Juan Carlos Díaz Lorenzo

Se cumplen hoy siete años de la entrega oficial a la Real Armada Noruega de la fragata “Fridtjof Nansen” (F-310) en el transcurso de un acto celebrado en el astillero de Navantia en Ferrol, recuerda la compañía en su página facebook. La construcción de estos buques marcó un hito en la historia de la construcción naval militar española y representa la continuación, a otro nivel, de las fragatas de la clase “Blas de Lezo”.

El buque numeral F-310 es el primero de la serie de cinco que componen la clase “Fridtjof Nansen“, diseñados y construidos por Navantia en Ferrol entre 2003 y 2011 para la Real Armada Noruega. Estos buques y las fragatas F-100 españolas son los únicos buques de guerra europeos que operan con el sistema de combate Aegis, diseñado por la compañía norteamericana Lockheed Martin.

La fragata noruega “Fridjoft Nansen” (F-310), en pruebas de mar

En 1999 el país nórdico decidió adquirir una serie homogénea de buques de alta mar, para lo que convocó un concurso internacional al que acudieron doce astilleros de otros tantos países. Tras sucesivos descartes, quedaron tres correspondientes a Alemania, Holanda y España. Los astilleros finalistas estaban construyendo para las Armadas de sus países fragatas con muy parecidas características a las deseadas por la Armada noruega, recuerda Navantia.

Por entonces la Armada Española se decidió por el sistema Aegis para equipar a sus unidades F-100. Con la autorización de Lockeed Martin, Navantia presentó un último proyecto incorporando el mismo sistema, lo que permitió a la compañía española ganar el contrato, que incluyó un acuerdo de cooperación industrial por el que Navantia se comprometió a generar retornos industriales, económicos y tecnológicos en Noruega.

Foto: Navantia

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Navantia firmó el 21 de junio en Madrid un acuerdo marco con la Armada de Noruega, para la realización de trabajos de apoyo al ciclo de vida de las fragatas F-310, informa el astillero público español. Dicho acuerdo contempla las actividades de mantenimiento, durante un año, de los sistemas suministrados por Navantia, caso del IPMS (Sistema Integrado de Control de Plataforma) y los motores propulsores y generadores.

Por lo que se informa, se incluye soporte “on call”, asistencias técnicas a bordo, suministro de repuestos, reparaciones en fábrica, adiestramiento, cursos, cambios de ingeniería y modificaciones y actualizaciones. Se ha planteado, asimismo, la posibilidad de incluir el resto de equipos y sistemas de la plataforma de los buques.

La fragata “Roald Amundsen”, en maniobras militares

Antes de finales de año comenzarán las negociaciones de un nuevo acuerdo a largo plazo, que contemplará incrementar y evolucionar las capacidades  y prestaciones de las fragatas en función de las nuevas generaciones de equipos y sistemas que vayan saliendo al mercado durante la vida operativa de los buques, estimada en unos treinta años.

Noruega es un importante cliente internacional de Navantia. En 2000 se firmó un contrato de construcción de cinco fragatas de la clase F-310 para la Armada de dicho país, dotadas del sistema Aegis, cuya entrega concluyó en 2011. Los cinco buques fueron construidos en el astillero Fene-Ferrol.

Foto: U.S. Navy