Juan Carlos Díaz Lorenzo

Poco antes de las 07 hora local el buque “Artic Sunrise”, de Greenpeace, arrió tres embarcaciones que se dirigieron hacia el buque “Rowan Renaissance”, fletado por Repsol para efectuar unos sondeos petrolíferos, con la intención de abordarlo. Al mismo tiempo, dos embarcaciones neumáticas del  BAM “Relámpago”, presente en la zona, para garantizar la libertad de navegación, “se han interpuesto para impedir dicho abordaje.

En las maniobras subsiguientes una activista de la organización ecologista  ha caído al agua resultando herida de consideración al impactar con las hélices de una de las embarcaciones de Greenpeace”, informa la Armada española. La herida fue rescatada del agua por un miembro de la dotación del BAM “Relámpago”, siendo trasladada a bordo del patrullero de la Armada, donde ha sido estabilizada y a continuación se procedió a su evacuación a un centro hospitalario de la capital grancanaria, a bordo de  un helicóptero del SAR.

La activista fue atendida a bordo del BAM “Relámpago”

El buque “Rowan Renaissance”, destinado a realizar las prospecciones petrolíferas en la zona conocida como “Sandia”, llegó la noche pasada al punto de prospección autorizado por el Ministerio de Fomento. En este punto le esperaba el buque “Artic Sunrise”,  “que ha obstaculizado las labores de posicionamiento entrando en la zona de exclusión para la navegación  decretada por la Dirección General de la Marina Mercante al  efecto”, informa la Armada española

El BAM “Relámpago”, integrado en la estructura operativa de las Fuerzas Armadas, a las órdenes del Mando de Vigilancia y Seguridad Marítima, “está llevando a cabo actividades operativas en apoyo de la defensa de los intereses nacionales en aguas del Atlántico próximas a Canarias, para garantizar la libertad de navegación y el acceso a las zonas de prospección petrolífera, debidamente autorizadas por el Gobierno de la Nación”.

“La defensa de los intereses vitales y estratégicos de España es un objetivo primordial de la Seguridad Nacional, y la libertad de explotación de los recursos energéticos disponibles debe considerarse en ese ámbito. Las operaciones que se están llevando a cabo, dentro del marco legal que establece la normativa vigente, disponen de las necesarias Reglas de Enfrentamiento aprobadas oportunamente por la cadena de mando operativo, para regular el uso de la fuerza en caso necesario frente a posibles amenazas a la libre navegación y operaciones del “Rowan Renaissance” en las zonas autorizadas”, concluye el comunicado.

Foto: Mando Naval de Canarias

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El BAM “Relámpago” –comandante, capitán de corbeta Alfredo Saco Díaz– llegó ayer a su base en el Arsenal Militar de Las Palmas, después de un despliegue de casi seis meses en el que ha participado en la operación “Atalanta” de la UNAVFORCE de lucha contra la piratería en aguas del océano Índico. A su llegada fue recibido en una ceremonia naval presidida por el almirante comandante del Mando Naval de Canarias, Manuel de la Puente Mora-Figueroa.

El Buque de Acción Marítima “Relámpago” –tercero de la serie de la clase “Meteoro”- ha navegado más de 28.000 millas náuticas durante 141 días de viaje y ha visitado puertos de ocho países. En el despliegue han participado 86 personas: 51 de dotación, 16 componentes a la Unidad de Guerra Naval Especial (UGNE), 17 de la Unidad Aérea Embarcada (UNAEMB), un médico y un intérprete. El 23 de febrero zarpó de Las Palmas y el 13 de marzo estaba en la zona de operaciones.

El almirante del Mando Naval de Canarias, en el momento de subir a bordo

Foto: Mando Naval de Canarias

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Coincidiendo con la celebración de la Doha International Maritime Defence Exhibition & Conference (DIMDEX 2014), la fragata “Cristóbal Colón” y el BAM “Relámpago” hicieron escala en el puerto de Doha (Qatar), con la finalidad de apoyar a la industria naval nacional en la que está considerada la principal feria internacional del sector de la Defensa en Oriente Medio, informa la Armada española.

