Juan Carlos Díaz Lorenzo

Imeldo Barreto León y Epifanio Perdomo López, únicos supervivientes de la tragedia del buque noruego “Berge Istra” ocurrida hace casi 39 años, viajaron hoy a bordo del fast-ferry “Bencomo Express” en la línea Santa Cruz de Tenerife-Agaete. El capitán Javier Carrasco les recibió y atendió durante la travesía. Un gesto cargado de gran emotividad, pues ambos han relatado en los últimos años su odisea que está recogida en un libro, reportajes de prensa y un documental audiovisual.

El último día del año 1975 y primeros del mes siguiente, la prensa tinerfeña destacó en primera página la trágica noticia del hundimiento del buque noruego “Berge Istra”, de 227.550 toneladas de peso muerto y abanderado en Liberia, propiedad de la compañía noruega Sig. Bergesen. Era, entonces, uno de los buques mayores del mundo en su clase, tipo ore oil / bulk oil (OBO), construido en el astillero de Pula (Croacia, entonces Yugoslavia) y puesto en servicio en 1972.

Imeldo Barreto, Epifanio  Perdomo y el capitán Javier Carrasco

La tragedia del «Berge Istra» ocurrió hace 39 años. Han vivido para contarlo

Solo dos tripulantes de un total de 32 hombres –de los cuales doce eran canarios– consiguieron salvar la vida y los dos son tinerfeños: Imeldo Barreto León (entonces 41 años) y Epifanio Perdomo López (39 años). Veinte días después del trágico suceso, el 18 de enero de 1976, fueron rescatados por un pesquero japonés cuando se encontraban a bordo de una balsa milagrosa, en la que pasaron todo tipo de penurias y pensaron que iban a morir de hambre y sed.

El documental “Los náufragos del Berge Istra”, dirigido por Víctor Calero, recoge la historia de estos dos náufragos, que son estrellas de primer orden en el argumento central del trabajo. Lo cual es de agradecer y nos trae el emotivo recuerdo del libro “La tragedia del Berge Istra. Odisea de dos tripulantes tinerfeños” [Madrid, 1998], del que es autor el abogado tinerfeño José Delgado Díaz y en el que tuvimos el honor de escribir el prólogo y coordinar la edición.

Fotos: Javier Carrasco

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Tiene 2014 un halo especial de aniversarios en la historia reciente de Fred. OIsen en Canarias. A los 110 años de su presencia en Canarias y los 40 años de la línea de La Gomera, se suman también 25 años de la segunda etapa de la línea Playa Blanca-Corralejo y 20 años de la línea Santa Cruz de Tenerife-Agaete, que comenzó en diciembre de 1994, atendida entonces con los buques “Bañaderos” y “Bajamar”. Así como 20 años desde el inicio, en mayo del citado año, de la línea Corralejo-Arrecife y escalas intermedias con el SES «Bahía Express». Desde abril de 1999, hace ahora 15 años, el catamarán «Bonanza Express» comenzó sus viajes en la línea Santa Cruz de Tenerife-Agaete.

El servicio se ha mantenido en el tiempo pese a las dificultades que supone el elevado coste del combustible y la competencia feroz. Como hemos indicado, entre 1994 y 1997, la compañía había operado el buque “Bahía Express”, el mismo que en el último trimestre de 1989 había hecho una incursión en la línea La Gomera-Los Cristianos con el nombre de “Sant’ Aghata”. El resultado no fue el esperado, pero abrió la perspectiva para la implantación de la alta velocidad en un servicio combinado, es decir, pasajeros y vehículos, como así sucedió tiempo después.

Fred. Olsen Jr., artífice de Fred. Olsen Express

A finales de 1997, Fred. Olsen jr., presidente ejecutivo de la compañía, tomó la decisión de dar un salto adelante y propició la incorporación de los primeros catamaranes que hoy conocemos en Canarias. El principal fabricante que entonces, y ahora, ofrecía mejores garantías es la firma australiana InCat, con la que se estableció contacto y en el plazo de menos de un año llegaron tres buques de alta velocidad que, tres lustros después, siguen prestando un magnifico servicio.

