Juan Carlos Díaz Lorenzo

El pasado 5 de diciembre arribó al puerto de Santa Cruz de La Palma, en su primera escala, el buque Río Tajo, unidad perteneciente a la Guardia Civil, que se encuentra en fase de pruebas antes de su próxima incorporación al servicio. Impecablemente pintado con los colores distintivos del Benemérito Cuerpo, el citado buque atracó poco después de las 14 horas en el muelle de ribera, en maniobra que dirigió el práctico Francisco Noguerol Cajén.

El buque Río Tajo, de 682 toneladas brutas (GT), se unirá al buque Río Miño, en servicio desde septiembre de 2007, para combatir la inmigración ilegal a través de cayucos o pateras y el narcotráfico hacia Canarias, informó el coronel jefe de la Guardia Civil en Las Palmas, Francisco Espinosa Navas.

El alto mando de la Benemérita precisó, según se publicó en la prensa regional, que la Comandancia de la Guardia Civil se encarga de la vigilancia de las aguas territoriales, mientras que las operaciones están organizadas por el Centro de Coordinación Regional de Canarias, con sede en la capital grancanaria y, al mismo tiempo, mantiene relaciones fluidas con la Agencia Europea de Fronteras Exteriores (FRONTEX)  y un buen entendimiento con los países ribereños de la costa atlántica de África. La Guardia Civil dispone de patrullas en Mauritania y también lleva a cabo patrullas conjuntas con Marruecos.

El buque "Río Tajo" se aproxima al puerto de Santa Cruz de La Palma

Foto: Francisco Noguerol Cajén

Anuncios