Juan Carlos Díaz Lorenzo

A primera hora de esta tarde arribó al puerto de Vigo el crucero de turismo “Oceana”, procedente de Funchal en viaje a Southampton, final de su actual periplo, para desembarcar a un pasajero indispuesto. Los servicios médicos de a bordo así lo aconsejaron. Escala muy breve, pues a las 14 h continuó su periplo, informa Alfredo Campos Brandón, autor de la foto que acompaña.

Como ya hemos informado en esta misma sección, el citado buque, propìedad de P & O Cruises, realiza un crucero de 14 noches, que ha incluido escalas en tres puertos canarios: Santa Cruz de Tenerife, San Sebastián de La Gomera –en el que hizo historia, al ser el barco más grande allí entrado– y Santa Cruz de La Palma. A bordo, la mayoría de los pasajeros son de nacionalidad británica.

La escala del buque “Oceana” en Vigo fue de apenas una hora

Foto: Alfredo Campos Brandón

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Queremos dejar constancia en esta sección de la primera escala del crucero de turismo “Oceana”, el pasado 7 de febrero, en el puerto de San Sebastián de La Gomera.  Ha sido, según nuestros datos, el de mayor tonelaje y eslora que ha atracado allí, pues supera ligeramente el registro del buque “Mein Schiff 1”. A bordo, 1.800 turistas, británicos en su mayoría y 850 tripulantes. Escala en la Isla Colombina de un viaje de 14 noches, con escalas también en Santa Cruz de Tenerife y Santa Cruz de La Palma.

Construido en el astillero de Monfalcone (Italia) con el nombre de “Ocean Princess” (Princess Cruises), entró en servicio en enero de 2000. Es un buque de 77.499 toneladas brutas y mide 261,22 m de eslora total, 32,25 m de manga y 8 m de calado. Está propulsado por cuatro motores GMT, con una potencia de 61.807 caballos, que accionan dos ejes y le permite mantener una velocidad de 21 nudos. Tiene capacidad para 2.272 pasajeros y desde octubre de 2002 navega con su actual nombre. Código IMO 9169550.

Estampa marinera del  buque “Oceana”, en su primera escala en La Gomera

Foto: La farola del mar (facebook)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque de aprovisionamiento de combate “Cantabria” zarpó ayer del puerto de Mormugao, Goa (India), finalizando así su segunda escala en el tránsito de regreso a España. Después de su salida de Australia, el buque español hizo escala en Yakarta (Indonesia), informa la Armada española.

A su llegada al puerto de Mormugao, el BAC “Cantabria” fue saludado por una banda de música de la Marina de la India tras y recibió la visita del embajador de España en la India y de autoridades y empresarios locales. El buque también realizó una jornada de puertas abiertas y una recepción a bordo.

El BAC “Cantabria” navega ya por el océano Índico, continuando su tránsito de regreso a España. Está prevista otra escala en el puerto de Aksaz (Turquía) antes de arribar el 21 de diciembre a Ferrol, después de nueve meses de ausencia. Para entonces habrá escrito en su historial una nueva página en los anales de la Armada española.

Autoridades de la Armada de la India, en el puente de mando del BAC “Cantabria”

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Vueltas, en Valle Gran Rey, La Gomera, será escenario mañana de la segunda escala de un crucero de turismo de Fred. Olsen Cruise Line. En esta ocasión el protagonismo corresponderá al buque “Braemar”, que mostrará la gracia y la elegancia de su estampa marinera durante unas horas y posibilitará que los turistas que viajan a bordo puedan recorrer la zona, que es una gran belleza paisajística e impresiona por sus formaciones geológicas. 

El 28 de diciembre de 2008, en el mismo muelle atracó el buque “Balmoral”, el mayor de la flota de la compañía noruega tan arraigada en Canarias y, precisamente, en La Gomera, desde 1904. Es decir, que en 2014 se cumplirán 110 años –y 40 de Ferry Gomera, hoy Líneas Fred. Olsen– de presencia continuada en la agricultura, primero y el transporte marítimo y el turismo, en la actualidad, en la Isla Colombina. Cuatro generaciones de la familia Olsen –Fred. Olsen y su pariente Otto Thoresen, Thomas Olsen, Fred. Olsen sr. y Fred. Olsen jr.– han hecho posible el hecho histórico. 

El buque “Balmoral”, buque insignia de Fred. Olsen Cruise Line, en su escala de 2008

Foto: Archivo Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La gran terminal de contenedores de la bahía de Algeciras recibió el pasado martes, 5 de noviembre, la primera escala del mayor buque del mundo en su clase: “Maersk McKinney Möller”, primero del tipo Triple-E de Maersk Line. Un nuevo hito en su historia que corresponde a una escala de prueba para comprobar la eficiencia de las cuatro grúas recrecidas que habrán de dar servicio a este tipo de barcos en los próximos meses, leemos en la prensa gaditana.

