Juan Carlos Díaz Lorenzo

Astilleros Zamakona ha entregado hoy al grupo Pesqueras Echebastar el buque atunero congelador “Jai Alai”, construcción número 737 de la factoría naval de Santurce (Vizcaya). Al acto de recepción oficial, en el que actuó de madrina María Felicidad Madariaga Arenaza, han asistido Kepa Echevarría, consejero delegado del grupo pesquero y Pedro Garaygordobil, presidente de Zamakona Yards, así como algo más de dos centenares de invitados representantes del Gobierno vasco y central, gobierno de Seychelles y puerto de Bilbao, entre otras representaciones.  

El buque “Jai Alai” es el segundo de una serie de tres atuneros de nueva generación, proyectados por la firma de ingeniería naval Cintranaval-Defcar. El coste de su construcción ronda los 30 millones de euros y tiene la superestructura en aluminio, con lo aligera pesos. Está equipado con la última tecnología para la detección de bancos pesqueros y sistemas de refrigeración y conservación del atún. El túnel de ultra congelación alcanza 60 grados bajo cero y dispone de un sistema de separación de pescado capturado que devuelve al mar el pescado vivo no objetivo sin apenas intervención de la tripulación. La  capacidad es de 1.900 metros cúbicos y tiene 20 cubas de inmersión en salmuera para la congelación y conservación del atún y una bodega para 1.330 toneladas de carga congelada.

Estampa marinera del buque atunero “Jai Alai”, visto por la banda de babor

El buque tiene la típica estampa de los atuneros, en los que llama la atención al mástil y el aparejo que levanta detrás de la superestructura. De 2.706 toneladas brutas, 811 toneladas netas y 2.549 toneladas de peso muerto, mide 88,65 m de eslora -72,70 m de eslora entre perpendiculares-, 14,35 m de manga, 9,35 m de puntal y está propulsado por un motor diesel de 4.500 kw, que le permite mantener una velocidad de 18 nudos. La tripulación máxima está formada por 42 personas. Debido a la zona donde va a realizar sus operaciones, en las islas Seychelles, dispone de compartimentos seguros con medios antipiratería.

Fundada en 1969, Pesqueras Echebastar se dedica a la pesca de atún en el Índico y dispone de una flota de cinco buques atuneros congeladores: “Campolibre Alai”, “Elai Alai” y “Alakrana”, que estuvo secuestrado por piratas somalís durante 47 días en otoño de 2009. El buque “Izaro”, entregado en enero de 2014, es el primero de la serie de nueva generación al que ahora se suma el buque “Jai Alai”. La construcción de los nuevos barcos tiene como objeto consolidar la posición de Echebastar en el mercado japonés, su principal cliente.

Foto: Zamakona Yards

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Aclarado el sistema del nuevo “tax lease”, Astilleros Balenciaga ha firmado seis contratos para construir otros tantos buques de apoyo a plataformas petrolíferas, por importe de 150 millones de euros, según leemos en la prensa económica. El contratante es un viejo conocido, el grupo Craig, de Escocia (Reino Unido), que tiene una flota de 19 buques especializados en actividades “off shore”, 19 de ellos construidos en el mencionado astillero de Guipúzcoa.

Por su parte, Astilleros Zamakona también ha contratado tres nuevos buques para un mismo armador, que tomarán forma uno en el astillero de Pasaia y dos en el astillero de Santurce. El contrato es consecuencia, asimismo, de la clarificación del sistema “tax lease”, lo cual da un respiro a la industria naval privada en el País Vasco, después de dos años en dique seco tras el conflicto surgido con la CE.   

Panorámica aérea de las instalaciones de Astilleros Zamakona en Pasaia

Foto: Astilleros Zamakona

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En aguas de Gibraltar opera desde hace años la gabarra petrolera “Oilfish”, a la que vemos por la amura de babor en una imagen de nuestro estimado amigo y colaborador Daniel Ferro. Dispone, asimismo, de capacidad para el suministro de agua potable y presta servicios de “bunkering” en su área de influencia. El buque, propiedad de BP Shipping y abanderado en Gibraltar, fue remodelado para dotarlo de doble casco y opera desde marzo de 2011.

Se trata en origen del antiguo “Campas Dos”, construido en Astilleros Zamakona y puesto en servicio en 1989 con la contraseña de CAMPSA, después CLH. De 447 toneladas brutas y 1.100 toneladas de peso muerto, corresponde a un grupo de unidades diseñadas y construidas para el suministro a flote a buques fondeados o atracados. Código IMO 8903612.

La gabarra “Oilfish”, vista por la amura de babor

Foto: Daniel Ferro