Juan Carlos Díaz Lorenzo

De la crónica social de la botadura del nuevo buque Volcán del Teide, celebrada el pasado 15 de julio en el astillero Hijos de J. Barreras, con cierto boato a pesar del mensaje inicial de austeridad en consonancia con la crisis económica en curso, sabemos que se desplazaron a Vigo invitados de Canarias y de Madeira, haciendo los honores de madrina la señora María Ángela Andrade Martins, esposa del presidente de la región autónoma de Madeira, Alberto Joao Jardim.

Este gesto es importante y tiene más trascendencia de la que inicialmente puede suponerse. En los días previos a la botadura, la bandera de Naviera Armas fue izada en el recinto de la Autoridad Portuaria de Funchal y, pese a la oposición que ha encontrado en algunos sectores marítimos del país luso, Antonio Armas ha logrado abrir una nueva vía en las comunicaciones regulares entre Funchal y Portimao, con bastante éxito, provocando, entre otros efectos beneficiosos, una reducción de los precios de los alimentos de primera necesidad.

La bandera de Naviera Armas ondea en Funchal

Cuestión que la sociedad madeirense –unos 260.000 habitantes- tiene cada vez más en cuenta porque, en definitiva, afecta a la cesta de la compra y también porque han pasado muchos años desde que se extinguió la línea marítima que enlazaba a la isla con la capital portuguesa, haciéndolo, desde entonces, sólo con buques de carga. Hasta que llegó Naviera Armas, la única opción posible era por vía aérea. Sorprendente, pero es así.

Al mismo tiempo, dicha línea posibilita la conexión semanal entre Canarias y Madeira, con su extensión a la costa continental, cada día más utilizada por los transportistas y pasajeros de ambos archipiélagos.

La puesta en servicio del nuevo buque está prevista para el próximo mes de noviembre, momento en el que relevará al ferry Volcán de Tijarafe, que cubre en la actualidad dicha línea. Desconocemos, por el momento, cuál será el destino de este barco, aunque en medios marítimos portugueses se comenta la posibilidad de que pueda abrir una línea mixta entre Madeira, Azores y la costa de Portugal, hasta ahora inexistente –los barcos de cabotaje portugueses son portacontenedores puros-, utilizando el puerto de Funchal como interconexión con Canarias.

Y mientras Naviera Armas gestiona sus planes de expansión, lo cual celebramos, en Canarias todavía tiene alguna asignatura pendiente. Sin desmerecer, en absoluto, el esfuerzo que la compañía hace para mejorar las comunicaciones marítimas interinsulares, lo cierto es que la línea con la isla de La Palma desde el puerto de Los Cristianos, en el sur de Tenerife, está supeditada, tanto en los viajes de ida como de vuelta, a una escala en La Gomera. Este hecho alarga el trayecto como mínimo en una hora e incomoda a los pasajeros palmeros, que han subido mucho en número en los últimos meses.

Excepto los viernes en la noche en el viaje directo desde La Palma a Los Cristianos, y los domingos a mediodía en el sentido inverso, la capacidad del barco hay que compartirla obligatoriamente con los pasajeros de La Gomera, línea en la que Naviera Armas compite abiertamente con Líneas Fred. Olsen. Los pasajeros palmeros, además, se ven obligados a meter sus coches en el “car-deck”, lo que alarga entre 20 y 30 minutos el tiempo de desembarque en los puertos de Santa Cruz de La Palma y Los Cristianos. No ocurre así –por razones de estiba, entendemos- con los pasajeros de La Gomera, que entran y salen por la cubierta principal del garaje, razón por la cual salen siempre beneficiados. Y que conste que nada tenemos en contra de ellos.

Mientras tanto, la clase política palmera hace oídos sordos a esta situación. Tampoco dice nada de la salida del barco entre semana desde el puerto de Santa Cruz de La Palma a las cuatro de la mañana, horario a todas luces inadecuado, en un barco sin camarotes y siempre supeditado a entrar a primera hora en La Gomera para luego seguir a Los Cristianos.

Una isla con casi cien mil habitantes merece mejor trato por parte de Naviera Armas, que ha encontrado en La Palma un mercado apetitoso, jugando con los precios, pero no con la calidad del servicio.

Reconocemos y valoramos sinceramente el esfuerzo inversor de la naviera, y más en los tiempos que corren, pero reclamamos lo que la isla merece y los políticos no dicen.

La línea bisemanal directa entre Santa Cruz de La Palma y Santa Cruz de Tenerife, atendida por el buque Volcán de Tauce, resulta interesante, pero el barco no es el adecuado. La autopista marítima existe, pero el vehículo debe mejorar. Y Antonio Armas sabe, como lo sabemos los que estamos metidos en este sector, que a mejor oferta y calidad, mayores posibilidades de éxito.

El buque "Volcán del Teide" entra en el agua por primera vez

El nuevo barco será destinado a la línea Canarias-Madeira-Portugal

La renovación de la flota de Naviera Armas alcanza su plenitud

Fotos: CX9AAW

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Para el próximo jueves, 15 de julio, víspera de la festividad de Nuestra Señora del Carmen, está prevista la botadura del ferry Volcán del Teide, construido por encargo de Naviera Armas en los astilleros Hijos de J. Barreras, en Vigo. El nuevo buque, que estará operativo en noviembre, será destinado a cubrir la línea Canarias-Madeira-Portimao, en sustitución del ferry Volcán de Tijarafe.

A pesar de que se había dicho que, debido a la situación de crisis económica, la puesta a flote del nuevo buque sería considerada como un acto más de trabajo, lo cierto es que se ha preparado un acto protocolario con la asistencia de diversos invitados de Canarias y de Madeira. Precisamente, la madrina será María Ángela Andrade Martins, esposa del presidente de dicha región autónoma.

En la grada contigua avanza la construcción de un segundo buque gemelo, previsto para 2011, de 170 metros de eslora –dimensiones máximas de la grada del astillero gallego-, 1.500 pasajeros y 24 nudos de velocidad, al igual que éste y entre sus novedades, dentro de la estética característica de los barcos de Naviera Armas, dispondrá de escaleras mecánicas y algunos camarotes dúplex.

Perspectiva de proa del ferry "Volcán del Teide"

Foto: CX9AAW

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El nuevo ferry Volcán del Teide, que se encuentra en avanzado estado de construcción sobre grada, será botado a mediados del próximo mes de julio, previsiblemente el día 15, según hemos podido saber en medios marítimos. De acuerdo con el calendario de trabajo del astillero Hijos de J. Barreras, posteriormente el buque será remolcado al dique seco de Viana do Castelo (Portugal) para proceder al pintado del casco y después será de nuevo remolcado a Vigo para proceder a su armamento final, previéndose la entrega para noviembre de este año.

Hace unos días, los trabajadores del astillero procedieron a “escribir” en las amuras del barco las letras de su nombre, con lo que Naviera Armas honra especialmente a Tenerife y al pico más alto de España, El Teide, con sus 3.718 metros de altitud sobre el nivel del mar. De los barcos que en la actualidad tiene la compañía, éste será el segundo con un nombre referido a la isla de Tenerife, siendo el anterior el ferry Volcán de Tauce. Los restantes hacen mención a nombres de volcanes, existentes o supuestos, de La Palma, Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura.

En la amura ya se puede leer el nombre del barco: "Volcán del Teide"

Los trabajos sobre grada avanzan a buen ritmo

Perspectiva de proa, con el pronunciado bulbo en primer plano

Se trata del barco más grande construido en el astillero vigués

Fotos: CX9AAW