Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de La Palma recibió hoy dos nuevas escalas de los buques “Queen Elizabeth” y “Boudicca”. Jornada dominical pasada por agua después de una calima densa, que amenaza con volver cuando haya pasado la cola del frente borrascoso que nos afecta. Lució el sol entre claros y algo más de dos mil turistas deambularon por el casco histórico de la capital palmera, cuyos políticos responsables y comerciantes parece que ya se van enterando de la importancia que tiene la presencia de este tipo de buques.

Otros, los menos, recorrieron en excursiones contratadas a bordo las zonas de especial interés del interior de la isla. Por el norte, hasta la histórica villa de San Andrés y por el sur, los volcanes de Fuencaliente y el valle de Aridane. Hubo un momento, además, en el que coincidieron los buques “Volcán de Taburiente” y “Benchijigua Express”. Este último y el mencionado “Boudicca” enarbolan una contraseña hermana, pues ambas sociedades están controladas por el poderoso grupo naviero noruego Fred. Olsen & Co.

Los buques “Queen Elizabeth”, “Volcán de Taburiente” y “Benchijigua Express”

El buque “Queen Elizabeth” es un poco más nuevo que su casi gemelo “Queen Victoria”. Es fácil distinguirlos. El cierre de popa aquí es recto, mientras que en el otro es escalonado. Ambos pertenecen a la serie Vista, modelo del que también existen otros barcos de Costa Crociere, P & P Cruises y Carnival. Cunard Line sigue apostando por La Palma, factor a tener en cuenta. Estamos seguros que la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife lo tiene claro, pero, la nueva consejera de Turismo y el presidente del Cabildo de La Palma ¿también lo tienen claro?.

El buque “Queen Elizabeth” canceló su anterior escala y llegó a medianoche

A primera hora de la mañana arribó el buque “Boudicca”

Pleno de barcos, hoy, en el puerto de Santa Cruz de La Palma

Fotos: Facundo Cabrera, Alberto Pérez y Francisco M. Jiménez 

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque “Amadea” estuvo ayer en el puerto de El Hierro. Es la tercera vez que este barco de la industria turística arriba a la Séptima Isla, como la llamaba el cronista José Padrón Machín. La calima también dominaba el ambiente y el Cabildo Insular se desvivió en una atención “muy buena” a los pasajeros, colocando stands informativos en el muelle y actuaciones folklóricas, informa Alexander Geistlinger.

Además, ayer, coincidiendo con la presencia de este buque en El Hierro, la cadena de televisión alemana ZDF estrenó la serie titulada “Das Traumschiff”, es decir, barco del ensueño, rodada completamente a bordo. Durante su estancia la tripulación hizo ejercicios de actualización y salvamento. En la actualidad este buque de construcción japonesa está fletado por el selectivo touroperador alemán Phoenix Reisen.

El buque “Amadea”, ayer, en el puerto de El Hierro

La tripulación del buque “Amadea” hizo ejercicios de salvamento

El buque “Amadea” está fletado por Phoenix Reisen

Fotos: Alexander Geistlinger

Exitoso Concierto de Navidad

diciembre 26, 2015

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde hace 22 años –cuando se cumplían 500 años de la fundación de la ciudad–, el puerto de Santa Cruz de Tenerife celebra su Concierto de Navidad, convertido en un referente anual. Anoche fue la cantata escénica “Carmina Buruana”, realizada por Carl Off sobre los cantos gorlianos de los siglos XII y XIII encontrados en el siglo XIX en Benediktbeuern.

El concierto estuvo a cargo de la Orquesta Sinfónica de Tenerife, dirigida por Michal Nesterowicz, el Coro de la Ópera de Tenerife y el Coro Polifónico Universitario de la Universidad de La Laguna y tres solistas de renombre, dos de ellos tinerfeños: el tenor Agustín Prunell-Friend y el barítono Augusto Brito. La soprano polaca Iwona Sobotka completó el trío solista.

El Concierto de Navidad de Puertos de Tenerife revalidó su nivel

El concierto comenzó puntual, a las 21 h y fue retransmitido por La 2 de TVE y los canales internacionales de RTVE, RNE y página web de la cadena pública. Se estima que el público potencial del Concierto de Navidad de Puertos de Tenerife es de 420 millones de espectadores.

Concluida “Carmina Burana”, la Orquesta Sinfónica interpretó varios villancicos y cerró con la marcha Radetzky, recibiendo una cerrada ovación. Entre los asistentes se encontraban el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo y el presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Ricardo Melchior.

La Fundación Disa donará un euro por cada uno de los primeros 20.000 asistentes al concierto. Esta partida irá destinada este año a Aldeas Infantiles, que también cumple 22 años ayudando a los niños más desfavorecidos en las Islas. El aforo al aire libre registró un lleno absoluto, favorecido por las temperaturas agradables de estos días.

Foto: cedida

Juan Carlos Díaz Lorenzo

De nuevo en el puerto de Santa Cruz de La Palma la estampa marinera del velero alemán “Alexander von Humboldt II”, que encuentra en aguas de Canarias en su habitual campaña invernal, formando a jóvenes en las artes marineras y el compañerismo a bordo de un buque de esta naturaleza.

Se trata del primer velero construido en Alemania desde 1958 –año en el que entró en servicio el buque-escuela “Gorch Fock”- y enarbola la contraseña de la Deutsche Stiftung Sail Training (DSST). La ceremonia oficial de su bautizo se celebró el 24 de septiembre de 2011 en Bremerhaven, en la que actuó de madrina la señora Brigitte Rönner.

A finales de octubre del citado año se hizo a la mar en un viaje de entrenamiento y a mediados de noviembre comenzó su primer viaje de instrucción marinera, con escalas en varios puertos europeos, Madeira, Canarias y Cabo Verde. Es un barco bonito, elegante, bien proporcionado y un referente en el sector. 

El buque-escuela alemán “Alexander von Humboldt”, en el puerto palmero

El nuevo buque cumple con la normativa de la IMO y SOLAS y dispone de alojamiento para 79 personas, de ellos 25 tripulantes fijos. Tiene todas las características de un velero clásico aunque se trata de un buque de nueva construcción, que ha costado 15 millones de euros. Releva a su predecesor, construido en 1906.

Registra 763 toneladas brutas y mide 65 m de eslora total, 10 m de manga, 33 m de quilla a perilla y 5 m de calado. Arbola tres palos y larga un aparejo de 24 velas con una superficie vélica de 1.360 metros cuadrados. Dispone de un motor diesel de 550 kw de potencia, que le permite mantener una velocidad de 12 nudos. Código IMO 9618446.

Foto: José Javier Pérez Martín

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Han comenzado las obras de rehabilitación del edificio de Prácticos, situado en el acceso al muelle Norte del puerto de Santa Cruz de Tenerife. La Autoridad Portuaria financia el 60% del coste total estimado en 600.000 euros y el 40% restante está a cargo de la Corporación de Prácticos, fruto de un acuerdo entre ambas entidades.

Desde que se procedió al desalojo del histórico inmueble –catalogado de interés patrimonial y en grado de protección integral por el Ayuntamiento de la capital tinerfeña–, el servicio de practicaje se ha trasladado a unas oficinas provisionales en la segunda alineación del muelle de ribera, próximas a la estación de pasajeros.

En noviembre de 2013 y después de dos meses de trámites, la Gerencia Municipal de Urbanismo de Santa Cruz de Tenerife autorizó el proyecto de restauración del edificio presentado por la Autoridad Portuaria, cuyo estado es lamentable y preocupante. Son visibles las señales inequívocas de la falta de mantenimiento de años, con grietas y decapado de pintura, agravado por la acción de las inclemencias meteorológicas y, especialmente, el viento cargado de salinidad, siendo preciso apuntalar la terraza del primer piso y también se acometió el cerramiento del entorno.

