Juan Carlos Díaz Lorenzo

El cuarto y último de los buques del consorcio marroquí Comarit-Comanav que se encontraba abandonado en el puerto de Algeciras, llamado “Ibn Batouta”, ha salido hoy camino del puerto de Durrës (Albania). Lo ha hecho a remolque del remolcador italiano “Brucoli” y auxiliado en la maniobra de salida por los remolcadores locales “VB Veintisiete” y “VB Algeciras”, como vemos en la imagen de nuestro colaborador Juan Gabriel Mata. La puja final ascendió a 1.027.000 euros y el destino que lleva nos hace pensar que no va al desguace, aunque no lo tenemos confirmado.

El remolque tenía previsto salir ayer tarde, aunque se pospuso a esta mañana. Finalmente, tras larga espera, comenzó la maniobra de salida del muelle de Campamento, en San Roque, perteneciente también a la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras. Al parecer, el nuevo propietario pretende aprovechar la maquinaria, que está en aceptable estado. El práctico de guardia se negó a salir ante el mal estado de la escala y poco personal en la maniobra, en la que también estuvo presente Macarena Gil Navarro, primera mujer práctico de España, aún en periodo de prácticas.

Es el más nuevo de los cuatro barcos de Comanav y parece que seguirá a flote

Ex “Stena Antrim”-1998, ex “St. Christopher”-1991, en marzo de 1981 entró en servicio enarbolando la contraseña de Sealink British Rail y después la de Stena Line. En ambas etapas navegó en líneas del canal de la Mancha y durante una temporada viajó a Belfast. En junio de 1998 pasó a manos de Comanav y después de un repaso en el astillero de Marsella, entró en servicio en la línea Algeciras-Tánger, en la que permaneció hasta su amarre. Tiene capacidad para 1.170 pasajeros y cuando estaba en servicio mantenía una velocidad de 19 nudos.

Es un típico ferry del canal de la Mancha, donde prestó notables servicios

Fotos: Juan Gabriel Mata

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Esta mañana salió remolcado del puerto de Algeciras el ferry marroquí “Banasa”, tras la estela del remolcador “Amber II”, camino del desguace en Aliaga (Turquía). En la maniobra de salida fue asistido por los remolcadores “VB Siroco” y “VB Simun”, como vemos en las imágenes de nuestro colaborador Juan G. Mata. Unos días antes habían salido los ferries de su misma bandera “Al Mansour” y “Boughaz”, con idéntico destino.

Todos ellos, más el “Ibn Batuota” formaban parte de la flota del consorcio naviero marroquí Comarit-Comanav, parte de la cual quedó amarrada en la bahía de Algeciras tras la quiebra ocurrida a finales de 2011. Después de un proceso judicial, la Autoridad Portuaria los sacó a subasta en un precio total de 2.944.000 euros. Este, en concreto, fue subastado en 765.000 euros. el doble de su precio de licitación.

El remolcador “Amber II” inicia el remolque del ferry marroquí “Banasa”

Ex “Mette Mols”, fue adquirido en noviembre de 1996 por la Compagnie Maritime Marocco-Norvegienne (Comarit), participada en un 25 % por Fred. Olsen & Co. En su etapa danesa navegó por cuenta de Mols Linien y J. Lauritzen en líneas domésticas danesas. Tenía un gemelo llamado “Maren Mols”, que fue comprado por Naviera Armas y rebautizado “Volcán de Tamasite” (1º).

De 11.907 toneladas brutas, 3.572 toneladas netas y 1.560 toneladas de peso muertos, mide 115,35 m de eslora total, 20,60 m de manga y 4,90 m de calado máximo. Propulsado por cuatro motores Man-Burmeister & Wain, con una potencia de 10.880 kw sobre dos ejes, andaba 18 nudos. Estaba autorizado para 1.453 pasajeros, 420 coches y 5044 metros lineales de carga rodada. Tenía sus años, pues entró en servicio en febrero de 1975 y fue un barco de excelente rendimiento. Código IMO 7358755.

Foto: Juan G. Mata

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El pasado 30 de julio el ferry marroquí “Boughaz” salió remolcado del puerto de Algeciras, tras la estela del remolcador “Kunduz”, camino del desguace en Aliaga (Turquía). En la maniobra de salida fue asistido por los remolcadores “VB Algeciras” y “VB Simun”, como vemos en la imagen de nuestro colaborador Juan G. Mata. Unos días antes había salido el ferry marroquí “Al Mansour”, con idéntico destino.

