Juan Carlos Díaz Lorenzo

Con casi cuarenta años de vida marinera sobre sus cuadernas, el puerto de Leixoes recibió ayer la visita del crucero de turismo Discovery, digno representante de una generación de buques que marcaron el comienzo de una nueva etapa en la industria del turismo marítimo.

El citado buque arribó procedente de La Coruña y siguió viaje a Lisboa. En la actualidad está explotado por la sociedad Voyages of Discovery y opera en un segmento de segunda división, desplazado por las unidades de nueva generación que son líderes en el mercado.

Estampa marinera del crucero de turismo "Discovery"

Pero en su tiempo, como decimos, este buque, entonces con el nombre de Island Venture y su gemelo Sea Venture, fueron notables exponentes de un sector que ha evolucionado extraordinariamente en los últimos años.

Construidos por encargo de Norwegian Cruiseships, con sede en Oslo, ambos buques fueron arrendados para su explotación a Flagship Cruises para cubrir la línea de ocio y diversión entre Nueva York y Hamilton. El barco que nos ocupa entró en servicio en enero de 1972 y en diciembre de ese mismo año fue fletado a Princess Cruises para su emplazamiento en una nueva línea entre Santa Francisco y Hawaii rebautizado con el nombre de Island Princess.

Lo mismo sucedió con su gemelo, que fue rebautizado Pacific Princess y con su protagonismo en la serie de televisión Vacaciones en el mar catapultó la popularidad de los cruceros de turismo hasta límites inimaginables hasta entonces. La citada serie, una de las más famosas de todos los tiempos, tuvo una vigencia de diez años (1986-1996) y fue conocido también como “el barco del amor”.

Su gemelo "Pacific Princess" coprotagonizó la serie "Vacaciones en el mar"

Por entonces, y desde diciembre de 1974, el buque era propiedad de P & O Lines y en 1986 pasó a la gerencia de Princess Cruises, etapa que se mantuvo hasta mayo de 1999, cuando fue vendido a Hyundai Merchant Marine Co. y abanderado en panamá con el nuevo nombre de Hyundai Pungak. El mercado oriental de los cruceros de turismo estaba entonces en su despegue y este barco, al igual que otros similares, fueron el punto de partida.

En 2001 el buque fue adquirido por Fiducia Shipping Co., una sociedad panameña que continuó su explotación con el nuevo nombre de Platinum. En 2002 fue rebautizado Discovery, nombre que mantiene desde entonces.

Construcción número 414 de los astilleros Rheinstahl Nordseewerke, en Emdem (Alemania Federal), fue botado el 6 de marzo de 1971 y entregado el 14 de diciembre del citado año en el puerto de Oslo.

Es un buque de 20.186 toneladas brutas y 3.390 toneladas de peso muerto, en un casco bien proporcionado y de elegante estampa marinera que mide 168,74 m de eslora total, 24,59 m de manga y 7,40 m de calado máximo. Está propulsado por cuatro motores FIAT C420 de diez cilindros, con una potencia de 17.755 caballos, acoplados a dos ejes y hélices de paso variable que le permite mantener una velocidad de 21 nudos. Dispone de alojamiento para 600 pasajeros, que en sus primeros tiempos fueron 767. Código IMO 7108514.

Fotos: José Modesto

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La ciudad de Ferrol vivió el pasado lunes, 26 de abril, una jornada histórica, con la presencia en su puerto del megacrucero Independence of the Seas, el mayor del mundo que opera en Europa. Por sus impresionantes dimensiones, el citado buque se convirtió en el protagonista del día, y compartió atraque con el crucero Discovery, sumando, entre los dos, más de cinco mil turistas.

La entrañable ciudad marinera acogió durante unas horas a unos visitantes, ingleses en su mayoría, que recorrieron las calles del centro histórico y realizaron excursiones a destinos cercanos, como Cabo Prioriño, así como al Arsenal Naval, ya que esta opción había sido solicitada con anterioridad por varios cientos de pasajeros, conocedores de la importancia naval que Ferrol tiene desde el siglo XVIII.

Una ocasión así no ha pasado desapercibida para la Xunta de Galicia que, a través de TurGalicia, la Asociación de Comerciantes de Ferrol, la Asociación de Empresarios de Hostelería y el Plan de Dinamización do Producto Turístico Ferrol-Ortegal desplegaron un amplio dispositivo para atender a los miles de pasajeros, ofreciéndoles información y planos de la ciudad a pie de escala, un servicio de buses lanzaderas hasta el barrio de La Magdalena, una parada de taxis cerca de los barcos, habilitación de casetas en la zona del viejo Ferrol a disposición de los comerciantes locales para la exposición y venta de productos y despedida con banda de gaitas.

El buque "Independence of the Seas", entre los castillos de La Palma y San Felipe

Foto: Sección Vela Lixeira – Grupo Bazán Ferrol