Juan Carlos Díaz Lorenzo

El mayor crucero de turismo del mundo, Oasis of the Seas, se encuentra atracado desde esta mañana, por primera vez, en el puerto de Málaga. La llegada del espectacular buque, construido en Finlandia y propiedad de Royal Caribbean International, ha generado una considerable expectación y coincide en su escala con otro buque de su misma clase pero de menor porte llamado “Marina”. A bordo, según se ha informado, viajan unos seis mil pasajeros en su mayoría norteamericanos y 2.394 tripulantes. El 25 de septiembre estará de nuevo en el puerto malagueño, en viaje a Vigo y Rotterdam.

Se han aplicado medidas de seguridad que restringen los accesos y el tráfico rodado en la zona. Pese al elevado número de turistas que viajan a bordo, apenas han salido una docena de autobuses para realizar excursiones por la zona. El alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre y el concejal de Turismo, Julio Andrade, acudieron a bordo para cumplimentar al capitán del buque y entregarle unos obsequios conmemorativos. Se han organizado actuaciones musicales y otros actos, hasta la salida del barco a las 20 h hacia Barcelona, que será su próxima escala.

Imponente mole del megacrucero, visto por la amura de babor

Foto: Salvador de la Rubia Pedraza

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Esta mañana arribó al puerto de Vigo, en escala programada, el megacrucero de turismo “Independence of the Seas”, abanderado en Bahamas, “en un día de verdadero invierno, con niebla y orballo todo el día sobre la ciudad”, comenta nuestro estimado amigo y colaborador Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan. Llegó a las ocho horas procedente de Southampton en viaje a Lisboa, hacia donde partió a las 16 h.

Durante su estancia salieron nueve autobuses para realizar las excursiones contratadas –pocos, a nuestro entender, para el número de turistas que van a bordo, ¿demasiado caras, quizás? –, mientras que otros grupos realizaron visitas guiadas a museos y zonas comerciales, animando la zona portuaria. A bordo, en esta oportunidad, 4.164 pasajeros y 1.345 tripulantes. Pese a que el día no acompañó, la presencia de este gigante destacó sobremanera en la jornada portuaria y, como siempre, llamó poderosamente la atención.

Llegó a las ocho de la mañana con el cielo totalmente cubierto

Vista del impresionante buque en toda su eslora, por la banda de estribor

Visto de popa, a crujía, mientras maniobra para atracar estribor al muelle

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Vigo sigue disfrutando de las escalas periódicas del gigante norteamericano “Independence of the Seas”. En la escala de ayer el verano no se definió lo suficiente, “pues reinó la niebla y abrió en algunos momentos; es el tiempo de finales de agosto, muy habitual en Vigo”, apunta Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan. El megacrucero arribó procedente de Lisboa en viaje a Southampton, con una expedición de 4.294 pasajeros y 1.346 tripulantes. Salieron trece autobuses y dos microbuses para hacer las excursiones programadas y los que bajaron a tierra animaron la zona portuaria y las calles de la ciudad.

Propiedad de Royal Caribbean International, el buque “Independece of the Seas” es la construcción número 1.354 del astillero STX Finland, en Turku (Finlandia). Fue construido en dique seco, en el que el 30 de abril de 2007 flotó por primera vez y en mayo de 2008 fue entregado a sus armadores. Es un buque de 154.407 toneladas de registro bruto (GRT) y son sus principales dimensiones 339 metros de eslora total -303,21 m de eslora entre perpendiculares-, 38,60 m de manga y 8,60 m de calado. Está propulsado por seis motores Wärtsila 12V46C, con una potencia de 75.600 kilovatios, que accionan tres pods azimutales –dos móviles y uno fijo– y le permiten desarrollar una velocidad de crucero de 21,6 nudos. Código IMO 9349681.

El megacrucero visita Vigo con frecuencia. Y cada vez que lo hace es un espectáculo

A finales de agosto, el verano deja en Vigo nubes y claros

Es un cliente importante.Aporta un flujo económico considerable en cada escala

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Dentro de 80 días está prevista la puesta en servicio del buque “Mein Schiff 3”, actualmente en fase de armamento a flote en el astillero STX Finland, en Turku. El nuevo buque-insignia de Tui Cruises tiene capacidad para 2.506 pasajeros y está preferentemente orientado al mercado alemán. Un gemelo que se llamará “Mein Schiff 4” y actualmente en construcción en el mencionado astillero finlandés, entrará en servicio en junio de 2015. Los nuevos buques sustituirán a los actuales, «Mein Schiff 1» y «Mein Schiff 2», de segunda mano. 

