Juan Carlos Díaz Lorenzo

Por lo que se dice en los medios marítimos, el presidente de Naviera Armas, Antonio Armas Fernández, se ha hecho con el buque Clara del Mar, un rolón de nueva generación -en realidad, un con-ro, es decir, carga rodada y contenedores-, después de que saliera a subasta en el Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid, en el proceso de liquidación de los bienes de Contenemar.

El buque, valorado en 37 millones de euros, está inscrito en la matrícula naval de Santa Cruz de Tenerife y estaba embargado por el Banco Espirito Santo. Entró en servicio en 2007 y es de construcción china, gemelo de la pareja que tiene OPDR Canarias, empresa que también pujó por el mismo, aunque sin éxito.

A la espera de saber más noticias y de si finalmente la operación concluye, pues quedan aspectos importantes por resolver, parece que la estrategia expansiva de Antonio Armas Fernández entra en una nueva fase, que podría cubrir el hueco que dejó Contenemar en la línea Canarias-Sevilla, en la que el buque Clara del Mar se estrenó en diciembre del citado año. Mide 145 m de eslora, 22 m de manga y puede cargar 500 TEUS (contenedores de 20 pies) y 104 trailers. Mantiene una velocidad de 16,5 nudos, lo que garantiza holgadamente la rotación semanal.

Recientemente, Naviera Armas vendió para desguace el rolón Volcán de Tahíche, ex Isla de Tenerife, comprado también al final de un proceso de concurso de acreedores con Líneas Marítimas Hespérides y con anterioridad había vendido para desguace el rolón Caribbean Trailer, con el que cubría la línea Gran Canaria-Mauritania.

El buque "Clara del Mar", recién entregado a Contenemar

Foto: José Ignacio Seguí (www.baixamar.com)

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Naviera Armas prevé que la nueva línea Canarias-Huelva pueda mover unos 60.000 pasajeros anuales y aunque en sus inicios la rotación es semanal, es posible que en el futuro pueda hacer hasta tres viajes semanales. Así se desprende de las noticias publicadas en la prensa onubense, que apoya la iniciativa como alternativa a la línea tradicional con el puerto de Cádiz.

Recibimos de nuestros lectores y de algunos testigos presenciales las impresiones del primer viaje del ferry Volcán del Teide en la línea Canarias-Huelva, realizado el pasado fin de semana, con valoración positiva, en general, tanto por el servicio a bordo como por sus instalaciones y entretenimientos. Otros se quejan y, posiblemente, no les falte razón.

Como ya hemos informado en esta misma sección, el primer viaje se alargó casi dos horas más sobre la publicidad de la naviera, aduciendo vientos y mareas como elementos en contra. Factores con los que parece que no contaban, y es que una cosa es el papel y otra es la realidad. No siempre la mar está llana y como un plato. Eso deben saberlo los responsables comerciales y de marketing. La próxima semana, si se vuelve a repetir la misma duración, ¿será también culpa del viento y de las mareas?

Seamos claros. Un registro de 30 horas de viaje es muy buen dato para la distancia que hay que cubrir entre Santa Cruz de Tenerife y Huelva. Es el mejor dato que existe, hasta ahora, lo cual no es poco. Ya lo hemos dicho y lo volvemos a repetir. La pretendida comunicación en 28 horas no deja de ser un objetivo loable, una publicidad atractiva y acaso posible, aunque difícil de cumplir, no sólo por no tener en cuenta los imponderables, sino porque supone sobreesfuerzos que tienen un coste.

Dos horas más de viaje no desmerece el mismo aliciente que si son dos horas menos y evita tensiones y malestar innecesarios en los pasajeros… y también a las tripulaciones, pues muchas veces el personal de cámara tiene que lidiar y tragarse el enfado de los pasajeros ante lo prometido y no cumplido de lo que se parió en los despachos de El Sebadal. Las 28 horas de la publicidad se convertirán en 30 horas reales, si es que el combustible no depara más sobresaltos.

Porque sucede que la cotización de la tonelada de fuel IFO 380 no está, por ahora, para muchas alegrías para que el viaje dure una o dos horas más o menos en una distancia de 728 millas marinas. No es lo mismo subir el régimen de los motores que mantenerlos a una velocidad de crucero, decisión en la que influye el consumo. Y eso que ahora el casco del Volcán del Teide está limpio y los motores son nuevos, y lleva muy poco peso en el garaje y, consecuentemente, tiene poco calado, que es otro factor a tener en cuenta. Y no digamos cuando vengan, que vendrán, los malos tiempos.

