Juan Carlos Díaz Lorenzo

Acciona-Trasmediterránea  comienza el próximo 1 de octubre el nuevo contrato de gestión de servicios de la línea marítima de interés público Península-Canarias para pasajeros y vehículos,  que tiene dos años de vigencia  y  un presupuesto total  de 3,5 millones de euros.  El BOE  publica hoy la resolución de la Secretaria General de Transportes del  Ministerio de Fomento con la formalización del contrato.

El ferry "Albayzin", en el puerto de Santa Cruz de La Palma

Acciona-Trasmediterránea mantendrá una rotación semanal  entre Cádiz y Canarias con el  buque Albayzin, que es el único ferry de pasaje que conecta directamente la Península con Lanzarote, Fuerteventura y La Palma, además de las dos capitales canarias. Las salidas se realizan los martes en la línea Cádiz-Arrecife de Lanzarote-Las Palmas de Gran Canaria-Santa Cruz  de Tenerife-Santa Cruz de La Palma- Santa Cruz de Tenerife- Las Palmas- Puerto Rosario-Arrecife de Lanzarote-Cádiz.

Acciona-Trasmediterránea , fundada en 1917, es la naviera líder en España y dispone de una flota de 22 buques, lo que la convierte en una de las mayores de Europa en transporte de carga y pasajeros. Toda su flota está certificada en base a las normas ISO 9001:2008 de Calidad e ISO 14001 de Gestión Medioambiental, para el transporte marítimo de pasajeros, sus vehículos y carga rodada. Además, todos sus buques y concesiones portuarias cumplen con el código ISPS de protección de buques e instalaciones portuarias y con el código I.S.M de aplicación a la flota en materia de seguridad.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Después de cuatro semanas cubriendo la línea Cádiz-Canarias, el ferry Murillo finalizó el pasado lunes, en el puerto de cabecera, procediendo a su relevo por el ferry Albayzin, que se incorporó ayer, martes, después de haber pasado la revisión anual reglamentaria en un astillero italiano.

Durante el tiempo en el que el ferry Murillo estuvo en la línea Cádiz-Canarias, la atendió sin novedad y con un alto índice de ocupación. En su último viaje hizo el viaje de subida lleno hasta la bandera: 400 pasajeros y 90 semirremolques. La campaña de verano la pasará en las líneas de Baleares.

El ferry "Murillo", en aguas de Santa Cruz de Tenerife

Foto: Julio A. Rodríguez Hermosilla (www.baixamar.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Si alguien piensa que Acciona-Trasmediterránea está con viendo el panorama en la línea Canarias-Cádiz con los brazos cruzados, pierde el tiempo. Es lógico que reaccione y lo hace para bien de los usuarios, que son en definitiva los beneficiados.

El delegado coordinador en Acciona-Trasmediterránea en Canarias, Lorenzo Suárez Alonso, nos informa de “los mejores precios” para la campaña de verano, ya iniciada, en la que existe una oferta por trayecto para residentes en butaca, de 50 euros, manutención incluida. Son plazas limitadas y la única condición es que el billete hay que comprarlo ida y vuelta (más información en www.trasmediterranea.es y teléfono de atención al cliente 902.454645).

Otras tarifas interesantes para los pasajeros residentes son las siguientes: camarote doble clase preferente: 218 euros. Camarote doble exterior: 148,30 euros. Camarote cuádruple compartido: 102,10 euros. Butaca normal (un solo trayecto): 60 euros. Todas las tarifas mencionadas incluyen la manutención. En los camarotes dobles y dobles preferentes, el precio indicado es por persona. Los pasajeros en camarotes preferentes tienen entrada libre al comedor y el resto tiene a su servicio el self-service. Otro dato importante: coche normal: 228 euros y motocicleta, 137 euros.

