Juan Carlos Díaz Lorenzo

“CMA CGM Marco Polo” es el nombre del nuevo buque que desde comienzos del pasado mes de noviembre ostenta un nuevo récord mundial en capacidad de portacontenedores, con 16.000 TEUS. Se trata del primero de una serie de tres unidades que construye el astillero Daewoo para la compañía francesa, que entrarán en servicio en el transcurso de 2013.

El nuevo buque cubre el servicio denominado French Asia Line (FAL 1), que no incluye escalas en puertos españoles. Curiosamente, siendo un orgullo de la Marina Mercante francesa, el gigante recién estrenado está abanderado en el Reino Unido.

Se trata de un buque de 396 m de eslora y 54 m de manga. Mide un metro menos de eslora y dos metros menos de manga que el buque “Emma Maersk”, con lo que la fila es de 21 TEUS, uno menos que su predecesor. En cambio tiene un calado de dos metros más y también carga un poco más de mil TEUS con respecto al buque insignia de Maersk Line. La velocidad es de 22,5 nudos, casi tres nudos menos.

Estampa marinera del buque “CMA CGM Marco Polo”

Las publicaciones especializadas destacan el equipamiento de las últimas tecnologías de máximo respeto al medio ambiente, entre las que destacan un sistema de “by-pass” para el tratamiento de los gases de exhaustación, comparable a un turbocompresor de baja presión en los coches, que optimiza la eficiencia energética del motor. Incorpora, asimismo, un sistema de tratamiento que filtra el agua de lastre y la pasa por lámparas de rayos UV, para asegurar que los tanques de lastre no transportan organismos vivos que puedan llegar a otras zonas marítimas y afectar al equilibrio del entorno marino.

Está propulsado por un motor Wärtsilä de 68.000 kw de potencia controlado por sistemas electrónicos que reduce el consumo de combustible en un tres por ciento y de aceite en un 25% de media. El motor es la versión de once cilindros del mayor motor del mundo, que es el instalado a bordo de los buques de clase E de Maersk (se trata de motores de 14 cilindros modelo 14RT-flex96C, de 80.080 Kw).

En los motores de los nuevos buques de CMA CGM se han hecho modificaciones para reducir los NOx en los gases de exhaustación y cumplir con el nivel III de las emisiones, así como en el sistema de alimentación para facilitar el uso de diesel oil con bajo contenido de azufre en los puertos europeos.

Se anticipa así a lo dispuesto en la normativa de la OMI que exige calcular un Índice de Eficiencia Energética (Energy Efficiency Design Index, EEDI)  para los buques mayores de 400 toneladas GT que se contraten a partir del 1 de enero de 2013, o sean entregados a partir del 1 de julio de 2015, por el que establece unos porcentajes de reducción progresiva con el tiempo. La OMI ha fijado como objetivo un 30% de reducción del EEDI en 2025. El buque “CMA CGM Marco Polo” tiene un índice 10,37, con lo que cumple ese objetivo de 2025.