Juan Carlos Díaz Lorenzo

La policía peruana encontró ayer un cargamento de 211 kilos de cocaína adosado al codaste del buque metanero español “Hispania Spirit”, informa la Marina de Guerra del país andino. El buque se encuentra fondeado en el puerto de Pisco, región de Ica, situado a unos 250 kilómetros al sur de Lima y tiene previsto continuar viaje a Manzanillo (Méjico), que parece ser era el destino de la droga.

A bordo ha sido detenido un súbdito venezolano que no pertenece a la tripulación. La orden de la inspección partió de la Capitanía de Puerto de Pisco, alertada por el Centro de Información Marítimo de la Dirección General de Capitanías y Guardacostas (DICAPI), de que algo sospechoso sucedía en la popa del barco metanero. El buque ha sido inmovilizado hasta que finalice la investigación.

Estampa marinera del buque «Hispania Spitir», visto por la aleta de estribor

Foto: Diego Moreno (shipspotting.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque de Acción Marítima “Meteoro” participó en la noche del 16 al 17 de mayo en una operación antidroga en el océano Atlántico, que culminó con la detención por parte de un grupo GEO de la Policía Nacional de un buque de recreo llamado “Walrus”, que transportaba unos 1.800 kilos de cocaína, informa la Armada española.

Tras localizar la embarcación a unas 800 millas de Canarias, el BAM “Meteoro” le hizo un seguimiento a través de sus sistemas electrónicos y, después, dos embarcaciones semirrígidas de asalto procedieron a la detención de los cuatro tripulantes de la embarcación, uno de nacionalidad holandesa y tres caboverdianos.

El buque «Walrus», después de su apresamiento por los GEO

Tras confirmar la presencia de sustancias estupefacientes, una dotación de presa del BAM “Meteoro” embarcó para ocuparse de su control. Los detenidos y un total de 85 fardos, con aproximadamente 1.800 kilos de cocaína fueron traslados al patrullero.

La embarcación de recreo atracó esta mañana en el Arsenal Militar de Las Palmas, poniéndose a disposición judicial, después de realizar un tránsito de ocho días en los que ha sido escoltada por el buque de la Armada y ha tenido que hacer frente a importantes dificultades derivadas del mal estado de su sistema de propulsión y eléctrico.

Esta operación de cooperación con la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) Central de la Comisaría General de Policía Judicial y del Grupo Especial de Operaciones, forma parte de las misiones permanentes que realizan las Fuerzas Armadas relacionadas con la vigilancia de los espacios de soberanía e interés nacional marítimo, que desarrolla el Mando de Vigilancia y Seguridad Marítima encuadrado en la cadena operativa del Mando de Operaciones.

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La justicia naval militar se ha hecho cargo de los tres marineros profesionales de la Armada española, miembros de la tripulación del buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”, detenidos a la llegada del barco a la Escuela Naval Militar, tras completar el 85º crucero de instrucción. No han trascendido sus identidades. Están acusados de haber transportado 20 kilos de cocaína desde Cartagena de Indias (Colombia) hasta Nueva York, donde entregaron la mercancía a un traficante, posteriormente detenido por la policía de la Ciudad de los Rascacielos.

Desde allí, precisamente, tirando del hilo de la investigación policial llegó una orden internacional de detención, de modo que con el barco de la Armada española en el último tramo de su viaje, los implicados fueron sometidos a una discreta vigilancia y se procedió a su detención a su llegada a la Escuela Naval Militar, sin que trascendiera la naturaleza de la situación hasta unas horas después, cuando ya estaban detenidos. La Policía española comunicó la situación y la orden de búsqueda al Estado Mayor de la Armada y se puso en marcha el proceso ya conocido.

A la llegada del buque-escuela a Marín, ya les estaba esperando la policía naval

Foto: Manuel Candal Casado

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un incendio destruyó el pasado viernes la superestructura del buque “Sold Star”, abanderado en Tanzania, cuando navegaba en aguas internacionales a unas 30 millas al norte de la isla de Malta, informan las autoridades marítimas del citado país. Según otros detalles aportados por la Guardia di Finanza italiana, de los que se hace eco la web gcaptain el citado buque podía transportar unas 30 toneladas de marihuana, por lo que el fuego parece intencionado por su tripulación.

No está claro que esa fuera la cantidad real de droga que pudiera llevar a bordo. Lo que sí parece cierto es que el fuego fue deliberado para evitar su aprehensión por parte de las fuerzas policiales y que la tripulación lanzó una llamada de emergencia cuando vieron que el panorama sobrepasaba sus posibilidades y las Fuerzas Armadas de Malta rescataron a nueve tripulantes que están siendo interrogados.

La superestructura del buque «Gold Star», presa de las llamas

El buque incendiado es el antiguo “Suecia”, construido por encargo de Empresa Naviera Sevilla (ENSSA) en Astilleros de Mallorca y entró en servicio en diciembre de 1975. A mediados de la década de los años setenta, ante la evolución del transporte de carga en contenedores, la citada Empresa Naviera Sevilla acometió la renovación de su flota con un proyecto de cuatro buques polivalentes dotados de una bodega de 4.680 metros cúbicos de capacidad de carga o su equivalente a 109 TEUS.

Los nuevos buques recibieron los nombres de “Suecia”, “Dinamarca”, “Noruega” y “Andalucía”. Este último no llegó a navegar como tal y después de mucho tiempo amarrado, fue adquirido por el Instituto Social de la Marina y reconvertido en el buque-hospital “Esperanza del Mar”, primero de su nombre y causó baja en 2001. La razón de bautizar a estos barcos con nombres de países escandinavos se debía a los tráficos que entonces realizaba la citada compañía armadora.

El buque ahora siniestrado, fondeado en aguas de Alejandría

En 1985 el buque “Suecia” fue vendido a Naviera del Odiel y rebautizado “Puerto Suances”. En 1988 fue aportado a una sociedad marroquí del citado grupo y navegó con el nombre de “Inezgane” y en 1996 lo compró Macogasa (Naviera de Galicia) y primero fue rebautizado “Estela del Mar” y en diciembre de ese mismo año “Breogán” y “Breogán I” a partir de marzo de 2002, siendo transformado en minigranelero. En noviembre de 2006 se vendió a intereses de Oriente Próximo y recibió el nuevo nombre de “Ibrahim Junior” y en febrero de 2011 pasó a llamarse “Gold Star”, figurando como propiedad de la sociedad Gold Star Shipping, con registro en Islas Marshall y abanderado en Tanzania.

Es un buque de 1.366 toneladas brutas, 919 toneladas netas y 2.072 toneladas de peso muerto, siendo sus principales dimensiones 81,95 m de eslora total -73 m de eslora entre perpendiculares-, 14,20 m de manga, 7,73 m de puntal y 4,57 m de calado máximo. Propulsado por un motor Barreras-Deutz, de 2.400 caballos de potencia sobre un eje y una hélice de paso fijo, que le daba una velocidad de 12 nudos. Código IMO 7393860.

Fotos: Armed Forces of Malta Press Office y Bengt-Rune Inberg (shipspotting.com)