El itinerario del buque Albayzin, encargado de cubrir la línea Cádiz-Canarias, es el siguiente: Cádiz (salida, los martes a las 17 h), Lanzarote (llegada, miércoles 24 h), Las Palmas (llegada, jueves 08 h), Santa Cruz de Tenerife (llegada, jueves, 17 h), Santa Cruz de La Palma (llegada, viernes 08 h), Santa Cruz de Tenerife (llegada, viernes 21 h), Las Palmas (llegada, sábado 06 h), Fuerteventura (llegada, sábado 21 h), Lanzarote (llegada, sábado, 23,30 h) y Cádiz (llegada, lunes 12,30 h).

El ferry "Albayzin", en el puerto de Santa Cruz de La Palma

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Recientemente hemos hecho un viaje a bordo del ferry italiano Albayzin entre las dos capitales canarias para conocer “in situ” la situación en la que se encuentra este barco, que está fletado, como nuestros lectores conocen, por Acciona-Trasmediterránea para cubrir la línea Canarias-Cádiz. Era una asignatura pendiente, sobre todo después de las duras críticas recibidas en sus comienzos por la calidad del alojamiento y el servicio a bordo.

Hemos de decir, con absoluta certeza, y después de lo que hemos visto, de que el mejor quehacer de Acciona-Trasmediterránea viaja a bordo de este barco. La compañía, en un claro ejercicio de responsabilidad, ha reaccionado como cabía esperar y la opción del ferry Albayzin para viajar entre Canarias y Cádiz es perfectamente viable y recomendable.

El ferry "Albayzin" es un buque de diseño y construcción italiana

De su diseño llama la atención la forma de la chimenea

Hemos visto un barco ordenado y limpio. Muy limpio y huele agradable. Las moquetas de pasillos y los camarotes han sido renovadas. Pudimos comprobarlo al azar y para ello nos movimos a nuestro criterio con absoluta libertad. Los cuartos de baño y los servicios sanitarios públicos están impecables. En los camarotes, las sábanas, las toallas, los espejos, los portillos, los muebles, las perchas… todo está en perfecto orden.

Los diferentes accesos, las puertas interiores y exteriores, los salones públicos y las áreas de descanso permiten moverse con soltura para un viaje de día y medio. Los perros ya tienen perreras cómodas, grandes, espaciosas y bien ventiladas. Es cierto que una parte de los coches siguen viajando a la intemperie, pero el diseño de este buque no permite otra opción. Otra cualidad importante es que los pasajeros que viajen en caravanas pueden alojarse en las mismas durante el viaje.

El puente de mando, espacioso y funcional, como todo el barco

El comportamiento del barco en la mar nos resultó agradable, a pesar de que la meteorología no acompañaba a la salida de Las Palmas y la maniobra de La Isleta siempre resulta movida. Aún así, nada que objetar. Como tampoco la duración del viaje: tres horas entre las dos capitales canarias, es decir, el mismo tiempo que cualquiera de los otros barcos que cubren la misma línea.

Vista del buque hacia popa. Tiene buena navegación

Personal especialmente seleccionado de Acciona-Trasmediterránea ocupa los puestos claves en el servicio a bordo. Ocho responsables diferentes tienen a su cargo la perfección de la misión encomendada para que la calidad sea la misma que en cualquier otro barco de la compañía. Entre ellos figuran el sobrecargo Miguel Ángel Jaques Nuche, el mayordomo Juan José Villar Fernández y el cocinero Alejandro Romero Mariño. Cada jueves, el  delegado de la compañía en Canarias, Lorenzo Suárez Alonso, viaja a bordo y realiza una somera inspección de los diferentes servicios. La tripulación técnica y marinería es italiana y el personal de cámara, centroamericano.

Lorenzo Suárez y el sobrecargo Miguel Ángel Jaques

La cubierta destinada a helipuerto se convertirá en terraza de verano y solárium cuando el tiempo lo permita. Es uno de los espacios al aire libre que más proyección tienen. La tienda del barco es coqueta y tiene lo suficiente. Los precios son atractivos. Incluso algunos whiskies tienen mejor precio que en tierra.