La fragata “Cristóbal Colón” participa en la operación Ocean Shield de la OTAN y el BAM “Relámpago” en la operación Atalanta de la Unión Europea de lucha contra la piratería. Durante la estancia en el puerto de Doha, los buques españoles coincidieron junto a una veintena de otros países y fueron visitados por delegaciones oficiales de las Marinas de Pakistán, Australia, Brasil y Qatar y también por periodistas especializados.

Foto de familia en la cubierta de la fragata “Cristóbal Colón”

La embajadora de España en Doha, María del Carmen de la Peña Corcuera visitó los buques acompañada por el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles Salaverría, siendo recibidos a bordo por el almirante jefe de Apoyo Logístico, Estanislao Pery Paredes; el comandante de la Operación Ocean Shield, contralmirante Eugenio Díaz del Río Jaúdenes y los comandantes de ambos buques, capitán de fragata Enrique Núñez de Prado Aparicio y capitán de corbeta Isidoro Junguito Carrión.

La visita de los buques militares españoles reforzó la presencia institucional de Navantia durante la feria naval. Además, el contralmirante Díaz del Rio participó como ponente en la Middle East Naval Commanders Conference, con una presentación sobre seguridad marítima y evolución de las marinas de guerra desde la perspectiva española. Finalizada la escala, los buques se hicieron de nuevo a la mar para continuar con el cumplimiento de sus respectivas misiones.

Foto: Armada española 

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque de acción marítima “Relámpago” –comandante, capitán de corbeta Isidoro Junguito Carrión–, con base en el Arsenal Militar de Las Palmas de Gran Canaria, partió ayer en su viaje para incorporarse a la operación “Atalanta” de lucha contra la piratería en el Índico. La ceremonia de despedida estuvo presidida por el almirante comandante del Mando Naval de Canarias, Manuel de la Puente Mora-Figueroa, que estuvo acompañado por otras autoridades militares. 

El despliegue del BAM “Relámpago” (P-43), sexto buque  que participa en esta operación, forma parte del compromiso adquirido por España en 2008, bajo bandera de la Unión Europea, en su lucha por mantener la seguridad en las aguas del Golfo de Adén y Somalia, protegiendo tanto al tráfico mercante como a los pesqueros que faenan en esas aguas. En esta misión participa la Armada en colaboración con la Secretaría General de Política de Defensa y el Ministerio de Asuntos Exteriores. 

CC Isidoro Junguito Carrión, comandante del BAM “Relámpago”

El BAM “Relámpago” estará casi seis meses fuera de su base

El buque “Relámpago” es el tercero de los BAM de la clase “Meteoro”, configurado como patrullero oceánico. Se trata de buques de altas prestaciones, costes de adquisición y mantenimiento reducido y alto grado de polivalencia, no sólo en el ámbito militar sino también en el de cooperación en tareas de salvamento, lucha contra la contaminación, evacuación y ayuda humanitaria. Aunque la dotación habitual es de 51 tripulantes, en esta ocasión viajan, además, 16 componentes de la Unidad de Guerra Naval Especial (UGNE), 17 de la Unidad Aérea Embarcada (UNAEMB), un médico y un intérprete.

Fotos: Mando Naval de Canarias

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque de acción marítima (BAM) “Relámpago” (P-43) llegó esta mañana a su base del Arsenal Militar de Las Palmas de Gran Canaria después de algo más de cinco meses de campaña, tras finalizar su despliegue por aguas africanas. Durante este tiempo, ha participado también en la operación “Atalanta” en aguas del Océano Índico y en unos ejercicios en el Golfo Pérsico, informa el Mando Naval de Canarias.

La ceremonia naval de bienvenida estuvo presidida por el almirante comandante del Mando Naval de Canarias, Gregorio Bueno Murga. El BAM “Relámpago” –comandante, capitán de corbeta Antonio González-Tánago de la Lastra- zarpó el 17 de agosto de 2012 de la base naval de Rota (Cádiz) para incorporarse a la operación “Atalanta” de lucha contra la piratería en el Índico, bajo mando de la Unión Europea.