El próximo 13 de junio está previsto el comienzo del viaje inaugural en el puerto de Hamburgo, que le llevará a Palma de Mallorca. En la próxima campaña de invierno, desde el 23 de noviembre de 2014 hasta el 29 de marzo de 2015, tendrá su puerto base en Las Palmas de Gran Canaria, en una rotación de ocho días con escalas en Agadir (Marruecos), Santa Cruz de Tenerife, San Sebastián de La Gomera y Arrecife de Lanzarote. Los precios de las cabinas oscilan entre 958 euros y 1.759 euros.

El buque «Mein Schiff 3», en la maniobra de salida del dique seco del astillero de Turku

El nuevo “Mein Schiff 3” es el primero de nueva construcción de Tui Cruises GmbH. Es un buque de 99.430 toneladas de registro bruto en un casco de 295 m de eslora total y 36 m de manga. El contrato fue firmado el 23 de septiembre de 2011. El primer bloque de su quilla se puso el 24 de mayo de 2013 en el plan del dique seco –construcción número 1.383– y fue puesto a flote el 8 de noviembre siguiente. Es decir, tomó forma en apenas siete meses. Estará abanderado en Malta y tendrá una tripulación de un millar de personas, de capitán a paje. Código IMO 9641730.  

Foto: Tui Cruises GmbH

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

A primera hora de esta tarde arribó al puerto de Vigo el crucero de turismo “Oceana”, procedente de Funchal en viaje a Southampton, final de su actual periplo, para desembarcar a un pasajero indispuesto. Los servicios médicos de a bordo así lo aconsejaron. Escala muy breve, pues a las 14 h continuó su periplo, informa Alfredo Campos Brandón, autor de la foto que acompaña.

Como ya hemos informado en esta misma sección, el citado buque, propìedad de P & O Cruises, realiza un crucero de 14 noches, que ha incluido escalas en tres puertos canarios: Santa Cruz de Tenerife, San Sebastián de La Gomera –en el que hizo historia, al ser el barco más grande allí entrado– y Santa Cruz de La Palma. A bordo, la mayoría de los pasajeros son de nacionalidad británica.

La escala del buque «Oceana» en Vigo fue de apenas una hora

Foto: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Vueltas, en Valle Gran Rey, La Gomera, será escenario mañana de la segunda escala de un crucero de turismo de Fred. Olsen Cruise Line. En esta ocasión el protagonismo corresponderá al buque “Braemar”, que mostrará la gracia y la elegancia de su estampa marinera durante unas horas y posibilitará que los turistas que viajan a bordo puedan recorrer la zona, que es una gran belleza paisajística e impresiona por sus formaciones geológicas. 

El 28 de diciembre de 2008, en el mismo muelle atracó el buque “Balmoral”, el mayor de la flota de la compañía noruega tan arraigada en Canarias y, precisamente, en La Gomera, desde 1904. Es decir, que en 2014 se cumplirán 110 años –y 40 de Ferry Gomera, hoy Líneas Fred. Olsen– de presencia continuada en la agricultura, primero y el transporte marítimo y el turismo, en la actualidad, en la Isla Colombina. Cuatro generaciones de la familia Olsen –Fred. Olsen y su pariente Otto Thoresen, Thomas Olsen, Fred. Olsen sr. y Fred. Olsen jr.– han hecho posible el hecho histórico. 

El buque «Balmoral», buque insignia de Fred. Olsen Cruise Line, en su escala de 2008

Foto: Archivo Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque de turismo francés “Club Med 2” estuvo ayer por primera vez en el puerto de Santa Cruz de La Palma, donde compartió atraque con el megacrucero “Ventura”, abanderado en Bermuda y el ferry español “Murillo”. En una ocasión anterior, este peculiar megayate había mostrado la elegancia de su estampa marinera bordeando la costa oriental de la isla, desde Punta Cumplida hasta Punta Fuencaliente y en esta oportunidad atracó durante unas horas.

Propiedad de la sociedad Services et Transports Cruise Line (Club Mediterranée), es el segundo buque de su clase, construido en el astillero de Le Havre (Francia) y entró en servicio en septiembre de 1992. Es gemelo del buque “Club Med 1”, actual “Wind Surf”. Registra 14.893 toneladas brutas en un casco de 187,20 m de eslora total, 20 m de manga y 5 m de calado, con capacidad para 439 pasajeros.

Propulsado por cuatro motores Wärtsila-Duvant Crepelle 6R32, con una potencia de 3.680 kw sobre dos ejes, mantiene una velocidad de 12 nudos y cuando despliega las velas de los cinco mástiles y bauprés –controladas mediante sistemas electrónicos desde el puente de mando– puede mantener una velocidad de 15 nudos. Desde 1994 está matriculado en Mata-Utu (Wallis y Futuna, Pacífico). Código IMO 9007491.