Los pasajeros de clase preferente disponen de un espacio reservado en el comedor, situado a proa. La calidad del “self service” es manifiesta. La carta de vinos, aunque variada, está perfectamente refrendada por el vino de la casa, que es un ribera de Duero de una bodega de Acciona. Nada que objetar. Los camareros, de nacionalidad hondureña, cumplen perfectamente con su cometido. Amabilidad, buen trato y sonrisa permanente.

Diseño italiano

El ferry Albayzin es un buque de diseño y construcción italiana. Es un barco funcional y pertenece a una serie de 20 unidades, aunque tienen algunas diferencias entre ellos. El cabeza de serie es el buque Partenope, construido en 2002. Otras dos compañías españolas han operado u operan buques de este tipo: Borja y Borja Dos, ahora rebautizado T-Rex Uno (Balearia) y Pilar del Mar (ISCOMAR).

De 26.400 toneladas brutas, 8.450 toneladas netas y 7.337 toneladas de peso muerto, mide 186 metros de eslora total -169,50 entre perpendiculares-, 25,60 de manga, 15 de puntal a la cubierta superior y 6,63 de calado máximo. Está propulsado por dos motores MAN-Burmeister & Wain 9L48/60, con una potencia de 14.674 caballos acoplados a dos ejes que accionan igual número de hélices de paso variable y le permite mantener una velocidad de crucero de 22 nudos, aunque su velocidad máxima es de 24 nudos. Código IMO 9304631.

Construcción número 210 de los astilleros Francesco Visentini & Co., factoría de Donada (Sicilia), fue botado el 12 de junio de 2004 y entregado el 20 de septiembre siguiente, bautizado con el nombre de Golfo degli Angeli y enarbolaba la contraseña de Lloyd Sardegna Compagnia di Navigazione S.r.l., con matrícula de Cagliari. En el mes de octubre siguiente se estrenó en la línea Piombino-Olbia.

En 2006 fue adquirido por la compañía Moby Lines, con sede en Livorno y en mayo de 2007 fue rebautizado con el nombre de María Grazia On. En octubre del citado año fue fletado por Caronte Shipping para cubrir la línea Messina-Salerno, pasando en mayo de 2008 a la línea Livorno-Olbia. En octubre siguiente volvió de nuevo a la línea Messina-Salerno y entre los meses de noviembre de 2009 y febrero de 2010 estuvo fletado por T-Link para atender la línea Génova-Termini Imerese.

Desde marzo de 2010 está fletado por Acciona-Trasmediterránea y fue rebautizado Albayzin, estrenándose en la línea Barcelona-Tánger por cuenta de Ferrimaroc, una de las compañías del grupo Acciona. A partir de octubre siguiente pasó cubrir la línea Cádiz-Canarias con la siguiente rotación semanal: Cádiz (salida, los martes a las 17 h), Lanzarote (llegada, miércoles 24 h), Las Palmas (llegada, jueves 08 h), Santa Cruz de Tenerife (llegada, jueves, 17 h), Santa Cruz de La Palma (llegada, viernes 08 h), Santa Cruz de Tenerife (llegada, viernes 21 h), Las Palmas (llegada, sábado 06 h), Fuerteventura (llegada, sábado 21 h), Lanzarote (llegada, sábado, 23,30 h) y Cádiz (llegada, lunes 09 h).

Distribución general

El barco tiene siete cubiertas con la disposición y el uso que a continuación se describe:

Cubierta 1.- Se encuentran los espacios correspondientes a la cámara de motores principales y motores auxiliares, módulos de depuradoras, servos del timón, tanques de lastre y de agua dulce. En esta cubierta se encuentra un espacio de carga para camiones y remolques, con una capacidad de 252 metros lineales.