El ferry Volcán del Teide es un buque del mismo tipo de los ferries tipo Sorolla y Fortuny, propiedad de Acciona-Trasmediterránea. Un poco más grande –mide 3,70 metros más de eslora- y con algo más de potencia de motores, pero, en esencia, es el mismo tipo de barco. Y cuando aquéllos atendían la línea Cádiz-Canarias, el viaje duraba 32 horas –a velocidad de crucero y máquina moderada-, que es lo mismo que hace ahora el ferry Albayzin y cuatro horas menos que el siempre bien recordado ferry Juan J. Sister.

Llegado este punto es de justicia hacer la siguiente apreciación. El compromiso de servicio de Naviera Armas y Acciona-Trasmediterránea no es el mismo. Al menos por ahora. Los pasajeros de otras islas que elijan la primera opción habrán de desplazarse obligatoriamente a Santa Cruz de Tenerife o Las Palmas, con un sobrecoste añadido. Por el contrario, los pasajeros del viaje de vuelta pueden quedarse a bordo hasta primera hora del día siguiente, lo cual es un detalle.

Sin embargo, Acciona-Trasmediterránea, atendiendo a las peticiones que le han formulado las autoridades insulares y conscientes de la importancia que tiene la línea con la Península, realiza un itinerario más largo que comprende escalas en cinco islas, hasta que desde Lanzarote, tanto a la ida y la vuelta, viaja directo a Cádiz.

Queremos decir con todo esto que hay dos opciones para llegar a la Península desde Canarias y viceversa. Ya podemos elegir, que es de lo que se trata. Veinte euros más o veinte menos para las butacas, comidas sí, comidas no… dos horas más o dos horas menos de viaje, puede resultar de interés, pero lo importante, en realidad, estimados lectores, es que existe una mejor conectividad. Y eso sí que es un gran valor. Los costes que ello suponga para Naviera Armas es harina de otro costal.

Antonio Armas Fernández, presidente de Naviera Armas

¿Y, entonces, por qué 26 nudos entre Canarias y Huelva y no la misma velocidad entre las dos capitales canarias con el mismo barco?, cabe preguntarse. Podríamos pensar en una discriminación con respecto al atractivo de la línea con la Península, pero la respuesta viene siendo la misma. Tres horas de viaje entre Tenerife y Las Palmas es un buen registro para buques de su clase. Porque, ¿compensa acaso subir la velocidad considerando el coste del combustible, los coeficientes de ocupación y las tarifas vigentes? Parece que no. De ahí que la publicidad de Naviera Armas sea, a nuestro juicio, cuando menos discutible, por no emplear otros términos.

Los pasajeros sabemos que si queremos llegar más pronto, hay otras opciones perfectamente viables: ahí está Fred. Olsen Express en cualquiera de sus líneas, con un nivel superior y el puente aéreo operado por Naysa (Binter bis), aunque el precio del billete sea diferente. Bien es verdad que la calidad del servicio también es diferente.

Otra cosa son los costes, que en el caso de Fred. Olsen tiene un condicionante serio y es el precio del combustible, pues utiliza productos ligeros y más caros frente al fuel más pesado y barato que queman los motores de Naviera Armas. A cambio ofrece velocidad y un servicio de gran calidad. Binter es otra cosa. Casi desmantelada Binter A (en liquidación) y con Binter B al alza, y una estructura de costes bien distinta sobre todo en lo que al personal de vuelo se refiere, sin embargo el precio del billete sigue siendo igual de caro. Pero esa es otra historia.

Nos parece bien que Naviera Armas se interese y se esfuerce por establecer nuevas líneas y por construir nuevos barcos. Somos conscientes del esfuerzo financiero y el riesgo que ello comporta para la compañía y su propietario. A veces nos preguntamos cómo se atreve Antonio Armas a meterse en desafíos semejantes tal y como están las cosas, y no aguarda en sus cuarteles de invierno la llegada de mejores tiempos. Pues no. La última noticia, según dice el presidente del astillero Barreras, y que hemos publicado en esta misma sección, es que ya está firmado el contrato para la construcción de dos nuevos barcos. No podemos menos que quedarnos sorprendidos, aunque sabemos que Antonio Armas calibra muy bien sus pasos y si lo hace es porque lo tiene claro.

"Volcán del Teide", un hito en la historia de Naviera Armas

Sin embargo, como ya hemos dicho en otras ocasiones, echamos en falta mejoras sustanciales en algunas líneas de Canarias, en concreto en las que afectan a las islas de La Palma y El Hierro. Porque lo cierto es que la línea con La Palma desde el puerto de Los Cristianos, en el sur de Tenerife, está supeditada, tanto en los viajes de ida como de vuelta, a una escala obligada en La Gomera. Este hecho alarga el trayecto como mínimo en una hora e incomoda a los pasajeros palmeros, que han subido mucho en número en los últimos meses.

Excepto los viernes por la noche en el viaje directo desde La Palma a Los Cristianos, y los domingos a mediodía en sentido inverso, el barco hay que compartirlo obligatoriamente con los pasajeros de La Gomera, línea en la que Naviera Armas compite abiertamente con Líneas Fred. Olsen.

Los pasajeros palmeros, además, se ven obligados a meter sus coches en el “car-deck”, lo que alarga como mínimo entre 20 y 30 minutos el tiempo de desembarque en los puertos de Santa Cruz de La Palma y Los Cristianos. No ocurre así –por razones de estiba, suponemos- con los pasajeros de La Gomera, que entran y salen por la cubierta principal del garaje, razón por la cual siempre salen beneficiados. Pagan menos y salen más pronto. Los palmeros pagan más y salen más tarde.

Mientras tanto, la Consejería de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias, presidida por un palmero, y el Cabildo Insular de La Palma, que también preside una palmera, hace oídos sordos a esta situación. Tampoco dicen nada de la salida del barco entre semana desde el puerto de Santa Cruz de La Palma a las ¡cuatro de la mañana¡, horario a todas luces inadecuado, en un barco sin camarotes y siempre supeditado a entrar a primera hora en La Gomera para después seguir a Los Cristianos. ¿A qué hora tiene que levantarse un pasajero del interior de la isla al que no le quede más remedio que viajar a esa hora?

Y es que lo que realmente le interesa a Naviera Armas es La Gomera, y no La Palma. La interesa La Gomera porque sabe que allí puede hacer daño a la hegemonía que tiene Líneas Fred. Olsen, una compañía que ha puesto en valor a la isla desde que en 1974 abrió la línea con el primer Benchijigua.

Por eso decimos que La Palma, una isla con casi cien mil habitantes, merece mejor trato por parte de quien como Naviera Armas ha encontrado un mercado apetitoso, jugando con los precios, pero no con la calidad del servicio. Reclamamos, pues, lo que la isla merece y los políticos no dicen.

La línea directa dos veces en semana entre Santa Cruz de La Palma y Santa Cruz de Tenerife, atendida por el buque Volcán de Tauce, resulta interesante pero poco atractiva, pues el barco no es el adecuado y, además, siempre está supeditado a la carga que procede de Las Palmas. A mucha menos velocidad, el viaje dura unas siete horas. La autopista marítima existe, pero el vehículo asignado deja mucho que desear. 

Dicho todo esto, también queremos hacer una necesaria aclaración: apreciamos y valoramos en todo lo que vale el esfuerzo que hace Antonio Armas Fernández para mejorar el transporte marítimo en Canarias y abrir nuevas líneas, como Funchal-Portimao y Huelva. Tiene nuestro aprecio y nuestro respeto, pero ello no nos exime de disentir y decir las cosas claras cuando hayamos de hacerlo, como sucede ahora. Y así lo haremos cada vez que sea preciso.

Antonio Armas es un hombre hecho a sí mismo, listo como él solo, tremendamente capaz, que aprendió el negocio naviero y portuario siendo un niño, a pie de muelle, en los tiempos en que su padre Antonio Armas Curbelo era uno de los grandes protagonistas del cabotaje en Canarias y la vecina costa africana. Tiene desde hace años y por derecho propio su sitio en la historia del transporte marítimo en Canarias.