Aspecto que presenta el edificio de Prácticos de Tenerife, ya en rehabilitación

Se trata de un edificio protegido, lo que requiere de una acción más detallada. El proyecto de rehabilitación, del que es autor el arquitecto Manuel Pérez, consta de dos partes. La primera concede especial atención al saneamiento integral de la estructura que, como hemos referido, está muy deteriorada, siendo especialmente apreciable en la fachada principal. La segunda parte se refiere a la rehabilitación propiamente dicha para que el edificio sea de nuevo habitable y cumpla de nuevo con su cometido adaptado a los nuevos tiempos o quizás sea dedicado a otras funciones. El plazo de ejecución de los trabajos se estima en siete meses y su ejecución se ha retrasado sobre las fechas inicialmente previstas.

El edificio es de corte racionalista y salió del tablero del arquitecto tinerfeño Tomás Machado y Méndez Fernández de Lugo (1908-2003). Tiene su origen en una petición formulada en 1945 por la Comandancia Militar de Marina de Santa Cruz de Tenerife, en nombre de la Subsecretaría General de la Marina Mercante, a la entonces Junta de Obras del Puerto, para que los prácticos tuvieran su propio espacio para el desempeño de sus funciones. A finales del citado año, la Dirección General de Puertos y Señales Marítimas autorizó la redacción del proyecto y fue inaugurado en 1947.

Está inspirado en el puente de un buque y se caracteriza por la sencillez de líneas rectas y curvas muy bien definidas. Consta de tres plantas rematada por una azotea sobre la que se levanta una caseta del vigía, rodeada de grandes ventanales y a una altura de 17 metros sobre la base del edificio. La planta baja, a modo de semisótano, está dedicada a pañoles, talleres y alojamiento del servicio de amarradores. El primer piso tiene la recepción, oficina, vestíbulo, sala de estar y comedor y en el segundo nivel, al que se accede por una escalera de caracol, existen siete camarotes para alojamiento de los prácticos de guardia y dos baños.

Desde su privilegiada posición era posible en sus primeros tiempos una considerable visión panorámica de la actividad portuaria. El edificio está situado en el entronque del muelle norte y el embarcadero próximo en el que amarran las falúas con las que acceden a los barcos en maniobra. Los progresivos ensanches de la plataforma del muelle de ribera restaron uso al muelle norte –dedicado durante muchos años al tráfico frutero–, hasta que se decidió la instalación de la terminal del “jet-foil”, que estuvo en servicio hasta diciembre de 2004. El atraque está ocupado en la actualidad por el centenario vapor “La Palma”.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El poderoso grupo naviero noruego Fred. Olsen & Co. cumplirá cien años en 2016. En el transcurso de la Primera Guerra Mundial, Thomas Fredrik Fred. Olsen (1857-1933), decidió la fundación de la nueva naviera, establecida desde finales del siglo XIX en Oslo y tan conocida a nivel mundial y especialmente en Canarias, con el soporte accionarial y financiero de las sociedades A/S Bonheur y A/S Ganger Rolf.  

Los orígenes se remontan a mediados del siglo XIX, en la localidad de Hvitsten (Noruega), donde nacieron y ejercieron su papel de armadores de veleros los hermanos Fredrik Christian, Petter y Andreas Olsen. El segundo de ellos fue el padre del “gran Fred.”, como fue conocido su hijo, que adquirió los primeros buques a vapor y fue el primero de la saga noruega que llegó a Canarias en 1909.  

En 1914 incorporó su primer buque de propulsión diesel en la recién estrenada línea de América del Sur. En 1917 adquirió el astillero Akers, situado en el puerto de Oslo, convertido desde entonces uno de los activos emblemáticos de la familia Olsen. La Primera Guerra Mundial se saldó con la pérdida de 23 buques y otros 28 más durante la Segunda Guerra Mundial, unidos un doloroso listado de vidas de tripulantes.

Fred. Olsen Cruise Line es uno de los emblemas de Fred. Olsen & Co.

A su fallecimiento en 1933, sus hijos Rudolf y Thomas Olsen asumieron los destinos de la compañía. Fred. Olsen & Co. tuvo un relevante protagonismo en la exportación frutera de Canarias, Mediterráneo occidental y oriental y Marruecos. Abrió nuevas líneas al continente americano e irrumpió en el tráfico petrolero, además de las líneas regulares de pasajeros y carga entre Noruega, Reino Unido, Bélgica y Holanda.

