Juan Carlos Díaz Lorenzo

“Este retorno a la fuerza se produce en una zona singular, en el archipiélago canario, la parte del territorio nacional más alejado de la península y, al mismo tiempo, la frontera meridional tanto de la OTAN como de la Unión Europea”, dijo en su discurso de toma de posesión el contralmirante Gregorio Bueno Murga, nuevo almirante comandante del Mando Naval de Canarias (ALCANAR), en una ceremonia naval celebrada el pasado miércoles, 3 de octubre, en el Arsenal Militar de Las Palmas.

“El valor estratégico del archipiélago canario se ha mantenido intacto desde hace mucho tiempo (…) y como se usa hoy en día para ejercer el control del mar en estas aguas con un elevado tráfico marítimo de importancia vital, no solo para España sino para sus socios, aliados y amigos y para ejercer misiones relacionadas con la seguridad marítima en diversos aspectos: control de inmigración ilegal, control de actividades ilícitas, ampliación de la zona económica exclusiva hasta los límites de la plataforma continental, de la contaminación marítima y punto de apoyo para las misiones de seguridad cooperativa con los países del Sahel que tienen una fachada al amplio océano Atlántico”.

Gregorio Bueno Murga, nuevo almirante comandante del Mando Naval de Canarias

“Cambian los tiempos, cambian las misiones, pero el valor estratégico de estas afortunadas islas se mantiene intacto y la Armada sabedora de ello, no solo mantiene su presencia y actividad en las islas sino que se dota de nuevos buques con mayores capacidades para estar en mejores condiciones de ejercer tanto las misiones de disuasión, defensa y gestión de crisis que puedan ser ordenadas por el gobierno de la nación como las misiones de seguridad marítima, seguridad cooperativa y cooperación con otras agencias que pertenecen al ámbito de las misiones permanentes asignadas a la Armada en la vigente legislación”.

El almirante comandante del Mando Naval de Canarias comenzó su alocución expresando gratitud al almirante-jefe del Estado Mayor de la Armada y a su predecesor en el mando y actual almirante de Acción Marítima, presente en el acto, así como a las autoridades civiles y militares y fuerzas destacadas en Canarias.

Hizo mención, asimismo, a las unidades y dotaciones del Mando Naval que se encuentran ejecutando operaciones lejos del territorio nacional, caso del BAM “Relámpago”, desplegado en aguas del océano Indico donde participa en la “operación Atalanta” de lucha contra la piratería, “que desde el estado fallido de Somalia lleva años amenazando la libre actividad de transito marítimo ya actividad comercial y pesquera que en esas aguas se desarrollan. A ellos les deseo el mayor de los éxitos en su actual misión”.

El almirante Bueno Murga, en el transcurso de su alocución

El almirante Bueno Murga también se refirió a la “difícil coyuntura económica a la que nos enfrentamos y que a día de hoy es el principal reto que tendremos que gestionar. La progresiva reducción presupuestaria está obligando a que el Gobierno desvíe recursos económicos que otrora destinaba a las Fuerzas Armadas a otros gastos de carácter social”.

“La Armada está adaptando la entidad de su fuerza a esta situación cambiante, reduciendo la misma; esta situación no ha afectado a este Mando Naval, pues recientemente se ha actualizado la fuerza aquí destacada hasta disponer ahora mismo de los cuatro buques más modernos de la Armada, pero es cierto que esta situación nos obliga a ser tremendamente eficientes, a considerar el uso adecuado de cualquier recurso económico que tengamos que gestionar buscando por un lado la eficacia de la fuerza y el bienestar del personal, que también ha hecho un tremendo sacrificio en términos retributivos en los últimos años. Esta gestión eficiente del recurso económico creo que será el principal desafío al que tanto yo como todos los miembros de este Mando nos enfrentemos en los próximos años”.

A pesar de las dificultades, el almirante Bueno Murga quiso enviar un mensaje de optimismo. “La Armada a lo largo de su dilatada existencia al servicio de la patria ha pasado por situaciones históricas muy difíciles con momentos coyunturales de una debilidad extrema, pero todos los marinos sabemos que después de una tempestad siempre, antes o después llega la calma. Para cuando ese momento llegue debemos estar preparados: aguantando el temporal, manteniendo el rumbo firme y preparando el momento en que escampe para poder enmendar la derrota. Es decir, teniendo claro que esta situación es coyuntural y que la Armada mantiene claros sus objetivos a largo plazo”.

En estos tiempos corresponde ser “tremendamente eficaces”, dijo en sus palabras

A continuación se refirió a las dotaciones de las unidades del Mando Naval de Canarias, a quienes recordó “los valores en lo que se basa el servicio de las armas: honor, valor, disciplina y lealtad. Valores que se mantienen más vigentes que nunca y que marcan el carácter del conjunto de personas que constituyen las diferentes Instituciones Militares. Valores que debemos practicar todos y exigir todos, pues si estamos en una crisis económica, esta no tiene por qué afectar a los valores de los que debemos hacer gala”.

“Adicionalmente a estos valores, hoy cobra especial importancia el compromiso individual de las personas con la Institución a la que sirven y con el resto de las personas que forman parte de la misma Institución. Compromiso pues con la Armada, con los miembros de la Armada y en sentido ascendente y descendente”.

El almirante finalizó su intervención haciendo mención a su deseo de mantener e incrementar “el excelente nivel de relaciones institucionales y personales que mi predecesor en el cargo ha dejado como una herencia de valor incalculable y que me comprometo a mantener, al menos” y con su “compromiso de hacer del Mando Naval de Canarias un ejemplo de excelencia dentro de la Flota, como muestra palpable de la confianza depositada en mi y de la que hablaba al comienzo de estas breves palabras. Que la Virgen del Carmen, patrona de la Armada, estrella de los mares y guía de los navegantes me ayude a conseguirlo”.

