Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Escuela Naval de Marín celebró ayer la ceremonia conmemorativa del 25º aniversario de la entrega de los reales despachos a las distintas promociones de 1990, a la que pertenecen 74 oficiales. Encuentro emotivo que comenzó con la celebración de una misa en el salón de actos de la Escuela y una ofrenda a la Virgen del Carmen, Patrona de la Armada.

De ellos, 43 forman parte de la 390º promoción del Cuerpo General de la Armada, ocho de la 120º promoción de Infantería de Marina, ocho de la 65º promoción de Intendencia, diez de la Reserva Naval Activa, cuatro del Cuerpo de Sanidad y uno del Cuerpo de Especialistas. Cada septiembre se celebra un acto similar.

Fotos de familia de los integrantes e las distintas promociones de 1990

A mediodía se celebró una ceremonia naval con la incorporación de la Bandera y la revista al batallón de alumnos por el comandante-director de la Escuela Naval, capitán de navío José María Núñez Torrente. La alocución del capellán Fernando Jarpa dio paso a la interpretación de la Salve Marinera y el homenaje a los caídos que dieron si vida por España.

En nombre de todos ellos habló el capitán de fragata Enrique Núñez de Prado, que fue especialmente considerado en su gratitud hacia sus profesores y compañeros. El comandante-director, capitán de navío Núñez Torrente destacó los valores de la promoción de 1990, a la que conoce bien pues compartió con ella tres años en el centro. El Himno de la Armada y el desfile de la fuerza cerraron el entrañable acto.

Foto: cedida

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El rey Felipe VI presidió el pasado jueves 16 de julio en la Escuela Naval Militar (ENM) los actos de fin de curso, en el que juraron bandera los alumnos aspirantes a militar de carrera, y se entregaron los reales despachos a 80 nuevos oficiales –entre ellos, uno de la Real Marina Tailandesa– que han finalizado su período formativo y han ascendido al empleo de alférez de navío. Esta es, además, la primera promoción que posee también el título de ingeniero mecánico por la Universidad de Vigo.

La ceremonia naval contó además con la presencia del ministro de Defensa, Pedro Morenés; el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoó, y otras autoridades civiles y militares, entre ellas el almirante-jefe de Estado Mayor de la Armada, almirante general Jaime Muñoz-Delgado, informa la Armada española.

img_02

Felipe VI pasa revista a las fuerzas que le rinden honores de ordenanza

img_01

Ochenta nuevos oficiales de la Armada recibieron sus reales despachos

Ante la presencia del buque escuela “Juan Sebastián de Elcano”, que atracó el lunes en el Muelle de Torpedos de la ENM para desembarcar a los guardiamarinas que han tomado parte en su 86º Crucero de Instrucción, así como de la fragata “Méndez Núñez” y de los patrulleros “Serviola” y “Tabarca”, Felipe VI recibió honores de ordenanza y pasó revista al batallón de alumnos.

Tras el homenaje a los que dieron su vida por España, 49 alumnos tomaron juramento de fidelidad a la Bandera frente a la escalera monumental de la Escuela Naval. Tras la despedida de quienes han finalizado su formación tras cinco años de estudios y ahora son oficiales del Cuerpo General e Infantería de Marina, figuran también los del Cuerpo de Intendencia e Ingenieros, que accedieron con titulación universitaria y han permanecido sólo un curso académico.

Fotos: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” –comandante, capitán de navío Enrique Torres Piñeyro– se encuentra desde la mañana de ayer en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria, en la segunda escala de su 86º crucero de instrucción. A bordo viajan 76 guardiamarinas de cuarto curso de la Escuela Naval Militar de Marín y 14 aspirantes de cabos primeros de la Escuela de Especialidades de Ferrol. Durante su estancia podrá ser visitado por el píblico que lo desee, hoy, miércoles, de 15,30 h a 18 h y mañana, jueves, en el mismo horario.

El viaje comenzó el pasado 10 de enero en el puerto de Cádiz. Un día después arribó al puerto Ceuta, tras una ausencia de 62 años. Desde el puerto grancanario cruzará el Atlántico y hará escalas en Río de Janeiro, donde desembarcarán los cabos primeros; Montevideo, Punta Arenas, Valparaíso, El Callao, Veracruz, Pensacola y Boston. Durante este periplo cruzará el temido Cabo de Hornos y el retorno al Atlántico lo hará por el canal de Panamá. El 16 de julio estará presente en la festividad de la Virgen del Carmen, en la que serán entregados los despachos a los nuevos oficiales de la Armada.

