PYMAR a otorgar el aval solicitado, a pesar de que el astillero Barreras nunca había necesitado recurrir a ello, “es que la sociedad de garantías creada para reforzar la solvencia de los astilleros privados acusa la fuerte caída de la contratación naval. Como consecuencia de ello, las aportaciones de los socios a este fondo ha caído de forma significativa y con ellas su capacidad de avalar.”.

Resalta la información que en los dos últimos años, PYMAR ha denegado garantías de financiación para la construcción de otros buques en astilleros gallegos y que, de no haber sido apoyados por la Xunta, habrían provocado el cierre de varios astilleros. Y se cita el ejemplo de Astilleros Vulcano, uno de los afectados por las decisiones de PYMAR, por considerar que la empresa no era viable y la consellería de Industria, a través del IGAPE, aportó 16,7 millones de euros de los 21 necesarios. Recientemente, la Xunta aportó garantías para otros siete millones de euros otros diez millones avalados por PYMAR y destinados al astillero P. Freire.

Chimenea y contraseña de Naviera Armas en el buque "Volcán de Tinamar"

Foto: Alfredo Campos Brandón

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El presidente del astillero Hijos de J. Barreras, José Francisco González Viñas, manifestó en el acto de entrega del buque-hotel Edda Fides, celebrado el pasado sábado, 26 de marzo, que ya está firmado el contrato con Naviera Armas para la construcción de dos nuevos buques mayores que los actuales de la clase Volcán del Teide.

Queda por confirmar la financiación, elemento fundamental en el proceso, lo que determinará la entrada en vigor del contrato. Aunque, según lo expresado por González Viñas, la construcción del primer buque podría comenzar en mayo y la del segundo, en la grada contigua, en junio, lo cual nos hace pensar que las gestiones están muy avanzadas.

Desde 1995, en que entró en servicio el buque Volcán de Tauce, el astillero Hijos de J. Barreras ha construido diez barcos para Naviera Armas. Para el astillero resulta vital este contrato, pues la cartera de trabajo amenaza con sufrir un parón caso contrario. El astillero gallego ha diversificado su oferta y pese a la dura competencia internacional, en los últimos años ha logrado contratos importantes, aunque su mejor cliente es, precisamente, Naviera Armas.

Toda la flota nueva de Naviera Armas ha sido construida en Vigo

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo