Juan Carlos Díaz Lorenzo

Es frecuente que coincidan dos, tres, cuatro y hasta cinco cruceros en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. Incluso, ha habido ocasiones en las que ese número se ha superado. Hoy ha sido uno de esos días en los que han coincidido tres barcos de turismo, dos de ellos de una misma compañía, lo cual también suele ser frecuente. Ha sido el caso de los buques “Costa Serena” y “Costa neo Romántica”, así como el buque “AIDAsol”, que ya se aproxima al final de la campaña de invierno.

Los tres buques pertenecen al grupo Carnival, uno de los gigantes de la industria a nivel mundial. Casualmente, los tres tienen bandera italiana y el buque de AIDA Cruises está orientado al mercado alemán. Elegante “Costa Serena” y no nos acaba de encajar la imagen del “Costa neo Romántica”, que es un bloque de apartamentos que flota, con una sensación de amazacotado y dudosa estética después de la reforma, nada que ver con el otro buque de su misma contraseña y el llamativo “AIDAsol”.

El buque “AIDAsol” está próximo a terminar su campaña de invierno

No nos acaba de convencer la reforma del buque “Costa neo Romántica”

Elegante “Costa Serena”, visto por la amura de babor

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de Tenerife ha recibido hoy la visita de dos buques gemelos de la compañía italiana Costa Cruceros: “Costa Serena” y “Costa Pacífica”. Atracaron de proa el uno frente al otro y su presencia ha sido un espectáculo muy bien recibido. Durante su estancia varios miles de turistas han visitado del centro de la ciudad y algunos cientos han recorrido el interior de la isla en las excursiones programadas.

Ambos buques forman parte de una serie de seis unidades, entre ellas el tristemente célebre “Costa Concordia”. Los restantes llevan los nombres de “Costa Favolosa”, “Costa Fascinosa” y “Carnival Splendor”. Son buques de 114.147 toneladas brutas y miden 290,20 m de eslora total, 35,50 m de manga y 8,20 m de calado máximo. Propulsados por seis motores Wärtsila con una potencia de 75.600 kw y una velocidad de 19,6 nudos. Su capacidad es de 3.780 pasajeros y están en servicio desde 2007 y 2009, por el orden citado.

Los buques "Costa Pacífica" y "Costa Serena", hoy, en Tenerife

Una estampa marinera poco usual y, sin duda,singular

Fotos: Pepe Marrero

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de Tenerife nos obsequió ayer con otra bonita estampa marinera. La línea de atraque del muelle sur al completo, con la presencia de los cruceros de turismo “MSC Fantasía”, “Costa Serena” y “Mein Schiff 1” y unos 8.200 pasajeros, que disfrutaron de una escala invernal agradable.

Muchos de ellos desembarcaron y pasearon por el centro de la ciudad; otros disfrutaron de un agradable paseo en la guagua turística, que cada día tiene más aceptación y demanda y los que habían contratado las excursiones a bordo recorrieron los circuitos seleccionados. En resumen, un buen día para el puerto y la ciudad. Y para la isla toda.

Los tres buques atracaron de mayor a menor, por ese orden

De menor a mayor, vistos desde la Dársena de Los Llanos

El buque "Costa Serena", gemelo del tristemente célebre "Costa Concordia"

Fotos: Pepe Marrero

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Diez escalas con 24.420 turistas llegarán al puerto de Santa Cruz de Tenerife en el transcurso de esta semana. Hoy ya lo ha hecho el buque “Boudicca”, de la flota de Fred. Olsen Cruise Line, con 1.200 pasajeros en viaje de cruce del Atlántico y mañana coincidirán tres barcos con 8.200 pasajeros: “Mein Schiff 1”, “Costa Serena” y “MSC Fantasía”.

Para el próximo jueves está prevista una nueva escala del buque “Norwegian Jade”, con 2.200 pasajeros y el viernes coincidirán los buques “Thomson Destiny” y “La Belle de l’ Adriatique”, en su operativa de puerto base. Este último permanecerá en puerto hasta el domingo, en que iniciará un nuevo periplo.

El sábado coincidirán los buques “AIDAsol”, en su escala de cada sábado, para desembarque y embarque de 2.200 pasajeros; y el megacrucero “Independence of the Seas”, con 3.800 pasajeros, el mayor de su clase que opera en el continente europeo. Es de advertir que el buque “Costa Serena” es gemelo del tristemente célebre “Costa Concordia”, accidentado en Italia.

El buque "Boudicca", hoy, en Santa Cruz de Tenerife

Foto: Pepe Marrero

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Los equipos de rescate reanudaron esta mañana las labores de búsqueda de los 22 pasajeros del crucero de turismo “Costa Concordia” que siguen desaparecidos. Aunque la esperanza es lo último que se pierde, cunde ya un cierto pesimismo de poder encontrarlos con vida, si bien no por ello ha disminuido el empeño con el que llevan a cabo su loable trabajo. Han sido rescatados 11 cadáveres y dentro de unas horas se va a complicar el estado de la mar, pues el servicio nacional de meteorología italiano anuncia fuerte marejada.

Hace dos noches pasó relativamente cerca del escenario de los hechos el buque “Costa Serena”, gemelo del “Costa Concordia”, cuyo capitán hizo sonar la bocina en homenaje a los muertos y desaparecidos.  Se sabe ahora que el buque siniestrado ya había hecho un acercamiento muy parecido hace algún tiempo. De modo que no es nada novedoso.

Al fondo se distinguen las luces del buque "Costa Serena"

Existe un clamor en Italia en el que el capitán Schettino se le ve como un cobarde, excepto en su pueblo, Meta di Sorrento, donde está en arresto domiciliario por decisión de una jueza y es defendido a capa y espada por sus parientes y allegados, hasta el punto de que los periodistas que se atreven a llegar hasta allí son increpados y rechazados.

Por el contrario, Italia tiene un nuevo héroe. Se llama Gregorio de Falco y es el comandante al mando de la Capitanía Marítima de Livorno la noche del 13 de enero. Capitán de fragata, napolitano de 46 años de edad, su conversación en tono imperativo ordenado al capitán Schettino que subiera inmediatamente a bordo del buque siniestrado, ha dado la vuelta al mundo.

“Se ha convertido en un ídolo, en un símbolo para rescatar a Italia de la vergüenza”, escribe Ángel Gómez Fuentes, corresponsal de ABC en Roma. Su frase tajante “vuelva a bordo, coño, es una orden” ya es historia. Hasta el punto de que el periódico italiano Corriere della Sera le dedica un editorial en primera página titulado “Gracias, capitán” y para el que pide honores. Los internautas enaltecen al capitán de fragata De Falco y denigran la actitud del capitán Schettino.

Gregorio de Falco, comandante al mando en Livorno la noche del 13 de enero

El trágico suceso se está complicando por momentos. Ahora la prensa italiana –y lo reproduce la española, lo mismo que en el resto del mundo- destaca la existencia de otra pieza en el complicado puzle. Se trata de una mujer joven, de 25 años, moldava, llamada Domnica Cemortan, que es una de las supervivientes.

Según relató a la televisión de su país, se encontraba en el puente de mando junto al capitán Schettino y lo defiende con contundencia. Dice que es un hombre valeroso y desmiente que hubiera bebido en exceso. Y ahí comienzan las contradicciones, pues muchos pasajeros y tripulantes afirman que el capitán estaba en el comedor compartiendo la cena de bienvenida a los turistas que habían embarcado en Civitavecchia. Se han divulgado una serie de fotos en las que aparece Domnica sonriente y abrazada al capitán, tomadas minutos antes del impacto fatal (21,30 h).

Y hay más complicaciones. La joven moldava afirma que lleva cinco años trabajando como traductora a bordo de los barcos de Costa Crociere y que viajaba como pasajera disfrutando de una semana de vacaciones obsequio de la compañía. Subió al puente de mando porque el capitán la invitó a presenciar el sereno espectáculo de la noche navegando por el Mar Tirreno camino de Savona y casi rascando la costa de la isla de Giglio.

La tragedia del "Costa Concordia" tiene carácter de conmoción nacional

Lo que rascó realmente el casco del “Costa Concordia” fue un bajo del islote Scola y cuando se dio cuenta de que la situación se complicaba, el capitán Schettino ordenó un cambio de rumbo y por esa razón el barco aparece escorado a estribor, con una herida mortal de 70 metros bajo la línea de flotación y una gran piedra incrustada en el casco como testigo del grave error cometido.

Lo que no se explican los profesionales que han tenido la gentileza de ponerse en contacto con nosotros –entre ellos capitanes con gran experiencia- es por qué el capitán no activó el sistema de cierre automático de puertas estancas. De haber sido así, quizás la situación hubiera sido otra, aunque, en todo caso, la decisión de embarrancar el barco está justificada.

Volviendo a la joven moldava, los fiscales quieren interrogarla y, al mismo tiempo, tienen más preguntas para los responsables del barco y de la propia compañía. Sucede para colmo de males que Domnica Cemortan no figura en ninguna lista, ya sea de pasajeros o de tripulación, por lo que estaba a bordo como polizón o quizás como “invitada” especial. Desde el día del naufragio, Costa Crociere ha modificado en cinco ocasiones los listados, oscilando entre 4.229 y 4.234 personas.  Y esto, por lo que estamos viendo, no ha hecho más que empezar.

Fotos: Reuters y Gregorio Borgia

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de Tenerife recibe hoy la visita de los cruceros de turismo “MSC Fantasia” (137.936 GRT) y “Costa Serena” (114.500 GRT). El primero, abanderado en Italia, es propiedad de Costa Crociere y el segundo, abanderado en Panamá, pertenece a la compañía italo-suiza MSC. Los dos son conocidos habituales.

La novedad viene dada en esta oportunidad, porque a bordo del buque “MSC Fantasía”, según informa la Autoridad Portuaria, viajan a bordo 3.200 turistas de 63 nacionalidades diferentes. Entre ellos, 1.032 italianos; 912 alemanes; 242 de la Federación Rusa; 235 suecos; 212 franceses; 161 españoles; 121 austriacos junto a pasajeros de Japón, Brasil, Argentina, Argelia, Bélgica, Portugal, Filipinas, Grecia, China, Ghana, Finlandia, Sudáfrica, Taiwán, Israel y así hasta completar 63 países distintos.

Los buques "MSC Fantasia" y "Costa Serena", en el puerto de Santa Cruz de Tenerife

Foto: Pepe Marrero

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de Tenerife vivió hoy una jornada histórica en cuanto a escalas de cruceros de turismo se refiere, con la coincidencia de siete buques. Como ya adelantamos ayer y puesto que todos no caben en el Muelle Sur, uno de ellos ocupó su sitio en el muelle de Ribera, otro en el pantalán y otro en la Dársena de Los Llanos. Entre los siete sumaron algo más de 13.100 turistas y casi 4.500 tripulantes.

En el muelle sur atracaron los buques “MSC Fantasía”, “Costa Serena”, “Costa Victoria” y “Thomson Dream”. En el pantalán lo hizo el buque “Boudicca” y en la segunda alineación del muelle de ribera estaba desde ayer el buque “Thomson Destiny”, mientras que en el contradique de la Dársena de Los Llanos estaba desde el miércoles el buque “La Belle de l’ Adriatique”.

Día soleado aunque con el alisio soplando fuerte y algo de calima en el ambiente. Un trasiego impresionante de gente en el muelle y en las calles céntricas de la ciudad. Cientos de turistas en excursiones programadas por el interior de la isla. Un día inolvidable.

Antonio Márquez, desde el cielo de Santa Cruz de Tenerife y Pepe Marrero, desde tierra y la montaña de la Altura, nos obsequian con su buen y bien hacer esta colección de imágenes para nuestros lectores.

Excelente encuadre de la Dársena de Anaga al completo

Un día memorable para la historia contemporánea del puerto y la ciudad

Otra interesante perspectiva de la Dársena de Anaga

Panorámica desde la montaña de La Altura

Ha sido una jornada histórica para el puerto tinerfeño

Interesante encuadre de la Dársena de Anaga y los iconos de la ciudad

Fotos: Antonio Márquez y Pepe Marrero

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de Tenerife volverá a batir mañana, viernes 2 de diciembre de 2011, un nuevo récord en escalas de cruceros de turismo, en el que coincidirán siete buques. Como todos no caben en la Dársena de Anaga, uno de ellos ya ocupa su espacio en el muelle de Ribera y otro en la Dársena de Los Llanos. Entre los siete suman algo más de 13.100 turistas y casi 4.500 tripulantes.

En el muelle sur atracarán los buques “Costa Serena”, “Costa Victoria”, “MSC Fantasía”, “Boudicca” y “Thomson Dream”, En la segunda alineación del muelle de ribera se encuentra desde hoy el buque “Thomson Destiny” y en el contradique de la Dársena de Los Llanos está desde ayer el buque “La Belle de l’ Adriatique”. Como nuestros lectores pueden apreciar coinciden dos buques de Costa Crociere y otros dos de Thomson Cruises.

El buque "Thomson Destiny" está atracado en el muelle de ribera

Entre las curiosidades de la operativa portuaria hemos de decir que en el buque “Thomson Destiny” embarcarán 1.200 cruceristas, mientras que de su compañero de contraseña “Thomson Dream” desembarcarán 1.300 y embarcarán otros tantos. El primero de ellos, además, estará en puerto cada viernes en su ciclo semanal, tomando el relevo al segundo.

El buque “Costa Victoria” llegará procedente de Funchal y partirá rumbo a Málaga, con 2.000 cruceristas. Los buques “Costa Serena” y “MSC Fantasía” suman entre los dos 3.200 cruceristas y todos ellos seguirán viaje a media tarde camino de Funchal y Arrecife de Lanzarote.

Por lo que se refiere al buque “Boudicca” se le ha asignado atraque en el pantalán, donde habitualmente opera uno de los barcos de Naviera Armas y permanecerá en puerto hasta medianoche, en que continuará viaje a San Sebastián de La Gomera. A bordo viajan 850 cruceristas.

El buque "La Belle de L' Adriatique" está en la Dársena de Los Llanos

Informa la Autoridad Portuaria que otros 100 cruceristas embarcarán mañana en el buque “La Belle de L’Adriatique”, que tiene previsto salir a las 13 horas, mientras que los seis barcos que atracarán en la Dársena de Anaga coincidirán en puerto hasta las 17 horas.

La semana acabará el sábado con la presencia de los buques “AIDAsol”, en su habitual circuito, del que desembarcarán 2.200 turistas y embarcarán otros tantos; y “Kristina Katarina”, con 280 finlandeses que han tenido la oportunidad de conocer El Hierro, entre otras islas, e interesarse de primera mano por las veleidades del volcán del Mar de las Calmas.

Fotos: Pepe Marrero

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En consideración a los acontecimientos que suceden en Túnez y Egipto, y la tensión que se hace sentir en Israel, la compañía italiana Costa Cruceros ha decidido cancelar, hasta nuevo avisto, sus escalas en los viajes que tienen que ver con los citados países, y así se mantendrá hasta que el panorama se aclare.

Tal decisión afecta, en estos momentos, a las programaciones de los buques Costa Concordia, Costa Mágica y Costa Serena. Al mismo tiempo, se han buscado puertos alternativos, de modo que se puedan cumplir los viajes previstos y no afecten a los pasajeros que han contratado sus viajes.

El crucero "Costa Concordia", uno de los barcos afectados

Foto: Costa Cruceros

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El megacrucero italiano Costa Concordia (112.000 GRT) visitó por primera vez el pasado 3 de diciembre el puerto de Santa Cruz de Tenerife. La escala formaba parte de un itinerario iniciado en Savona, con escalas en Barcelona, Casablanca, Funchal, Málaga, Civitavecchia y regreso al puerto de partida.

En su primera escala en Santa Cruz de Tenerife viajan a bordo 3.200 pasajeros y una tripulación de 1.200 personas. Este buque será el encargado de sustituir, a partir del 2 de enero, al buque Costa Serena, de su misma contraseña, que tendrá base operativa en este puerto cada 11 días hasta el 31 de marzo de 2011.

Costa Cruceros repite, de ese modo, la apuesta que ya hizo el año pasado con el mismo buque y con indudable éxito, especialmente en los días próximos a Carnavales, en los que un número importante de personas aprovecha para salir de la isla de vacaciones.

La presencia del megacrucero Costa Concordia en el puerto de Santa Cruz de Tenerife coincidió con otras tres escalas de buques de turismo: Thompson Spirit, que arribó el 1 de diciembre e inició el día 3 su programa de cruceros con el embarque de 1.500 pasajeros; Thompson Destiny, que desembarcó a 1.300 pasajeros y permanece en puerto hasta mañana, lunes 6, en que seguirá viaje al Caribe; y Vision of the Seas, con 1.800 turistas. En total sumaron 7.400 pasajeros y 3.100 tripulantes.

El megacrucero italiano "Costa Concordia", visto de proa

El megacrucero "Costa Concordia" es gemelo del "Costa Serena"

El crucero "Costa Concordia" se despide de su primera escala

Fotos: Pepe Marrero y Antonio Sáez