En 1973, al amparo del REF, importó desde Dinamarca los dos primeros buques de carga rodada que navegaron en las islas: Volcán de Yaiza y Volcán de Tahíche. Cuando llegaron aquellos barquitos, su padre se preguntaba si los llenarían algún día. Desde entonces su devenir ha sido considerable. Ha conocido tiempos duros y tiempos de bonanza y ahora parece que está en la cresta de la ola. Y decimos parece porque, conociéndole como le conocemos, posiblemente esto no ha haya hecho más que empezar.   

P.D. Queremos agradecer el interés de los lectores por nuestra web. Por segundo mes consecutivo hemos mantenido 45.000 visitas mensuales. Muchas gracias.

Foto: Julián Pérez (www.huelvaYA.es)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Por lo que se ha publicado en la prensa nacional y la regional andaluza, la nueva línea de Naviera Armas entre Canarias y Huelva ha provocado un enfrentamiento entre la Autoridad Portuaria de Huelva y la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz, cuyo presidente, Rafael Barba, dice que incurre en “competencia desleal al vulnerar el espíritu de la Ley de Puertos de convertir España en una plataforma logística y no entrar en competencia entre las distintas autoridades portuarias”.

Y mientras el alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez y el propio Antonio Armas rechazan tales acusaciones, diciendo éste que “las condiciones propuestas están perfectamente estipuladas y no hay ninguna prebenda”, el más prudente es el presidente de la Autoridad Portuaria de Huelva, José Cejudo, pues prefiere opinar del asunto donde corresponda y se refiere, con razón, a que “con esto se abre una nueva etapa para el comercio y el turismo”.

En el puerto de Huelva tocan palmas desde el pasado lunes, cuando arribó, en viaje de pruebas, el ferry Volcán del Teide, oficialmente entregado a finales de la pasada semana. El muelle sur, que así se llama, está a unos diez kilómetros de la capital onubense, en la localidad de Palos de la Frontera. Para facilitar los enlaces, Naviera Armas pondrá un servicio de autobuses con la capital onubense. La concesión de la Autoridad Portuaria de Huelva, otorgada el 29 de diciembre de 2010, consiste en una parcela de 2.400 metros cuadrados de terreno de dominio público portuario, para operaciones de vehículos, tránsito de pasajeros y atraque de buques.

Panorámica del muelle sur de Huelva, al que llega Naviera Armas

Para el próximo mes de marzo está previsto el comienzo de la nueva línea Canarias-Huelva, que cubrirá, según lo publicado, en 28 horas de viaje y que el naviero canario dice que “será poco más que un paseo”. El barco, al que algunos medios se empeñan en calificar de crucero, saldrá cada sábado a mediodía desde Palos de la Frontera y llegará a Las Palmas a las 16 horas del domingo, para luego continuar a Santa Cruz de Tenerife. 

Lo cierto es que, por las imágenes que hemos visto, el muelle donde opera el buque Volcán del Teide está pelado y Antonio Armas tendrá que desembolsar dinero extra para instalar una terminal prefabricada de 250 metros cuadrados –que confiamos sea más digna que la que tenemos en Santa Cruz de Tenerife y la pobrísima existente en el muelle del Sanapú, en Las Palmas-, por importe de 126.500 euros, más otros 300.000 euros en obras menores de adaptación y una pontona, estimada en ¿cinco millones de euros? que se construye en Pasajes (Guipúzcoa), a modo de tacón flotante para facilitar las operaciones de carga y/o descarga, pues el magnífico puerto de Huelva no dispone de rampa para ferries, sino que es una hermosa explanada al sol que más calienta.

Parece claro, y en eso, a nuestro juicio, el presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz haría bien en fijarse con más atención, la debilidad por la que atraviesa Acciona-Trasmediterránea en la línea Cádiz-Canarias, en la que opera con un barco de pasajeros inapropiado que casi duplica la duración del viaje (48-50 horas), lo que ha contribuido, a buen seguro, para que Antonio Armas juegue con más fuerza su carta a favor de la nueva línea Canarias-Huelva, a pesar de que el puerto de Cádiz, como el de Algeciras, dispone de terminal de pasajeros perfectamente preparada y equipada para ofrecer un servicio adecuado, lo que no tiene Huelva.

