Juan Carlos Díaz Lorenzo

“Castillo de Navia” y “Castillo de Malpica” son los nombres que ostentan dos nuevos “bulkcarriers” que han sido contratados para su explotación en los tráficos internacionales de la Empresa Naviera Elcano, con sede en Madrid. Mientras que el primero permanece en el astillero en fase de pruebas, el segundo realiza su primer viaje comercial y está navegando por el canal de Malacca con destino a Koper, a donde tiene previsto arribar el próximo primero de diciembre.

Ambos buques han sido construidos en el astillero Shanhaiguan Shipbuilding Industry Co. Ltd. (SHGSIC), ciudad de Qinhuangdao (norte de China) y son los mayores salidos de dicha factoría. Abanderados en Malta, registran 65.977 toneladas brutas y 120.000 toneladas de peso muerto y son sus principales dimensiones 258,90 m de eslora total, 43 m de manga y 14,70 m de calado. El diseño de la chimenea llama la atención. Códigos IMO 9722974 y 9722962.

Estampa marinera del buque “Castillo de Malpica”, a su paso por Singapore

Foto: Martin Klingsick

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Ership International ha incorporado a su flota un “bulkcarrier” de segunda mano que ha rebautizado con el nombre de “Don Juan”, en homenaje a la figura de Juan Alvargonzález González de la Buelga (1919-2013), fundador y presidente de Naviera Alvargonzález. El citado buque enarbola desde octubre de 2014 la contraseña del poderoso grupo naviero asturiano y está abanderado en el registro naval de Madeira, que sigue siendo más atractivo que el Segundo Registro de Buques de Canarias.

De 14.116 toneladas brutas y 21.057 toneladas de peso muerto, mide 158 m de eslora total, 23 m de manga, 9,10 m de puntal y 5,50 m de calado máximo. Es un buque construido en el astillero Torgem Shipbuilding Industry & Trade, en Estambul (Turquía) y entró en servicio en 2007 bautizado con el nombre de “Eylul K” y contraseña de la sociedad Kaptanoglu Holding, con sede en la histórica ciudad del Bósforo. Está compartimentado en cuatro bodegas y tiene igual número de grúas –tres de 30 toneladas y una de dos toneladas de potencia de izada– para las operaciones de carga y/o descarga. Código IMO 9394222.

Estampa marinera del buque “Don Juan”, visto por la amura de estribor

Foto: Ken Smith (shipspotting.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La flota mercante de la República de Cuba se ha incrementado en los últimos dos años con diez buques “handymax” de nueva construcción, que han sido abanderados en Panamá y figuran como propiedad de la sociedad griega Nordstrand Maritime & Trading. Fórmula elegida y ampliamente desarrollada desde comienzos de los años sesenta para evitar conflictos y sorpresas en puertos potencialmente hostiles a los intereses del gobierno cubano.

Los diez buques fueron contratados en septiembre de 2009 por la Empresa Importadora General del Transporte (EIGT), en nombre del Grupo Acemex, con la compañía estatal China National Machinery Import & Export Corporation (CMC). Aunque no han trascendido los términos del contrato, se estima un valor de 250 millones de dólares financiado por el Eximbank. El pedido fue asignado al astillero Shangai Shipyard Co. Ltd., que volvió a la actividad industrial después de un año de sequía. Para ahorrar costes en el proyecto, se eligió un modelo en producción, del que varios han sido construidos para otros armadores.   

Estampa marinera del buque “Abdala”, primero de la serie

El primero de los nuevos buques fue entregado en agosto de 2011 bautizado con el nombre de “Abdala”. Los nueve restantes han sido bautizados “Leonor”, “Manuela”, “Mariana”, “Celia”, “Haydée”, “Lidia”, “Gertrudis”, “Clodomira” y “Josefa”. Menos el primero, que rinde homenaje al poema dramático de José Martí publicado en enero de 1869 en “La Patria Libre” y el segundo, que lleva el nombre de Leonor Pérez Cabrera, nacida en 1828 en Santa Cruz de Tenerife y madre del anterior, los demás ostentan nombres de mujeres famosas en la historia de la revolución cubana.

Se trata de “bulkcarriers” polivalentes de 22.400 toneladas brutas, 12.800 toneladas netas y 34.900 toneladas de peso muerto, dotados de cuatro grúas de 30 toneladas para dar servicio a cinco bodegas, en unos cascos de 180 m de eslora, 28 m de manga y 9,50 m de calado. Cada uno de ellos está propulsado por un motor Burmeister & Wain, que le permite mantener una velocidad de 12 nudos. La tripulación tipo es de 22 personas. Los buques han sido clasificados por el Lloyd’s Register y tienen buen aspecto. Lo deseable sería que el mantenimiento fuera el adecuado para garantizar un rendimiento operativo óptimo.

La Marina mercante de Cuba, que durante años fue la más potente de América Latina representada por la Empresa de Navegación Mambisa y la Empresa de Navegación Caribe, sufrió su serio revés en la década de los noventa. El contrato firmado con China es el más importante registrado en los últimos años y permitirá el comercio con socios tradicionales de Cuba, caso de Irán, Angola, China y Ecuador. En la importación de granos bajará el costo de los fletes, pues los transportistas extranjeros cobran una prima extra. En 1988, el mencionado astillero entregó a Cuba otros tres buques portacontenedores llamados “Ernesto Che Guevara”, “Sierra Maestra” y “Camilo Cienfuegos”.

Foto: Lakhtikov Dmitriy (shipspotting.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El segundo mayor barco del mundo, el “bulkcarrier” “Berge Stahl”, abanderado en la isla de Man (Reino Unido) y propiedad de Berge Stahl Co., se aproximó esta tarde al antepuerto tinerfeño y entre las 13,25 h y 14 h moderó la velocidad a dos nudos, mostrando ante la ciudad sus espectaculares dimensiones. A la hora de publicar esta crónica navega al suroeste de Tenerife, a poco más de 14 nudos de velocidad. Este barco ya nos visitó el 9 de septiembre de 2011 y entonces hacía poco que había perdido el honroso título de ser el mayor del mundo en su clase, cuando entró en servicio el “bulkcarrier” “Vale Brasil”.

Construido en nueve meses en el astillero Hyundai Heavy Industries, factoría de Ulsan (Corea del Sur) y puesto en servicio en 1986, es un buque de 175.720 toneladas brutas y 364.767 toneladas de peso muerto, en un casco de 342 m de eslora total, 63,53 m de manga y 23 m de calado. Está propulsado por un motor Burmeister & Wain 7L90MCE, con una potencia de 27.610 caballos sobre un eje y acciona una hélice de nueve metros de alto que le permite mantener una velocidad de 15 nudos. Código IMO 8420804.

Estampa marinera del “bulkcarrier” “Berge Stahl”, en la escala de septiembre de 2011

Foto: Julio A. Rodríguez Hermosilla