El BAM “Relámpago” es el primero de su clase en participar en la Operación “Atalanta”

Durante su despliegue rescató a un bote con 68 personas a la deriva

Familiares y amigos de la tripulación del buque, a su llegada a Las Palmas 

El buque de la Armada española hizo escala en puertos de Qatar, Arabia Saudí y Emiratos Árabes, con el objetivo de reforzar las relaciones institucionales con dichos países y, a su vez, presentar el buque, entregado el 6 de febrero de 2012. Después, como parte de la colaboración de la Armada con la Secretaría General de Política de Defensa y el Ministerio de Asuntos Exteriores, el BAM “Relámpago” ha realizado un conjunto de actividades en países de África Occidental y Golfo de Guinea, zona de creciente interés para España, para contribuir al Plan de Diplomacia de la Defensa.

El despliegue del BAM “Relámpago” ha sido el primero que ha realizado un buque de su clase esta operación. Es el tercero de los buques de su clase configurados como patrulleros oceánicos. La concepción del programa BAM está basada en buques de altas prestaciones, costes de adquisición y mantenimiento reducidos y gran nivel de polivalencia, no sólo en el ámbito militar sino también en el de cooperación en tareas de salvamento, lucha contra la contaminación, evacuación y ayuda humanitaria.

Fotos: Mando Naval de Canarias

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un grupo de diez efectivos de los guardacostas de Djibouti embarcaron la semana pasada a bordo del BAM “Relámpago”, como parte del programa de adiestramiento en labores de lucha contra incendios y otras posibles incidencias susceptibles de ocurrir en cualquier buque, y que necesitan de reacción inmediata así como de unos procedimientos claros y conocidos, informa el Mando Naval de Canarias.

Tras recibir una charla a bordo del BAM “Relámpago” –desplegado desde el 17 de agosto en la Operación Atalanta- sobre el funcionamiento de diversos equipos de contraincendios, el personal de los guardacostas realizó una práctica de los métodos de extinción de incendios mediante el manejo de diferente material.

El BAM “Relámpago” se encuentra desplegado en la Operación Atalanta

Esta actividad ha estado coordinada conjuntamente con EUNAVFOR y “EUCAP-NESTOR”, misión de la Unión Europea que tiene como objetivo el que de forma progresiva los Guardacostas de Djibouti y resto de países del entorno tengan una mayor capacidad para ejercer el control del mar, dificultando de esa forma a los piratas que puedan llevar a cabo sus acciones.

El jefe de operaciones del buque, teniente de navío Felipe Areal, impartió una conferencia al personal del Cuartel General de la Marina de Djiboutii. La charla estuvo dividida en dos partes. En la primera se trató sobre el sistema “Mercury”, que opera a través de internet y es monitorizado continuamente en la zona por buques de guerra, mercantes, armadores y centros de control del tráfico, y donde se actualiza en tiempo real cualquier información relativa a avistamiento de posibles piratas y ataques.

En la segunda parte se familiarizó al personal djibutiense con las BMP (“Best Management Practices” o “buenas prácticas marineras” en español). “Estas son las medidas que se recomienda tomar a los buques que transitan por la zona al objeto de evitar en la medida de lo posible que sean abordados por piratas”, destaca la nota informativa.

Estas actividades, coordinadas con el Cuartel General Avanzado de EUNAVFOR a bordo del buque italiano ‘San Giusto’, forman parte de los objetivos del LMCB (“Local Maritime Capacity Building” o “desarrollo de la Capacidad Marítima Local”), mediante el cual se pretende que los países del “Cuerno de África” tengan una cada vez mayor capacidad para ejercer el control del mar, dificultando de esa forma las acciones piratas.

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El BAM “Relámpago”, desplegado en la Operación “Atalanta” contra la piratería en el Océano Índico desde el 17 de agosto de 2012, prestó auxilio durante el pasado fin de semana a un esquife que se encontraba a la deriva en aguas del Golfo de Adén, informa la Armada española.