Más allá de los dimes y diretes entre los presidentes de las autoridades portuarias, desde nuestro punto de vista quien va a salir más perjudicada es Acciona-Trasmediterránea, a la que auguramos una caída de los índices de ocupación en la línea Cádiz-Canarias. En los últimos meses, el trato de la citada compañía hacia Canarias deja mucho que desear. Por lo pronto ya ha contraatacado y ofrece viajar en un butaca más las comidas a bordo por 60 euros, 30 euros menos que la previsible tarifa básica de Naviera Armas para una butaca normal, pues las comidas se pagan aparte (el plato más barato son ocho euros). El pasajero podrá elegir también la opción de butaca VIP y camarote, en torno a 200 euros… si lo comparte, claro, pues dobles hay muy pocos y la mayoría son cuádruples, con lo cual el precio, si se quiere viajar solo o en pareja sería otro bien diferente.

No debemos olvidar que Antonio Armas también es accionista de Acciona-Trasmediterránea. Sería interesante conocer la opinión de la familia Entrecanales acerca del posicionamiento de su socio canario, con una nueva línea que, les guste o no, será competencia. Porque ya no se trata sólo del pasaje, que en este negocio es el chocolate del loro. El jugo está en la carga rodada, en la que, hasta ahora, Acciona-Trasmediterránea ha estado sola entre Canarias y Cádiz con su mejor flota (José María Entrecanales y barcos similares). Sin embargo, la especialidad de Antonio Armas es, precisamente, la carga. En eso tiene una dilatada experiencia. Tiempo al tiempo.

Panorámica del ferry "Volcán del Teide" en pruebas de mar

El nuevo ferry de Naviera Armas tiene también una gran capacidad de garaje –dos mil metros lineales-, en el que caben muchos remolques, camiones y vehículos de tipo medio y estándar. Tiene otra ventaja para el cargador: la duración del viaje y la regularidad en las salidas, aspecto éste que confiamos se mantenga, pues con frecuencia hemos sufridos retrasos en la salida de los barcos en Canarias esperando por la carga.

Relativamente cerca de Huelva está Portimao, el puerto portugués al que llega cada semana el ferry Volcán de Tijarafe. Podríamos pensar que, de alguna manera, se hacen competencia, pero no es así. Al menos, a partir de ahora. Dicha línea tiene especial interés para los madeirenses que, cosas del destino, hasta que llegó Naviera Armas hacía 25 años que no tenían línea marítima de pasajeros con el continente.

La sociedad madeirense sabe que los precios de los alimentos básicos han bajado gracias al servicio de Naviera Armas, copado por los cargadores portugueses por las facilidades que tiene la carga rodada y un servicio semanal en fines de semana, que está cumpliendo con bastante puntualidad, a pesar de las dificultades –algunas de ellas intencionadas- que el barco se encuentra con frecuencia en el atraque de Funchal, que provocan retrasos añadidos.

Por lo que publican medios portugueses, el objetivo de Naviera Armas con el segundo buque de la serie, que se llama Volcán de Tinamar, será enlazar Canarias, Madeira y Lisboa o algún puerto próximo a la capital, lo cual tendría mayor atractivo para el pasajero. El hecho de que la madrina del ferry Volcán del Teide haya sido la esposa del presidente de la Comunidad Autónoma de Madeira, como nuestros lectores pueden comprender, no es en absoluto casual.  

Armas Portugal, una realidad palpable en la sociedad del país vecino

Otros medios portugueses reclaman la presencia de Naviera Armas en Azores, archipiélago formado por nueve islas, cuyo servicio marítimo tiene especial protagonismo en los meses de verano y se reduce al mínimo en invierno, para que enlace con Madeira y Portugal continente. En todo caso, los movimientos de Antonio Armas, en la medida en que éstos pueden ser visibles (y a escurridizo no hay quien le gane), están siendo muy seguidos de cerca por los navieros portugueses, por la cuota de mercado que está consiguiendo y el impacto que ello causa en su cuenta de resultados, en lo que al transporte de mercancías se refiere.  

Parece obvio que con diez buques en su flota, y tres de ellos dedicados en fines de semana a líneas internacionales, habrá que hacer una reorganización de los servicios. Sin olvidar que el trato de Naviera Armas no es el mismo para todas las islas del archipiélago canario, aspecto del cual siempre insistimos.

A los palmeros, por ejemplo, no les queda otro remedio que embarcar entre semana desde Santa Cruz de La Palma a las cuatro de la mañana –sí, han leído bien- y compartir, siempre, la escala con La Gomera, excepto viernes (La Palma-Los Cristianos) y domingos (Los Cristianos-La Palma).