Cubierta 2.- Se encuentran los espacios correspondientes a la cámara de motores principales y motores auxiliares, módulos de depuradoras, talleres y pañoles. En esta cubierta existe un espacio para la estiba de 81 automóviles.

Cubierta 3.- Cubierta principal y de cierre. Ocupando las cuatro calles de crujía a babor se encuentra la rampa de intercomunicación entre las cubiertas 3 y 4. Debajo de esta rampa está la sala de control de máquinas, pañoles, talleres, sala de compresores de aire, calderas y maquinaria auxiliar. El espacio de carga tiene una capacidad de 859 metros lineales. En el tronco que forma la rampa y el guardacalor se encuentra la escalera y el ascensor que constituye al acceso al buque del pasaje a pie.

La cubierta 4 es la principal para carga, aunque hay cuatro más

Las nuevas perreras, espaciosas, bien ventiladas y suficientes

Quienes viajen en caravana, pueden dormir en ellas

Cubierta 4.- Es el mayor espacio de carga del buque, con una capacidad de 1.001 metros lineales. Está preparada para transportar caravanas con el pasaje acomodado en las mismas. La cubierta está dotada de unas líneas de evacuación por dos troncos habilitados al efecto, situados a proa de la misma que conducen a la cubierta 5.

La sección de carga de la cubierta 5 está a la intemperie

Cubierta 5.- Tiene dos usos: uno para pasaje y otro para la estiba de automóviles. Es la primera cubierta destinada a la acomodación del pasaje, en la que se encuentran espacios comunes, hall de recepción, otros servicios de cámara y fonda y 26 camarotes (uno de ellos preparado para discapacitados) situados entre la cubierta de coches y el hall de recepción.

El hall de recepción está en la cubierta 5

Los pasillos están impecables y la limpieza se refleja en los suelos

Parte trasera de la veranda de la cubierta 5

Sala destinada al ocio de los pasajeros, con bar y pista de baile

Los niños tienen su sitio para pasárselo bien

La tienda tiene lo suficiente y con buenos precios

El salón de butacas, visto desde atrás

El pasaje de butaca tiene la manuteción incluida y duchas para su aseo

Comedor para los pasajeros que utilicen el "self service"

Zona del comedor para los pasajeros de clase preferente

La impronta del diseño italiano está presente en todo el barco

Los aseos y baños de zonas comunes, en perfecto estado

En su parte destinada a la acomodación del pasaje se encuentran los siguientes espacios: autoservicio, bar buffet, hall de recepción, baños comunes de caballeros, señoras y discapacitados, tienda, cocina, gambuza seca y refrigerada. A popa se encuentra una cubierta a la intemperie con capacidad para 84 vehículos.

Cubierta 6.- Está destinada en su totalidad al pasaje. En su parte de proa hay 70 cabinas y su parte de popa la ocupa una cafetería-veranda y una guardería. Junto a la cafetería se encuentra una sala de máquinas de premio.

Todos los camarotes son cuádruples, aunque pueden ser dobles

En las cabinas hay espacio suficiente para moverse con soltura

La moqueta de los pasillos ha sido totalmente renovada

Cubierta 7.- Es la cubierta del puente, en la que se encuentra la acomodación de la tripulación, camarotes, salones, lavandería y oficios, así como el hospital dotado de ambulatorio. También existen cuatro camarotes de pasaje, tres en la banda de babor y uno en la banda de estribor. A popa de la habilitación se encuentra el helipuerto que se habilita como solárium.

El buque tiene todos los certificados vigentes y está autorizado para 967 pasajeros –cifra que incluye 400 plazas en camarotes- y tiene dotación de dispositivos de salvamento para 1.000 personas. Sin embargo, Acciona-Trasmediterránea ha limitado su número máximo por viaje a 475: es decir, 400 pasajeros en camarotes y 75 pasajeros en butacas, pues aunque de éstas hay a bordo 148 unidades, se ha pensado en la comodidad del pasaje para evitar la sensación de agobio. Todos los pasajeros de butaca disponen de duchas para su aseo.