El primero de ellos, llamado “Bonanza Express”,  fue entregado en febrero de 1999. El 22 de marzo siguiente –capitán, Servando Peraza García– arribó al puerto de Santa Cruz de Tenerife, después de un largo viaje desde Australia, vía cabo de Buena Esperanza. El primero de abril se estrenó en la línea Santa Cruz de Tenerife-Agaete, en cuyo viaje inaugural estuvimos presentes, marcando así el comienzo de una nueva etapa en la historia de las comunicaciones marítimas de Canarias

Construcción número 051 del astillero Incat Australia Pty. Ltd., factoría de Hobart, es un buque “wave piercing” de 5.191 toneladas brutas, 1.687 toneladas netas y 838 toneladas de peso muerto, en un casco de 96 m de eslora, 26 m de manga y 3,70 m de calado máximo. Está propulsado por cuatro motores Ruston 20RK270, que suman una potencia de 28.320 kw y accionan igual número de “water jets” que le permite mantener una velocidad de servicio de 34 nudos. Tiene capacidad para 755 pasajeros y 425 automóviles. Código IMO 9200225.

El catamarán «Bonanza Express» atiende la línea Las Palmas-Morro Jable

El primer catamarán de alta velocidad de Fred. Olsen Express ha navegado en varias líneas: Santa Cruz de Tenerife-Agaete, La Gomera-Los Cristianos, El Hierro-Los Cristianos y Las Palmas-Morro Jable, en la que se encuentra desde agosto de 2012. Es de destacar que en el caso de El Hierro fue el primer buque de su clase que llegó a la isla. Entre abril y julio de 2001 atendió la línea Miami-Grand Bahama, en un proyecto en el que no obtuvo el resultado esperado. El 3 de diciembre de 2008 sufrió un accidente cuando maniobraba en el puerto de Los Cristianos, varando en la playa con daños de diversa consideración.

A finales de la década de los noventa, el plan estratégico de Fred. Olsen contemplaba la incorporación de otros dos buques de alta velocidad. Uno de ellos para la línea estrella La Gomera-Los Cristianos y otro para la línea Agaete-Santa Cruz de Tenerife, pues está claro que el servicio ideal entre las dos islas capitalinas está debidamente atendido por dos buques.

El primer «Benchijigua Express», luego «Bentayga Express» y actual «Bencomo Express»

La primera tripulación del primer «Benchijigua Express», a su llegada a Tenerife

El buque «Bencomo Express» maniobrando en Santa Cruz de Tenerife

El primer “Benchijigua Express” realizó sus pruebas de mar en septiembre de 1999 y el 3 de octubre siguiente –al mando del capitán Servando Peraza García y el jefe de máquinas José García Oliva–  zarpó de Hobart e hizo escala en Papetee (Polinesia francesa) y Balboa (Panamá). Cruzó el canal de Panamá en poco más de ocho horas, hizo otra escala técnica en Colón y procedió en viaje directo a Santa Cruz de Tenerife.

El 22 de octubre arribó al puerto tinerfeño y ante la imposibilidad de incorporarse de inmediato a la línea para la que estaba destinado –las obras de las rampas en los puertos de San Sebastián de La Gomera y Los Cristianos no habían finalizado– se tomó la decisión de incorporarlo a la línea Agaete-Santa Cruz de Tenerife, siendo rebautizado “Bentayga Express” y el 25 de octubre entró en servicio en la mencionada línea. Desde noviembre de 2004 ostenta el nombre de “Bencomo Express”.

El segundo «Benchijigua Express», cruzando el canal de Panamá

Construcción número 053 del astillero Incat Australia Pty. Ltd., factoría de Hobart, es un buque “wave piercing” de 6.344 toneladas brutas, 2.839 toneladas netas y 717 toneladas de peso muerto, en un casco de 96 m de eslora, 26 m de manga y 3,70 m de calado máximo. Está propulsado por cuatro motores Caterpillar 3618, con una potencia de 28.320 kw y accionan igual número de “water jets” que le permite mantener una velocidad de servicio de 34 nudos. Tiene capacidad para 900 pasajeros y 300 automóviles. Código IMO 9206712.

El segundo «Benchijigua Express» se estrena en la línea La Gomera-Los Cristianos

El segundo “Benchijigua Express” fue abanderado el 20 de diciembre de 1999. En su viaje de entrega cruzó el 19 de enero de 2000 el canal de Panamá y dos días después hizo una escala de casi 24 horas en La Habana (Cuba), desde donde procedió directo a San Sebastián de La Gomera. Al igual que en las ocasiones anteriores, el mando fue confiado al capitán Servando Peraza García y la jefatura de máquinas a José García Oliva. Después procedió directo a La Gomera, a donde llegó al amanecer del 27 de enero, después de un recorrido de 12.751 millas náuticas en 420,35 horas, a una velocidad media de 30,3 nudos.

El día 28 del citado mes entró en servicio, fecha histórica en la que relevó al tercer “Benchijigua”, que pasó a llamarse “Betancuria” e inició una línea entre Las Palmas, Fuerteventura y Lanzarote. Además de la línea La Gomera-Los Cristianos, cubrió también la línea Los Cristianos-La Palma. Construcción número 055 del mencionado astillero, tiene las mismas características técnicas y capacidades del buque “Bencomo Express”. En noviembre de 2004 fue rebautizado “Bentago Express”. Código IMO 9213337.

Fotos: Archivos de Juan Carlos Díaz Lorenzo, Tony Rodríguez y Juan Ignacio Liaño

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde hoy y por espacio de doce días estará fuera de servicio el catamarán “Bencomo Express”, con motivo de la varada anual reglamentaria en ASTICAN. Ello implica algunas modificaciones en los horarios habituales de la línea Santa Cruz de Tenerife-Agaete, por lo que recomendamos a nuestros lectores consulten la página web de la compañía.

De todos modos, Fred Olsen Express ha organizado el servicio combinando los buques “Bentago Express” y “Bonanza Express”, tanto en la línea mencionada como en la línea Las Palmas-Morro Jable. Se mantiene la eficacia del servicio, lo que implica el posicionamiento nocturno y diurno de los mencionados buques entre los puertos de Las Palmas y Agaete y viceversa.

Fred. Olsen ha hecho encaje de bolillos para mantener una programación ágil

Foto: Tony Rodríguez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Inmersa en el calendario anual de varadas y reparaciones, Fred. Olsen Express acomete diversos trabajos de mantenimiento a bordo del buque de alta velocidad “Benchijigua Express”, en el puerto de Santa Cruz de La Palma. Razón por la cual desde hace unos días y, en principio, hasta el próximo jueves, el buque que habitualmente cubre la línea Los Cristianos-La Gomera-La Palma permanecerá atracado en el puerto palmero.

La sustitución está a cargo del catamarán “Bentago Express”, que entrará en ASTICAN dentro de unos días para la revisión quinquenal, con una duración estimada de ocho días. Por esa razón, los itinerarios habituales de Fred. Olsen Express entre Tenerife y Gran Canaria estarán atendidos por un solo buque, en este caso el catamarán “Bencomo Express”, con una programación provisional, como es habitual en estos casos.

El trimarán «Benchijigua Express», en trabajos de mantenimiento en el puerto palmero

Foto: José Javier Pérez Martín

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Fred. Olsen Express ofrece un nuevo servicio de mini-bar en la clase oro de los buques “Bencomo Express” y “Bentago Express”, que cubren la línea Santa Cruz de Tenerife-Agaete y realizan entre cuatro y seis rotaciones diarias, según los días de la semana. Este servicio se suma al de bar cafetería de la citada clase oro, es de autoservicio y dispone de zumos, agua, refrescos, vinos y picoteo, además de la prensa del día.

La línea Santa Cruz de Tenerife-Agaete comenzó en 1994 con los buques tipo ferry “Bañaderos” y “Bajamar”. Desde 1999, con la incorporación del fast-ferry “Bonanza Express”, comenzó la línea rápida a la que en ese mismo año se incorporó el catamarán “Bentayga Express”, actual “Bencomo Express”. En 2000, el primer «Benchijiogua Express», actual “Bencomo Express”, pasó a esta línea, que dispone de un servicio complementario de autobuses entre Agaete y la ciudad de Las Palmas. 