La otra cara de la moneda: "Volcán de Tauce"

La línea directa desde Santa Cruz de Tenerife, dos veces por semana, está atendida por el barco más viejo de la flota (Volcán de Tauce) y supeditado en la hora de salida a la carga que llega en otro barco desde Las Palmas. Luego, unas siete horas de viaje, que podrían reducirse considerablemente si fuera atendida por alguno de los barcos de nueva generación.

De esta situación no culpamos tanto a Naviera Armas cuanto a la complacencia del Gobierno de Canarias, sobre todo de quienes tienen responsabilidad directa en la Consejería de Obras Públicas y Transportes y también en el Cabildo Insular de La Palma, que no velan ni exigen como debieran hacerlo por unas mejores comunicaciones marítimas y prefieren mirar hacia otro lado, dando la espalda a las necesidades de una isla con casi cien mil habitantes.

Puesto que aún no conocemos el nuevo buque llamado Volcán del Teide, esperaremos a verlo con detenimiento para emitir nuestra opinión. La flota existente tiene un nivel aceptable, aunque la calidad del servicio a bordo es mejorable. Como mejorable es todo en esta vida -empezando por uno mismo-, sin que por ello dejemos de apreciar y valorar en todo lo que vale -y es mucho- el esfuerzo que hace Antonio Armas Fernández por la renovación de su flota y la mejor prestación del servicio marítimo.

Fotos: Autoridad Portuaria de Huelva, Astilleros Hijos de J. Barreras, Naviera Armas y Antonio Sáez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

De la crónica social de la botadura del nuevo buque Volcán del Teide, celebrada el pasado 15 de julio en el astillero Hijos de J. Barreras, con cierto boato a pesar del mensaje inicial de austeridad en consonancia con la crisis económica en curso, sabemos que se desplazaron a Vigo invitados de Canarias y de Madeira, haciendo los honores de madrina la señora María Ángela Andrade Martins, esposa del presidente de la región autónoma de Madeira, Alberto Joao Jardim.

Este gesto es importante y tiene más trascendencia de la que inicialmente puede suponerse. En los días previos a la botadura, la bandera de Naviera Armas fue izada en el recinto de la Autoridad Portuaria de Funchal y, pese a la oposición que ha encontrado en algunos sectores marítimos del país luso, Antonio Armas ha logrado abrir una nueva vía en las comunicaciones regulares entre Funchal y Portimao, con bastante éxito, provocando, entre otros efectos beneficiosos, una reducción de los precios de los alimentos de primera necesidad.

La bandera de Naviera Armas ondea en Funchal

Cuestión que la sociedad madeirense –unos 260.000 habitantes- tiene cada vez más en cuenta porque, en definitiva, afecta a la cesta de la compra y también porque han pasado muchos años desde que se extinguió la línea marítima que enlazaba a la isla con la capital portuguesa, haciéndolo, desde entonces, sólo con buques de carga. Hasta que llegó Naviera Armas, la única opción posible era por vía aérea. Sorprendente, pero es así.

Al mismo tiempo, dicha línea posibilita la conexión semanal entre Canarias y Madeira, con su extensión a la costa continental, cada día más utilizada por los transportistas y pasajeros de ambos archipiélagos.

La puesta en servicio del nuevo buque está prevista para el próximo mes de noviembre, momento en el que relevará al ferry Volcán de Tijarafe, que cubre en la actualidad dicha línea. Desconocemos, por el momento, cuál será el destino de este barco, aunque en medios marítimos portugueses se comenta la posibilidad de que pueda abrir una línea mixta entre Madeira, Azores y la costa de Portugal, hasta ahora inexistente –los barcos de cabotaje portugueses son portacontenedores puros-, utilizando el puerto de Funchal como interconexión con Canarias.

Y mientras Naviera Armas gestiona sus planes de expansión, lo cual celebramos, en Canarias todavía tiene alguna asignatura pendiente. Sin desmerecer, en absoluto, el esfuerzo que la compañía hace para mejorar las comunicaciones marítimas interinsulares, lo cierto es que la línea con la isla de La Palma desde el puerto de Los Cristianos, en el sur de Tenerife, está supeditada, tanto en los viajes de ida como de vuelta, a una escala en La Gomera. Este hecho alarga el trayecto como mínimo en una hora e incomoda a los pasajeros palmeros, que han subido mucho en número en los últimos meses.