La cubierta 5 es el espacio social del buque

Lejos de preocuparse por la competencia en la nueva línea de Huelva, aunque sin descuidar sus movimientos, Acciona-Trasmediterránea ha contraatacado y el billete mínimo en butaca, incluida la manutención (cuatro comidas y dos desayunos), es de 60 euros. Las expectativas son interesantes, pues la compra y reserva de billetes avanza mejor de lo previsto.

La carga se mueve mediante contratos de larga duración y en ese aspecto Acciona-Trasmediterránea está mejor posicionada, con el buque José María Entrecanales –el mayor de España en su clase-, el refuerzo puntual del buque Super-Fast Galicia y el ferry Albayzin.

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Con el argumento de que el buque Albayzin “está autorizado” por la Dirección General de la Marina Mercante “para operar la línea Cádiz-Canarias, y que dispone de todos los certificados exigidos por este organismo para el transporte de pasajeros”, la compañía Acciona-Trasmediterránea mantendrá dicho barco, por lo menos hasta el próximo mes de marzo, a pesar de las duras críticas recibidas y el malestar que dicha decisión ha generado entre los usuarios.

Para aquellos pasajeros que han protestado siguiendo los cauces establecidos por la deficiente calidad del servicio a bordo del buque Albayzin, el departamento de Atención al Cliente les ha enviado una carta-tipo, en la que reconoce el grave error cometido y dice que “sin duda alguna, solamente conociendo nuestros errores, podemos adoptar las medidas necesarias para mejorar cada día nuestro trabajo”.

“Le presentamos nuestras sinceras disculpas por las molestias involuntariamente ocasionadas, y queremos informarle que se han puesto los hechos en conocimiento de la Dirección de Servicios a Bordo, y que se han tomado las medidas necesarias al respecto para poder ofrecer mayor confort y comodidad a nuestros pasajeros a bordo de este buque”.

“No obstante lo anterior y como quiera que la incidencia ocurrida no nos ha permitido corresponderle a la confianza depositada en nuestra compañía al haber utilizado nuestros servicios para su desplazamiento, queremos obsequiarle con un billete gratuito ida/vuelta, para cualquiera de nuestras líneas, con una vigencia máxima de un año”.

"Albayzin": un mal trato para Canarias

Extracto de la carta enviada a los pasajeros que han protestado

Como se puede apreciar, Acciona-Trasmediterránea reconoce su error pero no pone la solución adecuada y se mantiene en sus trece, con un barco que no es el idóneo para dicha línea, a pesar de que se hayan mejorado algunos servicios a bordo. Los coches siguen viajando a la intemperie y son bañados literalmente por los rociones de agua salada, que en estos días se hacen más patentes debido al estado de la mar. Ahora dicen que van a poner un toldo para cubrirlos. Curiosa decisión que nos recuerda a tránsitos por países africanos.

Desde hace más de cuarenta años no se producía una situación así, pues a partir de 1966, con la incorporación del ferry Juan March, dotado de un garaje adecuado, los coches viajaban debidamente resguardados. Los perros ya tienen jaulas, no en número ni en formato suficiente, por lo que aquellos canes de cierta envergadura no caben y tienen que viajar con sus dueños en los camarotes. Afortunadamente, hay más limpieza –en el primer viaje el barco estaba sucio y pestilente- , mejor calidad de comida y mejor trato a bordo, gracias a personal propio de Acciona-Trasmediterránea, embarcado al efecto.

Todo esto podría haberse evitado si no hubiera habido cambio de barco a peor. Y puesto que ha sucedido, conviene un serio toque de atención a la Dirección de Servicios a Bordo por dejación clara de sus funciones. Actitud irresponsable de quienes creen que estamos en las colonias y se nos puede tratar a su capricho. Acciona-Trasmediterránea ha dado a los canarios una larga cambiada y hace y deshace a su antojo, sin que los políticos responsables, tan dados al protagonismo, se interesen y actúen en este tema con la contundencia debida.

