Juan Carlos Díaz Lorenzo

La ceremonia de aceptación y entrega de la bandera de combate es uno de los hitos más importantes de la vida marinera de un buque de guerra. La tradición de la Bandera de Combate tiene su origen en un decreto de 28 de mayo de 1785 firmado por Carlos III, por el se decidió adoptar un nuevo pabellón para los buques de la Armada y distinguirlos al entrar en combate. Y eso es lo que ha sucedido este mediodía en Guecho (Vizcaya), donde le ha sido entregada a la fragata “Blas de Lezo” (F-103), en un acto presidido por el ministro de Defensa, Pedro Morenés y amadrinado por Ana de Orleáns, duquesa de Calabria.

La Armada ha estado representada por el almirante-jefe de Estado Mayor de la Armada, almirante general Jaime Muñoz-Delgado Díaz del Río y el almirante de la Flota, Santiago Bolibar Piñeiro. El comandante, capitán de fragata Rafael Arcos Palacios, recibió la enseña de acuerdo con el ceremonial naval y luego fue izada en el tope del buque de su mando, uno de los más modernos de la Armada española, mientras sonaban los acordes del Himno nacional. 

Autoridades, madrina y dotación posan en foto de familia

Blas de Lezo y Olavarrieta, a quien rinde homenaje el nombre del buque, fue uno de los marinos más ilustres de la historia. Nacido en 1689 en la localidad de Pasajes (Guipúzcoa), desde los 14 años participó en numerosas batallas navales perdiendo un brazo, una pierna y un ojo, por lo que fue conocido como “medio hombre”. Su mayor victoria tuvo lugar en Cartagena de Indias (Colombia) en 1741, defendiendo la plaza frente a la escuadra inglesa del almirante Vernon, infligiendo a Inglaterra la mayor derrota naval de toda su historia.

Foto: Armada española

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque “Juan Carlos I” recibió ayer en el puerto de Cádiz la Bandera de Combate de manos de la reina Sofía, en un acto que presidió y en el que ejerció de madrina de la ceremonia naval, a la que asistieron las autoridades civiles y militares de la provincia y de las Junta de Andalucía, así como el ministro de Defensa, Pedro Morenés Eulate; el almirante jefe de Estado Mayor de la Armada (AJEMA), Jaime Muñoz-Delgado y Díaz del Río y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz Pacheco.

Al comienzo del acto, el AJEMA ofreció la Bandera a Su Majestad. Previa bendición de la enseña por parte del vicario de la Armada, doña Sofía hizo entrega de la misma al comandante del buque “Juan Carlos I”, capitán de navío Antonio Piñeiro Sánchez quien, antes de tomarla, hizo el antiguo gesto de pleitesía de besarla con la rodilla izquierda en tierra.

La reina Sofía recibe la Bandera de Combate de manos del AJEMA

A continuación, el comandante izó la Bandera de Combate en el buque de su mando, auxiliado por su oficial ayudante de derrota y se interpretó el Himno de la Armada. En la ceremonia participó un batallón de honores compuesto por una compañía de marinería de unidades de la Flota, una compañía de Infantería de Marina y una compañía del Ejército de Tierra. Completaban el batallón, la banda de cornetas y tambores del Tercio Sur y una escuadra de gastadores.

La reina Sofía entrega la Bandera de Combate al comandante del “Juan Carlos I”

Foto de familia de la reina Sofía y la dotación del buque “Juan Carlos I”

Fotos: Armada Española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El Buque de Acción Marítima (BAM) “Meteoro” (P-41) recibió ayer en su atraque del Arsenal Militar de Las Palmas de Gran Canaria la Bandera de Combate ofrecida en su día por el Parlamento de Canarias. La madrina de la ceremonia fue la diputada autonómica Águeda Montelongo, secretaria segunda de la Mesa del Parlamento, que asistió ataviada de acuerdo con la tradición.

Para una ocasión tan especial, la ceremonia naval contó con la presencia del almirante de la Flota, almirante Santiago Bolíbar y el presidente del Parlamento de Canarias, Antonio Castro Cordobez, así como el almirante de Acción Marítima, vicealmirante Salvador Delgado Moreno y el almirante comandante del Mando Naval de Canarias, contralmirante Gregorio Bueno Murga. Al acto, en el que participaron unidades de la Armada y de Infantería de Marina y la banda de música del MACAN, contó con la asistencia de otras autoridades civiles y militares.

