Juan Carlos Díaz Lorenzo

A remolque del remolcador “Marietta Barretta”, el ferry italiano “Norman Atlantic” ha llegado al puerto de Brindisi. En un primer registro ha sido encontrado otro cadáver, con lo cual ya son doce el número oficial de fallecidos, mientras prosiguen los trabajos para extinguir el incendio, pues todavía el casco humea por los costados y la parte central. Se habla de un centenar de desaparecidos. La justicia italiana se ha puesto en marcha y tiene citados a declarar al capitán del buque, Argilio Giacomazzi; el propietario del barco, Carlo Visentini y el de Anek Lines, la compañía fletadora.

Las acusaciones tienen calado y tratarán de determinar responsabilidades. Hay muchas preguntas en el ambiente y malestar entre los técnicos ante algunos disparates e informaciones erróneas publicadas en la prensa italiana e internacional, atendiendo a las  explicaciones de los pasajeros, en su gran mayoría desconocedores del sector. Desde algunos camioneros, que vieron el barco lleno y se atrevieron a decir que iba sobrecargado, hasta otros que han aducido supuestas deficiencias que habrá que comprobar. Lo que no está claro todavía es el número exacto de personas que iban a bordo y todo ello ha generado un notable malestar entre las autoridades, cansadas de ser el blanco de las críticas furibundas de la opinión pública.

Un remolcador coopera en la maniobra del ferry “Norman Atlantic”

Foto: AP

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El ferry italiano “Norman Atlantic” sigue a flote, a la deriva y destruido por el fuego. Reina la confusión en cuanto a los datos de la tragedia, aunque hasta el momento se sabe que hay once muertos y 98 desaparecidos, informa la prensa nacional de Italia. Las autoridades competentes han imputado al capitán del buque, Argilio Giacomazzi y al armador, Carlo Visentini, por presunto delito de homicidio y naufragio culposo. El fiscal de Bari será el encargado de la investigación y ya ha citado a declarar a los tripulantes.

Otras fuentes apuntan también al RINA, el Registro Naval Italiano, como excesivamente permisivo con las exigencias técnicas a bordo y alejado en sus requerimientos a la seriedad del Lloyd’s o el Bureau Veritas. Hay un rosario de preguntas en el ambiente, pues los primeros indicios apuntan a que bien pudo evitarse semejante desenlace. Las preguntas se refieren a medidas de seguridad, la existencia de suficientes chalecos y botes –parece ser que algunos no estaban en condiciones de arriado– y la adecuada actuación de la tripulación.

El ferry “Norman Atlantic” ha sido destruido por el fuego y hay 98 desaparecidos

Se confirma, además, la presencia de inmigrantes sin papeles a bordo, práctica que por lo visto suele ser habitual en la zona. No constan en documento alguno, por lo que el número final de víctimas puede ser mayor cuando el barco pueda ser remolcado e inspeccionado con detalle, si es que antes no se hunde. Uno de ellos, de nacionalidad siria, dijo que iban otros diez polizones y es posible que algunos se lanzaran al agua presa del pánico. Se dice, asimismo, que había camioneros que prefirieron dormir en las cabinas de sus camiones en lugar de acceder a las cubiertas de pasaje.

El caso es que las llamas se extendieron con bastante rapidez, favorecidas por el fuerte viento reinante y el hecho de que este tipo de buque tiene espacios abiertos en los costados, que favorecen mucho la circulación de aire. El capitán afirma que dio la orden de alarma después de que la tripulación hubiera hecho una primera comprobación del foco y su alcance. Algunos pasajeros hablan de que transcurrió casi una hora, pero en estos momentos las grandes dudas se centran en materia de seguridad y la actuación correcta de la tripulación.

Foto: ANSA

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Diez muertos y cuarenta desaparecidos es el balance provisional de un incendio declarado el pasado domingo, 28 de diciembre, a bordo del ferry italiano “Norman Atlantic”, en el transcurso de un viaje regular entre los puertos de Patras, Igoumenitsa (Grecia) y Ancona (Italia). El fuego se inició de madrugada y ha causado daños muy graves en la superestructura del buque, agravado además por condiciones meteorológicas adversas, con temporal de fuerza 8 y vientos de 50 nudos, lo que ha dificultado las labores de rescate.

