Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde sus inicios en las líneas de la emigración, recién acabada la Segunda Guerra Mundial, la compañía italiana “Línea C” ha sido constante en su presencia en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. Los barcos de pasajeros y cargueros de línea que cruzaban el Atlántico camino de Venezuela y de Brasil, Uruguay y Argentina, tenían una escala obligada en la capital tinerfeña. Pocas compañías, a decir verdad, han sido tan constantes y fieles con esta isla. En ese breve listado hemos de incluir también a dos navieras ingleses de acreditado prestigio: Cunard Cruises y P & O Cruises.

Y como los tiempos cambian, la actual Costa Cruceros, ahora convertida en una de las compañías líderes del sector a nivel mundial, propiedad del Grupo Carnival Plc -a la que también pertenecen las dos citadas anteriormente-, mantiene ese vínculo haciendo de Santa Cruz de Tenerife una de sus escalas favoritas. Uno de sus barcos emblemáticos, Costa Serena, estuvo hoy en puerto hasta las 17 horas, en que continuó su viaje.

Nuestro amigo y distinguido colaborador Esteban González lo captó en su esplendidez, en el momento en que tomaba combustible de la barcaza Spabunker Cincuenta, abarloada a su costado de babor.

El megacrucero italiano "Costa Serena" figura entre los barcos más destacados de Costa Cruceros

Foto: Esteban González

Anuncios