Excepto los viernes en la noche en el viaje directo desde La Palma a Los Cristianos, y los domingos a mediodía en el sentido inverso, la capacidad del barco hay que compartirla obligatoriamente con los pasajeros de La Gomera, línea en la que Naviera Armas compite abiertamente con Líneas Fred. Olsen. Los pasajeros palmeros, además, se ven obligados a meter sus coches en el “car-deck”, lo que alarga entre 20 y 30 minutos el tiempo de desembarque en los puertos de Santa Cruz de La Palma y Los Cristianos. No ocurre así –por razones de estiba, entendemos- con los pasajeros de La Gomera, que entran y salen por la cubierta principal del garaje, razón por la cual salen siempre beneficiados. Y que conste que nada tenemos en contra de ellos.

Mientras tanto, la clase política palmera hace oídos sordos a esta situación. Tampoco dice nada de la salida del barco entre semana desde el puerto de Santa Cruz de La Palma a las cuatro de la mañana, horario a todas luces inadecuado, en un barco sin camarotes y siempre supeditado a entrar a primera hora en La Gomera para luego seguir a Los Cristianos.

Una isla con casi cien mil habitantes merece mejor trato por parte de Naviera Armas, que ha encontrado en La Palma un mercado apetitoso, jugando con los precios, pero no con la calidad del servicio.

Reconocemos y valoramos sinceramente el esfuerzo inversor de la naviera, y más en los tiempos que corren, pero reclamamos lo que la isla merece y los políticos no dicen.

La línea bisemanal directa entre Santa Cruz de La Palma y Santa Cruz de Tenerife, atendida por el buque Volcán de Tauce, resulta interesante, pero el barco no es el adecuado. La autopista marítima existe, pero el vehículo debe mejorar. Y Antonio Armas sabe, como lo sabemos los que estamos metidos en este sector, que a mejor oferta y calidad, mayores posibilidades de éxito.

El buque "Volcán del Teide" entra en el agua por primera vez

El nuevo barco será destinado a la línea Canarias-Madeira-Portugal

La renovación de la flota de Naviera Armas alcanza su plenitud

Fotos: CX9AAW

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El presidente de Naviera Armas, Antonio Armas Fernández, ha puesto a disposición de las autoridades de Madeira el ferry Volcán de Tijarafe, para que sirva de transporte de medios y material de apoyo y contribuya a paliar el gravísimo desastre natural que se ha producido en la isla, con más de cuarenta muertos, hasta el momento, según informa nuestro colega Sergio Ferreiro. Se prevé que el buque español pueda operar en el puerto de Caniçal, caso de que no lo hiciera en el de Funchal.

También se encuentra en la capital madeirense la fragata portuguesa Corte Real, enviada por el Gobierno del país hermano, para que el personal militar desplazado -230 personas- colabore en las tareas básicas y más urgentes, lo mismo que la tripulación del patrullero Cacine.

Naviera Armas realiza todos los fines de semana un viaje redondo en el trayecto Tenerife-Las Palmas-Funchal-Portimao-Funchal-Tenerife-Las Palmas, que se ha convertido en el único nexo marítimo para los pasajeros portugueses entre Funchal y Portimao, y viceversa, con una gran aceptación. Asimismo, permite que muchos canarios puedan conocer Madeira y desplazarse a la Península en sus viajes por Portugal y España.

El único ferry que existe en Madeira, llamado Lobo Marinho, enlaza todos los días los puertos de Funchal y Porto Santo, pero no hay buque de pasaje de bandera portuguesa que enlace la isla con el continente. Las facilidades dadas por Naviera Armas para el transporte de mercancías ha contribuido, asimismo, a un abaratamiento de los precios de los productos de primera necesidad en la isla de Madeira.

Se espera que el puerto de Funchal pueda quedar plenamente operativo el próximo domingo, 28 de febrero, evitando así las cancelaciones de escalas registradas en los últimos días. El puerto madeirense se situó el año pasado por encima de los puertos principales de Canarias en cuanto a tráfico de buques de cruceros de turismo.

El ferry "Volcán de Tijarafe", maniobrando en el puerto de Funchal

La presencia de Naviera Armas ha revolucionado el transporte marítimo entre Funchal y Portimao

Fotos: Sergio Ferreiro (sergio@cruises)