Juan Carlos Díaz Lorenzo

Como habíamos adelantado ayer, el puerto de Santa Cruz de Tenerife recibió hoy la primera escala del nuevo megacrucero Disney Dream, que llegó de madrugada procedente de Bremerhaven y zarpó a las 19 horas con rumbo a Castaway Key, isla privada de la multinacional Disney situada en Bahamas.

El nuevo buque, propiedad de Disney Cruise Line, realiza su viaje de entrega. Ha sido construido en los astilleros Meyer Werft, en Papenburg (Alemania) y registra 128.000 toneladas brutas (GRT) en un casco con unas dimensiones de 339,80 metros de eslora 37 de manga y 8,32 de calado. Tiene  capacidad para 4.000 pasajeros y 1.400 tripulantes y está previsto que comience su actividad comercial el 26 de enero de 2011 con base en Los Ángeles.

El barco arribó muy temprano y totalmente iluminado

La contraseña de Disney está presente en las dos chimeneas del barco

Panorámica de la línea de atraque del muelle Sur aún de noche

El barco posee las más modernas instalaciones y una decoración muy original que hasta ahora no se ha visto en otro crucero, además de los mejores espectáculos a bordo tanto para niños como para adultos, caso de fuegos artificiales desde la cubierta o lanzarse desde una montaña rusa de unas dimensiones inimaginables que incluso sale por el exterior del barco. Los dibujos animados cobran vida y dinamizan el espectáculo con pantallas de video de altísima resolución que reflejan todo lo que sucede en el exterior y todo con los personajes Disney a bordo.

Entre los restaurantes destacan los denominados Animators Palace (con mucha animación y entretenimiento),  Royal Palace (de corte más elegante) y Enchanted Garden (con decoración que asemeja a los jardines de Versalles).

El megacrucero “Disney Dream” se convirtió en el protagonista del día

A bordo, al igual que en los actuales cruceros de Disney, hay una guardería para los más pequeños (edades entre los tres meses hasta los tres años), mientras que los niños con edades comprendidas entre los tres y los diez años tendrán varios rincones en el barco para divertirse como corresponde a un barco de su naturaleza. Los adolescentes y jóvenes tendrán zonas de videojuego, karaoke, discoteca, sala de ordenadores y diferentes tipos de juego. Y puesto que los padres también viajan a bordo, el barco también tiene muchas zonas para ellos, como bares, restaurantes, casino, teatro y discoteca.

Lo más esperado y la mejor innovación del crucero Disney Dream es el AquaDuck, construido en Alemania, desde el que es posible lanzarse de un tobogán acuático con giros, rápidos de río, caídas y hasta subidas.

Una cubierta casi completa está destinada a actividades infantiles, donde niños entre 3 y 10 años podrán explorar al máximo su creatividad en el Disney’s Oceaneer Club y en el Disney’s Oceaneer Lab, ambos diseñados para inspirar, entretener y despertar la imaginación de cada pequeño.

Vista de la popa del megacrucero “Disney Dream”

En Disney’s Oceaneer Club los niños juegan entre gigantescos personajes en la sección Andy’s Room, inspirada en la película Toy Story. En la sección Laugh Floor pueden  explorar con Mickey y Sully, los adorables monstruos de la película Monster.

Disney Oceaneer Lab está decorado con mapas, toda clase de instrumentos marítimos y accesorios de espadachines. Los niños sentirán que zarpan a una gran aventura, en la pueden convertirse en estrellas y navegar un barco por mares digitales.

El crucero tiene dos áreas especiales de entretenimiento para preadolescentes y adolescentes, los clubes Edge y Vibe. Edge es un club para niños entre 11 y 13 años donde sus invitados son las estrellas de postales fotográficas, los protagonistas de videos de karaoke que crearán en pantallas verdes y jugar con ordenadores.

Vibe es un club para adolescentes de 14 a 17 años. Mide 2.700 metros cuadrados y cuenta con modernos espacios bajo techo y al aire libre, cuyo acceso es posible por medio de una tarjeta digital.

El nuevo barco recrea a bordo el mundo encantado de Disney

Visto de proa por estribor, realmente imponente

Los adultos también podrán divertirse, consentirse y relajarse en la piscina privada, el spa y en The District, una zona de entretenimiento nocturno conformada por cinco locales, entre bares y clubes, cada uno con su particular diseño.

Los camarotes interiores tienen una ventana virtual con visión al exterior en tiempo real, proporcionada por cámaras de alta definición. Mientras se disfruta de la vista puede que los pasajeros se sorprendan de ver personajes animados de Disney. Esta opción viene a ser innovadora, pues ningún otro barco de la industria de cruceros ofrece algo similar.

Más de una década tienen los pasajeros llenando sus pasaportes con recuerdos de sus viajes alrededor del mundo con Disney Cruise Line. No obstante, destaca la publicidad oficial, un viaje en el nuevo crucero Disney Dream dejará más gratas experiencias para quienes decidan tomar la aventura de viajar en este barco tan innovador y divertido.

Fotos: Antonio Sáez, Juan Carlos Díaz Lorenzo y Pepe Marrero

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de Tenerife recibirá mañana la primera escala del nuevo megacrucero Disney Dream, que arribará de madrugada procedente de Bremerhaven y partirá a las 19 horas con rumbo a Castaway Key, isla privada de Disney situada en Bahamas y que sirve como puerto exclusivo para las operaciones de los buques Disney Wonder, Disney Magic y el nuevo Disney Dream.

El nuevo buque, propiedad de Disney Cruise Line, realiza su viaje de entrega. Ha sido construido en los astilleros Meyer Werft, en Papenburg (Alemania) y registra 128.000 toneladas brutas (GRT) en un casco de 339,80 metros de eslora 37 de manga y 8,32 de calado. Está consignado por Hamilton y Cía. y tiene capacidad para 4.000 pasajeros y 1.400 tripulantes.  Tiene  previsto que comience la ruta de cruceros a partir del 26 de enero de 2011.

En esta primera escala en el puerto de Santa Cruz de Tenerife el barco viene con unos dos mil cruceristas pertenecientes a la propia naviera y un millar de tripulantes. Como es habitual, el capitán será agasajado por la Autoridad Portuaria.  Asimismo está previsto que un grupo folklórico le de la bienvenida y se entreguen gorros de navidad a los pasajeros junto a mapas y planos de la ciudad y dispondrán de un servicio de autobuses gratuito.

Este hotel flotante de lujo dispone de un teatro con capacidad para 1.340 plazas; tres restaurantes para 696 pasajeros y otro restaurante animado que cambia la decoración en cada comida, desde las películas clásicas al fondo marino de Nemo. Su decoración imita a los años treinta del Art Decó, con lámparas de cristales de Swarovski, distintas salas de animación dependiendo de la edad del pasaje y la proyección de películas en 3D. La última escala en  Santa Cruz de  Tenerife de un barco de esta naviera  la hizo el crucero Disney Magic en agosto de 2007.

El nuevo buque sale del astillero donde ha sido construido

Fuegos artificiales festejaron la puesta flote del nuevo buque

Fotos: Disney Cruises