Corresponde, pues, a los usuarios de la citada línea devolverle con la misma moneda y aunque no sea la mejor alternativa, es la única que hay en este momento y se llama Naviera Armas, en la línea Canarias-Funchal-Portimao. De todos modos, conviene saber que de las 32/34 horas de duración del viaje en los buques tipo Juan J. Sister / Fortuny / Sorolla / Murillo, se ha pasado, en el mejor de los casos, a 48/50 horas en el ferry Albayzin. Todo ello gracias a Acciona-Trasmediterránea. Nunca habíamos retrocedido tanto. Reconocemos, por supuesto, el lícito derecho que tiene la compañía a generar beneficios, pero no a hacerlo de este modo tan irrespetuoso con Canarias.  

En este país en el que casi todo se olvida, conviene no olvidar este episodio de la naviera que se llena los bolsillos a manos llenas con la carga rodada generada en estas islas. Nosotros nos ocuparemos que se no sea así, pues nos reconocemos un serio defecto: tenemos memoria.

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Algo ha cambiado en el servicio a bordo del ferry italiano Albayzin, fletado por Acciona-Trasmediterránea para cubrir la línea Cádiz-Canarias durante la temporada de invierno. Desde la compañía, que se ha puesto en contacto con nosotros, se reconoce que el primer viaje del barco resultó poco afortunado, de ahí la aplicación de una serie de actuaciones para lograr su puesta a punto, que habían sido motivo de duras quejas por parte de los pasajeros, algunos de los cuales han dejado sus comentarios en nuestra web y en otros medios de comunicación.

Nos alegra este cambio de actitud por parte de la compañía, aunque pensamos que todo esto se hubiera podido evitar. El nivel del servicio al que nos tenía acostumbrados Acciona-Trasmediterránea era francamente estimable y, sin duda, superior al actual, caso del ferry Juan J. Sister –construido específicamente para esta línea- y sus sucesores Sorolla y Fortuny.

La crisis también está haciendo mella en Acciona-Trasmediterránea, hasta el punto de que ha ordenado el amarre del buque Super-Fast Balares, recién estrenado, lo mismo que el buque Super-Fast Canarias. Piensen por un momento –y con ello no estamos defendiendo a la compañía- lo que supone para una empresa naviera tener un barco nuevo y amarrado. Hace ya algún tiempo que casi todos los barcos de alta velocidad de Acciona-Trasmediterránea están amarrados, puestos en venta o como unidades de apoyo, caso necesario.

Los precios de los fletes no cubren los gastos de explotación de este tipo de barcos. Con las tarifas actuales que rigen el mercado, y la competencia existente, se trata de aprovechar la mayor capacidad de carga rodada del buque Albayzin frente al Murillo, que es el buque que cubrió la línea durante el verano. Claro que ello, como se puede apreciar, va en detrimento del pasaje. Y eso no puede ser. Ni debería permitirlo el Gobierno de Canarias, cuyo consejero de Transportes, parece que ha quedado satisfecho con las explicaciones que le han dado desde Madrid.

Desde hace unos días, se ha reforzado la presencia de más tripulantes españoles a bordo, algunos de ellos con responsabilidades y capacidad de decisión, para hacer más cómoda y agradable la travesía a los pasajeros invernales. También hay inspecciones más frecuentes de la propia compañía y aunque todavía quedan algunos flecos por resolver -como el adecuado alojamiento de los perros-, confiamos en que sean subsanados en breve.