El comandante del BAM “Meteoro” recibe la Bandera de Combate de su madrina

La Bandera de Combate se enarbola por primera vez en el tope del buque

Foto de familia en la cubierta de vuelo del BAM “Meteoro”

Águeda Montelongo firma en el libro de honor del “Meteoro”, en presencia del ALFLOT y el ALMART, el presidente del Parlamento de Canarias y el comandante del buque

Después del ofrecimiento de la madrina, el capellán castrense la bendijo y la recibió el comandante del buque, capitán de corbeta Juan Carlos Pérez Guerrero, que pronunció unas palabras de agradecimiento y a continuación se procedió a su izado a bordo. Al finalizar el acto, la madrina, acompañada por los tres almirantes presentes y el presidente del Parlamento de Canarias, embarcó en el buque y firmó en el libro de honor.

El BAM “Meteoro” estuvo acompañado para la ocasión por el BAM “Tornado”, otro de los Buques de Acción Marítima. Ambas unidades pertenecen al Mando Naval de Canarias y tienen su base en el Arsenal Militar de Las Palmas. El BAM “Meteoro” es el primero de su clase en versión de patrullero oceánico y da nombre al resto de las unidades de la serie.

Con la incorporación de los Buques de Acción Marítima, la Armada española potencia las acciones en la mar que tiene encomendadas, incrementando su carácter expedicionario para actuar en espacios marítimos de interés, preferentemente fuera del mar territorial. Los buques están capacitados para realizar misiones de protección de intereses marítimos españoles y de control de los espacios de soberanía nacional.

En la actualidad, el BAM “Meteoro” está alistándose para participar en la Operación Atalanta de lucha contra la piratería en el océano Índico, que desarrolla la Fuerza Naval de la Unión Europea. Próximamente realizará su calificación operativa y partirá en julio para una misión que le mantendrá cinco meses fuera de su base.

Fotos: Mando Naval de Canarias

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Palma y la Armada Española renovaron sus vínculos afectivos e históricos en el transcurso de la ceremonia naval celebrada a mediodía del pasado jueves, 22 de noviembre, en el puerto de Santa Cruz de La Palma, en la que el Cabildo Insular, representado por su presidenta, Guadalupe González Taño, hizo entrega de la Bandera de Combate al Buque de Acción Marítima “Rayo” (P-42).

Se cumplía así un acuerdo institucional de la primera corporación insular, adoptado en su día por unanimidad a propuesta del Grupo Popular, después de consultar al entonces almirante comandante del Mando Naval de Canarias (ALCANAR) y actual almirante de Acción Marítima (ALMART), vicealmirante Salvador Delgado Moreno.  El acuerdo se trasladó para su aceptación al gabinete del almirante-jefe del Estado Mayor de la Armada, que contestó afirmativamente.

Comienza la ceremonia naval con el traslado de la Bandera a tierra

La Bandera recibe los honores de ordenanza

Con este acto, La Palma, isla en la que han nacido tres almirantes -Francisco Díaz Pimienta, Antonio Fernández Rojas y Amancio Rodríguez Castaños-, reafirma su relación con la Armada Española, como ya lo hizo anteriormente con la Medalla de Oro de Santa Cruz de La Palma al buque-escuela “Galatea” (1943), la Bandera de Combate al patrullero “Centinela” (1995) y la Medalla de Oro de La Palma al buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” (1998).

La ceremonia estuvo presidida por el almirante comandante del Mando Naval de Canarias, contralmirante Gregorio Bueno Murga, que pasó revista a las fuerzas que le rindieron honores. El día anterior había llegado en su primera visita oficial a La Palma desde que tomó posesión de su cargo y cumplimentó a las primeras autoridades insulares.

El almirante del Mando Naval de Canarias pasa revista a las fuerzas militares

El almirante del Mando Naval de Canarias saluda a la sección de Infantería de Marina

El almirante saluda a las autoridades civiles y militares presentes en el acto

Tras la entrega de la Bandera de Combate al comandante del buque, capitán de corbeta Vicente Rubio Bolívar, la presidenta del Cabildo Insular –que no respetó la tradición en su condición de madrina y prescindió de la peineta y la mantilla- expresó su voluntad “de quedar vinculada de esta forma permanente al futuro de este buque”, al que deseó grandes éxitos. “En este día tan señalado, deseo expresar mi más sincera y cordial felicitación a toda su dotación, a la que uno la de todos los palmeros, a los que hoy represento”.

La presidenta del Cabildo agradeció al Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma y a la Autoridad Portuaria su colaboración en la realización del acto, con el que “se pone de manifiesto, una vez más, el entrañable y continuado vínculo entre las gentes de La Palma y la Armada Española, tantas veces mostrado en el pasado por gestos notables de ayuda mutua y solidaridad”.

La presidenta del Cabildo besa la Bandera antes de entregarla al comandante

El comandante del BAM “Rayo” recibe la Bandera de Combate de su buque

La presidenta del Cabildo Insular de La Palma se dispone a leer su discurso

Destacó que la Bandera entregada es “símbolo de nuestro país, quisiera que fuera en el futuro depositaria del espíritu de grandeza y sacrificio tradicionales en nuestra Armada. Virtudes a las que se añade un esmerado concepto de servicio y entrega a los demás, basado en la generosidad, la lealtad, la eficacia y la disciplina. Estad seguros de que de esta forma serán dignos de cuantos marinos les antecedieron en el servicio a nuestro país, para la que estáis obligados a reverdecer nuevos éxitos y esperanzas”, e invitó a la tripulación a que “sean siempre fieles, con convencimiento profundo, al juramento que en su día prestaran, de servirla y engrandecerla”.

El comandante del buque agradeció la entrega de la Bandera de Combate y destacó en su discurso de agradecimiento que “hoy es un gran día para los que tenemos el orgullo de servir España a bordo del ‘Rayo’. Asistimos a un acto cargado de solemnidad y tradición, que dejará una huella imborrable en nuestras vidas”.

“Esta ceremonia tiene como protagonista a la Bandera. La Bandera que nos une, une a quienes tenemos la responsabilidad de formar las fuerzas armadas y también a todos aquellos españoles que al contemplarla ven en ella representados los más altos valores, la tradición, la herencia recibida y la esperanza de un gran futuro”.

“Esta Bandera, que la madrina me ha entregado y que de acuerdo con la tradición he recibido rodilla en tierra, nos recuerda el compromiso que cada uno de nosotros adquirimos en su día, y que, llegado el momento, y en caso necesario, nos demandará el más alto sacrificio”.

El comandante del BAM “Rayo”, CC Vicente Rubio Bolívar, en su intervención

El comandante Rubio Bolívar señaló que “mediante esta entrega, hoy se renuevan los lazos de unión entre La Palma y la Armada. Lazos que vienen de muy antiguo y que han perdurado durante siglos. La vocación marinera de los palmeros, intrínseca a su carácter insular entronca con la vocación de todos los que hemos decidido servir a España en la mar”.

“La grandeza de esta isla y de su gente –dijo-, unida al cariño que siempre ha mostrado por la Armada contribuye a que todos los que componemos la dotación del ‘Rayo’ nos sintamos hijos adoptivos de La Palma” y manifestó que “en años venideros, con cariño, entrega y lealtad mostrará esta Bandera a lo largo y ancho de los siete mares”.

Por último enfatizó que “todos los que hoy formamos parte de la dotación del “Rayo” y los que nos releven en el futuro, pondremos todo nuestro empeño en defender y honrar esta Bandera, la defenderemos siempre, y la honraremos cumpliendo a diario con nuestros deberes y obligaciones”, e hizo un ruego a la Virgen del Carmen, como patrona de los marinos y a la Virgen de las Nieves, como patrona de los palmeros, “entre los que desde hoy se cuenta el ‘Rayo’, que nos proteja y de larga vida a este buque para que sea digno de llevar esta bandera y pasear el orgullo de ser español por todos los mares del  mundo”.