En la mañana del sábado 8 de septiembre, un avión de patrulla marítima japonés informó al buque español de la presencia de una embarcación que se encontraba en dificultades. Posteriormente, el helicóptero del BAM “Relámpago” detectó a un esquife a la deriva con más de 50 personas a bordo y a más de 60 millas de la costa. Ante esta situación, el buque se dirigió inmediatamente a la zona para prestar auxilio.

El esquife y sus ocupantes, tras su localización por el helicóptero del BAM

Comprobado el estado de los 68 ocupantes, de nacionalidades etíope y somalí, entre ellos una mujer embarazada y seis niños, se recibió la orden de remolcar el esquife hasta su puerto de origen en Bossaso, en la costa norte de Somalia. Sin embargo, y debido al empeoramiento de las condiciones meteorológicas en la zona, el comandante del BAM “Relámpago”, CC Antonio González del Tánago de la Lastra, decidió por razones de seguridad, embarcar al personal, facilitándoles atención médica, comida y bebida.

El esquife remolcado, al resguardo del costado del BAM “Meteoro”

Al llegar a las proximidades de Bossaso, un remolcador enviado por la autoridad portuaria se hizo cargo de la embarcación y el buque español retomó sus patrullas en el corredor internacional de tránsito en el Golfo de Adén.

El BAM “Relámpago” es el tercero de los buques de acción marítima de la clase “Meteoro” y entró en servicio el 6 de febrero de 2012. A bordo viaja una expedición de 81 personas, entre la dotación del buque, pilotos y personal de apoyo del helicóptero SH60B embarcado y los infantes de Marina del equipo operativo de seguridad. La Armada también mantiene desplegado en la zona al buque de asalto anfibio “Castilla” como parte del compromiso adquirido por España con la Unión Europea, en su lucha por mantener la seguridad en las aguas del Golfo de Adén y Somalia.

Fotos: Armada española

Redacción

El Ministerio de Defensa ha dado “luz verde” a la segunda fase del proyecto de  los Buques de Acción Marítima (BAM), lo que supondrá la construcción de cuatro barcos más de este tipo que se sumarán a los otros tantos que Navantia tiene actualmente en su cartera de pedidos, informa la empresa. 

Está previsto que la segunda fase de los BAM sea aprobada mediante una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado, que recogerá una partida de 33 millones de euros que cubrirá el coste del contrato en el primer año. La construcción de estos cuatro BAM podría comenzar a final del año 2011 y durará hasta el 2015. 

El BAM es un buque de tamaño moderado, de altas prestaciones, gran versatilidad en cuanto a misiones, alto nivel de comunalidad con otros buques de la Armada y coste de adquisición y ciclo de vida reducido. 

Sus principales misiones son las siguientes: 

–     Protección y escolta de otros buques

–     Control del tráfico marítimo

–     Control y neutralización de acciones terroristas y de piratería

–     Operaciones contra el narcotráfico y el tráfico de personas

–     Operaciones de rescate y salvamento marítimo

–     Apoyo a situaciones de crisis y ayuda humanitaria

–     Control de la legislación de pesca

–     Control de la legislación medioambiental y anti-polución 

Sus características principales son las siguientes: 93,90 metros de eslora total, 14,20 de manga, 7,20 metros de puntal a cubierta de vuelo y 4,40 metros de calado de escantillonado, con un desplazamiento de 2.575 toneladas a plena carga. Velocidad máxima: 20,5 nudos y una autonomía de 8.000 millas a 15 nudos. Dotación básica: 35 personas, más otros tantos de capacidad adicional. 

El primer BAM, llamado Meteoro, fue puesto a flote el 16 de octubre de 2009 y será entregado en abril de 2011. El segundo, Rayo, fue botado el 18 de mayo de 2010 y el tercero, Relámpago, el 6 de octubre siguiente. Este buque es el tercero de la serie inicial de cuatro que Navantia construye para la Armada Española, según la orden firmada el 31 de julio de 2006.

La construcción de los cuatro primeros BAM supone para Navantia 3.130.000 horas de trabajo, 270.000 de ellas de ingeniería, y carga de trabajo hasta mediados de 2012.

Momento de la botadura del tercer BAM para la Armada Española

Foto: Navantia