A bordo, según informa la prensa italiana, viajan 422 pasajeros y 56 tripulantes, así como 222 vehículos. El buque, fletado por Anek Lines, quedó sin gobierno y el fuego se extendió con bastante rapidez, lo que provocó el pánico entre los pasajeros, varios de los cuales se lanzaron al agua. Al menos la mitad de las personas que van a bordo han sido evacuadas y la Marina italiana ha tomado parte activa en el rescate. El fuego impidió el acceso a algunos de los botes de salvamento y se habla de problemas de coordinación en las labores de abandono.

El fuego ha provocado diez muertos y daños graves en el buque

Foto: Marina Militare

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Algérie Ferries y el astillero Hijos de J. Barreras han confirmado el contrato para la construcción en el astillero gallego de un ferry con capacidad para 2.000 pasajeros y 700 vehículos, que será entregado en 2016. La noticia ha causado una gran satisfacción en Galicia, pues todo hacía prever que finalmente se confirmara el acuerdo, después de que la opción de Barreras fuera la única aceptada por la compañía pública argelina ENMTV. El otro finalista, un astillero turco, quedó descartado pese a que ofreció un precio algo más barato. 

El futuro buque será el cuarto en propiedad de Algérie Ferries, con el que pretende establecer una línea regular entre Argel y Civitavecchia (Italia). La experiencia de la compañía argelina con la industria naval española ha sido fructífera, pues de los otros tres buques que posee –“El Djazair II”, Tassili II” y “Tariq Ibn Ziyad”– han sido construidos en Sevilla y Valencia. El futuro buque está basado en el modelo del “Volcán del Teide”, aunque tendrá mayor capacidad de pasaje.

El proyecto del nuevo buque está inspirado en el ferry “Volcán del Teide”

Foto: Astilleros Barreras

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La naviera finlandesa Viking Line ha transportado 200 millones de pasajeros en 55 años de existencia. Tal hito aconteció el pasado 10 de diciembre, cuando embarcó en su coche a bordo del ferry “Gabriella” la pasajera Meliina Lintukangas.  El intendente Janne Lindholm y el director comercial, Kaj Takolander, agasajaron a la afortunada y el capitán la invitó a subir al puente de mando, donde inició el viaje con café y pasteles.

Doscientos millones de pasajeros es una cifra muy importante en la historia de Viking Line, fundada en 1959. Si establecemos algunas comparaciones, ello quiere decir, por ejemplo, que toda la población de Finlandia (5,5 millones de habitantes) habría viajado en sus barcos casi 40 veces. La cultura del ferry está muy extendida en el modo de vida del país nórdico y Viking Line recupera cuota de mercado frente a sus competidoras.

Meliina Lintukangas, pasajera 200 millones de Viking Line

Foto: Viking Line

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La compañía Tallink Shuttle y el astillero Meyer Turku Oy firmaron el pasado jueves la carta de intenciones para la construcción de un ferry con capacidad para 2.800 pasajeros propulsado por gas natural licuado. Deberá estar entregado a comienzos de 2017 para cubrir la línea Helsinki-Tallin y tendrá un coste de 230 millones de coronas suecas. Se le calcula un registro bruto de 49.000 toneladas en un casco de 212 m de eslora. Quedan algunos flecos que rematar en las próximas semanas, como la financiación para que entre en vigor el contrato formal.

Entre 2002 y 2009, el gran astillero de Turku ha construido seis ferries de nueva generación para la compañía Tallink Shuttle. El futuro buque será el mayor de la naviera estonia, en la que participa capital finlandés. La noticia ha sido muy bien recibida en la industria naval y auxiliar de Finlandia y ha despertado un notable interés en los medios especializados, por cuanto se trata del proyecto de buque de mayor capacidad de pasajeros propulsado por gas natural licuado.  