Ambos buques formaban parte de la flota del consorcio naviero marroquí Comarit-Comanav, parte de la cual quedó amarrada en la bahía de Algeciras tras la quiebra ocurrida a finales de 2011. Después de un proceso judicial, la Autoridad Portuaria los sacó a subasta en un precio de 2.944.000 euros. Este, en concreto, fue subastado en 450.000 euros y estaba amarrado en Algeciras desde diciembre de 2011.

Maniobra de salida del ferry marroquí “Boughaz”

Este buque forma parte de una serie exitosa de ferries de la década de los años setenta, de un modelo que se repitió en la construcción de nueve unidades. Tomó forma en el astillero Jos L. Meyer, en Papenburg (Alemania) y entró en servicio en julio de 1974 bautizado con el nombre de “Viking 5” y contraseña de la naviera finlandesa Rederi Ab Sally. Posteriormente navegó con los nombres “The Viking” y “Sally Express”, fletado por otros intereses.

En febrero de 1984 lo compró Fred. Olsen & Co. y fue abanderado en Noruega con el nombre de “Bolette”. Pasaron cuatro años de gran actividad en las líneas del Norte de Europa e Inglaterra y en noviembre de 1988 enarboló bandera de Marruecos con el nuevo nombre de “Boughaz”, figurando como propiedad de la compañía Comarit, en la que la naviera noruega poseía el 25% de las acciones.  

De 8.257 toneladas brutas, 3.086 toneladas netas y 1.239 toneladas de peso muerto, mide 117,79 m de eslora total, 17,25 m de manga y 4,70 m de calado máximo. Estaba autorizado para el transporte de 1.400 pasajeros –de ellos, 386 en camarotes- y 300 coches. Propulsado por dos motores Deutz SBV12M450, con una potencia de 9.706 kw sobre dos ejes, que le daban una velocidad de 19 nudos. Código IMO 7349601.  

Foto: Juan G. Mata

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Los once buques que componen la flota de la compañía marroquí Comarit-Comanav están amarrados en puertos de España, Marruecos y Francia, por el cese de actividad de la citada naviera, debido al impago de las deudas que mantiene con varios proveedores, según fuentes sindicales de UGT.

Comarit-Comanav debe dinero a Navantia en concepto de reparaciones navales, tasas a la Autoridad Portuaria de Algeciras y a las empresas que le suministran víveres y pertrechos navales, lo que ha provocado el embargo de los buques. Cuatro de ellos están amarrados desde hace dos meses en el puerto de Algeciras y sus 104 tripulantes abandonados a su suerte, pues no han percibido sus haberes ni dinero para comer y mantener la operatividad de los barcos. Se da la circunstancia, además, de que los tripulantes no pueden regresar a sus casas, ya que ello supondría el abandono del puesto de trabajo y perder la posibilidad de reclamar sus derechos.

El ferry "Biladi" está amarrado en Séte (sur de Francia)

El ferry "Ibn Batouta" es uno de los cuatro buques amarrados en Algeciras

El ferry "Banasa" es otro de los barcos amarrados en Algeciras

El ferry "Berkane" está amarrado en el puerto de Almería

El ferry "Mistral Express" está amarrado en el puerto de Nador

La paralización de la flota de Comarit-Comanav afecta a unos 1.200 trabajadores. Los barcos están amarrados en Algeciras (“Al Mansour”, “Banasa”, “Ibn Batouta” y “Boughaz”), Séte (“Biladi”, “Ibn Nsar” y “Marrakech”), Almería (“Oleander” y “Berkane”), Nador (“Mistral Express”) y Tánger (“Boraq”).

Fuentes de UGT han hecho un llamamiento al Gobierno de Marruecos para que intervenga en la solución del conflicto y trate de encontrar las soluciones posibles, pero por lo que denuncian los sindicalistas el ejecutivo alauí “no está haciendo absolutamente nada”, de ahí que hayan solicitado la ayuda de las autoridades españolas, leemos en la prensa digital.

Comanav es el nombre que tomó la Compagnie Franco-Chérifienne de Navigation (CFCN), fundada en 1946. En 1959, tres años después de la independencia de Marruecos, se refundó con el nuevo nombre de  Compagnie Marocaine de Navigation. En 2007, el Estado marroquí privatizó Comanav y fue vendida a la compañía francesa CMA-CGM. Ésta, a su vez, más interesada por el sector portuario vendió la gestión del transporte de pasaje a la compañía española Balearia, quien a su vez vendería su parte en febrero de 2009 a la naviera marroquí Comarit, participada por Fred Olsen & Co., informa Jaime Pons en su página web baixamar.com.

Fotos: Catoir Rémy, Manuel Hernández Lafuente, Lakhitkov Dmitriy y Jose18 (shipspotting.com)