Rudolf Olsen falleció en 1951 y Thomas Olsen en 1969, aunque desde 1955 su primogénito Fred. Olsen (que el próximo 1 de enero cumplirá 87 años) había asumido la gestión del poderoso grupo naviero, cuya influencia trasciende a nivel mundial. Está presente, además, en los sectores off-shore en el Mar del Norte, construcción naval, transporte petrolero, energías renovables asociadas a granjas, ámbito hotelero e inmobiliario, tecnología de última generación y relojes (marca Timex), entre otros.

Fred. Olsen Express es una de las empresas emblemáticas del grupo, como también lo es Fred. Olsen Cruise Line. En otro tiempo dispuso de una importante flota de buques rolones que operaron en diversos escenarios, principalmente en el canal de la Mancha, mar del Norte y mar Báltico. Desde hace unos años, Anette S. Olsen dirige los destinos del impresionante holding, aunque Fred. Olsen Sr. sigue en su despacho cada día desde la sede central en Oslo.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Stena RoRo y Mercy Ships han alcanzado un acuerdo de cooperación técnica mediante el cual la primera supervisa la construcción del que será uno de los mayores buques hospitales civiles del mundo, con una capacidad superior a las 600 camas. El acuerdo incluye diversos aspectos, entre otros la motorización y distribución a bordo, pues aunque será un buque hospitalario, no deja de ser un buque de pasajeros.

El proyecto consiste en una evolución del buque “Stena Seabird”, desarrollado hace algunos años por Stena RoRo. Aunque, obviamente, será diferente en muchos conceptos, la plataforma de la que se parte se refiere a un proyecto experimentado. El nuevo buque, de 37.000 toneladas y 174 m de eslora, fue contratado en marzo de 2014 con el astillero Tianjin Xingang, China, en un precio de 100 millones de dólares y entrará en servicio en 2017.

Este será el aspecto del futuro buque hospital de Mercy Ships

Foto: Mercy Ships

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Academia Canaria de Ciencias de la Navegación celebró recientemente su tradicional cena de Navidad en el Casino de Santa Cruz de Tenerife. Ocasión propicia para el encuentro distendido entre un grupo de amigos de disciplinas dispares a los que une el concepto de la amistad bien entendida y el interés académico por los asuntos relacionados con la Navegación. En 2016, la Academia se propone impulsar diversos proyectos, que habían sido propuestos y fueron debatidos con amplitud.

Asistieron, en esta oportunidad, los académicos Enrique García Melón (presidente), Alberto Darias Príncipe, Arturo Hardisson de la Torre, Gonzalo Lozano Soldevilla, José Manuel Pérez Beviá, Enrique Melón Rodríguez, Luis Santos Jara, Roberto González Díaz, Antonio Burgos Ojeda, Manuel Garrocho Martín (secretario), Juan Carlos Díaz Lorenzo (vicepresidente), Juan Antonio Rojas Manrique y César Rodríguez Quintana. Como invitado asistió, asimismo, Luis Marcial García Rebollo, comandante naval de Tenerife. Excusaron su asistencia los académicos Manuel Marrero Álvarez y José Perera Marrero. 

Los miembros de la Academia, en su reciente encuentro navideño

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Jordi Perea Galindo es un estibador del puerto de Barcelona, autor de la foto que acompaña, que expresa en su página facebook la satisfacción que le ha producido trabajar hoy a bordo del mayor “car carrier” del mundo. En realidad se trata de un PCTC, es decir, “pure car and truck carrier”, en el que caben 8.500 coches equivalentes en 14 cubiertas. Puede transportar, además, cargas rodadas de 375 toneladas.

Se llama “Höegh Target” y es propiedad de Höegh Autoliners. Es uno de los seis buques de su clase tipo “post panamax” que la mencionada naviera recibirá entre 2015 y 2016. De 77.000 toneladas brutas y 20.766 toneladas de peso muerto, mide 199,90 m de eslora, 36,50 m de manga y 10,30 m de calado. Tiene una vela de 46,50 m, una rampa principal de 45 m de largo y una rampa lateral de 25 m de largo.

La proa del buque “Höegh Target” impresiona. Es el mayor del mundo en su clase

Foto: Jordi Perea Galindo