Juan Carlos Díaz Lorenzo

Una avería inoportuna –como todas las averías– hizo que la escala del buque “FTI Berlín”, que arribó ayer al puerto de Vigo, se prolongará más horas de lo previsto y ha sido hasta hoy cuando el citado crucero de turismo se ha hecho de nuevo a la mar. Llegó procedente de Lisboa en viaje a Falmouth, con una expedición de 319 pasajeros y 197 tripulantes, consignado por Bergé Marítima.

Cuatro autobuses salieron de excursión a Santiago de Compostela y uno a las rías bajas, con los turistas que contrataron estos servicios, informa nuestro estimado amigo y colaborador, Alfredo Campos Brandón.  Este buque casi pertenece al grupo de los clásicos, pues su estampa marinera corresponde a otra etapa de la industria turística marítima.

Es un barco pequeño en su clase, pero tiene una categoría indudable

Visto en toda su eslora por la banda de estribor mientras maniobra

Suman 33 años de vida marinera de este buque, que nació a la mar en el astillero Howaldstwerke, en Kiel (Alemania) con el nombre de “Berlín” y contraseña de Peter Deilmann Reederei, con sede en Neustadt y en su primer lustro de vida navegó fletado por Neckermann. Ha navegado también con los nombres de “Princess Mashuri” (1982-1985), “Berlín” (1985-2005), “Orange Melody” (2005-2006), “Spirit of Adventure” (2006-2012) y “FTI Berlín” (desde mayo de 2012).

Registra 9.750 toneladas brutas, 3.542 toneladas netas y 1.796 toneladas de peso muerto, en un casco de 139,30 m de eslora total, 17,52 m de manga y 4,80 m de calado. La eslora actual tiene una nueva sección de 17,15 m mayor que en origen, después de que fuera alargado a finales de 1986 en el astillero Nobiskrug, en Rendsburg. Está propulsado por dos motores Mak 12M 453AK, con una potencia de 7.060 kw sobre dos ejes y una velocidad de 18 nudos. En la actualidad puede alojar a 420 pasajeros. Código IMO 7904889.

Fotos: Alfredo Campos Brandón

 

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Por sexta vez desde 2007, el pasado martes,  primero de marzo, hizo escala en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, con su actual nombre, el crucero Spirit of Adventure, el menor de los buques que tiene en servicio la compañía británica Saga Holidays.  Recordamos, también, su primera etapa, cuando ostentaba el nombre de Berlín y estaba al servicio del turismo alemán, operado por Peter Deilmann.

Es un barco bien proporcionado, construido en 1980, de 7,813 toneladas brutas y un casco de 139,30 metros de eslora, con capacidad para 330 pasajeros. En esta oportunidad arribó procedente de Las Palmas y zarpó casi a medianoche en viaje a Funchal.

El crucero "Spirit of Adventure" maniobra para atracar

Es el antiguo "Berlín", en servicio desde 1980

Momento en el que maniobra el ferry "Volcán del Teide"

Fotos: Antonio Sáez