Discurso del ALMART

A continuación, el almirante de Acción Marítima, vicealmirante Salvador Delgado Moreno, resaltó en la presentación del nuevo almirante comandante del Mando Naval de Canarias, que le sucede en el cargo, “llegas a una tierra que ocupa una posición estratégica privilegiada en las rutas marítimas del Atlántico; de la que se ve beneficiada pero también expuesta a los riesgos que amenazan la libertad de los mares. Para hacerles frente, dispones de las unidades más modernas de la Armada, de las que tendrás que obtener todo el potencial que aportan sus muchas y novedosas capacidades. Para ello, dispones de un equipo humano extraordinario: reducido pero con una gran capacidad de trabajo; joven pero experimentado; con el empuje propio de los que creen en lo que hacen y que trabaja en perfecta sintonía con el resto de unidades de la Armada en el archipiélago”.

La ceremonia naval se celebró en el patio de armas del Arsenal Militar

“Disfruta de esta tierra espectacular y variada. Pronto comprobarás el carácter abierto y acogedor de un pueblo que vive de cara al mar y que aprecia y valora a sus Fuerzas Armadas. Conoce a sus gentes y disfrutarás de su sincera amistad”. “Aprovecha el excelente espíritu de colaboración que existe entre las diferentes instituciones del estado, autonómicas, insulares y locales y muy en particular entre nuestros compañeros de los Ejércitos de Tierra y Aire y la Guardia Civil. Almirante, no me cabe duda que llevarás a buen puerto los cometidos que acabas de asumir. Te deseo toda la suerte del mundo. Recibe mi felicitación en nombre de toda la Armada y que la Virgen del Carmen ilumine siempre tu derrota en esta navegación que hoy emprendes. Buena suerte, almirante”.

Biografía del nuevo ALCANAR

El contralmirante Gregorio Bueno Murga nació el 8 de febrero de 1960 en Orense. Ingresó en la Armada en 1978 como alumno aspirante en la Escuela Naval Militar y recibió el despacho de alférez de navío en julio de 1983.

Ha sido el comandante del patrullero “Grosa”, con base en Las Palmas de Gran Canaria; patrullero de altura “Serviola”, fragatas “Santa María” y “Reina Sofía” y el  portaaviones “Príncipe de Asturias”.  Otros destinos de mar han sido en el buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” y la fragata “Santa María”.

Entre sus destinos en tierra destaca su paso por la Escuela Naval Militar, el Estado Mayor de la Flota, el Cuartel General Marítimo de Alta Disponibilidad de la OTAN en Rota, el Estado Mayor de la fuerza conjunta española desplegada en Irak y el Estado Mayor de la Armada.

El pasado mes de julio ascendió a contralmirante y pasó al Estado Mayor de la Armada como Jefe de la División de Planes. Es diplomado en Guerra Naval, título que obtuvo en la Academia de Guerra Naval de la Marina de Chile y es especialista en Armas Submarinas. Hasta la fecha acumula más de 2.400 días de mar, 550 al mando de buques.

Ha sido condecorado en seis ocasiones con la Cruz del Mérito Naval, en una ocasión con la Cruz del Merito Militar, así como la Cruz, Encomienda y Placa de la Orden de San Hermenegildo, así como condecoraciones de Brasil, Chile y Arabia Saudí.

Secuencia del acto

La toma de posesión del nuevo ALCANAR estuvo presidida por el almirante de Acción Marítima (ALMART), Salvador Delgado Moreno, anterior almirante comandante del Mando Naval de Canarias. El vicealmirante Delgado Moreno fue ascendido el pasado  21 de septiembre y nombrado almirante de Acción Marítima con sede en Cartagena, tras haber permanecido los últimos 18 meses al frente del Mando Naval de Canarias.

De acuerdo con el ceremonial naval, el acto comenzó con la formación de la fuerza en el Patio de Armas del Arsenal. La compañía de honores, al mando del teniente de navío Teodoro Romero de Soto, estuvo formada por una escuadra de gastadores, una sección de Infantería de Marina de la Unidad de Seguridad de Canarias (USCAN), una Unidad de Música del Mando Aéreo de Canarias (MACAN), y dos secciones de Marinería del Mando Naval de Canarias y del arsenal de Las Palmas.

El ALMART pasa revista a las fuerzas que le rinden honores

Jefes y oficiales de los tres ejércitos presentes en el acto

Autoridades civiles y miembros del Cuerpo Consular

El almirante Bueno Murga saluda al cónsul de Finlandia en Canarias

A continuación se procedió a la incorporación de la Bandera Nacional a su puesto en la formación, momento en el que llegaron las diferentes autoridades civiles y militares asistentes al acto. Tras la llegada del nuevo ALCANAR, recibido por el Jefe de Estado Mayor, capitán de navío  Félix Díaz Espinar y el saludo a la Bandera, recibió a continuación al almirante de Acción Marítima, al que se le rindieron los honores de ordenanza.

Posteriormente se procedió a la lectura de la resolución de nombramiento del nuevo ALCANAR por el capitán de navío Díaz Espinar. A continuación el almirante de Acción Marítima dio lectura al artículo 601 de las Reales Ordenanzas de la Armada previstas para la toma de posesión. En esta parte de la ceremonia el nuevo ALCANAR juró su cargo y el ALMART le entregó el bastón de mando. Por último ambos almirantes pronunciaron sus alocuciones, se interpretó el Himno de la Armada y se procedió a la retirada de la Bandera y al desfile de las fuerzas presentes al son de la marcha “Ganando Barlovento”, interpretada por la banda de música del arma de Aviación.

Fotos: laprovincia.es

Anuncios