Juan Carlos Díaz Lorenzo

El ferry finlandés “Amorella”  (34.384 GRT) embarrancó la pasada madrugada cuando se aproximaba al puerto de Långnäs, en las islas Åland, informa Viking Line. El casco del buque tocó fondo después de que se quedara sin gobierno debido a un fallo eléctrico. No hay más novedad en un viaje en el que iban a bordo 1.945 pasajeros, a los que se atendió debidamente con comida y bebida caliente.

Según han informado testigos presenciales, el buque sufrió una guiñada a estribor y, a continuación, se escuchó el ruido de un fuerte golpe, resultado de la colisión de la proa del ferry “Amorella” contra las piedras. Se ha detectado una fisura en uno de los tanques de lastre. El canal de acceso es muy limitado, por lo que en las circunstancias señaladas, el impacto resultó inevitable. El mencionado ferry cubre la línea Turku-Estocolmo.

Estampa marinera del ferry “Amorella”, propiedad de Viking Line

Foto: Jonas Bergsten

Anuncios