Con las primeras luces del día, el buque-escuela arribó al puerto de Las Palmas

Iluminado en la noche grancanaria, podrá ser visitado hoy y mañana

Fotos: Rafael Sacristán (vía Manuel V. Samper) y Juan Carlos Díaz Lorenzo

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En la Escuela Naval Militar se celebró el pasado viernes el acto conmemorativo del 25º aniversario de la entrega de los reales despachos a los alféreces de navío y tenientes, que recibieron sus empleos en 1989. La ceremonia estuvo presidida por el rey Felipe VI, que pertenece a dicha promoción, conocida en el argot naval como Brigada del 89, que corresponde a la 389 promoción del Cuerpo General, 119 de Infantería de Marina y 64 de Intendencia. 

Precedido por el oficio de la santa misa, el acto comenzó con la incorporación de la Bandera y la posterior revista al batallón de alumnos por parte del rey Felipe VI, informa la Armada española. El comandante-director de la Escuela destacó, en su alocución, la labor de entrega en la carrera de los oficiales de la promoción de 1989, “pues gracias a ella y su vocación militar sigue vivo el espíritu de servicio a España y a la Armada”

La promoción de 1989 posa junto al rey Felipe VI, la reina y otros mandos

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La memoria fértil nos hace desgranar el rosario de los recuerdos de un blanco sueño de juventud. Viendo las imágenes que nos brindan nuestros amigos Manuel Candal Casado y Quique Blanco Tarrela, testigos presenciales de la llegada el pasado domingo del buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” a la ría de Pontevedra, donde se encuentra la Escuela Naval Militar, de regreso de su 85º crucero de instrucción, evocamos el paso del tiempo, medido en años, en el que viajamos a bordo del gallado velero. 

Del sonido agudo del silbato del contramaestre en las maniobras, del izado y el arriado de las velas, de los travesaños a mano para virar el cabestrante, de las guardias de mar en los alerones del puente abierto, de la mar mansa y a veces brava, del crujido seco del casco tras el duro pantocazo, de los rociones de salitre impregnando el rostro, del ruido ligero del agua en el costado, de la escora permanente a babor con el velamen desplegado, de la limpieza rítmica de la cubierta, de los ratos de asueto en el combés y en la malla del bauprés, del momento del rancho, de las clases y las partidas de cartas y dominó en la camareta, del toque de diana y el toque de oración, del compañerismo entrañable hecho virtud y el trato amable y respetuoso del comandante, los oficiales y los suboficiales, de la misa dominical con el páter, de la bandera de España, majestuosa, grande y hermosa aleteando al viento y dejando por la popa una estela de espuma fina y efímera…

El embajador navegante de España regresa a la Escuela Naval Militar

Ha pasado el tiempo y la evocación de aquella experiencia vivida y cada día más lejana, se resiste a dejar de ser algo cercano y por momentos nos hace pensar que hemos vuelto a bordo. Y de alguna manera así sucede. No existían entonces las nuevas tecnologías que hoy nos invaden y la vida cotidiana tenía su dosis de monotonía y también de agudeza e ingenio. Las horas pasaban lentas y a veces parecía que el tiempo se había detenido. La memoria fértil, como decíamos, se mantiene desde entonces como un blanco sueño de juventud, acaso uno de los más hermosos de nuestra vida.

En las bellas imágenes de los distinguidos colaboradores gallegos, vemos al buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” con el aparejo aferrado y sobre la máquina, dando avante para atracar estribor al muelle de torpedos. Mañana, 16 de julio, será testigo destacado de la celebración de la festividad de la Virgen del Carmen, Patrona de la Armada española y de las gentes de la mar, en cuyo transcurso se procederá a la entrega de los despachos a los nuevos oficiales.

