Juan Carlos Díaz Lorenzo

La fragata “Canarias” rescató la mañana del pasado jueves a 112 personas en aguas del Mediterráneo, cuando se encontraban navegando a bordo de una embarcación neumática, en la que también había un fallecido. El buque español, que forma parte en una operación de lucha contra el tráfico de personas, recibió de madrugada la orden desde el Cuartel General de la Operación Sophia de la UE, para auxiliar a una embarcación que se encontraba a unas 20 millas de su posición, informa la Armada española.

La fragata se dirigió a la zona del avistamiento y en dos horas tenía a los 112 inmigrantes con vida y al cadáver a bordo, la mayoría procedentes de Guinea Conakri. Según información proporcionada por los rescatados, el fallecido ya embarcó enfermo en el bote neumático. A continuación, la fragata “Canarias” puso rumbo hacia el buque “Dignity”, de Médicos Sin Fronteras, que se encontraba a 55 millas de su posición, para transferirle los inmigrantes. Este auxilio es el segundo que presta el buque de la Armada en apenas una semana, después del rescate de otras 517 personas.

Momento de la subida a bordo de los inmigrantes rescatados

Foto: Armada española

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La fragata “Canarias” (F-86), desplegada en la misión Eunavfor Sophia, de lucha contra el tráfico ilegal de personas en el Mediterráneo central, rescató ayer a un total de 557 inmigrantes que intentaban llegar a Europa a bordo de una embarcación de veinte metros de eslora, informa la Armada española.

A primera hora de la mañana la fragata ‘Canarias’ recibió una llamada del avión de patrulla marítima que sobrevolaba la zona, informando del avistamiento de una embarcación con un gran número de inmigrantes a bordo. Se trataba de un viejo pesquero a la deriva que horas más tarde se comprobaría que llevaba a bordo medio millar de personas en condiciones precarias.

Miembros de la fragata “Canarias”, en el primer contacto de apoyo a los inmigrantes

El helicóptero Sea Hawk de la fragata “Canarias” inició un vuelo de reconocimiento y en veinte minutos, pudo localizar la embarcación de madera que se encontraba repleta de inmigrantes. Al confirmarse esta información, el buque español informó al mando de la operación iniciándose así el protocolo de rescate.

De manera inmediata y con la colaboración de las embarcaciones neumáticas del buque británico “Richmond”, se procedió a su rescate. Cuando subieron a bordo recibieron mantas, ropa de abrigo, comida, agua, y asistencia médica. Esta operación pone de manifiesto el alto nivel de profesionalidad y adiestramiento del conjunto de la dotación de la fragata “Canarias”.

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La fragata “Canarias” (F-86) zarpó ayer tarde desde la Base Naval de Rota para incorporarse a la Operación “Sophia” de lucha contra el tráfico ilegal de seres humanos frente a las costas de Libia, informa la Armada española. En breve se integrará en la Fuerza Naval de la Unión Europea (EUNAVFOR MED), en la que permanecerá hasta enero. EUNAVFOR MED es una misión de carácter multinacional según decisión del consejo de ministros de la UE, de 18 de mayo de 2015.  

El objetivo de la fragata “Canarias” será impedir las redes de tráfico ilegal de personas que actúan a través del Mediterráneo central, practicando arrestos de traficantes y apresando y/o eliminando las embarcaciones y medios que utilizan antes incluso de su empleo, lo que contribuirá a prevenir la pérdida de vidas en el mar. Con su participación en este tipo de misiones, la Armada contribuye a construir la seguridad y defensa de España que va más allá de sus fronteras y empieza en países donde se genera inestabilidad.

La fragata “Canarias” actuará frente a las costas de Libia

Foto: Armada española

Redacción

La fragata española Canarias regresó ayer a la Base Naval de Rota, después de una campaña de cinco meses en la Operación Atlanta, desplegada en el Índico contra la piratería en aguas de Somalia. Antes de su llegada a puerto embarcó el almirante general jefe del Estado Mayor de la Armada, Manuel Rebollo García, para darles la bienvenida y felicitarles por los resultados obtenidos.

Según se informa en la página web de la Armada española, durante su permanencia en la misión la fragata Canarias investigó quince contactos, seis de los cuales fueron intervenidos. Los infantes de Marina evitaron el ataque y posible secuestro del pesquero Draco, abanderado en Seychelles, de propiedad y tripulación española, que fue perseguido por una ballenera y un esquife con once presuntos piratas a bordo armados con lanzagranadas y fusiles de asalto. La intervención se saldó con la neutralización de las dos embarcaciones y la captura de los presuntos piratas, que fueron entregados a las autoridades de Seychelles para su procesamiento judicial.

En otro acto contra la piratería, la fragata Canarias liberó a un pesquero iraní con 17 rehenes que permanecían secuestrados desde hacía cinco meses. En la operación participaron infantes de Marina desde una embarcación semirrígida, y un helicóptero proporcionando defensa y apoyo. Tras proporcionar combustible, agua y víveres a los recién liberados, el pesquero iraní puso rumbo a su puerto base, mientras los siete presuntos piratas eran retenidos a bordo de la fragata española.

El buque, al mando del capitán de fragata Rafael Fernández-Pintado Muñoz-Rojas, zarpó de la Base Naval de Rota rumbo al Océano Indico el 22 de diciembre para incorporarse, bajo bandera de la Unión Europea, a la operación contra la piratería en Somalia, y asumir el papel de buque de mando de la Fuerza Naval Europea (EUNAVFOR) desplegada en el Indico.

Con una dotación de 242 personas, el buque de la Armada tiene un equipo de visita y registro con capacidad para efectuar abordajes a buques y una unidad aérea embarcada (UNAEMB) formada por dos helicópteros Sikorsky SH60B, aeronave que ha demostrado su gran capacidad para localizar e interceptar embarcaciones piratas.

La fragata "Canarias" maniobra a su llegada a Rota

Foto: ORP Armada Española