Juan Carlos Díaz Lorenzo

El crucero de turismo italiano “Costa Concordia” ha vuelto a ser actualidad hoy con la noticia de que han concluido con éxito los trabajos de extracción de 2.300 toneladas de combustible que contenían sus tanques. Han transcurrido 32 días desde que técnicos de las compañías Neri y Smit comenzaron sus labores, cumpliendo el plazo inicialmente dado de cinco semanas, a pesar de que durante diez días se vieron dificultadas por condiciones meteorológicas adversas.

Los trabajos de extracción del combustible se han realizado mediante la perforación de agujeros en el casco, a la altura de los tanques correspondientes, por los que se ha bombeado el fuel y el gasoil a un tanque nodriza y, al mismo tiempo, el bombeo de agua de mar a los tanques que se iban desalojando para evitar que el buque pudiera moverse de la posición en la que se encuentra acostado.

El naufragio del buque "Costa Concordia" convulsionó el sector a nivel mundial

El suceso que dio la vuelta al mundo se produjo el 13 de enero cuando el barco navegaba en las proximidades de la isla de Giglio. A bordo, entre pasajeros y tripulantes, algo más de cuatro mil personas, que consiguieron ponerse a salvo excepto una treintena y dos desaparecidos. El capitán, bajo arresto domiciliario, será llamado el 21 de julio a la primera vista ante el tribunal que lo juzgará.

El 12 de febrero comenzó la operación de retirada del combustible, en la que se han utilizado diversos medios y han trabajado un centenar de personas, que han garantizado un trabajo pulcro y envidiable, demostración de su nivel profesional. El buque está escorado unos 30 grados sobre la banda de estribor. Se estima que el reflotamiento del “Costa Concordia” podrá durar entre 10 y 12 meses, según informaciones de la propia compañía hechas públicas en los primeros días del trágico suceso.