Así será el aspecto exterior del nuevo ferry de Tallonk Shuttle

Foto: Tallink Shuttle

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En viaje a Freeport (Bahamas), desde esta mañana se encuentra atracado en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, en escala técnica, el ferry “SF Alhucemas”. Arribó procedente de Ibiza y es la primera vez que este buque hace escala en el puerto de su matrícula naval. Balearia ya tiene un catamarán en Bahamas y ahora envía este ferry, que es el primero de su tipo que opera fuera de las líneas nacionales.

Su estancia ha coincidido con la presencia de cinco escalas de cruceros de turismo. Es un buque del mismo modelo de los ferries “Volcán de Tijarafe” y “Volcán de Tamadaba”, de Naviera Armas, construido en el astillero Barreras, en Vigo y puesto en servicio en 2009. Hasta ahora, según los intereses de su propietario, ha navegado en las líneas de Baleares, Levante y Estrecho de Gibraltar.

El ferry “SF Alhucemas”, a su llegada al puerto de Santa Cruz de Tenerife

Foto: Nelson A. González Anceaume vía Juan Antonio Rojas Manrique

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Viking Line es una de las grandes compañías navieras de Finlandia. Fundada en 1959, en la actualidad tiene una flota compuesta por siete buques que atienden varias líneas desde Helsinki, Turku y Mariehamm a puertos de Suecia y Estonia. El volumen de pasajeros es importante, aunque los números están a la baja: 2,96 millones en el primer semestre de 2014, unos 53.000 menos que en igual periodo del año 2013.

Las ventas ascendieron a 241 millones de euros (- 5,6 %) y el beneficio antes de impuestos ha sido de 17,6 millones de euros. La cuota de mercado de Viking Line en la región del mar Báltico es del 33,6 %. La competencia entre las navieras es feroz, con unos precios a la baja, aunque manteniendo el elevado estándar de servicios a bordo. Pese a estos resultados, Viking Line confía en mejorar el beneficio al cierre del año.  

“Viking XPRS” (2008) es el primer barco construido para Viking Line después de 18 años

Foto: Jonesey

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Wärtsila es uno de los iconos tecnológicos de Finlandia y, haciendo honor a su condición, ha ganado el concurso abierto para el diseño de un nuevo ferry ecológico que cubrirá la línea entre Vaasa y Umeå. Será un buque innovador, eficiente y aliado del medio ambiente. El proyecto se denomina “Midway Alignment of the Bothnian Corridor”, es decir, un corredor logístico a través del golfo de Botnia. El contrato fue firmado el 4 de agosto y estará terminado en el segundo trimestre de 2015.

Una parte importante del diseño del nuevo buque tendrá en cuenta la flexibilidad operativa, puesto que las necesidades del transporte en la zona varían según las estaciones. Aunque la ocupación de carga rodada es estable durante todo el año, la demanda de pasaje sólo es considerable en verano. No primará la velocidad, sino la eficiencia energética y, además, hay que tener presente los condicionantes del duro invierno. La estética es uno de los elementos añadidos para un buque puntero del siglo XXI.

En el diseño del nuevo ferry no prima la velocidad. Lo importante es la eficiencia

Foto: Wärtsila

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Una avería en el sistema hidráulico del yelmo de proa del ferry “Volcán de Taburiente” mantiene al buque amarrado en el puerto de Los Cristianos desde esta tarde, en que llegó procedente de San Sebastián de La Gomera. A la hora de escribir esta crónica (23 h) poco se ha avanzado, pues el pasaje, vehículos y la carga rodada con destino a La Gomera y La Palma siguen sobre el muelle y los vehículos del viaje anterior en el interior del garaje del barco, a la espera de que se solucione el problema.

Más allá de esta incidencia puntual, como conocen nuestros lectores el ferry “Volcán de Taburiente” es uno de los barcos de mayor movilidad y rendimiento de la flota de Naviera Armas. El barco se pasa casi todo el día y la noche navegando entre las islas de La Gomera, La Palma y el sur de Tenerife, además de dos viajes semanales a El Hierro, con intervalos muy cortos de descanso, pero así es la ruta que la compañía le tiene asignado. 

El ferry “Volcán de Taburiente”, hace unos instantes, en el puerto de Los Cristianos

Foto: Toni Herrera