La llegada del buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” siempre es un acontecimiento

Ayudado por dos remolcadores maniobra para atracar al muelle de la Escuela Naval

Fotos: Manuel Candal Casado y Quique Blanco Tarrela

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Con el aparejo aferrado y sobre la máquina y los acordes de “Ganando barlovento” de la banda de música, esta mañana arribó de nuevo al puerto de Santa Cruz de Tenerife el buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”. Atracó por la banda de estribor al muelle de ribera, con la ayuda de los remolcadores “VB Canarias” y “VB Risban”. A su llegada fue recibido por las autoridades navales y las salvas de honor y desfile de los miembros de la Asociación Histórico Cultural de la Gesta del 25 de Julio de 1797, que dirige Javier Gorostiza. Aquí permanecerá hasta el próximo lunes, en que se hará de nuevo a la mar largando velas para adentrarse en el Atlántico inmenso, camino de la América hispana.

Los remolcadores “VB Risban” y “VB Canarias” auxilian en la maniobra

Después de Cádiz, Santa Cruz de Tenerife es el puerto que más ha visitado

Dentro de las actividades previstas durante su escala en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, el comandante del buque, capitán de navío Enrique Torres Piñeyro, impartirá esta tarde a las 19,15 h la conferencia titulada “El Juan Sebastián de Elcano, embajador y navegante”, dentro del ciclo organizado con motivo de la exposición dedicada a Jorge Juan y la Ilustración y que se celebrará en la sede de la Fundación CajaCanarias.

El público que lo desee podrá visitar el buque en el siguiente horario:

Sábado día 8: 10 a 13,30 h y 15,30 a 17,30 h.

Domingo día 9: 10 a 12 h y 15,30 a 18,30 h.

El acceso para las visitas será en vía peatonal por la estación marítima.

Recibimiento de la Asociación Histórico-Cultural de la Gesta del 25 de julio de 1797

El rosario de los recuerdos nos hace evocar algunas vivencias imborrables relacionadas con este buque. Entre ellas la escala de 1981 en la que vino al mando del capitán de navío Cristóbal Colón de Carvajal y Maroto, duque de Veragua y asistimos a la rueda de prensa. En diciembre de ese mismo año zarpó de Cádiz en el que sería sexto viaje de vuelta al mundo. Fue vilmente asesinado por ETA el 6 de febrero de 1986 en Madrid, cuando desempeñaba el empleo de vicealmirante. Su ayudante resultó gravemente herido y el conductor del vehículo también perdió la vida.

El viaje de 1987, en el que vino a bordo Felipe de Borbón. Salimos a recibirlo y despedirlo a bordo de una falúa de Antonio García “el bombero” en compañía de otros colegas de profesión periodística. Paco Almagro, con su buen quehacer, publicó una simpática viñeta que conservamos en nuestro archivo. La Gran Regata Colón 92 y la salida de todos los veleros participantes, grandes, medianos y pequeños de La Gomera y que presenciamos desde el ferry “Benchijigua”. Por cierto que aquella fue la única escala que el buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano· ha hecho en el puerto colombino, donde también coincidió con el remolcador de altura “Mahón”.

La escala de enero de 1995, siendo nuestro ilustre y admirado amigo y paisano Amancio Rodríguez Castaños almirante-jefe de la Zona Marítima de Canarias, que así se denominaba entonces el actual Mando Naval de Canarias; la escala de 1997, en la que vino al mando del capitán de navío Sebastián Zaragoza Soto, años después AJEMA y aquella otra en enero de 1998 en la que recibió la Medalla de Oro de La Palma, en el Cabildo Insular, en la que algo tuvimos que ver.

Y el viaje, ese mismo año que hicimos a bordo desde la Escuela Naval de Marín a Cádiz, siendo segundo comandante el entonces capitán de fragata Manuel Rebollo García, que en 2001 sería su comandante y años después almirante general del Estado Mayor de la Armada. La escala de enero de 2012, al mando del capitán de navío Alfonso Gómez Fernández de Córdoba, en la que compartimos grato encuentro con el almirante Salvador María Delgado Moreno, entonces ALCANAR y hoy ALMART, amigo de días felices. Esta nueva escala tiene para nosotros un encanto especial, pues entre los guardiamarinas se encuentra Álvaro Couce Sánchez, primogénito del capitán de fragata Antonio Couce Calvo, compañero de promoción del Príncipe de Asturias y amigo extraordinario y entrañable.

