Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde el 9 al 21 de diciembre, la Armada está celebrando en Ferrol unas jornadas en recuerdo de la figura y el legado del teniente general Antonio de Escaño y García de Cáceres. Fallecido hace 200 años, se trata de uno de los marinos más brillantes de finales del siglo XVIII y principios del XIX. Las actividades, que comenzaron el pasado martes con la celebración de la conferencia titulada “Antonio de Escaño, un líder naval en una época revolucionaria”, continuaron el miércoles con la conferencia “Escaño y el combate naval de Finisterre”, impartida por el almirante Miguel Fernández Fernández en la Sala de Armas del Arsenal de Ferrol.

Desde hoy y hasta el 21 de diciembre, el palacio de la antigua sede de la Capitanía General de Ferrol acogerá la exposición temática “Antonio de Escaño y su época”, con la que se pretende ubicar la figura del teniente general de la Armada, exhibiendo una variada muestra de piezas que reproducen momentos, buques y personajes relevantes del siglo XVIII y principios del XIX. El horario de visitas será de 10 a 13 h y de 17 a 20 h.

Hoy se celebrará un acto militar conmemorativo del bicentenario del fallecimiento de Antonio de Escaño en la Escuela de Especialidades Fundamentales de la Armada que lleva su nombre. Durante la ceremonia, se realizará un homenaje a los caídos, se colocará una placa conmemorativa del bicentenario y finalizará con el desfile del Batallón de Alumnos.

Cartel de los actos conmemorativos en honor del teniente general Antonio de Escaño 

Antonio de Escaño y García de Cáceres, nacido en Cartagena (Murcia) el 5 de noviembre de 1752, es uno de los más brillantes oficiales de marina de finales del siglo XVIII y principios del XIX. Alcanzó un gran reconocimiento en todos los ámbitos en los que los que estuvo inmerso y es considerado como uno de los mejores tácticos navales del siglo XVIII. Participó en las principales campañas y combates navales de su tiempo: Canal de la Mancha (1780-1781), Cabo Espartel en 1782, Tolón en 1794, San Vicente en 1797, Finisterre y Trafalgar en 1805.

Recibió los mayores reconocimientos profesionales, al ser nombrado teniente general de la Real Armada española, ministro del Almirantazgo, académico de la Historia y miembro del Consejo de Regencia de España. Desde su fallecimiento en 1814, varios buques de la Armada han llevado su nombre y desde el año 2001 la Escuela de Especialidades “Antonio de Escaño” cambia su denominación en honor a la memoria del ilustre marino.

Foto: Armada española

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Infantería de Marina española conmemoró ayer el 477º aniversario de su creación con diversos actos militares en todos los centros donde se encuentran unidades de la fuerza, es decir, en las ciudades departamentales de Cartagena, San Fernando y Ferrol, Las Palmas de Gran Canaria y Madrid, así como a bordo de los patrulleros “Tornado” y “Relámpago”, en operaciones con infantes de marina embarcados, informa la Armada española. 

En cada uno de los actos celebrados se dio lectura al real decreto 1.888/78 que certifica la antigüedad del Cuerpo y se celebró la ceremonia de transmisión del legado histórico y espiritual, por la que el oficial de Infantería de Marina en activo más antiguo presente entregó al soldado más moderno destinado en la unidad un pergamino con una copia del citado documento. Tras la imposición de diferentes condecoraciones, se rindió homenaje a los infantes de Marina que dieron su vida por España y se celebró el tradicional desfile de las fuerzas participantes. 

Desfile de la fuerza de Infantería de Marina en Cartagena

La Infantería de Marina es un Cuerpo de la Armada que tiene en la capacidad de desembarco su característica distintiva y única dentro de las Fuerzas Armadas. Estas operaciones aportan la capacidad de proyección de la fuerza en tierra desde la mar. En los últimos años este Cuerpo ha participado en operaciones internacionales como la estabilización de los Balcanes, las operaciones en Haití, Irak y Líbano, el apoyo a la reconstrucción en Afganistán o la respuesta a las catástrofes naturales tras el tsunami en Indonesia o el terremoto en Haití. 

Desde el punto de vista histórico, los hechos de armas de Infantería de Marina durante casi cinco siglos la convierten en una de las instituciones de mayor tradición militar, recogida en su lema “Valientes por tierra y por mar”. Flandes, Sicilia, Azores, Cerdeña, Tolón, Milán, Cochinchina, Filipinas, Cuba, Santo Domingo, Buenos Aires, Trafalgar, San Vicente y Marruecos son lugares que evocan algunos de sus hechos heroicos. 

Su antigüedad reconocida se remonta a 1537 y se corresponde a la del Tercio Viejo del Mar de Nápoles, del que procede, y se fija la fecha del 27 de febrero como el día de su creación, por corresponder ese día al de la constitución de los Tercios de la Armada del Mar Océano, de Galeras de Sicilia y de Nápoles en 1566. Desde 1763, es cuerpo de Casa Real en reconocimiento a la defensa que 600 infantes de Marina hicieron del Castillo del Morro de La Habana frente a doce mil soldados ingleses. Su uniforme mantiene, hoy en día, las “sardinetas” y los colores azul y rojo.

Foto: Armada española