Nuevo servicio de mini-bar a bordo de la línea Santa Cruz de Tenerife-Agaete

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Concluidas las pruebas de los dos nuevos motores instalados a bordo del fast-ferry Benchijigua Express, esta mañana, a primera hora, abandonó su atraque en la Dársena de Los Llanos y realizó operaciones en la rampa que habitualmente utilizan los catamaranes de Fred. Olsen Express en el muelle de ribera.

A las 10,30 horas abandonó el citado atraque para dar paso al catamarán Bencomo Express, con el que se cruzó en el antepuerto y poco después continuó viaje a Los Cristianos, a una velocidad sostenida de 33 nudos, para reincorporarse a su línea habitual.

En el antepuerto se cruza con el catamarán "Bencomo Express"

Dos semanas ha permanecido en parada técnica a flote

El buque navega frente a Santa Cruz camino de Los Cristianos

Fotos: Antonio Sáez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Fred. Olsen Express representa la vanguardia del transporte marítimo en Canarias. Posee varias cualidades que así lo refrenda: una flota única de buques de alta velocidad, elevados índices de puntualidad y una excelente calidad de servicio a bordo, mantenida por un personal eficaz y una dirección técnica altamente cualificada. 

Líneas Fred. Olsen, sucesora de Ferry Gomera -que inició en julio de 1974 sus singladuras con el primer Benchijigua-, abrió una nueva etapa en abril de 1999 en la línea Tenerife-Agaete con la puesta en servicio del catamarán Bonanza Express, reforzado, en octubre de ese mismo año, con el catamarán Bentayga Express.

El catamarán "Bonanza Express" fue el primero de su género en Canarias

En enero de 2000 la alta velocidad llegó a la línea La Gomera-Los Cristianos con el catamarán Benchijigua Express, tomando el relevo a los ferries convencionales que hasta entonces habían tenido a su cargo las comunicaciones marítimas con la Isla Colombina. Entre los meses de abril y julio de 2001, el catamarán Bonanza Express estuvo fletado en la línea Miami-Grand Bahama.

En noviembre de 2003 entró en servicio el catamarán Bocayna Express en la línea Corralejo-Playa Blanca, que une el norte de Fuerteventura y el sur de Lanzarote, tomando el relevo del ferry Buganvilla. Este servicio había sido iniciado por Ferry Gomera en 1980 con el ferry Betancuria, primero de su nombre, tras producirse el relevo del primer Benchijigua en la línea de La Gomera.

El catamarán "Bocayna Express", incorporado en 2003

En noviembre de 2004, el catamarán Bentayga Express fue rebautizado Bencomo Express y su gemelo Benchijigua Express pasó a llamarse Bentago Express, asegurando de ese modo la continuidad de la línea Tenerife-Agaete, de vital importancia para las comunicaciones entre las dos islas capitalinas. Ello permitió el inicio de la línea rápida Los Cristianos-La Gomera-El Hierro a cargo del catamarán Bonanza Express.

Los catamaranes "Bencomo Express" y "Bentago Express" se cruzan en la autopista marítima entre las dos islas capitalinas

En abril de 2005, el ferry Barlovento fue vendido a una compañía griega, poniendo así punto final a la presencia de los barcos convencionales en la flota de Líneas Fred. Olsen. Poco después, el 2 de mayo, entró en servicio en la línea La Gomera-Los Cristianos-La Palma el trimarán Benchijigua Express, el mayor del mundo en su género. Este buque representa un auténtico desafío tecnológico y financiero y refuerza el protagonismo de Canarias entre las regiones marítimas dotadas de buques de alta velocidad.

Impresionante vista de proa del trimarán "Benchijhigua Express"

Es el buque mayor del mundo en su género y está en Canarias

En marzo de 2009, Líneas Fred. Olsen asumió la línea interior gomera, con escalas en los puertos de Valle Gran Rey-Playa Santiago-San Sebastián de La Gomera-Los Cristianos, atendida por el catamarán Benchi Express. Tomó el relevo a Garajonay Express, con lo cual se mantiene dicha línea, de especial interés para las localidades del sur de La Gomera.

A pesar de la crisis y la contracción que ha sufrido el mercado canario, así como la competencia y el precio del combustible, Líneas Fred. Olsen mantiene inalterables sus parámetros de velocidad, puntualidad, calidad y demostrada eficiencia en el servicio. El trato del personal en tierra y a bordo alcanza unos niveles envidiables.