El buque-escuela permanecerá en Santa Cruz de Tenerife hasta el próximo martes

Durante algo más de cuatro meses, el buque-escuela tiene previsto cruzar el océano Atlántico en dos ocasiones. Desde Santa Cruz de Tenerife continuará viaje a Praia (Cabo Verde), Cartagena de Indias (Colombia), Santo Domingo (República Dominicana), Nueva York (Estados Unidos), Dublín (Irlanda), Hamburgo (Alemania) y Oslo (Noruega). La escala en la capital noruega será la más septentrional en los 86 años de vida del buque y después continuará a la Escuela Naval Militar en Marín (Pontevedra), donde finalizará el 85º crucero de instrucción. Luego seguirá a Cádiz, donde tiene su base.

Durante este viaje es la primera vez en la historia del buque-escuela que dispone de un profesor universitario civil a bordo. Su labor principal consiste en impartir las asignaturas previstas en el programa para que los guardiamarinas obtengan el título de grado en Ingeniería Industrial de la rama de Mecánica, de acuerdo al plan de estudios de la Escuela Naval Militar. Los alumnos reciben clases tanto teóricas como prácticas, teniendo la oportunidad de ampliar sus conocimientos técnicos y marineros, un mayor grado de cultura general y una mejor asimilación de los principios, hábitos y virtudes que constituyen el alma de la profesión.

Como ya hemos comentado en esta misma sección, en la primera fase del actual crucero, el buque zarpó el 9 de enero del puerto de Cádiz y durante casi dos meses navegó unas tres mil millas náuticas por aguas del Mediterráneo, navegando a vela aproximadamente la mitad del recorrido. Por primera vez, el “Juan Sebastián de Elcano” hizo escala en los puertos de Cagliari (Italia) y Sète (Francia), además de otras escalas en Mahón (Baleares) y Melilla, cuyos puertos no visitaba desde hacía más de una década.

El buque tiene una dotación de 23 oficiales, 22 suboficiales, 140 militares de tropa y marinería y cinco funcionarios civiles. En 2009 fue designado Embajador Honorífico de la Marca España. Su silueta es muy conocida por los amantes de los grandes veleros y siempre atrae la atención de gran cantidad de público en los puertos que visita. Como cada año, los guardiamarinas y futuros oficiales del Cuerpo General de la Armada y de Infantería de Marina que se encuentran en su cuarto curso de carrera, continuarán con su plan de estudios a bordo, compaginando su intensa agenda de estudios con la vida cotidiana.

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”’ zarpó el pasado jueves del Arsenal Militar de La Carraca, en San Fernando (Cádiz), para comenzar la primera fase del 85º crucero de instrucción, que se desarrollará hasta el 22 de febrero por aguas del Mediterráneo. Los alumnos que han embarcado para esta fase inicial son los 69 guardiamarinas de cuarto curso de la Escuela Naval Militar y los 33 aspirantes a cabo primero y cabo de la especialidad de Maniobra y Navegación, que desarrollan sus estudios en la Estación Naval de La Graña en Ferrol (La Coruña), informa la Armada española.

Esta primera fase continúa la experiencia que el buque-escuela comenzara en 2013, realizando por primera vez un crucero de instrucción con alumnos de tropa y marinería. Tras los buenos resultados del proyecto piloto, este año han embarcado 16 aspirantes a cabo primero y 17 aspirantes a cabo especialista de Maniobra y Navegación para realizar un crucero que contribuirá a su formación marinera, militar, social y humana, mediante la instrucción y el adiestramiento en la mar y en puerto.

El comandante del buque-escuela saluda a los guardiamarinas recién embarcados

También han embarcado los guardiamarinas de las promociones 415 del Cuerpo General de la Armada y 145 de Infantería de Marina que, por primera vez, recibirán a bordo enseñanza universitaria correspondiente al título de grado en ingeniería industrial de la rama de mecánica. Por este motivo también están a bordo cinco profesores del Centro Universitario de la Defensa adscrito a la Escuela Naval Militar. El buque está al mando del capitán de navío Enrique Torres Piñeyro y lleva una dotación de 23 oficiales, 22 suboficiales y 140 cabos y marineros.

Durante esta primera fase del crucero de instrucción, el buque hará escala en Cagliari (Italia), Mahón, Sete (Francia) y Melilla. Cuando regrese a su base en Cádiz, el 22 de febrero, habrá navegado alrededor de 2.300 millas náuticas. El 1 de marzo siguiente se hará de nuevo a la mar desde el puerto de Cádiz para comenzar la segunda fase del crucero de instrucción, llevando únicamente a los guardiamarinas como alumnos.

