Juan Carlos Díaz Lorenzo

Después de 43 años de mar y barcos, el capitán Adolfo Díaz de Durana y Melo (Las Palmas, 1947) rindió pasado el verano su última singladura profesional en el buque de su mando, “Bocayna Express”, y desde hace unas semanas disfruta de su bien merecida jubilación. Motivo por el cual un grupo de amigos le agasajó recientemente con una comida como tributo a la amistad y le obsequiaron con una acuarela del buque “Playa del Médano”, obra del capitán Francisco Noguerol Cajén, compañero y amigo del homenajeado.

El capitán Adolfo Díaz de Durana exhibe el cuadro que le regalaron sus amigos

El homenajeado y el grupo de amigos de la mar y barcos en torno suyo

Adolfo Díaz de Durana y Melo cursó los estudios de Náutica en la Escuela Oficial de Santa Cruz de Tenerife, de la que salió alumno en 1969. Realizó sus prácticas en los buques “Playa del Médano”, “Playa de las Canteras” y “Playa de las Nieves”, de la flota de Naviera de Canarias (NAVICASA).

En octubre de 1974 ingresó en Compañía Trasmediterránea y con los empleos de tercer y segundo oficiales navegó en los buques “Isla de Formentera”, “Ciudad de Toledo”, “La Palma” y “Santa María de las Nieves”. En enero de 1975 pasó de primer oficial al buque “Joaquín Velasco”, de Naviera Alcordemar.

En febrero de 1975 llegó a la flota de Antonio Armas Curbelo, en la que ocupó plaza de capitán al mando de los buques “Volcán de Yaiza”, “Volcán de Tahíche” (1º), “Volcán de Timanfaya”, “Volcán de Tisalaya”, “Antonio Armas”, “Puente Canario”, “Volcán de Tamia”, “Volcán de Tinache” –del que fue su primer titular-, “Volcán de Teneguía” y “Volcán de Tindaya” (1º).

Después se inició una nueva etapa en Líneas Fred. Olsen, en la que se estrenó como capitán del ferry “Benchijigua” (3º), “Bañaderos”, luego rebautizado “Barlovento” y el catamarán “Bocayna Express”, adscrito a la línea Playa Blanca-Corralejo, en la que ha finalizado su carrera  de algo más de cuatro décadas con indudable éxito y buen quehacer profesional.

Fotos: Francisco Noguerol Cajén

Anuncios