Los cinco mástiles del buque «Club Med 2», por primera vez en La Palma

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de Tenerife recibió esta mañana una nueva escala del megacrucero “Queen Mary 2”, ahora abanderado en Bermudas. A bordo, unos 2.400 pasajeros que realizan un crucero de pre-Navidad y 950 tripulantes. La salida del buque se ha retrasado como consecuencia de la evacuación de un pasajero a un centro hospitalario tinerfeño, que posteriormente ha fallecido. En las fotos de nuestro estimado amigo y colaborador Antonio Sáez vemos al emblemático buque.

Construcción número 32 del astillero Chantiers de l’ Atlantique, en St. Nazaire (Francia), entró en servicio en diciembre de 2003 y en enero de 2004 realizó su primera escala en los puertos de Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria. En esta oportunidad ha repetido escalas en los citados puertos y, por el contrario, canceló la que tenía prevista el pasado ocho de diciembre en el puerto de Santa Cruz de La Palma.

Es un barco de impacto, que es noticia en cada puerto en el que hace escala

Propiedad de Cunard Line –una de las compañías del grupo norteamericano Carnival-, es un buque de 148.258 toneladas brutas, 98.720 toneladas netas y 16.180 toneladas de peso muerto, en un casco de 345 m de eslora total, 41 m de manga y 10 m de calado máximo. Tiene capacidad para 3.090 pasajeros y está propulsado por un sistema turbo-diesel compuesto por dos turbinas de gas GE Marine LM 2500 y cuatro motores Wärtsila 16V46C, con una potencia conjunta de 110.200 kw, que le permite alcanzar y mantener una velocidad de 29,30 nudos. Código IMO 9241061.

El gigante de Cunard Line ha coincidido con el megayate «Attessa IV»

El buque «Queen Mary 2», visto en toda su eslora desde Paso Alto

Es un barco elegante, bien proporcionado, orgullo de Gran Bretaña

Maniobra, bien entrada la noche, máquina atrás entre puntas

Iluminado en la noche tinerfeña, se despide hasta la próxima escala

Fotos: Antonio Sáez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Estaba en venta desde hacía tiempo y al final hemos tenido la confirmación de la noticia. MSC Cruceros ha vendido el buque “Melody” a la compañía Lotus Mine, de Corea del Sur. Está previsto que a partir de febrero de 2013 opere en un servicio regular de pasajeros entre Shanghai, la isla de Jeju y otros puertos de la zona.

Desde hacía tiempo era un barco que no encajaba en el actual modelo de negocio de la compañía italo-suiza, que en estos días ha anunciado el acuerdo con el astillero STX France para finalizar la construcción de un buque de 140.000 toneladas, que recibe el nombre de “MSC Preziosa”, último, por ahora, de la serie “Fantasía”.

El buque «Melody» no encaja en el modelo de flota actual que tiene MSC

Construcción número 1.432 de los astilleros de la Seyne (Francia), entró en servicio en abril de 1982 con el nombre de “Atlantic” y contraseña de la compañía griega Home Lines. En 1988 lo adquirió Premier Cruise Line y pasó a llamarse “Starship Atlantic”, abanderado en Liberia, pabellón que enarbolaba desde su entrega.

En mayo de 1997 lo compró Mediterranean Shipping Co. y se abanderó en Panamá con el nuevo nombre de “Melody”. En abril de 2009 su nombre saltó a primera plana tras el intento de asalto de piratas somalíes, siendo ayudado y escoltado por las fuerzas de apoyo de Infantería de Marina embarcadas a bordo del petrolero de Flota español “Marqués de la Ensenada”.

Es un buque de 35-143 toneladas brutas, 17.532 toneladas netas y 7.000 toneladas de peso muerto, siendo sus principales dimensiones 204,81 m de eslora total, 27,36 m de manga y 7,80 m de calado máximo. Propulsado por dos motores FIAT, que accionan ejes independientes y le permite alcanzar una velocidad máxima de 23 nudos. Tiene capacidad para 1.278 pasajeros en 525 cabinas. Código IMO 7902295.

Foto: MSC Cruises

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

No les importó que el buen tiempo no acompañara. A pesar de las inclemencias en un “día muy de otoño con vientos y borrascas, lluvia, salieron las excursiones programadas en 18 autobuses a los lugares habituales, y siguen con las catas de vinos, parece con buenos resultados, pues volvían a bordo con las cajitas de tres botellas, y muy animados. Los comercios celebrando sus ventas y la hostelería con las terrazas llenas”. 

Así resume nuestro estimado amigo y colaborador Alfredo Campos Brandón la escala, en el día de hoy, del crucero de turismo “Vision of the Seas”, que arribó esta mañana procedente de Gijón en viaje a Lisboa, hacia donde continuó a las 18 horas. A bordo, en esta oportunidad, 1.872 pasajeros y 756 tripulantes, consignado por la delegación de Pérez y Cía.

Un tiempo otoñal recibió la escala del buque «Vision of the Seas»

Es un buque de tipo medio de la flota de Royal Caribbean Cruise Line

Fotos: Alfredo Campos Brandón