Juan Carlos Díaz Lorenzo

El presidente de la SEPI, Ramón Aguirre, dijo hace unos días en Cádiz que el buque metanero adjudicado por Gas Natural a la naviera noruega Knutsen OAS Shipping será construido en el astillero de Puerto Real (Cádiz). Hace unos años, en esta factoría tomaron forma varios de los buques LNG que en la actualidad existen en la flota española, caso de la propia Knutsen, Empresa Naviera Elcano y Naviera F. Tapias, después adquirida por Teekay.

La previsión es que la puesta de quilla se produzca en enero de 2015. Este contrato y el de un nuevo BAM para la Armada española darán trabajo a una parte de la plantilla del astillero gaditano, que lleva muchos meses sumido en una gran incertidumbre. Un segundo BAM será construido en el astillero de Ferrol. Dice el presidente de la SEPI que estos encargos “son un ejemplo de la recuperación” de la economía española. Tenemos nuestras dudas. Son, más bien, un parche entre tanta amargura.

El buque LNG “Cádiz Knutsen” fue construido en el astillero de Puerto Real

Foto: Ken Smith (shipspotting.com)

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Navantia mantiene en la actualidad cuarenta acciones comerciales en 21 países, en su intento para lograr nuevos contratos que eviten el descenso de la actividad de la construcción naval militar, que se hace especialmente crítica en las instalaciones de la bahía de Cádiz, en las que a partir de mayo, con la entrega del último BAM de la primera serie, se verá reducida al mínimo.

Navantia consiguió en 2007 su último gran contrato de importancia, caso de los dos buques anfibios para la Marina de Guerra de Australia y el diseño y la ingeniería de tres destructores para el mismo país, basados en el proyecto español modificado de la clase “Blas de Lezo”. Desde entonces, la crisis generalizada y los recortes presupuestarios en Defensa están pasando factura.

Según informa hoy en su edición digital el periódico cincodias.com, a 31 de diciembre de 2011, la cartera de pedidos de Navantia estaba valorada en 2.188 millones de euros. El nivel medio de ocupación de la plantilla propia en las factorías de la bahía de Cádiz era del 81,2 % y por actividades, la construcción naval en San Fernando y Puerto Real era del 65 %; del 85,3 % en reparaciones y del 93,5 % en la división de sistemas de control y combate Faba.

La grúa de pórtico de Navantia en el astillero de Puerto Real (Cádiz)

En la actualidad, las factorías gaditanas se ocupan de la construcción de 12 lanchas de desembarco para Australia y el contrato de reparación de un crucero de turismo de Royal Caribbean, el segundo después del éxito conseguido con el buque “Splendour of the Seas”, pero que apenas supone un mes de carga de trabajo.

Por ello, los sindicatos CC.OO. y UGT han iniciado una campaña de movilizaciones, pues están viendo un futuro complicado. Y es que el empleo directo e indirecto que genera Navantia en la bahía de Cádiz ronda los 12.285 puestos de trabajo, leemos en la edición digital de hoy de cinco días.

El contrato de la segunda serie de los BAM para la Armada Española, pendiente de lo que apruebe el Gobierno, es la mejor solución a priori.  Lo cierto es que la promesa del gabinete Zapatero no se cumplió, pese a que en dos ocasiones el asunto llegó al consejo de Ministros y se consignó una partida de 33 millones de euros en 2011.

El panorama en las instalaciones de Ferrol y Cartagena es más alentador. En la ría ferrolana el nivel medio de ocupación es del 85 %, correspondiendo un 95,3 % a la construcción naval, un 89 % a reparaciones y un 71 % a la fabricación de turbinas. Los sindicatos siguen de cerca el deseo de la Armada para que el gobierno autorice una sexta fragata de la serie F-100, versión modificada del buque “Cristóbal Colón” (F-105).

Por lo que se refiere a la factoría de Cartagena, las perspectivas son mucho mejores, pues el personal (95,5 %) está ocupado en la construcción de los cuatro submarinos de la clase S-80, cuya secuencia de entrega es la siguiente: S-81, marzo de 2015; S-82, noviembre de 2016; S-83, marzo de 2017 y S-84, mayo de 2018. El primero de la serie está previsto que sea puesto a flote en mayo de 2013. Los cuatro buques ya están en construcción, en diferentes fases del programa.

Por los datos que ofrece Navantia y destaca la edición digital de cincodías.com,  la construcción naval supuso en 2010 el 79 % de su facturación, cifrada en 1.574 millones de euros. En la construcción naval militar supone el 24 % del total exportado en toda Europa y el 13 % a nivel mundial.

Navantia ha emprendido nuevas líneas de negocio para diversificar su actividad, relacionadas con la construcción y servicios para los mercados de gas y petróleo y la industria eólica marina.

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Parece que se retrasa la puesta en servicio del nuevo buque de Acciona-Trasmediterránea, José María Entrecanales, que está realizando pruebas de mar y ha tenido que ser varado en el dique seco de Navantia en Puerto Real –donde ha sido construido- para realizar nuevos ajustes, según información de nuestro colega Josemari Casares Barroso, desde Cádiz, recogida en la web www.baixamar.com, del también colega Jaime Pons. Al parecer, se han detectado algunos problemas en la propulsión y gobierno del buque.

Como se ha informado, y de acuerdo con las previsiones que manejaba la compañía propietaria,  el nuevo buque tenía previsto incorporarse a la línea Península-Canarias-Marruecos a principios de este año, y hasta el momento va acumulando retraso.  El contrato del buque Aegean Heaven, fletado para cubrir este trayecto a la espera de la incorporación del citado José María Entrecanales, vence próximamente. Se había señalado que podría sustituirle el buque Pilar del Mar, pero éste ya ha sido devuelto a sus armadores y está contratado por la compañía T-Link di Navigazione, rebautizado con su nombre original de Watling Street y bandera italiana.

Todavía no han finalizado las pruebas de mar del nuevo buque "José María Entrecanales"

El nuevo buque de Acciona-Trasmediterránea acumula retraso en su puesta en servicio

El contrato del buque "Aegean Heaven" está próximo a finalizar

La opción del buque "Pilar del Mar" se desvanece al haber sido ya devuelto a sus armadores

Fotos: Jaime Pons y Josemari Casares Barroso (www.baixamar.com)