Otro aspecto que no compartimos, y que tiene difícil solución en este barco, es que los coches viajan a la intemperie. El pasaje cuesta lo suyo como para que estén sometidos durante dos días a la acción de la marea. Este despropósito no lo habíamos visto en la compañía desde hace más de 35 años, antes de que llegara el ferry J.J. Sister (1975), cuando, por escasa capacidad de bodega, algunos coches eran estibados sobre cubierta en los buques Ernesto Anastasio, Ciudad de Cádiz, Isla de Formentera y Villa de Madrid.

La historia de este desaguisado nos hizo recordar a la EXPO 92, cuando el barco asignado para dicha línea excepcional, entre Canarias y Sevilla, era un ferry inglés llamado Rozel, el cual, cuando fue inspeccionado, fue desechado pues no reunía los estándares exigidos por la compañía. Entonces fue sustituido por el ferry Ciudad de Santa Cruz de La Palma –capitanes, Pedro Berenguer y Francisco Font-, que hizo una veintena de viajes con gran aceptación por el público que se sumó a la iniciativa EXPOCANTOUR, una de las buenas ideas de Leopoldo Mansito.

Oficina de recepción del buque "Albayzin"

Línea de comida caliente del "self service"

Se aprecia limpieza y orden en el mobiliario y estancia

Taburetes y mesas en sala de estar del buque

Acceso al comedor principal del buque

Camarote de dos camas, en perfecto estado

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Ofrecemos a nuestros lectores una serie de fotos –hay más- que nos envía Ramón Prado, uno de los pasajeros del ferry italiano Albayzin, destinado por Acciona Trasmediterránea a la línea Cádiz-Canarias en sustitución del ferry Murillo, que ha pasado a navegar en la línea Barcelona-Tánger Med, operado por la filial Ferrimaroc, en la que antes se encontraba éste.

De las 32 horas de viaje de los buques tipo Sorolla / Fortuny / Murillo, barcos propios de Acciona-Trasmediterránea, con un buen nivel de instalaciones y servicio a bordo, lo cual reconocemos, se ha pasado a una travesía de 49 horas en un barco alquilado. ¿Por qué una empresa del nivel de Acciona-Trasmediterránea hace esto con Canarias? ¿Qué hemos hecho los canarios para merecer semejante desprecio? ¿Por cuánto tiempo más se va a mantener una situación así?.

Con independencia de las quejas ya transmitidas al Gobierno de Canarias, apelamos a la cordura por parte de los directivos de Acciona-Trasmediterráne para que reaccionen y cambien el curso de los acontecimientos. Hasta ahora no se había producido una queja de esta naturaleza en el servicio Cádiz-Canarias, que ha contado desde 1975 con tripulaciones y barcos magníficos, como los “ferries” J.J. Sister, Manuel Soto, los relevos de éstos por los “canguros”, Juan J. Síster, Sorolla, Fortuny y Murillo. Y otra cosa más: ¿es ajena a esta sutuación la Dirección General de la Marina Mercante?, ¿Sanidad ha inspeccionado el barco?…

Ofrecemos en esta ocasión el testimonio de Ramón Prado, que no tiene desperdicio: “Lo primero, nos cambiaron el día de regreso, del 2 al 5 de octubre. Nos hicieron regresar en un carguero con camarotes llamado Albayzin, que no tiene ninguno de los servicios [refiriéndose a los buques clase Sorolla], pero sí los camarotes llenos de cucarachas y mosquitos y un olor apestoso”[1].

“Los vehículos van a la intemperie, los perros en los camarotes por no haber jaulas para ellos y paseando por las zonas comunes. Al día siguiente había defecaciones y orín por las zonas comunes. Los servicios comunes apestosos y llenos de mosquitos. El servicio de bufet, atendido por una pandilla de hondureños sin experiencia y mal educados, donde teníamos que soportar esperas de dos horas para poder comer. Salvo el sobrecargo y unos 4 ó 5 tripulantes españoles, el resto son italianos, capitán incluido”.

