Comienzan las pruebas de mar del buque “USS Zumwalt”, el mayor destructor de la U.S. Navy

diciembre 8, 2015

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Esta semana han comenzado las pruebas de mar del destructor “USS Zumwalt” (DDG 1000), el mayor de su clase construido en EE.UU. para la flota de la U.S. Navy. Ayer se hizo a la mar desde su amarre en el astillero Bath Iron Works y descendió el río Kennebec con la ayuda de dos remolcadores, hasta alcanzar mar abierta y comenzar un exhaustivo programa hasta su entrega oficial, prevista en principio para el próximo año.

El nuevo buque, de 15.000 toneladas y 180 m de eslora, llama poderosamente la atención por las formas de su casco y superestructura. El colosal coste económico del programa –estimado en 4.400 millones de dólares sólo para el prototipo– y la crisis económica que también afecta a EE.UU., ha motivado la decisión de reducir a tres unidades de las 32 inicialmente previstas. Por lo que esta clase de destructores serán considerados como un proyecto de demostración tecnológica, más que como unidades operaciones de una nueva etapa.

Sólo en el prototipo se han gastado 4.400 millones de dólares

El buque –comandante, capitán de fragata James Kirk– proporcionará presencia independiente y de disuasión, apoyo a las fuerzas de operaciones especiales y parte integrante de las fuerzas expedicionarias conjuntas y combinadas. La propulsión es eléctrica, instala nuevos radares y sonares, misiles de largo alcance y armas de fuego. El diseño trata de reducir la captación en radares. La elevada automatización permitirá que el buque sea tripulado por un número bastante más reducido en relación a un destructor clásico.

La innovación aplicada a bordo del buque “USS Zumwalt” ha provocado considerables retrasos en el calendario de construcción y un aumento de los costes. Tiene la proa invertida y los ángulos agudos tratan de desviar las señales de radar enemigo. Radares y antenas van ocultas en un alojamiento de material compuesto. Pero también tiene críticos respecto de las formas inclinadas “tumblehome” de su casco, que auguran menos estabilidad que los convencionales. No obstante, el alto mando de la U.S. Navy confía en el diseño y aguarda ansioso su entrega oficial.

Foto: General Dynamics Bath Iron Works

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: