Juan Carlos Díaz Lorenzo

Naviera Armas ha salido al paso de lo publicado hoy por el prestigioso periódico económico nacional “Expansión”, en una información en que afirma que la compañía canaria de transporte marítimo “ha sido incluida por la banca en un grupo de cinco empresas para desarrollar una prueba piloto de rescate a empresas con una actividad saneada pero alto grado de apalancamiento, tal y como permite la reforma de la ley concursal”. Como es de suponer, la noticia se regó como la pólvora a nivel nacional.

En un comunicado remitido, Naviera Armas “quiere manifestar que no es cierto que la banca haya contactado para desarrollar esa prueba piloto, ya que  se encuentra al día con todas sus obligaciones con la banca y terceros. Actualmente, está en una situación financiera saneada por lo que ni requiere de ningún tipo de rescate ni capitalización de la deuda, ni es posible que se le apliquen las medidas previstas en la reforma de la ley concursal, al encontrarse al día en sus obligaciones de pago con las entidades financieras”.

En la última década, Naviera Armas ha incorporado nueve ferries y un rolón

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Andreas Dombret, miembro de la junta directiva del Deutsche Bundesbank, afirmó en el transcurso de un discurso pronunciado el pasado 18 de febrero en Hamburgo, que el transporte marítimo se encuentra en una “crisis profunda”, lo cual representa “un riesgo significativo regional y sectorial”. Y aunque aparentemente la baja tasa de interés actual ofrece incentivos para aplazar posibles ajustes en los balances de las navieras, “ese no es el camino a seguir”.

Desde el otoño de 2008 los fletes han caído a niveles mínimos sin precedentes y según el directivo bancario, la caída aún no ha tocado fondo. El Con Tex Index de Hamburgo, referente de los índices de fletes en los buques portacontenedores, se encuentra ahora a un poco más del tercio del valor que cuando empezó a publicarse en octubre de 2007, según leemos en la prensa económica especializada.

La crisis del transporte marítimo alemán amenaza a la banca nacional

Los bancos alemanes tienen un riesgo en el sector del transporte marítimo estimado en 100.000 millones de euros y el panorama se presenta poco claro. Los armadores deben a los diez principales bancos del país más del doble de lo que tienen pendiente los gobiernos de España, Grecia, Irlanda, Italia y Portugal. Las alarmas han saltado hasta el punto de que el Gobierno federal, a través de una entidad de supervisión financiera llamada BaFin, ha iniciado una auditoría de los bancos más importantes del sector marítimo, caso de HSN Nordbank y NordLB.

El director financiero de Commerzbank, Stephan Engels, precisó que el 26 % de la cartera de clientes del transporte marítimo está considerada de “alto riesgo” y, en caso de incumplimiento, estamos hablando de un agujero de 3.700 millones de euros. Razón por la cual este banco ha reducido en un 10 % su exposición en el sector marítimo en el último semestre de 2012. En el último trimestre del citado año, Commerzbank –en cuyo accionariado el Estado alemán participa con un 25 %– registró unas pérdidas de 716 millones de euros, de los que una parte proceden de impagos de créditos marítimos.

Foto: Bermaxo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Fred. Olsen y Naviera Armas han sentido un alivio en sus respectivas economías recién estrenado el año 2013 con el ingreso conjunto de 8,6 millones de euros que el Gobierno de Canarias ha hecho en estos días en sus respectivas cuentas asignadas, cantidad que reduce bastante la deuda mantenida desde hace tiempo en concepto de compensación a los servicios prestados en las líneas interinsulares. Sabíamos que el asunto estaba avanzando y finalmente se ha confirmado.

El gasto se ha imputado a los presupuestos de 2012 y según manifiesta el portavoz del Gobierno, Martín Marrero, es voluntad del Ejecutivo regional cumplir con su compromiso de pago de las cantidades pendientes de reembolsar, de modo que espera ponerse al día antes de que acabe este año, tanto en el concepto de bonificación de la residencia como en el de Obligación de Servicio Público (OSP).

“Benchijigua Express”, buque insignia de Fred. Olsen Express

En el presupuesto de 2013 se contempla una partida de 33,6 millones de euros para dicho concepto, así como otros 7,3 millones autorizados por la vía rápida por el Consejo de Gobierno en su última reunión, con cargo a los presupuestos de 2012 y que las navieras recibirán en breve. Se habla de un desfase cuyo origen se remonta a 2009, con una partida de cuatro millones de euros para las bonificaciones de 2010, cuando la estimación era de unos 20 millones de euros.

Desde entonces, han sido frecuentes las advertencias de las navieras de los problemas que les supone no disponer de ese dinero a su debido tiempo, pues su músculo financiero tiene un límite y más en las actuales circunstancias, en las que se ha contraído el tráfico y el precio del combustible está por las nubes. El Gobierno dice que “trabaja intensamente” para ponerse al día y evitar situaciones que pudieran provocar recortes en las líneas en servicio, con los inconvenientes que ello acarrearía para la movilidad y la cohesión del archipiélago.

“Volcán de Taburiente”, eficaz ferry de Naviera Armas

Lo que nos llama la atención es la idea del Gobierno canario de establecer nuevos parámetros para la aplicación de la bonificación por residencia, pues pretende que las arcas de la Comunidad asuman el 50 % de la tarifa bonificable para la línea Tenerife-El Hierro, la cual, sumado otro 25 % del Estado, se situaría en el 75 %. Para saber cómo puede ir el asunto, antes de tomar una decisión al respecto ha remitido el proyecto de decreto al Consejo Consultivo de Canarias, a la espera de su pronunciamiento. La idea, aún siendo buena, sugiere, a primera vista, de que ello pondría en desventaja al resto de los usuarios de las otras islas que también utilizan el transporte marítimo.