Como era de esperar, la llegada del gigante de los mares levantó una gran expectación no sólo en el ámbito portuario, sino en toda la ciudad y la comarca, que ha quedado convenientemente inmortalizado en miles de fotografías, entre ellas las de nuestro estimado amigo y colaborador Juan Gabriel Mata, a quien agradecemos las imágenes enviadas para su publicación en esta sección. El buque, en viaje de Asia a Europa, vino cargado de regalos de Navidad “made in China” y fuegos artificiales para las próximas fiestas de diciembre, según escribe el capitán Niels V. Pedersen en la web de la compañía Maersk Line.

El buque, en toda su eslora, visto por la banda de babor

Vista de proa, a crujía, del mayor buque portacontenedores del mundo

La primera escala del primer Triple E-de Maersk ha sido un acontecimiento

La gran terminal de la Bahía de Algeciras está en pleno proceso de adaptación, en la denominada tercera fase del proyecto Algeciras 2014, que ha supuesto el recrecido de cuatro grúas para que puedan trabajar hasta una altura de 10 contenedores sobre cubierta y 19 contenedores bajo cubierta. Para abril del próximo año está prevista la llegada de las nuevas grúas ZPMC, consideradas las más grandes y eficientes del mundo. La Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras ha dragado el fondo para amentar el calado y refuerza el firme del muelle para que las ocho grúas puedan operar al mismo tiempo.

El buque “Maersk McKinney Möller” rinde homenaje a la memoria de quien fue presidente de la poderosa compañía danesa entre 1965 y 1993. Ha sido construido en el astillero Daewoo (Corea del Sur) y entró en servicio el pasado mes de julio. Está abanderado en Dinamarca, para honor y gloria de la marina mercante de este país. Registra 194.849 toneladas brutas, mide 399 m de eslora y puede cargar 18.270 TEUS. Está propulsado por dos motores MAN-B&W, con una potencia de 77.100 caballos y una velocidad de 23 nudos. Lleva sólo 19 tripulantes y el coste estimado de su construcción es de 190 millones de dólares. 

Fotos: Juan Gabriel Mata

Juan Carlos Díaz Lorenzo

“Quattroelle” es el nombre de un nuevo megayate que ayer situó el impacto de su avanzada estampa marinera en su primera escala en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria. Como todos los de su clase, es un buque impresionante construido en el astillero Lürssen, en Alemania. Se encuentra en su viaje de posicionamiento en el Caribe, gestionado por la agencia Moran Yatch & Ship, referente a nivel internacional.

Aún siendo un barco de ensueño, figura en la posición número 29 de los megayates que existen en el mundo. Se alquila al módico precio de un millón de euros semanales y tiene una dotación de 28 personas para atender a 12 pasajeros en seis cabinas. Mide 86 m de eslora y se trata de un diseño de la firma italiana Nuvolary & Design Lenard, con sede en Venecia.

Procede de Kristiansand (Noruega) y A Coruña, donde entró de arribada forzosa para refugiarse del temporal que tiempla gaitas por el Atlántico. Dicen los expertos entendidos en este tipo de buques que el megayate “Quattroelle” es una exitosa combinación de elegancia y estilo deportivo camino de convertirse en un clásico. Desde luego el tamaño y los volúmenes del buque resulta un desafío y aquí tenemos el resultado.

El megayate “Quattroelle”, en el puerto de Las Palmas. visto por la aleta de estribor

Foto: Bermaxo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En esta misma sección nos habíamos hecho eco hace unos días de la escala del catamarán “HSV-2 Swift”, de la U.S. Navy, en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria. Se fue como llegó, sin avisar y como es obvio en buques de este tipo y desde hace un par de día está de nuevo en el citado puerto, procedente de Cabo Verde en viaje a Nápoles, leemos en la edición digital de “La Provincia”.

El citado buque, que es primo hermano de los catamaranes de Fred. Olsen Express, se utiliza como unidad de mando y control de guerra de minas y se emplea como plataforma del proyecto de cooperación en seguridad marítima en África Occidental, donde la inestabilidad ha subido mucho en los últimos tiempos. En la foto de nuestro estimado amigo y colaborador David Pérez Rivero vemos de proa al buque en cuestión.