Foto: Armada Española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Para el próximo viernes, 7 de septiembre, está prevista una nueva escala del buque-escuela argentino ”Libertad” en el puerto de Las Palmas, donde permanecerá hasta el lunes siguiente. Realiza un crucero de instrucción con 110 alumnos guardiamarinas de la Escuela Naval Militar de su país y también viaja un grupo de cadetes de otros países de la región.

La tripulación está compuesta por 220 hombres y mujeres en los diferentes empleos, bajo al mando del capitán de navío Pablo Lucio Salonio. Desde Las Palmas continuará viaje con escalas en varios puertos de la costa occidental africana, caso de Senegal, Ghana, Angola, Namibia y Sudáfrica. Luego cruzará el Atlántico sur en demanda de Río de Janeiro y Montevideo y el ocho de diciembre próximo tiene previsto rendir su largo periplo en el puerto de Buenos Aires.

El buque-escuela argentino “Libertad”, en su reciente escala en Funchal

Foto: Sergio Ferreira

De nuevo en casa

julio 15, 2012

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque escuela “Juan Sebastián de Elcano” –comandante, CN Alfonso Gómez Fernández de Córdoba- atracó poco después de mediodía en el “Muelle de Torpedos” de la Escuela Naval Militar de Marín (Pontevedra), tocando así tierra española después de su salida el pasado 10 de abril del puerto de Santa Cruz de Tenerife, en el transcurso de su 83º crucero de instrucción.

A su llegada a la Escuela Naval Militar fue recibido por su comandante director, CN Juan Luis Sobrino Pérez Crespo, los oficiales profesores, el batallón de alumnos, la banda de música y los familiares y amigos de los guardiamarinas embarcados. El buque podrá ser visitado por el público que lo desee esta tarde, en horario de 16 a 20 horas. Mañana formará parte del acto de jura de bandera y entrega de los reales despachos a los nuevos oficiales de la Armada.

El buque escuela español participa durante estos días en la Regata de Grandes Veleros 2012, que dio comienzo el 10 de julio a 60 millas a poniente de la ciudad francesa de Brest. La competición consta de tres regatas independientes, en la que el velero español compite en las dos primeras, entre los puertos de Saint Malo a Lisboa y de Lisboa a Cádiz.

El buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” arribó hoy a la Escuela Naval Militar

Foto: Armada Española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque anfibio Pizarro (L-42) llegará mañana al puerto de Las Palmas, en la penúltima escala de un viaje en el que realiza funciones de buque-escuela, pues a bordo viajan 120 guardiamarinas de la Escuela Naval Militar, con sede en Marín (Pontevedra). El citado barco de la Armada Española permanecerá en Las Palmas hasta el próximo 3 de julio y la siguiente escala será en la base naval de Rota.

El buque Pizarro inició su actual periplo el 10 de junio y concluirá el 10 de julio. Hasta ahora ha visitado los puertos de Melilla, Cartagena y Málaga. El 17 de junio, los alumnos efectuaron una visita al Tercio Gran Capitán, primero de la Legión, donde realizaron un acto de homenaje a los caídos ante la imagen del Cristo de los Legionarios y, a continuación, un grupo de ellos y una representación de oficiales del buque visitaron al presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, Juan José Imbroda. Asimismo, recorrieron la exposición del Centenario de Regulares y realizaron una visita cultural por Melilla “la vieja”.

El 19 de junio el buque Pizarro fondeó en las proximidades de las Islas Chafarinas, en cuya isla principal, alumnos, dotación y miembros de la asociación “Centro Hijos de Chafarinas” desembarcaron para realizar una ofrenda floral a los caídos y conocer “in situ” el citado enclave.

El 24 de junio el citado barco arribó al puerto de Málaga y quedó atracado en el muelle situado al pie de la histórica alcazaba, informan nuestro estimados amigos Jaime Pons Pons (www.baixamar.com) y Santiago Mena Sáez (barcosenmalaga.blogspot.com). Tras su estela entraron también cuatro veleros de la Escuela Naval, en los que los alumnos realizan parte de su formación náutica: Peregrina (A 78), Giralda (A 76), Arosa (A 72) y Aguete (Y 864). Los alumnos embarcados en los citados veleros pasaron al buque Pizarro y tomaron el relevo otros, que continuaron su viaje de instrucción.

El buque anfibio "Pizarro", en el puerto de Málaga

Foto: Santiago Mena Sáez (www.baixamar.com)