Juan Carlos Díaz Lorenzo

De nuevo en el puerto de Santa Cruz de La Palma la estampa marinera del velero alemán “Alexander von Humboldt II”, que encuentra en aguas de Canarias en su habitual campaña invernal, formando a jóvenes en las artes marineras y el compañerismo a bordo de un buque de esta naturaleza.

Se trata del primer velero construido en Alemania desde 1958 –año en el que entró en servicio el buque-escuela “Gorch Fock”- y enarbola la contraseña de la Deutsche Stiftung Sail Training (DSST). La ceremonia oficial de su bautizo se celebró el 24 de septiembre de 2011 en Bremerhaven, en la que actuó de madrina la señora Brigitte Rönner.

A finales de octubre del citado año se hizo a la mar en un viaje de entrenamiento y a mediados de noviembre comenzó su primer viaje de instrucción marinera, con escalas en varios puertos europeos, Madeira, Canarias y Cabo Verde. Es un barco bonito, elegante, bien proporcionado y un referente en el sector. 

El buque-escuela alemán “Alexander von Humboldt”, en el puerto palmero

El nuevo buque cumple con la normativa de la IMO y SOLAS y dispone de alojamiento para 79 personas, de ellos 25 tripulantes fijos. Tiene todas las características de un velero clásico aunque se trata de un buque de nueva construcción, que ha costado 15 millones de euros. Releva a su predecesor, construido en 1906.

Registra 763 toneladas brutas y mide 65 m de eslora total, 10 m de manga, 33 m de quilla a perilla y 5 m de calado. Arbola tres palos y larga un aparejo de 24 velas con una superficie vélica de 1.360 metros cuadrados. Dispone de un motor diesel de 550 kw de potencia, que le permite mantener una velocidad de 12 nudos. Código IMO 9618446.

Foto: José Javier Pérez Martín

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En estos días nos deleita con su presencia en aguas del puerto de Santa Cruz de Tenerife el velero alemán “Alexander von Humboldt II”. Se trata del primer buque de su clase construido en Alemania desde 1958 –año en el que entró en servicio el buque-escuela “Gorch Fock”, con el comparte atraque– y enarbola la contraseña de la Deutsche Stiftung Sail Training (DSST).

La ceremonia oficial de su bautizo se celebró el 24 de septiembre de 2011 en Bremerhaven, en la que actuó de madrina la señora Brigitte Rönner. A finales de octubre se hizo a la mar en un viaje de entrenamiento y a mediados de noviembre comenzó su primer viaje de instrucción marinera, con escalas en varios puertos europeos, Madeira, Canarias y Cabo Verde.

El velero alemán “Alexander von Humboldt II”, en el puerto tinerfeño

El nuevo buque cumple con la normativa de la IMO y lleva una tripulación de 79 personas, 25 de ellos fijos. Tiene todas las características de un velero clásico aunque se trata de un buque de nueva construcción, que ha costado 15 millones de euros, de línea marinera bien proporcionada y elegante. Es fácilmente identificable por el color verde de su casco, al igual que se predecesor, construido en 1906. 

Registra 763 toneladas brutas y mide 65 m de eslora total, 10 m de manga, 33 m de quilla a perilla y 5 m de calado. Arbola tres palos y larga un aparejo de 24 velas con una superficie vélica de 1.360 metros cuadrados. Para las maniobras en puerto y tiempos de calma chicha Dispone de un motor de 550 kw de potencia, que le permite mantener una velocidad de 12 nudos. Código IMO 9618446.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde el 21 de enero se encuentra atracado en el puerto de Santa Cruz de Tenerife el elegante velero noruego “Statsraad Lehmkuhl” –capitán M. A. Seidl–, que luce en su estampa marinera toda la gracia y la elegancia de sus cien años de vida sobre el mar. Comparte atraque con otros dos veleros alemanes, dedicados también la misión de escuelas navegantes: “Gorch Fock” y “Alexander von Humboldt II”, los tres viejos conocidos de los amantes de la mar y los barcos.

El buque-escuela noruego, aparejado de barca de tres mástiles, es propiedad de la Fundación Statsraad Lehmkuhl, con sede en Bergen. Rinde homenaje a la memoria del ministro Kristoffer Lehmkuhl quien, en colaboración con la compañía Det Bergenske Dampskibsselskab (Bergen Line), en 1921 consiguieron comprarlo al gobierno de Gran Bretaña y entró en servicio en 1923. En la actualidad es uno de los barcos de su clase más viejos del mundo en servicio activo.

En nuestra sección De la mar y los barcos, el lector encontrará un amplio artículo sobre la vida marinera de este histórico buque.

El buque-escuela “Staatsraad Lehmkuhl”, en el puerto de Santa Cruz de Tenerife

Los buques “Statsraad Lehmkuhl”, “Alexander von Humboldt II” y “Gorch Fock” comparten atraque en el puerto de Santa Cruz de Tenerife

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de La Palma recibió el 2 de diciembre la primera escala del nuevo velero alemán “Alexander von Humboldt II”, que ha venido a estrenarse en Canarias en su primer crucero de invierno. Arribó con el aparejo aferrado y sobre la máquina, con la gracia y la elegancia que tienen estos barcos, evocación cercana de toda una época de la navegación.

Se trata del primer velero construido en Alemania desde 1958 y enarbola la contraseña de la Deutsche Stiftung Sail Training (DSST). La ceremonia oficial de su bautizo se celebró el pasado 24 de septiembre en Bremerhaven, en la que actuó de madrina la señora Brigitte Rönner.

A finales de octubre se hizo a la mar en un viaje de entrenamiento y a mediados de noviembre comenzó su primer viaje de instrucción marinera, con escalas en varios puertos europeos, Madeira, Canarias y Cabo Verde. Está previsto que regrese a su base en abril de 2012.

El nuevo buque cumple con la normativa de la IMO y lleva una tripulación de 79 personas, 25 de ellos fijos. Tiene todas las características de un velero clásico en un buque de nueva construcción, que ha costado 15 millones de euros. Mide 65 m de eslora total, 10 m de manga, 33 m de quilla a perilla y 5 m de calado. Arbola tres palos y larga un aparejo de 24 velas con una superficie vélica de 1.360 metros cuadrados. Dispone de un motor de 550 kw, que le permite mantener una velocidad de 12 nudos.

Con el aparejo aferrado y sobre la máquina, el nuevo velero llega a La Palma

Visto en toda su eslora por la banda de estribor

Su estampa anacrónica corresponde a un barco de nueva construcción

Fotos: Gabilón y Alicia Fernández Concepción