Juan Carlos Díaz Lorenzo

Los astilleros agrupados en PYMAR finalizaron 2014 con una cartera de pedidos de 40 buques, de los cuales 18 contratos entraron en vigor en el transcurso del año. La facturación asciende a unos 628 millones de euros y supone más de tres millones de horas de trabajo. El incremento supone un 2,6% respecto de 2013 y el número de entregas aumentó un 13%.

El informe de PYMAR, que es la sociedad que agrupa a los astilleros privados españoles, destaca el aumento del 42% de la contratación de nuevos buques en los astilleros privados españoles, superando en más del doble la tasa de crecimiento de los pedidos del sector en Europa en dicho año. Esta tendencia positiva que se confirma, a punto de cerrar este primer semestre de 2015, con el aumento de un 12% respecto a igual periodo de 2013.

Los astilleros dedicados al mantenimiento, reparaciones y transformaciones también hacen balance positivo de 2014. Durante todo el ejercicio se registró un buen ritmo de estas actividades para plataformas petrolíferas “off-shore” y de buques de apoyo a plataformas. Asimismo, se consiguieron contratar varias reparaciones de envergadura y varias transformaciones que aseguraron con antelación la carga de trabajo en varios astilleros para todo el 2015.

Los astilleros privados tienen encargos de buques especializados

Anuncios

Redacción

Los astilleros españoles firmaron en 2009 nuevos contratos para la construcción de 13 buques, con un total de 61.880 CGT ó 28.979 GT, lo que supuso una caída del 83% respecto de las 360.514 CGT contratadas en 2008, según se desprende del último boletín publicado por Gerencia del Sector Naval.

De los 24 astilleros incluidos en este estudio (23 privados y uno público), sólo siete firmaron contratos, para construir un total de 13 buques, frente a los 73 de 2008. De estos 13 buques, uno es un quimiquero y los otros 12 están clasificados como “otro tipo de buques” (remolcadores, dragas, cableros, buques escuela…).

Según datos de CESA (Community of European Shipyards Associations) recogidos por la prensa, el 50% de las plantillas de los astilleros europeos sobrará o entrará en expedientes de regulación de empleo durante este ejercicio 2010. En 2009 éstas ya se redujeron alrededor de un 25%.

Botadura del buque "Leiv Eirkisson", en Navantia-Bilbao

Boluda Shipyards realizó el pasado 18 de febrero en Valencia, la botadura del remolcador Bonxie, propiedad del armador Shetland Island Council. Este buque tiene 37 metros de eslora, 14 metros de manga, 5,50 metros de calado y alcanzará una velocidad de 14 nudos. Ha sido diseñado para realizar labores de remolque y asistencia en puerto, así como de escolta. Es gemelo del Solan, que la división de Boluda Corporación Marítima, dedicada a la construcción y reparación de buques, botó hace dos meses.

Ambos remolcadores operarán principalmente en la zona del Mar del Norte y en el puerto de Sullom Voe (Islas Shetland), la mayor terminal de carga de petróleo en el Reino Unido, con un volumen de 25 millones de toneladas por año, que recibe el petróleo de plataformas off-shore en el Mar del Norte a través de numerosos oleoductos. La ceremonia de botadura fue amadrinada por Iris Hawkins, vicepresidenta de la Autoridad Portuaria de las Islas Shetland.

Botadura del remolcador "Bonxie" en Boluda Shipyards

Fuente: ANAVE