Juan Carlos Díaz Lorenzo

A la espera de que finalicen los trabajos de la cuna que se instala en sobre la cubierta del buque-dique “Blue Marlin”, el buque LHD “Adelaide” llegó ayer al puerto de Vigo en medio de una notable expectación, a remolque de los remolcadores “Ibaizábal Tres” e “Ibaizábal Nueve”. Se encuentra amarrado en el muelle de trasatlánticos, en todo el frente de la ciudad portuaria, por lo que su presencia se ha convertido en una estampa llamativa y singular.

Navantia y Dockwise han tomado la decisión de hacer esta vez la maniobra de embarque en aguas de la ría de Vigo, que consideran más seguras, después de las dificultades encontradas el año pasado en el abrigo del nuevo puerto de Punta Langosteira, ubicado al margen izquierdo de la ría de Ferrol, en el embarque del buque “Canberra”.

El buque LHD “Adelaide”, visto en toda su eslora, a su llegada a Vigo

Se estima que el buque “Adelaide” permanecerá en Vigo hasta el próximo 10 de diciembre. Para ese día, en principio, está prevista la maniobra de embarque en la cubierta del buque-dique “Blue Marlin”, el mismo que se ocupó del traslado del buque “Canberra” a Australia. En la foto de nuestro estimado amigo y colaborador Alfredo Campos Brandón, vemos la llegada del buque “Adelaide” a la ría de Vigo, en una tarde otoñal y soleada.

Foto: Alfredo Campos Brandón

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Costa Crociere ha adjudicado a la compañía holandesa Dockwise el transporte de los restos del buque “Costa Concordia”, recientemente adrizado tras su larga permanencia en la isla de Giglio, donde embarrancó en la noche del 14 de enero de 2012. Se trata de una operación de gran calado y para ello empleará el buque dique “Dockwise Vanguard”, el mayor del mundo en su clase. Esta compañía se ocupó del traslado desde La Coruña hasta Australia del casco del buque LPD “Canberra”, construido en Navantia Ferrol para la Armada de aquel país, a bordo del buque semi-sumergible “Blue Marlin”.

Dockwise, filial de Royal Boskalis Westminster NV (Boskalis), tiene por delante uno de los mayores desafíos de la historia del salvamento mundial. El encargo consiste en que el barco reflotado sea ubicado en la cubierta del mencionado buque-dique para llevarlo al desguace donde proceda, operación que también entraña grandes dificultades. Se contempla la posibilidad de que pueda ser en Italia, condicionado a la garantía de flotabilidad para su amarre, si bien también de contempla la posibilidad de que sea desguazado en el propio buque-dique.

Boskalis (Dockwise) ha distribuido esta imagen del buque dique “Dockwise Vanguard” con el buque “Costa Concordia” a bordo

Para la colocación del buque “Costa Concordia” en la cubierta del buque “Dockwise Vanguard”, será preciso hacer algunas modificaciones en éste, de modo que se le pueda afirmar con todas las garantías. La operación está prevista para mediados del próximo año y el contrato asciende a unos 30 millones de dólares. La cubierta del buque semi-sumergible mide 275 m de eslora y 70 m de manga, medidas suficientes para garantizar el éxito de la operación.

Una de las compañías filiales de Boskalis, Smit Salvage –otro de los líderes del sector a nivel mundial– prestó sus servicios de emergencia en los primeros meses tras el accidente del buque Costa Concordia. En colaboración con la compañía italiana Tito Neri, entre enero y marzo de 2012 se ocupó de la retirada del combustible que contenían los tanques del crucero de turismo. Esta operación es uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta Boskalis y, al mismo tiempo, el mayor respaldo que puede recibir a su elevada competencia y acreditación profesional, pese a que en su hoja de servicios posee transportes extraordinarios.

Royal Boskalis Westminster NV es un proveedor global a nivel mundial de servicios especializados, tales como servicios marítimos de dragado, infraestructuras marítimas y soluciones integrales creativas e innovadoras para resolver problemas de infraestructuras. Además, Boskalis ofrece una amplia variedad de servicios marítimos y la contratación en el sector de la energía marina incluyendo infraestructuras submarinas, transportes pesados, levantamiento, remolque y salvamento. Tiene una flota de algo más de 1.100 unidades que operan en 75 países de seis continentes y da empleo a unas once mil personas.

Foto: Boskalis (Dockwise)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La estampa portuaria del día en el puerto de Santa Cruz de Tenerife la protagoniza el buque dique noruego “Hawk”, en viaje de Pascagoula a Bergen, con el flotel “Safea Bristolia” sobre su cubierta. Le vimos esta mañana navegando frente a la costa sur de la isla y después fondeó cerca de la Dársena Pesquera –como vemos en las fotos de Ramón Acosta Merino–, donde se encuentra suministrándose combustible a través de la barcaza “Spabunker Sesentayuno”.

