Juan Carlos Díaz Lorenzo

En una escala de dos semanas de duración, desde el 21 de enero se encuentra atracado en el puerto de Santa Cruz de Tenerife el buque-escuela alemán “Gorch Fock” –comandante, capitán de navío Helge Risch-–, que muestra en su estampa marinera rematada por los tres mástiles que apuntan al cielo, la gracia y la elegancia de un velero que es uno de los símbolos de su país, en su doble condición de embajador navegante.

Alemania es un país de larga tradición en buques a vela. Cuando acabó la Segunda Guerra Mundial, toda la flota de entrenamiento fue entregada como botín de guerra a los vencedores. En 1957 desapareció el histórico “Pamir” –tan arraigado a la historia de La Palma– y entonces el Gobierno decidió la construcción del actual “Gorch Fock”, cuyos planos de 1938, con algunas modificaciones, son una repetición del primero de los buques del mismo nombre y sus gemelos.

El buque-escuela alemán «Gorch Fock», visto por la aleta de babor

Construido en el astillero Blohm & Voss, en Hamburgo, fue botado el 23 de agosto de 1958 y entregado el 17 de diciembre de ese mismo año. Aparejado de brickbarca con una superficie vélica de 2.073 metros cuadrados, desplaza 1.760 toneladas y son sus principales dimensiones 89,40 m de eslora, 12 m de manga y 5,10 m de calado máximo. Para las maniobras en puerto y tiempos de calma chicha, dispone de un motor de 1.600 caballos de potencia, que le permite mantener una velocidad de 13,7 nudos.

Alrededor de unos quince mil cadetes han pasado por la cubierta del buque-escuela a lo largo de sus 56 años de existencia. Ha realizado dos viajes de vuelta al mundo (1987/88 y 1996/97) y ha participado en multitud de regatas de carácter internacional. Es un viejo amigo de los puertos de Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria, donde ha realizado algunas invernadas. El próximo 10 de febrero se hará de nuevo a la mar en el viaje de regreso a su base en Kiel (Alemania), con escalas en Portimao, Oporto y Cork.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde el 21 de enero se encuentra atracado en el puerto de Santa Cruz de Tenerife el elegante velero noruego “Statsraad Lehmkuhl” –capitán M. A. Seidl–, que luce en su estampa marinera toda la gracia y la elegancia de sus cien años de vida sobre el mar. Comparte atraque con otros dos veleros alemanes, dedicados también la misión de escuelas navegantes: “Gorch Fock” y “Alexander von Humboldt II”, los tres viejos conocidos de los amantes de la mar y los barcos.

El buque-escuela noruego, aparejado de barca de tres mástiles, es propiedad de la Fundación Statsraad Lehmkuhl, con sede en Bergen. Rinde homenaje a la memoria del ministro Kristoffer Lehmkuhl quien, en colaboración con la compañía Det Bergenske Dampskibsselskab (Bergen Line), en 1921 consiguieron comprarlo al gobierno de Gran Bretaña y entró en servicio en 1923. En la actualidad es uno de los barcos de su clase más viejos del mundo en servicio activo.

En nuestra sección De la mar y los barcos, el lector encontrará un amplio artículo sobre la vida marinera de este histórico buque.

El buque-escuela «Staatsraad Lehmkuhl», en el puerto de Santa Cruz de Tenerife

Los buques «Statsraad Lehmkuhl», «Alexander von Humboldt II» y «Gorch Fock» comparten atraque en el puerto de Santa Cruz de Tenerife

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde el pasado 19 de diciembre se encuentra atracado en el muelle del Arsenal Militar de Las Palmas el buque-escuela alemán “Gorch Fock”, en una larga escala que se prolongará hasta el 5 de febrero. Hecho inusual en un barco de esta naturaleza, pero el mando naval alemán ha decidido que pase parte del invierno en las aguas tranquilas del puerto de la capital grancanaria.

El buque-escuela comenzó el 27 de noviembre en el puerto de Kiel el crucero de instrucción número 160 de su vida marinera, en esta ocasión bajo el mando del capitán de navío Helge Risch. Cuando finalice su invernada, se hará de nuevo a la mar en un viaje con escalas previstas en Horta, Funchal, Lisboa y Londres, procediendo después a Hamburgo, a donde tiene previsto arribar a mediados de mayo de 2013.

El buque-escuela alemán «Gorch Fock», de nuevo en Las Palmas

Foto: Bermaxo