Juan Carlos Díaz Lorenzo

La fragata “Numancia” (F-83) se encuentra navegando de regreso a España tras concluir su participación en la operación “Atalanta” de lucha contra la piratería en el Índico, integrado en la Fuerza Naval de la Unión Europea (EUNAVFOR), informa la Armada española. Dentro de diez días arribará a la Base Naval de Rota, cinco meses después de su salida, en los que ha navegado más de 25.000 millas náuticas en 112 días de mar. 

En 2009, la fragata española fue la primera unidad de la Armada española que ejerció como buque de mando de la Operación. El balance de su participación en la operación “Atalanta” ha incluido la visita y registro a 38 embarcaciones dedicadas a la pesca y al transporte de mercancías. Los helicópteros embarcados, pertenecientes a la 10ª Escuadrilla de la Flotilla de Aeronaves, han efectuado más de 140 horas vuelo, en las que han realizado misiones de Inteligencia y Reconocimiento (ISR), vigilancia de superficie, protección de fuerza, evacuación médica y apoyo logístico. 

La fragata “Numancia” navega en el tránsito de regreso a España

La fragata “Numancia” tomó parte en el planeamiento y conducción de la reunión de autoridades que tuvo lugar frente a Mogadiscio el 24 de junio, y en la que varios ministros del Gobierno Federal de Somalia se reunieron con representantes de la Unión Europea, a bordo de la fragata portuguesa “Alvares Cabral”. La fragata española estuvo encargada de la coordinación de la protección de fuerza durante el evento, uno de sus helicópteros proporcionó escolta a los helicópteros de transporte de las fragatas “Alvares Cabral” y “Augsburg”, y el equipo de operaciones especiales embarcado estuvo preparado para llevar a cabo una misión de recuperación de personal. 

Como acciones destacadas, la fragata “Numancia” y sus helicópteros llevaron a cabo también dos evacuaciones sanitarias durante el despliegue. En la primera, un miembro de la tripulación del buque de apoyo logístico británico “Fort Victoria”, que sufría una afección cardiaca, fue transportado en helicóptero a Salalah (Omán). En la segunda, dos miembros de la tripulación del mercante “Perla”’, que habían sufrido quemaduras durante un incendio y que recibieron tratamiento inicial a bordo de la fragata australiana “Newcastle”, fueron transportados por la fragata española hasta Victoria (Seychelles), donde ingresaron en el hospital.

Cuando el mercante secuestrado “Albedo” se hundió en su fondeadero de Haradhere, la fragata “Numancia” fue la primera en llegar a la zona y su comandante fue nombrado jefe de la escena de acción para las labores de salvamento y rescate. Estas acciones fueron llevadas a cabo durante los dos primeros días por la fragata “Numancia” y por un avión P-3 de patrulla marítima español desplegado en Yibuti.

La dotación de la fragata española también ha proporcionado adiestramiento, en el marco de la LMCB (Local Maritime Capacity Building), a los guardacostas de Yibuti, a los guardacostas de Seychelles y a la Marina de Tanzania, en apoyo de la misión de adiestramiento de la Unión Europea EUCAP NESTOR. Después de cuatro meses en el área de operaciones, la fragata “Numancia” ha sido relevada por el buque de acción marítima “Meteoro”, que se ha integrado por primera vez en la operación “Atalanta”. 

“Blas de Lezo” 

La fragata “Blas de Lezo” (F-103) arribó a su base en el Arsenal Militar de Ferrol el pasado domingo, después de dos meses de navegación por aguas del Mediterráneo y el Mar Negro. El buque partió el 5 de junio para integrarse como buque de mando en la Agrupación Permanente de Escoltas de la OTAN en el Mediterráneo, SNMG-2 (Standing NATO Maritime Group 2).

Durante este tiempo la Agrupación, al mando del contralmirante de la Armada española Eugenio Díaz del Río Jáudenes, ha estado compuesta de forma permanente por la fragata “Blas de Lezo” y el buque de la marina turca “Salihreis”, y en menor periodo de tiempo por la fragata italiana “Aliseo”.

La fragata “Blas de Lezo” permanecerá en Ferrol hasta el 30 de agosto

Durante estos dos meses la Agrupación ha participado en la operación “Active Endeavour” de la OTAN”, cuyo objetivo principal es disuadir del posible uso del Mar Mediterráneo a organizaciones con propósitos terroristas, realizando para ello labores encaminadas a mejorar el conocimiento del entorno marítimo y llevando a cabo operaciones de seguridad marítima.

Asimismo, ha tomado parte en el ejercicio internacional “Breeze 13”, organizado por la Marina búlgara en aguas del Mar Negro a principios del mes de julio, con la participación de unidades búlgaras, griegas, turcas y norteamericanas. Como fuerza permanente de la OTAN, la Agrupación ha hecho presencia naval en los puertos de Souda, en la isla griega de Creta, Aksaz y Estambul en Turquía, Odesa en Ucrania y Varna en Bulgaria. En estos tres últimos puertos, el buque recibió la visita de los embajadores españoles en Turquía, Ucrania y Bulgaria.