“Mi camarote y muchos otros tuvieron que ser desinfectados, limpiados y cambiar la ropa de cama. Los sofás del bar están rotos. En los televisores sólo se veían películas que ponían algunos pasajeros. No había nada a bordo que pudiera distraer al pasaje. Por la noche mucha gente dormía en las butacas por miedo a las cucarachas y otras cosas que aparecían en los mismos. Óxido en los baños y en otros sitios”.

“No se hizo el simulacro de evacuación tal y como manda la ley, y lo más grave: esta compañía recibe una subvención anual por parte del Estado, bastante cuantiosa por hacer la línea de Canarias-Península. Espero que el Gobierno de Canarias ponga las pilas a esta compañía y le obligue a cumplir con sus obligaciones”.

Salida de Cádiz. La cubierta alta, repleta de coches

En apenas unas horas, el salitre ha cubierto los coches

La capa de sal se hace visible en las carrocerías

Un curioso detalle no subsanado por el servicio de mantenimiento

Los perros deambulan por las zonas comunes del pasaje

Las defecaciones son visibles en los pasillos del barco

Una cucaracha deambula por el camarote de Ramón Prado

Y acabó su particular viaje de esta forma...

Fotos: Ramón Prado (pasajero del ferry italiano Albayzin, viaje Cádiz-Canarias)


[1] Desde Santa Cruz de La Palma, donde el barco se encontraba atracado ayer, viernes, nos hacen saber la pestilencia emanada de algún tanque séptico o tubería en mal estado del ferry Albayzin, cuyo olor desagradable invadía el espacio de la estación de pasajeros y aledaños.  

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Asistimos, con verdadero pesar, al más serio retroceso, en lo que al servicio de pasaje se refiere, de la compañía Acciona-Trasmediterránea en la línea Cádiz-Canarias. En mucho tiempo no habíamos presenciado un atropello de tal naturaleza. Parece que los canarios quedamos muy lejos y somos míseros ultraperiféricos, por lo que se nos puede tratar de cualquier modo.

Pues están muy equivocados. Los rectores de la compañía privada que se llena los bolsillos a manos llenas con la carga rodada generada en estas islas, en la que han emplazado sus barcos más modernos –por algo será-, demuestran no obstante un desprecio intolerable por el servicio de pasajeros con el emplazamiento del ferry italiano Albayzin, al que sacaron de la línea Barcelona-Tánger Med, en la que operaba por cuenta de la compañía filial Ferrimaroc, sustituyéndolo por el ferry Murillo, que hasta hace poco cubría la línea Cádiz-Canarias. Y éste, como ya sabemos, sustituía al ferry Sorolla, ahora al servicio de líneas más rentables.  

Mejor barco y mejor servicio para la citada línea y peor barco y peor servicio para las islas mal llamadas afortunadas. Vean, estimados lectores, las quejas recibidas. No tienen desperdicio. No vale el argumento manido de que en temporada baja haya menos tráfico de pasajeros para justificar la larga cambiada de Acciona Trasmediterránea con Canarias. La carga rodada suple con creces la disminución temporal de ingresos. Aquí también entendemos algo de barcos y de números.

La decisión de los directivos de Acciona-Trasmediterránea es una grave falta de respeto a Canarias. Reclamamos una acción contundente del Gobierno de Canarias y, especialmente, de su presidente y de su consejero de Obras Públicas y Transportes, para que se restablezca cuanto antes el orden perdido y la calidad del transporte marítimo. Reclamamos también el concurso de los políticos tradicionalmente vinculados al sector, para que actúen en consecuencia. Y puesto que esta página web tiene desde hace tiempo suficiente audiencia, estaremos vigilantes del curso de los acontecimientos, para que una actuación como ésta no vuelva a repetirse.

P.D. Y si Acciona Trasmediterránea no tiene interés por Canarias, ahí está la puerta de la calle.

Un barco muy cuestionable para la línea Cádiz-Canarias

Foto: Antonio Sáez