Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde el pasado sábado se encuentra en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria el buque sísmico “Ramform Titan”, primero de una serie de cuatro gemelos de proyecto nórdico, destinados a evaluar las posibilidades de localizar petróleo y gas natural. El citado buque es propiedad de la compañía noruega Petroleum Geo-Services (PGS), con sede en Oslo y arribó procedente de Bergen y Algeciras, camino de Sudamérica, al parecer la zona próxima a las Malvinas, según se ha publicado.

Se trata de una escala estimada de 72 horas para realizar unas reparaciones en dos brazos mecánicos situados a los costados. Los trabajos han sido encomendados a la firma local Hidramar, lo que refuerza el papel del puerto grancanario como escala del sector “off shore”, que en los últimos años está registrando un incremento muy considerable. Cada vez es más frecuente la presencia de plataformas petrolíferas y buques especializados que van y vienen en un mercado para el que el puerto de Santa Cruz de Tenerife no existe.

Vista de proa de la espectacular manga de 70 m del buque

Vista de la sección de popa por la aleta de babor

El buque puede largar hasta un máximo de 24 cabos de fibra dotados de chips 

Estampa marinera del buque “Ramform Titan”, primero de una serie de cuatro

Las formas del buque lo hacen muy llamativo. Mide 104,20 m de eslora y 70 m de manga y ahí está, precisamente, lo más característico de su aspecto exterior. Por la popa se despliegan hasta 24 cabos de fibra que forman una malla de sondeo capaz de cubrir 12 kilómetros dotados de chips en su interior que miden el eco de explosiones de aire comprimido. De los datos obtenidos se podrá determinar la densidad del fondo a su paso. El control se ejerce desde el puente mediante sistemas electrónicos y de posicionamiento dinámico. La información obtenida en tres dimensiones se pasa a las compañías petroleras que han hecho los encargos, para su evaluación y posterior decisión de prospecciones.

En 2011 PGS contrató con el astillero Mitsubhisi Heavy Industries, en su factoría de Nagasaki, la construcción de dos buques sísmicos, el primero de los cuales, llamado “Ramform Titan”, fue entregado en abril de 2013. El segundo buque se llama “Ramform Atlas” y recientemente la compañía noruega ha firmado un nuevo contrato para igual número de buques que estarán operativos en 2015. La planta propulsora tiene una potencia de 18 megawatios y le permite mantener una velocidad de 16 nudos. La tripulación máxima está formada por 80 personas, de ellos 60 en camarotes individuales. Es un buque de 20.637 toneladas brutas, 6.192 toneladas netas y 7.351 toneladas de peso muerto. Código IMO 9629885.

Fotos: Manuel Figueroa

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

De un tiempo a esta parte estamos acostumbrados a ver buques con la proa invertida, denominada “bow x”, que según leemos en las publicaciones especializadas mejora el comportamiento en la mar con mal tiempo. El proyecto sale de Noruega y sus cualidades debe tener, pues se ha extendido con bastante rapidez.

La llamativa apariencia de estas unidades dedicadas al soporte tecnológico en la industria “off shore” no pasa desapercibida y, además, algunos de ellos, como éste que vemos en la imagen de nuestro amigo y colaborador Bermaxo, al que vemos arribando al puerto de Las Palmas, han sido construidos en España.

El buque sísmico “WG Amundsen”, a su llegada al puerto de Las Palmas

Se llama “WG Amundsen” y es propiedad de Esenia Shipping Co. Ltd., sociedad registrada en Chipre y de su gerencia se ocupa la compañía WesternGeco A/S. Es un buque sísmico, que tomó forma en el astillero Hijos de J. Barreras, en Vigo, de cuya factoría es la construcción número 1.659 y entró en servicio en febrero de 2010.

De 6.926 toneladas brutas, 2.078 toneladas netas y 3.700 toneladas de peso muerto, mide 88,80 m de eslora total -82 m de eslora entre perpendiculares-, 19 m de manga, 8 m de puntal y 6,6 m de calado máximo. Está propulsado por un sistema diesel-eléctrico Wärtsila 9L20 y lo realmente importante en este tipo de buques es su sistema de posicionamiento dinámico. Código IMO 9452969.

Foto: Bermaxo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En estos días está realizando pruebas de mar en aguas de la ría de Vigo el buque sísmico “Esvagt Stavanger”, construido por encargo  de la compañía danesa Esvagt. Como todos los de su clase, resulta muy llamativo por la forma de su proa, denominada “bow X” que, por lo publicado, mejora su rendimiento y estabilidad durante la navegación.

La construcción de este buque se inició en la Factoría Naval de Marín y, después de una serie de avatares y retrasos que desembocaron en la anulación del contrato, está siendo terminado en las instalaciones de Astilleros Armón, en Vigo. De 4.261 toneladas brutas y 2.148 toneladas de peso muerto, mide 80 m de eslora total y 17 m de manga. Código IMO 9431575.

El buque sísmico “Esvagt Stavanger”, en el muelle de armamento de Armón

La llamativa forma de su proa lo hace inconfundible

Varios buques de este tipo han sido construidos en la ría de Vigo

En estos días sus idas y venidas por la ría son frecuentes

Fotos: Alfredo Campos Brandón