El próximo 30 de agosto, la fragata “Blas de Lezo” zarpará rumbo a Málaga para reencontrarse con el resto de barcos que componen la fuerza, a la que se unirá la fragata alemana “Sachsen”. Posteriormente, la fuerza volverá a tomar parte en la Operación Active Endeavour en el Mediterráneo y participará en el ejercicio internacional “Brilliant Mariner 2013”, organizado por la Marina italiana y donde se certificará a la fuerza naval de reacción rápida de la Alianza. En octubre será relevada por la fragata “Álvaro de Bazán” como buque de mando de la Agrupación. 

Fotos: Armada Española

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La fragata “Numancia”, integrada en la operación “Atalanta” de lucha contra la piratería en el océano Índico, ha realizado durante dos días una intensa búsqueda de supervivientes del buque mercante “Albedo”, hundido frente a las costas de Somalia, informa la Armada española. El citado buque, uno de los pocos barcos que quedaba aún en poder de los piratas, fue secuestrado el 25 de noviembre de 2010 cuando se dirigía al puerto de Mombasa (Kenia).

La tripulación estaba compuesta por 23 personas de diferentes países -siete de Bangladesh, dos de India, uno de Irán, siete de Pakistán y seis de Sri Lanka- y en junio de 2011 se informó de la muerte de uno de los dos tripulantes indios y en julio de 2012, tras el pago de parte del rescate, fueron liberados los siete pakistaníes. Se desconoce si el resto de la dotación continuaba aún a bordo.

Estado en el que se encuentra el buque “Albedo”, tras su localización

El 5 de julio, la fragata española recibió la orden del mando de la EUNAVFOR de poner rumbo hacia el fondeadero del “Albedo”, debido a que el estado de la mar había empeorado sus condiciones de flotabilidad, dado el precario estado en que se encontraba por la falta de mantenimiento durante el largo período de cautiverio. Dos días después, se informó de que el mercante se había hundido debido a las duras condiciones meteorológicas reinantes en la costa este de Somalia.

A primera hora del día 8, el avión español P-3 de patrulla marítima confirmó en un vuelo de reconocimiento que el “Albedo” se había hundido y estaba posado en el fondo y con su puente de gobierno sobresaliendo del agua. A continuación, la fragata “Numancia”, que ya se encontraba en las proximidades, ordenó a su helicóptero embarcado comenzar la búsqueda de supervivientes.

Las unidades españolas se convirtieron así en las primeras fuerzas de EUNAVFOR en llegar a la zona del hundimiento, evaluar la situación y comenzar la búsqueda, de modo que el comandante de la fragata española fue nombrado comandante de la escena de acción, con la responsabilidad de coordinar la búsqueda y rescate en la zona.

Durante los día 8 y 9, la fragata “Numancia” realizó un gran esfuerzo de búsqueda. Se detectaron dos botes del buque “Albedo” varados en playas y una balsa salvavidas en las proximidades de la costa, pero sin rastro de supervivientes y, asimismo, se localizaron tres contenedores, posiblemente del buque siniestrado, varados en la playa.

Foto: Armada Española

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La fragata “Numancia” (F-83) partió el pasado viernes 22 de marzo de la Base Naval de Rota para integrarse por segunda vez en la operación Atalanta de lucha contra la piratería en el océano Índico, informa la Armada española. Antes de su partida se celebró a bordo una ceremonia naval de despedida presidida por el almirante de la Flota, Santiago Bolíbar Piñero.

Está previsto que el próximo 6 de abril releve a la fragata “Méndez Núñez”. La campaña tendrá una duración de cuatro meses, más los tránsitos de ida y vuelta y cuando llegue a su área de operaciones coincidirá con el BAM “Rayo”. Con anterioridad, en 2009, la fragata “Numancia” participó en una misión similar formando parte de una agrupación de la Fuerza Naval de la Unión Europea (EUNAVFOR).

La fragata “Numancia”, a su salida de la base naval de Rota

Se ha informado que su cometido principal será la escolta y protección de los buques del Programa Mundial de Alimentos (World Food Program – WFP) y de los barcos de la misión de la ONU para Somalia, la seguridad marítima internacional y contribuir a la lucha contra la piratería en aguas del Índico próximas a Somalia y Golfo de Adén. También colaborará con la misión EUCAP NESTOR de la Unión Europea, cuyo objetivo es contribuir al desarrollo, en el cuerno de África y estados del Océano Índico occidental, de capacidades para la mejora continuada de su seguridad marítima, incluida la lucha contra la piratería y el control del mar.

A bordo de la fragata “Numancia” viajan 182 personas pertenecientes a la propia dotación del buque, así como los miembros de una unidad aérea embarcada (UNAEMB) para apoyar las operaciones de sus dos helicópteros SH-60B, una unidad de guerra naval especial, que relevará con un equipo de seguridad operativa de Infantería de Marina, y un refuerzo de personal sanitario.

Foto: Armada Española