Juan Carlos Díaz Lorenzo

Es un clásico entre los cruceros de turismo que han conseguido superar las normas del SOLAS 2010. Se llama “Ocean Countess” y ayer estuvo en su primera escala en el puerto de Santa Cruz de La Palma. Apareció frente a la ciudad marinera a media mañana, en que arribó procedente de Funchal y atracó estribor al muelle después de que embarcara el práctico de guardia, capitán Francisco Noguerol Cajén.

A los amantes de la mar y los barcos nos trajo inmediatamente el recuerdo de su gemelo “Cunard Princess”, que fue un asiduo visitante del puerto palmero en la década de los años ochenta. Y es que este buque se llamó en origen “Cunard Countess”, construidos ambos por encargo de Cunard Line en los astilleros Burmeister & Wain, en Copenhague (Dinamarca) y fue puesto en servicio en mayo de 1975.

Maniobra de atraque estribor al muelle

Pertenece al grupo de los cruceros de turismo clásicos

Su gemelo “Cunard Princess” estuvo en La Palma en los años ochenta

Ambos buques fueron construidos por encargo de Cunard Line

Es un barco de intensa vida marinera, que ha cambiado varias veces de propietario, nombre y bandera: “Awani 2” (1996-1998), “Olympic Countess” (1998-2002), “Olympia Countess” (2002-2004), “Ocean Countess” (2004-2005), “Lili Marleen” (2005-2006), “Ocean Countess” (2006-2007), “Ruby” (2007) y de nuevo “Ocean Countess”. Su gemelo “Cunard Princess” sigue en activo y en la actualidad navega con el nombre de “Golden Iris”.

De 17.496 toneladas brutas y 2.499 toneladas de peso muerto, mide 163,56 m de eslora total, 22,80 m de manga y 8,30 m de calado máximo. Tiene capacidad para 947 pasajeros y está propulsado por cuatro motores Burmeister & Wain 7U50HU, con una potencia de 15.447 caballos sobre dos ejes y cuando nuevo le permitía mantener una velocidad de 21,5 nudos. Código IMO 7358573.

Vista de su característica popa y la singular chimenea que lo distingue

Es un barco bonito, elegante y bien proporcionado

El buque, visto desde la carretera de la Grama

Fotos: Gabilón y José Javier Pérez Martín  

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En Santa Cruz de La Palma se repitió hoy el mismo espectáculo que ayer en Santa Cruz de Tenerife. La primera escala del crucero británico Queen Elizabeth atrajo la atención de cientos de personas interesadas en conocer de cerca el nuevo barco, cuya escala había sido previamente informada por los medios de comunicación. A media tarde, el barco continuó su viaje inaugural a Funchal, última escala de su primer periplo comercial.

La Palma es una isla con la que Cunard Line mantiene una entrañable relación desde la década de los años treinta del siglo XX, cuando recalaron al resguardo del Risco de la Concepción los primeros cruceros de turismo de su contraseña, los antiguos “liners” a los que la crisis del “crack” de 1929 había dejado ociosos para el cruce del Atlántico.

Desde finales de la década de los años ochenta, la presencia de la centenaria compañía británica es asidua en el puerto de Santa Cruz de La Palma. Entonces fueron las escalas del buque Cunard Princess y, en los últimos años, han situado la elegancia de sus estampas marineras los buques Queen Elizabeth 2, Queen Victoria y, hoy, el nuevo Queen Elizabeth.

La presencia del nuevo crucero refuerza el prestigio de La Palma

Cunard Line mantiene una intensa relación con el puerto palmero

Un día otoñal y soleado acompañó la escala del nuevo buque

La escala del "Queen Elizabeth" era esperada con bastante expectación

Vista de la popa del barco por su banda de babor

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Nuestro estimado amigo y colaborador José Modesto nos envía estas imágenes de la escala que en el día de hoy ha hecho en el puerto de Leixoes (Portugal) el crucero Ocean Countess, abanderado en Madeira, al que veremos por primera vez en el puerto de Santa Cruz de Tenerife el próximo 25 de octubre, fecha en la que arribará procedente de Arrecife de Lanzarote en viaje a San Sebastián de La Gomera.

Con 35 años de vida marinera sobre sus cuadernas, el citado buque ha aprobado las rigurosas normas del SOLAS 2010 y sigue tan campante. Se trata, como nuestros lectores pueden apreciar, del antiguo Cunard Countess, gemelo del Cunard Princess, ambos aquí bien recordados, especialmente el segundo. Durante todos estos años ha cambiado varias veces de propietario y de nombre, pero de ello ya nos ocuparemos con más detalle en su momento.

Es un barco bonito, con 35 años de vida marinera en sus cuadernas

Por su tamaño era el modelo ideal en la década de los setenta

Fue construido por encargo de Cunard Line y eso marca la diferencia

Fotos: José Modesto (http://joseantoniomodesto.blogspot.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Hace mucho tiempo ya que la compañía británica Cunard Line eligió el puerto de Santa Cruz de La Palma como escala de sus cruceros por el Atlántico. Desde finales de los años veinte y comienzos de los años treinta del siglo XX, los barcos de esta compañía que entonces se dedicaban al mercado turístico, fondearon o atracaron al resguardo de la imponente mole del Risco de la Concepción, que abriga el puerto de la capital palmera, y sus pasajeros conocieron la isla de su tiempo.

A mediados de los años ochenta de la pasada centuria se abrió una nueva etapa con la presencia de los barcos de porte mediano de Cunard Cruises –caso del crucero Cunard Princess-, que frecuentaban las aguas del archipiélago canario, haciéndolo después el elegante Vistafjord, luego Caronia -y ahora Saga Ruby– y el broche lo puso, en su última época, el histórico trasatlántico Queen Elizabeth 2, que fue el barco señero de la centenaria compañía desde su puesta en servicio, en abril de 1969, hasta la entrega del gigantesco Queen Mary 2, en diciembre de 2003, y que vino a Santa Cruz de Tenerife en viaje inaugural a comienzos de enero de 2004, como en su momento también lo había hecho el mítico Queen Elizabeth 2.

Ahora ha tomado el relevo el flamante Queen Victoria, entregado en noviembre de 2007, un barco que lleva el sello inconfudible de Cunard Cruises, con toda la elegancia del más refinado estilo inglés. Y Santa Cruz de La Palma, por decisión de la compañía armadora, que pertenece a uno de los grupos navieros más importantes del mundo, Carnival Corporation, sigue siendo uno de sus puertos de escala preferidos. Ayer estuvo de nuevo en el puerto de la capital palmera, consignado por Hamilton y Cía., recalando con la solemnidad y la elegancia de su bien proporcionada estampa marinera, en maniobra que dirigió el práctico titular Francisco Noguerol Cajén. Y la ciudad marinera, que siempre le acoge con su mejor voluntad, disfrutó de su presencia y de la estadía de los dos mil turistas que iban a bordo.

El crucero británico atracó en el extremo del espigón nuevo

Bonita imagen del crucero "Queen Victoria" y Santa Cruz de La Palma

Visto por la amura y banda de estribor, poco después de amanecer

Fotos: Capitán Francisco Noguerol Cajén