Juan Carlos Díaz Lorenzo

Tres cruceros de turismo despidieron el año 2010 en aguas de Santa Cruz de Tenerife. Dos de ellos estaban atracados cuando sonaron las campanadas y el tercero se acercó a la costa para que sus pasajeros disfrutaran del espectáculo de fuegos artificiales, con el que la capital de Tenerife despide el año viejo y recibe el año nuevo.

Atracados en el muelle sur estaban los buques Black Watch y Thompson Spirit, mientras que el crucero Mein Schiff 1, en viaje de La Gomera a Lanzarote, modificó su ruta y se situó frente a Santa Cruz de Tenerife, despidiendo de ese modo el año, como se aprecia en las fotografías de nuestro estimado amigo y colaborador, Antonio Sáez.

Palmeras de fuegos artificiales sobre el cielo de Santa Cruz

El espectáculo despide y da la bienvenida al nuevo año

Los tres cruceros de turismo, en aguas de Santa Cruz

Finalizado el espectáculo, el crucero "Black Watch" siguió su viaje

Fotos: Antonio Sáez

Anuncios