La sección de Infantería de Marina efectuó una descarga de fusilería

En la ceremonia naval participó una compañía de honores que estuvo formada, además de las escuadras y secciones de la Armada y de Infantería de Marina, por una sección del Ejército de Tierra del Centro de Formación de Tropas de La Palma y la banda de música del Mando Aéreo de Canarias, que desfilaron al finalizar el acto, después de que hubiera sido izada la Bandera de Combate en el tope del BAM “Rayo”.

A continuación, el almirante comandante del Mando Naval de Canarias y la presidenta del Cabildo Insular subieron a bordo del BAM “Rayo” para firmar en el Libro de Oro del buque y antes de desembarcar se tomó una foto de familia con toda la dotación.

La presidenta del Cabildo firma en el Libro de Oro del BAM “Rayo”

Foto de familia en la cubierta de vuelo del BAM “Rayo”

Los buques “Rayo” y “Meteoro”, atracados en el puerto de Santa Cruz de La Palma

El BAM “Rayo” (P-42) es el segundo buque de su clase

El acto contó con la asistencia de las primeras autoridades civiles y militares de La Palma, entre ellas el alcalde de Santa Cruz de La Palma, Sergio Matos; varios consejeros del Cabildo y el coronel del CEFOR, José Pardo de Santayana. Asistieron, asimismo, el general Colás Campo, jefe de la Subinspección del Mando de Canarias y el general Sánchez Medina, jefe de Zona de la Guardia Civil de Canarias; el capitán de navío Blas Romero, comandante naval de Santa Cruz de Tenerife, varios alcaldes, diputados nacionales y regionales, senadora por La Palma, los presidentes de las instituciones culturales y científicas más relevantes de La Palma y otros invitados.

En el puerto palmero se encontraba atracado, asimismo, el BAM “Meteoro” (P-41), primero de la serie de los cuatro BAM construidos, todos ellos con base en el Arsenal Militar de Las Palmas de Gran Canaria. Se trata, en su clase, de los buques más avanzados de la Armada Española.

Fotos: José Guillermo Rodríguez Escudero, Mando Naval de Canarias y Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Palma, isla marinera por excelencia, cuyos vínculos históricos con la mar se remontan al siglo XV y alcanzó su mayor esplendor en el siglo XIX, ofrecerá el próximo jueves, 22 de noviembre, la bandera de combate al Buque de Acción Marítima “Rayo” (P-42), en el transcurso de una ceremonia naval que se celebrará a mediodía en el puerto de Santa Cruz de La Palma. Con este motivo también se desplazará al puerto palmero el BAM “Meteoro” (P-41), primero de la serie.

El acto estará presidido por el almirante jefe del Mando Naval de Canarias, Gregorio Bueno Murga y la madrina será, por razón del cargo político que ostenta, la presidenta del Cabildo. En su momento, y a iniciativa del Grupo Popular en la primera corporación insular, se adoptó el acuerdo institucional entre las fuerzas que lo componen de hacer entrega de la Bandera de Combate a uno de los nuevos BAM de la Armada española con base en Canarias.

El BAM “Rayo” es el segundo de su clase con base en Canarias

El gabinete del almirante-jefe del Estado Mayor de la Armada contestó afirmativamente a la propuesta del Cabildo Insular de La Palma, fijándose la fecha para el 22 de noviembre. Con este acto, La Palma, isla en la que han nacido tres almirantes (Francisco Díaz Pimienta, Antonio Fernández Rojas y Amancio Rodríguez Castaños),  reafirma su relación con la Armada, como ya lo hizo anteriormente con la bandera de combate al patrullero “Centinela” y la medalla de oro de la isla al buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”.

En el acto también participará una compañía de honores que estará formada, además de las escuadras y secciones de la Armada, por una sección del Ejército de Tierra procedente del CEFOR de La Palma y la banda de música del Mando Aéreo de Canarias. El público que lo desee podrá visitar el BAM “Meteoro” mañana, miércoles, de 15,30 a 18 h y el BAM “Rayo”, el jueves de 15,30 a 18 h y el viernes de 09,30 a 13,30 h. Es la primera vez que ambos buques visitan el puerto palmero y se trata de las unidades más modernas de la Armada Española en su clase.

Foto: Mando Naval de Canarias