Líneas Fred. Olsen es una opción excelente para viajar entre las islas, con una nueva política tarifaria más amplia y flexible que tiene en su propia web (www.fredolsen.es), “call center” (902.100107) y en las agencias de viajes a sus mejores aliados.  

Fotos: Antonio Sáez, Adolfo Ortigueira Gil, Líneas Fred. Olsen y Austal Ships

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El protagonismo de la jornada en el puerto de Santa Cruz de Tenerife estuvo a cargo del crucero británico Oriana, que entró con rumbo oeste mientras demoraba su maniobra para que entrara el ferry Volcán de Tamadaba, que arribaba procedente de Portimao y Funchal, en sustitución de su gemelo Volcán de Tijarafe, que se encuentra varado en ASTICAN, con motivo de la revisión anual y la sustitución de la amura de estribor, dañada por un golpe de mar.

Poco después el ferry Volcán de Tamadaba se cruza con el catamarán Bencomo Express, en el primer viaje de la mañana al puerto de Agaete, mientras el crucero británico mantiene su rumbo, procediendo poco después a la bocana del puerto, donde embarcó el práctico de turno, poniendo primero rumbo sur, después rumbo norte con un giro de 180º y después rumbo oeste, para entrar de proa  y comenzó la maniobra babor al muelle sur, donde quedó atracado.

Por la tarde, cuando llegó la hora de la partida, el crucero británico salió máquina atrás paralelo al muelle sur hasta que quedó entre puntas y tomó su rumbo, haciéndolo también el catamarán Bencomo Express en su viaje de la tarde a Agaete.

El ferry "Volcán de Tamadaba" adelanta al crucero "Oriana"

El catamarán "Bencomo Express" zarpa en su primer viaje

El crucero "Oriana" se aproxima para el embarque del práctico

Y comienza el cambio de rumbo: primero, al sur

Y sigue el cambio de rumbo...

Nuevo cambio de rumbo...

Por fin, enfila la bocana para situarse entre puntas

Entre puntas, maniobra babor al muelle sur

Atracado en el muelle sur, en una estampa clásica

En la manionra de salida, dando atrás hasta situarse entre puntas

Mientras el crucero maniobra, el catamarán espera

Fotos: Antonio Sáez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto tinerfeño vivió ayer una jornada de movimientos imprevistos, como consecuencia del mal tiempo reinante. El “fast ferry” Bencomo Express no realizó los viajes de la tarde y esta mañana, después de un ajuste de la programación, se reincorporó a la línea, aunque después de mediodía permanecía atracado en el puerto de Agaete.

El sábado, el “fast ferry” Bencomo Express tuvo que abandonar su atraque habitual en el muelle de ribera para cederle el sitio a su compañero de contraseña Bentago Express, disponiendo la Autoridad Portuaria el atraque provisional en el pantalán que habitualmente utiliza Naviera Armas, de modo que, durante un rato, ambos competidores fueron amistosos vecinos.

El estado de la mar en la tarde del sábado frente a Santa Cruz de Tenerife podemos apreciarlo en la foto del petrolero de productos Hespérides, literalmente bailando entre las olas.

El mal tiempo reinante en la travesía desde Funchal, provocó, asimismo, la cancelación de la escala del crucero bahameño Boudicca en el puerto de Santa Cruz de La Palma, que arribó al antepuerto tinerfeño sobre las 18 horas, y estuvo haciendo maniobras en bucle para mayor comodidad de los pasajeros, atracando a la salida del crucero italiano AIDALuna.

Por su parte, el crucero AIDABella, que estaba en Santa Cruz de La Palma, salió rumbo a Las Palmas siguiendo la traviesa del canal de Juan Prim, entre La Gomera y el suroeste de Tenerife y después, demorando Punta de Rasca, por el canal de Agaete hacia el puerto grancanario.

El fast ferry "Bencomo Express" maniobra para cambiar de atraque

"Bencomo Express" y "Volcán de Tamadaba" comparten el atraque de Naviera Armas

El petrolero "Hespérides", maniobrando frente a Santa Cruz

El crucero "Boudicca" entró a la salida del crucero "AIDALuna"

Fotos: Antonio Sáez