El espíritu de Trasatlántica permanece

diciembre 16, 2014

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Dos veces al año, antiguos directivos, capitanes y jefes de máquinas de Compañía Trasatlántica Española se reúnen en Madrid, en un encuentro entrañable convertido en evocación de los años idos para siempre, en los que la desaparecida centenaria naviera española formaba parte del orgullo de la Marina Mercante nacional. La memoria de “aquella Trasatántica, la auténtica”, como gusta decir a Manuel Marrero Álvarez, pervive en la memoria de estas personas en la que, aparte de las anécdotas, siempre reluce el análisis crítico de quienes, como dudosos gestores, propiciaron su decadencia y desaparición.

En esta oportunidad se dieron cita José Ignacio de Ramón Martínez, José Enrique Moro Mediano y Lucinio Martínez Santos, que fueron directivos del equipo técnico; Manuel Marrero Álvarez, delegado en Canarias; los capitanes Carlos Peña Alvear y José Ángel González Guisande, y quien suscribe, amablemente invitado por los organizadores. Excusaron su asistencia Manuel Padín García y Juanjo Loredo Mutiozábal, los capitanes Rafael Jaume Romaguera y Francisco Bilbeny Costa y el jefe de máquinas Juan Cárdenas Soriano. Hubo un recuerdo, como siempre, para el oficial radiotelegrafista Luis Mínguez de Pablo, miembro del grupo, que falleció el 8 de agosto de 2013.

El grupo de ex directivos y capitanes de Trasatlántica, en su reciente encuentro

José Ángel González Guisande, que fue capitán y después práctico del puerto de Vigo, relató interesantes acaecimientos vividos en los buques “Coromoto”, “Covadonga” (2º) y “TSK Chorus”, ex “Almudena”, durante la etapa en la que este barco estuvo fletado por intereses de Japón. El capitán Carlos Peña Alvear evocó, por su parte, hechos notables de su etapa en los buques “Virginia de Churruca”, “Begoña” y “Montserrat”, adscritos a la línea de Venezuela y tuvo palabras de reconocimiento profesional para varios de sus compañeros, algunos fallecidos.

Los ingenieros navales José Ignacio de Ramón Martínez y José Enrique Moro Mediano, así como Lucinio Martínez Santos –felizmente recuperado– profundizaron en las vicisitudes de los buques de la serie “Galeona”, “los mejores barcos de Trasatlántica durante muchos años”, así como el papel de impulsor del proyecto por parte del ingeniero naval Javier Pinacho y el papel de Sener en los proyectos de éstos y de otros barcos, como las motonaves “Camino” y “Merced” y los buques portacontenedores “Pilar” y “Almudena”, ya desaparecidos y que han sido los mayores de su clase construidos en España.

Manuel Marrero Álvarez, que perteneció desde 1949 a la firma Viuda de Juan La Roche e Hijos, consignatarios en el puerto de Santa Cruz de Tenerife y a partir de 1983 en su condición de delegado de Compañía Trasatlántica Española, hasta que la compañía pasó a manos del Grupo Odiel –antesala de su lamentable desaparición–, enfatizó la relación de la naviera y el puerto tinerfeño en las líneas de la emigración hacia América y el tráfico carguero, que tanta relevancia tuvo en la importación de madera y tabaco, así como la etapa de los contenedores con barcos propios y fletados. Precisamente, en la primera escala del buque “Pilar” en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, venía al mando del capitán González Guisande.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anuncios

2 comentarios to “El espíritu de Trasatlántica permanece”

  1. juan Cárdenas said

    Ejemplar grupo de maestros y excelentes gestores ,tanto en mar como en tierra,que tuvieron que vivir con impotencia como un grupo de advenedizos e incapaces directivos,destruyeron en pocos años todo un símbolo de la Marina Mercante Española y todo un referente histórico del buen hacer sobre la mar.
    Saludos y mucha salud para todos.
    JCS

  2. Pedro Sancha Garcia said

    Habiendo encontrado su blog por casualidad y, como alumno de máquinas navegué en el Monserrat estando de capitán Rafael Jaume, y mis prácticas de motores en el Satrústgui, donde creo recordar estaba com primer maquinista o Jefe de Máqunas Manuel Marrero, me he decidido a escribir estas líneas. Cuando salí 2º, embarqué en Transmediterránea y, como Jefe estuve en Esso. A los pocos años dejé de navegar y continué mi vida como ingeniero en un par de empresas.
    Aunque hace mucho tiempo (el siglo pasado) y en aquella época los Alumnos poco más o menos, eramos carne de cañón, tengo un regusto de poder partizipar en esas amigables comidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: