Juan Carlos Díaz Lorenzo

El petrolero chipriota Mattheos I navega en estos momentos al SE de la isla de Gran Canaria, al rumbo 021º y a una velocidad de 12,7 nudos, en viaje a Rotterdam, según datos del AIS. El barco enfila el canal de separación para la navegación entre dicha isla y la de Fuerteventura para seguir a su destino.

Como conocen nuestros lectores, este petrolero, abanderado en Chipre y de propiedad española, fue secuestrado el 14 de septiembre por un grupo armado de piratas posiblemente nigerianos cuando se encontraba frente a las costas de Togo y sustrajeron unas 7.500 toneladas de combustible, además de esquilmar las pertenencias de los tripulantes –entre ellos cinco españoles- y otros equipos del barco.

Diez días después llegó la confirmación de la liberación de los tripulantes y del barco, dirigiéndose al puerto de Tema (Ghana), donde los tripulantes fueron relevados para regresar a sus casas durante una temporada y estar junto a sus familiares.

El petrolero "Mattheos I" regresa a Europa después de su secuestro

Foto: Tonny Driessen (shipspotting.com)

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El petrolero chipriota Mattheos I arribó este mediodía al puerto de Tema (Ghana), situado a unos 25 kilómetros al este de la capital, Accra. A su llegada, informan medios digitales que citan a la portavoz de la compañía propietaria, se encontraban a pie de muelle personal de la Embajada de España en dicho país, de Consultores de Navegación y de la compañía aseguradora.

El petrolero "Mattheos I", abanderado en Chipre y de propiedad española

Los tripulantes, 23 en total y entre ellos cinco españoles, regresarán a lo largo de esta semana, pero no mañana, como inicialmente se había dicho. Antes de emprender viaje de regreso deberán pasar un examen médico. Uno de los oficiales, de nacionalidad filipina, tiene una lesión en una clavícula provocada por un golpe asestado por uno de los piratas.

El citado petrolero hacía viaje de Rotterdam a Togo con un cargamento de 40.000 toneladas de gasoil, cuando fue asaltado el 14 de septiembre por un grupo armado y desviado a unas 200 millas de la costa y robaron unas 7.500 toneladas de combustible, además de todos los objetos de valor que se les antojaron durante su estancia a bordo. El pasado sábado, 24 de septiembre, abandonaron el barco con su botín.

Foto: Tonny Driessen (shipspotting.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El petrolero Mattheos I ha sido liberado la pasada madrugada y con él todos sus tripulantes, según leemos en la prensa digital, que cita fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores español y de la compañía propietaria, Consultores de Navegación. La noticia se produjo sobre las 10 horas (hora española), cuando el capitán del buque llamó a la central para comunicar que los piratas habían abandonado el petrolero.

Por lo que se ha informado, todos están bien aunque hay un tripulante herido, fuera de peligro, al parecer un oficial, después de recibir un golpe por parte de uno de los asaltantes.

El barco fue llevado a unas 200 millas al sureste del punto donde fue secuestrado y han robado parte de la carga que transportaba, que se estima entre 5.000 y 10.000 toneladas de gasoil. En estos momentos el petrolero navega por el Golfo de Guinea en dirección a un puerto nigeriano, donde los tripulantes que lo deseen serán relevados para regresar a sus países de origen.

Once días ha durado el secuestro del petrolero "Mattheos I"

El petrolero fue secuestrado el 14 de septiembre frente a la costa de Togo y tiene 23 tripulantes –cinco españoles, entre ellos Manuel Bilbao (primer oficial), Damián Aguín (tercer oficial) y Saturnino Galán (jefe de máquinas); dos peruanos incluido el capitán, Luis Alberto Chamochumbi; dos ucranianos y 14 filipinos-, con cuyos familiares la empresa propietaria mantuvo comunicación diaria.

El buque-tanque Mattheos I  es propiedad de la sociedad Morevest Shipping Co., controlada por la compañía española Consultores de Navegación, sucesora de Fletamentos Marítimos (MARFLET). Posee una flota de cinco buques quimiqueros IMO II de nueva generación llamados Oannis I, Loukas I, Markos IMattheos I Nautilus.

Con anterioridad, Consultores de Navegación operó dos buques quimiqueros llamados Actinia Anemonia, construidos en 1993 y 1995, todos ellos abanderados en Chipre. Las tripulaciones son gestionadas por la empresa española Ibernor.

El buque-tanque Mattheos I fue construido en el astillero de Uljanik, Pula (Croacia) y entró en servicio en diciembre de 2004. Es un buque de 27.500 toneladas brutas y 45.557 toneladas de peso muerto, siendo sus principales dimensiones 183 m de eslora total, 32 m de manga y 12 m de calado. Código IMO 9281554.

Foto: Tonny Driessen (shipspotting.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En medios marítimos solventes se considera que la aparente falta de noticias en torno al secuestro del petrolero chipriota Mattheos I es un buen indicador de que las negociaciones pueden ir en la dirección adecuada, pese a que ello suponga una gran incertidumbre para los familiares de los tripulantes que se encuentran a bordo, y de los que hace seis días que no saben nada.

Todo hace suponer que el móvil del secuestro es el robo del cargamento de combustible, estimado en unas 40.000 toneladas de gasolina y valorado en 18 millones de euros. Cuando haya acabado el trasvase a otras unidades de menor porte y desvalijado el barco, los captores –de origen nigeriano, muy posiblemente- lo abandonarán a su suerte. Según se ha informado, existen ocho secuestros anteriores en los que el “modus operandi” ha sido el mismo y se confía en que ahora sea igual.

El petrolero "Mattheos I", visto de popa por la aleta de babor

La prudencia y la discreción con la que tanto el Ministerio de Asuntos Exteriores español como la compañía propietaria, Consultores de Navegación, llevan a cabo sus actuaciones y sus declaraciones, es una de las notas dominantes en este tipo de situaciones para evitar sorpresas desagradables. Es posible que se sepa “más o menos” dónde está el barco, pese a que tiene desactivado el satélite y el AIS, si bien en el caso de que se supiera se evita informar de su posición exacta para impedir cualquier imprevisto que pudiera lastrar el éxito de las negociaciones. En la “solución” del asunto, según se ha publicado, también interviene la Armada española y la OTAN.

La prensa digital de Togo dice que el grupo de asaltantes puede estar formado por cinco o seis individuos armados y especula con que el barco esté en algún punto de la costa de Nigeria, que es donde los asaltantes tienen la infraestructura necesaria para realizar la descarga de combustible a otros barcos más pequeños, que después venden en el mercado negro.

Se impone, pues, mucho tacto, prudencia y compás de espera hasta que sepamos la noticia de su liberación. El barco tiene 23 tripulantes –cinco españoles, entre ellos Manuel Bilbao (primer oficial), Damián Aguín (tercer oficial) y Saturnino Galán (jefe de máquinas); dos peruanos incluido el capitán, Luis Alberto Chamochumbi; dos ucranianos y 14 filipinos-, con cuyos familiares la empresa propietaria dice que mantiene comunicación diaria, aunque pocas novedades les puede aportar.

Desde hace años, la inseguridad es una de las notas dominantes de la navegación en aguas del golfo de Guinea, sobre todo en Nigeria, con frecuentes asaltos, aunque el secuestro de barcos petroleros para el robo de las cargas de combustible es un fenómeno mucho más reciente. Muchos tripulantes españoles que han navegado por la zona son testigos de incidentes de mayor o menor importancia sobre este proceder. En lo que va de año se han producido ocho secuestros y 11 abordajes, según leemos en la prensa digital.

El petrolero es de construcción croata y entró en servicio en 2004

El 14 de septiembre, cuando lograron secuestrar el petrolero Mattheos I, lo intentaron también con el petrolero noruego Northern Bell al que estaba suministrando gasoil, pero cuando los tripulantes de éste vieron lo que sucedía, pidieron ayuda por radio y se encerraron en la sala de máquinas, por lo que los piratas desistieron de su intento.

