Juan Carlos Díaz Lorenzo

La fragata “Blas de Lezo” –comandante, capitán de fragata Rafael Arcos Palacios– zarpará hoy del Arsenal Militar de Ferrol para integrarse en la Agrupación Naval Permanente nº 1 de la OTAN (SNMG-1 en sus siglas en inglés) hasta finales de diciembre próximo, informa la Armada española. El despliegue forma parte de la Fuerza de Reacción Inmediata de la OTAN en su vertiente marítima, como contribución y compromiso de España hacia la seguridad colectiva.

Es la séptima vez que la fragata “Blas de Lezo” (F-103) participa en un despliegue de estas características. La agrupación está compuesta por los buques “Winnipeg” (Canadá), “Fridtjof Nansen” (Noruega), “Cmdt Blaison” (Francia), “Latouche Treville” (Francia) y “Francisco de Almeida” (Portugal). Este último actúa como buque insignia y embarca al comandante de la Agrupación, el contraalmirante portugués Alberto Correia.

Estampa marinera de la fragata “Blas de Lezo”

Las agrupaciones navales permanentes de la OTAN poseen un alto nivel de alistamiento y disponibilidad, y disponen de un amplio catálogo de capacidades a disposición de la Alianza que las posibilitan para su rápida intervención en escenarios de crisis. Razón por la cual y para mantener el nivel de adiestramiento y alistamiento de la SNMG-1, está prevista la participación de la fragata española en ejercicios multinacionales de alta intensidad y visibilidad.

Primero tomará parte en el ejercicio “Joint Warrior” en aguas escocesas y posteriormente en el ejercicio “Trident Juncture 15” el mayor ejercicio de la OTAN en los últimos diez años, en aguas del Atlántico. En una segunda tomará parte en la operación de la OTAN de lucha contra el terrorismo “Active Endeavour” en aguas del Mediterráneo. Durante este despliegue hará escalas en Edimburgo y Belfast (Reino Unido), Lisboa (Portugal), Cagliari (Italia) y Estambul (Turquía).

Foto: Armada española

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La ceremonia de aceptación y entrega de la bandera de combate es uno de los hitos más importantes de la vida marinera de un buque de guerra. La tradición de la Bandera de Combate tiene su origen en un decreto de 28 de mayo de 1785 firmado por Carlos III, por el se decidió adoptar un nuevo pabellón para los buques de la Armada y distinguirlos al entrar en combate. Y eso es lo que ha sucedido este mediodía en Guecho (Vizcaya), donde le ha sido entregada a la fragata “Blas de Lezo” (F-103), en un acto presidido por el ministro de Defensa, Pedro Morenés y amadrinado por Ana de Orleáns, duquesa de Calabria.

La Armada ha estado representada por el almirante-jefe de Estado Mayor de la Armada, almirante general Jaime Muñoz-Delgado Díaz del Río y el almirante de la Flota, Santiago Bolibar Piñeiro. El comandante, capitán de fragata Rafael Arcos Palacios, recibió la enseña de acuerdo con el ceremonial naval y luego fue izada en el tope del buque de su mando, uno de los más modernos de la Armada española, mientras sonaban los acordes del Himno nacional. 

Autoridades, madrina y dotación posan en foto de familia

Blas de Lezo y Olavarrieta, a quien rinde homenaje el nombre del buque, fue uno de los marinos más ilustres de la historia. Nacido en 1689 en la localidad de Pasajes (Guipúzcoa), desde los 14 años participó en numerosas batallas navales perdiendo un brazo, una pierna y un ojo, por lo que fue conocido como “medio hombre”. Su mayor victoria tuvo lugar en Cartagena de Indias (Colombia) en 1741, defendiendo la plaza frente a la escuadra inglesa del almirante Vernon, infligiendo a Inglaterra la mayor derrota naval de toda su historia.

Foto: Armada española