Vista de proa del catamarán “HSV-2 Swift”

Construcción número 061 del astillero de Hobart, Tasmania, está arrendado desde su puesta en servicio en octubre de 2003 en un contrato de algo más de 20 millones de dólares anuales, por lo que se ha publicado. Dadas sus características es una plataforma de fácil movilidad, dotado de cubierta para un helicóptero y hasta el momento ha visitado una treintena de países, en ocasiones como apoyo de ayuda humanitaria.

Desplaza 1.668 toneladas a plena carga y está propulsado por cuatro motores Caterpillar acoplados a igual número de “water jets” que le permite alcanzar una velocidad máxima de 47 nudos. Con 300 toneladas de material militar puede mantener una velocidad de 42 nudos ó 35 nudos con 615 toneladas y una autonomía, a dicho régimen, de 1.100 millas, si bien a 20 nudos  de velocidad la autonomía es de 4.000 millas.

Foto: David Pérez Rivero

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de Tenerife ha vivido hoy otra jornada intensa, en lo que a escalas de cruceros de turismo se refiere, con la presencia de cinco de ellos, con algo más de ocho mil cruceristas que llenaron durante unas horas las calles del centro de la ciudad. Otros realizaron las excusiones contratadas a bordo y todos ellos disfrutaron de un día espléndido. Pareciera que no estamos en invierno.

En el muelle sur atracaron los buques “Norwegian Spirit”, “Saga Sapphire”, “La Belle de L’ Adriatique” y “AIDAsol”, mientras que en el muelle de ribera lo hizo el buque “AIDAcara”. Han coincidido dos buques de AIDA Cruises y el mayor de todos, el buque “Norwegian Spirit”, adelantó su salida en una media hora. En las fotos de nuestro estimado amigo y colaborador Tave Myliu, vemos varias instantáneas de la jornada.

Bonito encuadre de la ciudad y los cinco cruceros de turismo

Desde la montaña de la Altura, este bonito atardecer del sábado

Las luces de la ciudad acompañan las últimas horas de escala

Maniobra de salida del buque “Norwegian Spirit”

Fotos: Tave Myliu

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde el pasado 19 de diciembre se encuentra atracado en el muelle del Arsenal Militar de Las Palmas el buque-escuela alemán “Gorch Fock”, en una larga escala que se prolongará hasta el 5 de febrero. Hecho inusual en un barco de esta naturaleza, pero el mando naval alemán ha decidido que pase parte del invierno en las aguas tranquilas del puerto de la capital grancanaria.

El buque-escuela comenzó el 27 de noviembre en el puerto de Kiel el crucero de instrucción número 160 de su vida marinera, en esta ocasión bajo el mando del capitán de navío Helge Risch. Cuando finalice su invernada, se hará de nuevo a la mar en un viaje con escalas previstas en Horta, Funchal, Lisboa y Londres, procediendo después a Hamburgo, a donde tiene previsto arribar a mediados de mayo de 2013.

El buque-escuela alemán “Gorch Fock”, de nuevo en Las Palmas

Foto: Bermaxo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de Tenerife vive una temporada muy activa en lo que a escalas de cruceros de turismo se refiere, como si de una sinfonía de buques, banderas, pasajeros y tripulantes se tratara. Lo que va del mes de diciembre así lo acredita y lo que resta hasta final de año está cargado de escalas interesantes, que harán posible cerrar con nota un ejercicio que figura entre los mejores de los últimos años.

Como apreciamos en las fotos de nuestro estimado amigo y colaborador Antonio Sáez, en los últimos días han hecho escala, entre otros, los buques “MSC Divina” –buque insignia de MSC Cruceros-, “Crystal Serenity”, “Adonia” y “Costa Deliziosa”, pertenecientes a otras tantas compañías navieras que son referentes en el sector y tienen incluido al puerto tinerfeño entre sus preferidos. Lo cual es motivo de satisfacción y más con lo que estamos sufriendo.

Espectacular estampa nocturna del buque “MSC Divina”

Es el buque-insignia de MSC y rinde homenaje a Sofía Loren

Es un barco espectacular, de los más recientes construidos en Europa

“Cristal Serenity”, otro de los clientes distinguidos del puerto tinerfeño

Llamativa contraseña del buque “Cristal Serenity”

Maniobra de salida del buque “Crystal Serenity”

El buque “Adonia”, en primer término, segmento de gran lujo de P & O Cruises

Bonito amanecer en la línea del horizonte

Los rayos de luz del nuevo día reciben al buque “Costa Deliziosa”

El buque “Costa Deliziosa” maniobra entre puntas para atracar en el muelle Sur

Es un buque de la clase “Vista”, construido en astilleros italianos

Fotos: Antonio Sáez