Los gobiernos y las embajadas de los países de nacionalidad de los tripulantes del petrolero han activado los protocolos establecidos para estos casos, lo mismo que la IMO. El COMME ha hecho público un comunicado en el que pide al Gobierno central que se implique en medidas para proteger a los tripulantes españoles que navegan por la zona.

El buque-tanque Mattheos I  es propiedad de la sociedad Morevest Shipping Co., controlada por la compañía española Consultores de Navegación, sucesora de Fletamentos Marítimos (MARFLET). Posee una flota de cinco buques quimiqueros IMO II de nueva generación llamados Oannis I, Loukas I, Markos IMattheos I Nautilus.

Con anterioridad, Consultores de Navegación operó dos buques quimiqueros llamados Actinia Anemonia, construidos en 1993 y 1995, todos ellos abanderados en Chipre. Las tripulaciones son gestionadas por la empresa española Ibernor.

El buque-tanque Mattheos I fue construido en el astillero de Uljanik, Pula (Croacia) y entró en servicio en diciembre de 2004. Es un buque de 27.500 toneladas brutas y 45.557 toneladas de peso muerto, siendo sus principales dimensiones 183 m de eslora total, 32 m de manga y 12 m de calado. Código IMO 9281554.

Fotos: Tonny Driessen (shipspotting.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En la tarde de ayer supimos la noticia, a través de los medios informativos digitales, del secuestro en aguas del Golfo de Guinea del petrolero chipriota Mattheos I, cuando se encontraba a unas 62 millas de la costa de Benin, donde había cargado gasolina, según informaciones reconocidas por la compañía propietaria, Consultores de Navegación y el Ministerio de Asuntos Exteriores de España.

De los 23 tripulantes que hay a bordo, cinco son españoles –cuatro oficiales y un marinero-, gallegos todos aunque uno de ellos, Manuel Bilbao Baudot, tiene su residencia en Santa Úrsula (Tenerife), isla en la que vive desde pequeño. El capitán es de nacionalidad peruana y el resto son tripulantes filipinos y ucranianos.

Por lo que se ha informado, el petrolero Mattheos I estaba abarloado a otro buque de bandera noruega realizando una operación de trasvase de combustible, cuando se produjo el asalto, cuya finalidad parece ser el robo del cargamento, de ahí la impresión de que el asunto se resuelva en breve. En los últimos meses han aumentado considerablemente este tipo de acciones, hasta el punto de que EE.UU. y Francia han desplegado unidades militares en la zona para protección de sus intereses.

Estampa marinera del petrolero de productos "Mattheos I"

Dado que el buque secuestrado tiene bandera extranjera, corresponde al Ministerio de Asuntos Exteriores español, a través de la embajada de Ghana, ocuparse del seguimiento del asunto. La Marina de Guerra de Benin ha confirmado que el asalto se produjo a unos 120 kilómetros al oeste de Cotonou y no pudo intervenir con sus medios disponibles para evitar el secuestro.

El buque-tanque Mattheos I es propiedad de una sociedad chipriota que controla la empresa española Consultores de Navegación, sucesora de Fletamentos Marítimos (MARFLET). Mucho más discreta en su actuación que su predecesora en los tiempos de la presidencia de Javier Cremades de Adaro, tras la desaparición de la flota de transporte de crudo formada por varios VLCC –Barcelona, Gibraltar, Aragón, Tarragona-, Consultores de Navegación, que tiene su sede donde antes estuvo MARFLET, opera una flota moderna de cinco buques quimiqueros de nueva generación llamados Oannis I, Loukas I, Markos I, Mattheos I y Nautilus. Con anterioridad operó otros dos buques quimiqueros llamados Actinia y Anemonia, todos ellos abanderados en Chipre. Las tripulaciones son gestionadas por la empresa española Ibernor.

El petrolero ahora secuestrado fue construido en el astillero de Uljanik, Pula (Croacia) y entró en servicio en diciembre de 2004. Es un buque de 27.500 toneladas brutas y 45.557 toneladas de peso muerto, siendo sus principales dimensiones 183 m de eslora total, 32 m de manga y 12 m de calado. Código IMO 9281554.

Foto: Captain Ted (shipspotting.com)