Poco han tardado algunos políticos herreños, como el diputado regional Javier Morales (AHI), para valorar positivamente el pago de parte de la deuda pendiente con las navieras, como para pedir mejores horarios y, sobre todo, más estables. No deja de tener razón, pero vamos a ver cómo se pueden hacer los encajes necesarios de manera que, sin menoscabar la atención a las otras islas, que poseen un mayor volumen de pasajeros y mercancías, pueda prestarse el adecuado servicio marítimo a El Hierro, teniendo en cuenta fines de semana (viernes y domingos) y entre semana, de modo que los cargadores y los receptores establezcan fórmulas eficaces de acuerdo con sus necesidades y sus intereses.

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El Gobierno de Canarias, a través de la Consejería de Transportes, dice que pagará 1,5 millones de euros a Naviera Armas y a Fred. Olsen en los próximos días para “evitar el incendio” que supondría la cancelación de algunas de las rutas que cubren en la actualidad, caso de El Hierro. Con la primera la deuda asciende a 14,5 millones de euros y con la segunda es de 18 millones de euros. En total, 32,5 millones de euros. Casi nada.

Tales cantidades corresponden en concepto de ayudas para compensar el déficit que arrojan algunos trayectos y los descuentos para los billetes adquiridos por residentes canarios. La intención es abonar 750.000 euros a cada compañía “como fórmula de urgencia para aminorar el desfase”, según dice la directora general de Transportes, en declaraciones que publicó ayer la edición digital de “La Provincia”. De todos modos, no vayan a pensar los estimados lectores que este problema sólo lo tenemos aquí. En Baleares, por ejemplo, sucede otro tanto.

Todo apunta a que el transporte marítimo en Canarias lleva camino de resentirse

Naviera Armas ha amenazado con hacer el próximo miércoles su último viaje entre Tenerife y El Hierro. Pero ya estamos acostumbrados a las amenazas que no se cumplen o que encuentran arreglo a última hora. Mientras tanto, Fred. Olsen guarda silencio. En El Hierro están muy pendientes de la evolución de los acontecimientos y cabe pensar, en buena lógica, que no se van a quedar sin servicio marítimo por mucho que vociferen algunos políticos que no han hecho los deberes a tiempo.

Insiste la directora general de Transportes en que “el origen del problema” está en los últimos presupuestos elaborados por la consejería de Economía y Hacienda cuando José Manuel Soria estaba al frente de la misma. Según su versión entonces se consignó en las cuentas para 2011 solo cuatro millones de euros para pagar el 25% del descuento para residentes, cuando hasta ese momento las cantidades rondaban los 18 millones.

Dice la crónica de La Provincia que “lo cierto es que esas cuentas fueron enviadas al Parlamento, donde contaron con el voto favorable de CC para ser aprobadas”. Lo preocupante del caso es que se espere a que la amenaza de las navieras se publique en los medios de comunicación -seguro que antes de eso han habido reiterados avisos- para que algunos políticos estén dando carreras y buscando dinero debajo de las piedras. En todo caso pensamos que es necesario hacer un replanteamiento de las necesidades reales del transporte marítimo en Canarias, por lo menos hasta que pase el temporal en que nos han metido.

Foto: Tony Rodríguez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Fred. Olsen ha dado hoy un toque de atención al Gobierno de Canarias en los medios informativos. Su director general, Sebastián Cerezo, advierte de que si no se paga la deuda pendiente referida al descuento de residente canario y las rutas incluidas en el régimen de obligación de servicio público, cifrado en 18 millones de euros, se verá obligado a suprimir algunas de ellas, con los inconvenientes que ello tendrá para la conectividad del archipiélago.

La noticia no es nueva. Hace unos meses conocimos una situación similar. Sólo que ahora el problema se ha agudizado con los recortes presupuestarios y los sistemáticos incumplimientos en el pago de la deuda pendiente, lo que está provocando una situación insostenible, pues se viene acumulando desde mediados del pasado año, de modo que, de mantenerse la actual tendencia, a finales de año la deuda habrá subido a 21 millones de euros, informa un despacho de la agencia Efe.

Aparecen nubarrones preocupantes en la conectividad marítima de Canarias

Existe desigualdad en el trato entre las compañías navieras y las compañías aéreas. Éstas cobran las bonificaciones cada mes del Ministerio de Fomento  y las primeras reciben la mitad de la bonificación del Ministerio de Fomento cada tres meses y la otra parte del Gobierno de Canarias, que tiene las competencias en materia de transporte marítimo.

Lo preocupante de la situación es que, de mantenerse esta tendencia, Fred. Olsen se verá abocada a recortar líneas y, en consecuencia, personal, además de buscar financiación bancaria para tratar de sostener la situación, lo cual cada día está más complicado pese a la solvencia y el músculo financiero de la empresa, que tiene un límite. Por lo pronto parece que, llegado el caso, aquellas líneas promovidas especialmente por el Gobierno de Canarias peligra su continuidad (léase El Hierro, por ejemplo).

Foto: Tony Rodríguez