El flotel –que así llaman a los hoteles flotantes destinados a trabajadores de la industria “off shore”– es la antigua plataforma petrolífera “Sedco 600”, reconvertida en 2006 para su actual cometido en el astillero Yantai Raffies Shipyard, en China. Registra 13.876 toneladas brutas y puede alojar a un máximo de 587 personas con las comodidades distribuidas en cuatro cubiertas que requiere la estancia en una instalación de esta naturaleza. Código IMO 8755077.

El flotel “Safea Bristolia” es una antigua plataforma petrolífera

El buque-dique “Hawk” es un antiguo petrolero reconvertido en su actual función

El buque dique “Hawk” es un antiguo petrolero de 142.000 toneladas de peso muerto tipo “suez-max” construido en 1989 en los astilleros Brodogradiliste Brodosplit Shipbuilding, en Split (Croacia), con el nombre de “Jahre Transporter”. Hasta 2007 ostentó los nombres de “Nord Jahre Transportes”, “Crude Transporter”, “Genmar Transporter” y “Front Transporter”. En su anterior condición vino al puerto de Santa Cruz de Tenerife en varias ocasiones a descargar crudo para la refinería de CEPSA.

En 2008 fue reconvertido para su actual cometido y ha navegado con los nombres de “Hawker”, “Hawk”, “Heavylift Hawk” y, de nuevo, “Hawk”. Tiene una cubierta de carga de 157 m de eslora y un área útil de 6.900 metros cuadrados. Es un buque de 38.722 toneladas brutas y 53.000 toneladas de peso muerto y mide 226,27 m de eslora, 44,54 m de manga y 13 m de calado máximo. Código IMO 8616556.

Fotos: Ramón Acosta Merino

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El casco del buque ALHD “HMAS Canberra” ya está en seco a bordo del buque-dique “Blue Marlin”. La operación se realizó de acuerdo a las previsiones de Navantia y de la compañía Dockwise, propietaria del citado buque, especializada en el transporte de cargas pesadas. La prensa gallega ha seguido el proceso con una gran atención, como puede ver en las ediciones digitales.

Buen comienzo, además, para el puerto exterior de A Coruña, Punta Langosteira, que se está promocionando en el extranjero, a la búsqueda de futuros operadores. Con la ayuda de varios remolcadores, comenzó la maniobra para la colocación del buque “HMAS Canberra” en la cuna preparada al efecto en la cubierta del “Blue Marlin”, que había llenado sus tanques de lastre y le permitió inundarse a 25 metros sobre la superficie.

La espectacular operación se realizó en el puerto exterior de A Coruña

La maniobra de colocación del casco del buque para la Marina de Australia duró hora y media y el casco se dispuso de popa. Luego comenzó el deslastre y unas horas después el buque “HMAS Canberra” estaba en seco sobre la cubierta del buque-dique “Blue Marlin”. Luego, los políticos, a lo suyo. Declaraciones, fotos y palabras bonitas. Los técnicos han sido realmente los que han conseguido el éxito de la operación.

Hasta el próximo 12 de agosto, fecha en la que el buque-dique inicie su viaje de 45 días hasta Australia, el personal de Dockwise y Navantia afianzarán el casco del buque militar. La travesía se hará sin escalas, vía Cabo de Buena Esperanza, a una velocidad de 12 nudos. La última semana de septiembre llegará a Melbourne y entonces será entregado al astillero de BAE Systems para el montaje de la superestructura, diversos sistemas, acabado final y pruebas de mar.

Foto: Gustavo Rivas (lavozdegalicia.es)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El personal de Navantia y de empresas auxiliares en Ferrol trabajan para finalizar la cama de acero y de madera en la cubierta del buque semisumergible “Blue Marlin”, sobre la que se situará el primer ALHD construido para la Armada de Australia. La maniobra de embarque del buque “HMAS Canberra” está prevista para el próximo 3 de agosto, un día antes de lo inicialmente previsto, informa hoy Beatriz Couce en la edición digital de “La Voz de Galicia”.

Desde hace un mes el buque “Blue Marlin” se encuentra atracado en uno de los muelles de la antigua ASTANO, preparando los dispositivos para asegurar el traslado de la singular carga, que recibirá en Punta Langosteira, donde quedarán fondeados ambos buques y entonces comenzará la maniobra que se calcula en unas cinco horas. Después vendrán las sujeciones y demás ajustes para emprender un viaje estimado en 45 días hasta Melbourne.

Panorámica aérea del buque-dique “Blue Marlin”

Foto: Dockwise